Réquiem fraterno


 
Cartaz lunes, 7 octubre, 2019 12:00 PM

De lejanas tierras de oriente arribaste

como sutil arena de cálidos desiertos.

Cruzando océanos y mares navegaste

dejando atrás tu vida y todos tus afectos.

 

Del Líbano, tu amada Patria desgarrada,

siempre llorando en silencio su distancia,

soñando regresar a ella, día tras día

los años fueron de dolor y de añoranza.

 

A nuestro México querido adoptaste,

como tu Patria, a continuar la vida,

a Baja California un día llegaste

tierra hermosa, tu tierra prometida.

 

Un gran desierto vivió tu amanecer

generosa arena, del monte Sinaí,

y otro desierto vio tu atardecer

y Mexicali con su sol, te vio partir.

 

Amaste intensamente a nuestra tierra,

como el mejor libanés, ¡gran mexicano!

Tu ejemplo de amistad recordaré

con infinito amor, querido hermano.

 

Con gratitud y cariño, compadrito George Wehbe.

Septiembre de 2019.

 

Eduardo Enrique Parra Romero.

correo electrónico: [email protected]

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio