11.4 C
Tijuana
domingo, diciembre 18, 2022
Publicidad

Trata e impunidad en Los Cabos

El 21 de agosto la FGR confirmó el rescate de 16 mujeres extranjeras que eran explotadas sexualmente en antros de Cabo San Lucas. El objetivo era liberar a 60 posibles víctimas. En el operativo hubo cinco detenidos, que eran parte de una organización que “contaba con una infraestructura operativa y tecnológica para la promoción de prostitución ajena y la explotación de sexoservidoras”, incluso a bordo de embarcaciones

“No es algo privativo de Los Cabos, es algo que ocurre en todos los destinos turísticos; los destinos turísticos son paraísos para este tipo de actividades, aquí lo importante es que realmente Migración se pudiese poner las pilas y checar aquellos extranjeros que vienen a realizar este tipo de actividades -para no permitirlas- y coordinarse con las autoridades, darles avisos”, denunció el Consejo Ciudadano por la Seguridad Pública y Justicia Penal.


Publicidad


Y es que la Fiscalía General de la República (FGR) anunció de manera urgente el rescate de siete mujeres de origen extranjero en Cabo San Lucas, municipio de Los Cabos, las cuales eran víctimas de trata de personas y eran explotadas con fines sexuales en antros de la zona.

El operativo se llevó a cabo el 21 de agosto, cuando la FGR efectuó cuatro cateos a domicilios donde presuntamente había mujeres privadas de su libertad; sólo en uno de ellos pudieron rescatar a siete extranjeras, además se detuvo a cinco personas.

“En total se rescataron a 16 mujeres de origen extranjero, de 60 que esperaban rescatar; asimismo, detuvieron a cinco individuos que se encargaban de la logística, es decir, personas que sólo se dedicaban a alimentarlas y transportarlas. Es todo lo que se encontró en un inmueble, lo que quiere decir que fue un operativo fallido; primero, no rescataron a todas, y segundo, los grandes involucrados siguen libres”, añadió un elemento de inteligencia adjunto a la Mesa de Seguridad Pública de Baja California Sur.

El operativo fue informado por la FGR y confirmó las prácticas ilícitas que desarrollaba parte de esta red de trata, activa en Los Cabos.

“En labores de investigación conjunta realizada por la FGR, elementos de la División de Inteligencia de la Policía Federal y la Segunda Zona Naval de la Secretaría de Marina, permitieron advertir una red criminal que agrupaba mujeres en diversos domicilios y promocionaba la venta de sus servicios sexuales; dicha organización contaba con una infraestructura operativa y tecnológica para la promoción de prostitución ajena y la explotación de sexoservidoras, incluso existían intermediarios que ofrecían los servicios de las víctimas en eventos privados en embarcaciones”.

Fuentes de inteligencia confirmaron extraoficialmente a ZETA que fueron 16 mujeres extranjeras que estaban siendo explotadas; en total se hablaba de 60, pero no fueron localizadas en su totalidad.

Las chicas eran ofertadas para eventos privados, en salones o para fiestas en embarcaciones por el Arco de Cabo San Lucas; además de bailar en ciertos bares, había otra estrategia.

“Los antros en los que las movían son Emporium Cabo, Mermaids Cabo y Splash; principalmente, los tratos de las mujeres se hacían por contacto vía WhatsApp: el cliente pedía el número de mujeres y las trasladaban a casas, condominios, salones, fincas, embarcaciones u hoteles. Hay muchas personas involucradas como para que sólo hayan agarrado a un parte mínima de la estructura, que era quienes las movían”, añadió la fuente de inteligencia estatal.

La estructura con la que operaban es de muy alto rango y no hay involucrados policías municipales o ministeriales; la fuente confirma autoridades de muy arriba, tan preciso que no había inspecciones.

Foto: Cortesía.- Bailarinas extranjeras eran ofertadas principalmente para amenizar eventos privados en casas, hoteles y embarcaciones.

“Están involucrados gente de Migración, ministerios públicos, Inspección Fiscal… todo mundo miraba a la gente, pero nadie hace nada, incluso la Secretaría de Salud debe tener un registro de todas las personas que están prestando esa clase de servicios. ¿Cómo es posible que no se dieran cuenta que había extranjeras operando en Los Cabos?”, cuestionó el experto en delincuencia organizada consultado.

 

OFERTA TURÍSTICA ILEGAL

A la vista de todos los turistas nacionales y extranjeros, así como de los cabeños -pero menos de las autoridades-, se pasean impunemente los comerciantes del sexo, aquellos miembros de la logística de renta de sexoservidoras para fiestas privadas. Las chicas, en su mayoría extranjeras que llegaron a Los Cabos en busca de una nueva oportunidad de vida.

Al amparo de las autoridades, esta ciudad se ha convertido en un paraíso sexual: turistas de diferentes nacionalidades llegan para tener encuentros sexuales en una de las tierras más afrodisíacas del mundo.

“El problema, específicamente en Los Cabos, es que los antros están trayendo gente de otros estados y países; pareciera que es con la venia de las propias autoridades, responsables de evitar que eso suceda. ¿Cómo puedes explicar que, a unos cuantos metros de dónde están las oficinas del Instituto de Migración, no se den cuenta que estos bares tienen gente extranjera operando? No sólo de Estados Unidos; hay venezolanas, colombianas, guatemaltecas, y ni qué decir europeas”, explicó el agente de investigación de la Mesa de Seguridad.

Miembros de la sociedad civil confiaron a ZETA que no es un tema nuevo, “el operativo se realizó seguramente porque alguien los obligó”. Es lo que mencionan, ya que no es algo inédito; basta con visitar los centros nocturnos y percatarse de las bailarinas y servicios “privados” dentro de los mismos negocios.

Con solo caminar por el centro de Cabo San Lucas y esperar la lluvia de ofertas, se puede encontrar de todo: ofertas de sexoservidoras “del color que quieras, nacionalidades, pechugonas, altas, chaparritas, nalgonas”, refiere el expediente.

En uno de los antros, incluso, su promocional para atraer a más clientes cuenta con una extranjera, Anastasia Sokolova -presuntamente de origen ruso-, la cual podría estar dentro de este número de mujeres extranjeras rescatadas.

“Se han documentado por años casos de trata con menores de edad y extranjeras; pero no nada más de unos cuantos países, de muchos. Estados Unidos, Brasil, Colombia, Guatemala, de todo lo que te imagines; llegan como turistas y aquí les dan supuestamente casa, comida y todo, filman películas, fotografías, hotline, todo lo necesario para promocionar sus negocios”, refieren miembros de la sociedad civil.

Lo cierto es que las autoridades se hicieron de la vista gorda por mucho tiempo, hasta que por fin llegó información fidedigna para operar, pero la investigación se fue por el lado equivocado y no resultó fructífera.

El rescate de las chicas extranjeras apenas fue un paso pequeño. Falta detener a los involucrados y que haya verdaderas sanciones a este tipo de delincuencia organizada; el operativo concluyó con nada nuevo, solo intermediarios detenidos, y los centros nocturnos continúan operando con tranquilidad.

“Una persona que es explotada, ultrajada y todas esas cosas, es una víctima; a lo mejor lo disfrazan y las hacen creer que los están ayudando, pero realmente están abusando de ellas porque de estas mujeres están extrayendo recursos para hacerse ricos a costillas de su cuerpo”, reportó el Consejo Ciudadano por Seguridad Pública y Justicia Penal.

Los Cabos se convirtió en un destino sexual, donde los turistas pueden llegar y solicitar prácticamente cualquier servicio a la altura de sus gustos, sin que haya problema alguno, y aunque hay datos que delatan inmuebles utilizados como puntos de concentración y fiestas privadas, las autoridades se hace de la vista gorda.

 

LA LOGÍSTICA DEL NEGOCIO

Pese a que la investigación se ha centrado en el rescate de las bailarinas y sexoservidoras que prestaban sus servicios para eventos privados, hay mucho más en la operación de trata de personas; incluso había una estrategia de promoción muy amplia.

Parte de la investigación revelada a ZETA, destaca que había prestadores de servicios turísticos involucrados, los cuales ofrecían a sus clientes contactos para el turismo sexual, incluso taxistas y Uber dentro de su estructura y logística.

“Los taxistas recibían un pago adicional a la tarifa de transporte de 15 dólares por cada una de las personas que bajen en las puertas de los antros, además de contar con tarjetas con un sistema de rastreo para entregas las comisiones acordadas, eventos privados con taxistas y Uber con alimentos gratis, bebidas, la barra de chicas para que las conozcan y toda facilidad para que apoyen”, reveló el agente miembro de la Mesa de Seguridad Pública.

De acuerdo a la información obtenida por miembros de inteligencia estatal, refieren que dentro de los negocios las únicas que prestaban el servicio de “privados” -es decir, bailes privados donde el cliente puede tocar y hacer algunas cosas, siempre y cuando sea consensuado por la bailarina a cambio de una propina- eran bailarinas locales o nacionales; las chicas extranjeras que eran explotadas, solamente prestaban servicios en eventos privados, embarcaciones, viviendas u hoteles.

El error principal del operativo reside en que mucha de la información obtenida en operaciones encubiertas se cayó, debido a que pretendían encontrar extranjeras prestando servicios sexuales dentro de los locales; pero al llevar a la práctica el operativo, solo pudieron acceder a casas particulares porque no había pruebas suficientes. Es por ello que solo se capturó a parte de la logística (y no a los operadores, quienes se encargaban de traer chicas).

Según la sociedad civil y expertos en delincuencia organizada, los tratos con las chicas de otros países eran una especie de gancho; llegaron como turistas a prestar sus servicios como bailarinas, para después terminar teniendo sexo con los clientes.

“Hay gente que se las traen, desde bailarinas hasta como masajista. Según les dicen que solamente van a hacer ese trabajo, bailar o dar masajes; sin embargo, les toca también hacer sus trabajos con final feliz, y pues mucha gente viene con engaños. Ya cuando están aquí, las amenazan y las meten a casas para tenerlas privadas de su libertad, abusando de ellas, poniéndolas a ‘trabajar’”, refiere el experto.

De alguna u otra manera, los negocios donde explotaban a las chicas pasaban los filtros de salubridad, seguridad y administración sin que las extranjeras fueran detectadas; todos se hicieron de la vista gorda y aún sigue ocurriendo en Los Cabos.

Los bailes exóticos subieron de tono, al menos así fue documentado en la investigación, siendo eventos privados para empresarios, actores, políticos y famosos; allí la paga era suficiente para burlar a las autoridades.

“No están coordinados; se supone que en esos bares se debe involucrar el Sector Salud, porque son mujeres que no nada más bailan, sino que hacen otras cosas; entonces tienen que estar coordinados con las demás autoridades. Para eso hacen los operativos sincronizados con Inspección Fiscal y deben estar enterados en Migración. ¿Cómo puede haber extranjeras que vienen con visa de turistas y tienen empresas de este tipo o están trabajando en esos giros?”, lanzó el especialista en delincuencia y miembro del Consejo Ciudadano para la Atención a Víctimas del Delito.

Expertos explican que son autoridades, empresarios y políticos los involucrados; no sólo de Los Cabos o de Baja California Sur, sino México y del mundo. Por ello la falta de operación.

Incluso los mismos bares -después del operativo- subieron ofertas de trabajo en sus redes sociales y solicitan bailarinas con pagos de 25 a 30 dólares diarios (más comisiones). En la publicidad de estos negocios, involucrados en la investigación, cuentan con imágenes de extranjeras, haciendo uso de sus cuerpos como imagen promocional.

“Es evidente la colusión de las autoridades, estos negocios andan despreocupados. Acuérdate que, si esos antros o bares son de extranjeros, hay una Ley de Extinción de Dominio, hay responsabilidad del empresario. Aguas, porque en cuanto empiecen a recibir demandas por todo el relajo que hacen, no se la van a acabar. Ojalá que el Gobierno Federal, verdaderamente, como dicen que van con todo contra la corrupción, sí lo haga; sino cómo explicamos tanta extranjera prostituyéndose en este destino y que tan impunemente se paseen por las calles, amenazan a todo mundo, corrompiendo autoridades”, denunció el especialista en delincuencia organizada.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas