Tercer Informe, lo que “El Patas” calló

Foto: Alejandro Gutiérrez Mora.- Familia de Gastélum y los tres invitados especiales que sí atendieron invitación del alcalde.
 
Edición Impresa lunes, 12 agosto, 2019 01:00 PM

Juan Manuel Gastélum Buenrostro rindió su último Informe de Gobierno en una sesión de Cabildo semivacía, en la que refirió sus logros y, aseguró, entregará una mejor ciudad de la que recibió. Advierte que su sucesor deberá pagar nómina entrando, mientras regidores de oposición le recordaron las irregularidades señaladas durante su administración

Juan Manuel Gastélum Buenrostro rindió su tercer y último Informe de Gobierno el sábado 3 de agosto en la sobriedad de una sala de Cabildo semivacía.

A la sesión solemne no acudieron cuatro regidores y tres más dejaron la asamblea en desaprobación de “la antidemocracia del gobierno del ‘Patas’”.

Gastélum agradeció la presencia de los escasos invitados especiales: el gobernador de Baja California, Francisco Arturo Vega de Lamadrid; el diputado local Miguel Ángel Bujanda Ruiz;  el Teniente Coronel Reyes Hernández de la Cruz, Segundo Comandante del 28 Batallón de Infantería; a su esposa María Dolores Rivera de Gastélum y a sus hijos; “así como le doy la bienvenida a los organismos empresariales, a las autoridades, a presidentes de organismos…”, solo que estos desairaron la invitación del panista.

Sin su característica grandilocuencia, Gastélum inició su discurso reiterando su máxima de que “Tijuana es hoy la mejor ciudad de México”, sin mencionar que a nivel nacional también es una de las ciudades con mayor índice de homicidios, violencia que durante su gobierno aumentó de forma exponencial, como le recordó el regidor independiente Roberto Quijano Sosa, al emitir su posicionamiento.

“Dirá que se logró la detención de un sin número de personas y decomiso de armas, lo que no informará es que durante la pasada administración municipal ocurrieron en promedio 51 asesinatos al mes y durante este gobierno los homicidios ascienden a un promedio de 175 ejecuciones mensuales. Más de 5 mil homicidios que marcarán históricamente esta administración”, señaló “Tito” Quijano.

No obstante, “El Patas” sostuvo que “Tijuana sí cambió, la estamos entregando mejor que como la recibimos”.

Para refirmar su dicho, ponderó “haber puesto orden en las finanzas públicas”, destacando el no haber adquirido ningún adeudo como sí lo hicieron las cinco administraciones pasadas, y haber bajado el déficit presupuestal de más de mil millones de pesos que le dejara su antecesor.

El incremento sustancial de los ingresos del XXII Ayuntamiento de Tijuana, que de 2017 a lo proyectado a 2019 registra un aumento de más de mil millones de pesos, es uno de los pocos aciertos que le reconocieron los ediles de oposición, pero también le observaron que en la misma medida aumentó el gasto.

Gastélum dijo que a la siguiente administración le dejará en las arcas municipales recursos “para pagar la nómina, pagar equis, pagar el adeudo, pagar los intereses… nada de eso van a necesitar”, pero al término de su informe admitió que no dejará presupuesto suficiente para obras, “si pretenden ingresar y decir ‘necesito dinero para hacer más obras’, claro que van a pedir prestado”, fue su advertencia.

En su último informe

Asimismo, en su recuento mencionó la adquisición de 90 camiones nuevos de basura, pero no precisó que en esa compra invirtió 178 millones de pesos, cantidad que no se compara con los 212 millones 551 mil pesos pagados a Grupo Turbofin, SAPI de CV por la renta de 52 camiones recolectores de basura, y destacó la adquisición de 414 patrullas nuevas, pero no que en tal cantidad de unidades invirtió 80 millones de pesos, contra los 26.9 millones que su gobierno terminará pagando también a Turbofin, por la renta de 27 patrullas.

En su monólogo, el presidente municipal de Tijuana fue reiterativo en anotar: “Hicimos un gobierno honrado, eficiente y transparente. Tijuana sí cambió. ¿Y cómo lo logramos? Porque no nos robamos el dinero. Aquí no se vino a robar, aquí se vino a servir”, sin mencionar la triangulación de más de 2.6 millones de pesos que su gobierno hizo a Mexikna, empresa creada por una empleada de su gobierno, pero que en la práctica es representada por su hijo Juan Manuel Gastélum Rivera.

Tampoco hizo mención de la entrega de más de 300 millones de pesos a empresas de reciente creación para la promoción de su imagen, que le valdrá a su administración ser recordada “por los millones de pesos invertidos en Comunicación Social y Relaciones Públicas, o por la pésima imagen que tiene la ciudadanía de este gobierno”, blandió Roberto Quijano antes de abandonar la sesión solemne.

No obstante el dispendio del erario en ese rubro, para “El Patas” ese gasto “no alcanzó, hizo falta comunicar más, más socialización de los programas”, expuso en entrevista al concluir la presentación de su último Informe de Gobierno.

O no se manejó bien…, se le planteó.

“¡Híjole! No me atrevería, porque implicaría señalar a equis o ye… no, creo yo que eso pudo haber hecho falta, ojalá la próxima administración no cayera en ese error. No digo error doloso u omisión dolosa, sino simple y sencillamente que a lo mejor debimos haberle invertido más en eso”.

Mucha promoción de su imagen…

“Fíjense que no hubo mucha promoción de la imagen propia de un servidor, si así fuera, ¡uy, caray!”.

Menos aludió los contratos millonarios por asesoría que, de igual forma, adjudicó sin mediar licitación, “contratos opacos y de nula claridad para los ciudadanos”, le espetó Roberto Quijano, aseveración que secundó en su posicionamiento Manuel de Jesús Ortiz Ampudia, de Transformemos, al calificar el actual trienio como “un gobierno gris, con poco sentido común y acuerdos en lo oscurito”.

“Corrupción de la que tendrán que dar cuenta no solo al gobierno encabezado por ‘El Patas’, sino también a los dirigentes del Partido Acción Nacional”, aseveró por su parte Manuel Rodríguez Monárrez.

Esta vez, la expresión de la oposición del XXII Cabildo de Tijuana no mereció la risa burlona del secretario de Gobierno municipal, Leopoldo Guerrero Díaz, pero sí de Esteban Gastélum Rivera -el menor de los hijos del alcalde-, sentado en primera fila junto a sus hermanos.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio