Presentó Hilario Peña la trilogía “Detective Malasuerte” en Tijuana


 
Cultura domingo, 18 agosto, 2019 11:10 AM

El escritor sinaloense radicado en Tijuana, Hilario Peña, presentó el viernes 16 de agosto la trilogía policíaca “Detective Malasuerte” (Océano, 2019), en la Sala Federico Campbell de Centro Cultural Tijuana (CECUT), con los comentarios de Néstor Robles y Francisco González.

Integrada por “Malasuerte en Tijuana” (2009), “La mujer de los hermanos Reyna” (2011) y “Juan Tres Dieciséis” (2014), la trilogía se editó este año por Océano, pero fue puesta en el tintero de su autor desde hace más de una década, quien además es Ingeniero en Electrónica y se presentaba como capataz de una maquiladora cuando llegó a Tijuana, según comentó Néstor Robles. En su participación, Robles compartió:

“La primera imagen que tengo de Hilario tiene que ver con la novela policíaca, porque si alguien conoce las obras y autores cumbre de esta narrativa de detectives, es Hilario. La segunda imagen que tengo de Hilario tiene que ver con Stephen King, porque si alguien conoce la obra del rey es Hilario. La tercera imagen que tengo de Hilario, son las redes sociales, si alguien conoce el mecanismo de los memes, es Hilario. ¿A quién más conocen que tenga su propia sección de memes en una revista literaria? El humor es parte fundamental de Hilario, y se aprecia en su obra”.

En su turno, González refirió los rasgos que, a su parecer, definen el estilo del autor sinaloense: El ridículo, lo extraterrestre, el humorismo y la confusión que resulta de la mezcla de dos mundos contrarios, son algunas de las características que González identifica en la prosa de Peña:

“Las historias contadas por Hilario Peña son tan atractivas como las de muchos otros escritores, pero su estilo es lo que demarca su territorio literario y lo separa de otros universos narrativos archiconocidos. Desde la descripción de los sitios donde transcurren las secciones de los personajes hasta el contexto social que se me muestra a través de anécdotas y crímenes exóticos, la hilaridad parece imponerse de manera natural, y quizás un tanto sinuosa y retorcida.

“Las novelas que componen el libro deben su valía a las estruendosas vueltas de tuerca; a las improbables, si no imposibles, incursiones de Sandkühlcaán  -el extraterrestre que se alimenta de la lujuria y el sufrimiento humano- y a la serie de transformaciones que sufre el personaje a lo largo de la trilogía, pero también la debe al humorismo sagaz con el que el narrador construye frases hilarantes y pasajes que entremezclan conflictos con situaciones cómicas”, expuso Francisco González.

Hilario Peña. Fotos: Jorge Dueñes

“A VECES HABLO DE HACER LA ANTILITERATURA”: HILARIO PEÑA

En su momento, Hilario Peña señaló cómo se va desarrollando la trilogía en cada una de sus partes. De manera resumida, comentó que la primera novela se trata de un aprendizaje, la segunda de la construcción de una versión psicodélica de Tijuana y, finalmente, en la tercera se desarrolla la investigación, por lo que puede considerarse la parte más policial de la trilogía:

“El primer libro, ‘Malasuerte en Tijuana’, es una especie de novela de aprendizaje; luego tenemos ‘La mujer de los hermanos Reyna’, que es donde hago mi versión de Tijuana, es una Tijuana muy psicodélica y eso establezco ahí; para posteriormente ya finalizar con ‘Juan Tres Dieciséis’, que es la novela más policial de todas, ahí ya vemos al detective Tomas Peralta en funciones, como un profesional de la investigación criminal, incluso con cierto reconocimiento nacional”, manifestó el ganador del Premio Bellas Artes de Novela “José Rubén Romero” 2016 con “Un pueblo llamado Redención”.

Asimismo, Hilario Peña refirió algunas de sus inquietudes respecto a la creación literaria, habló de su propia concepción de la literatura, de cómo él piensa que toda la literatura es una búsqueda, y no solamente la de género policial:

“Lo que distingue mi trabajo es las contradicciones. Me apasionan las contradicciones y están presentes en mi trabajo. Por ejemplo, el hecho de construir obras tan ambiciosas, pero a partir de oraciones mínimas. Eso se me hace como raro. Es como un desafío escribir novelas totales construidas a partir de enunciados minimalistas”.

“Siempre critico a la gente que hace escaletas, que prepare una novela, porque siempre he sentido que es como colocar una camisa de fuerza al personaje. Y a mí lo que me interesa es saber qué va a hacer este sujeto. Colocarlo en una situación interesante y ver cómo reacciona, ver hacia dónde me lleva. De pronto empiezo a ver al personaje cómo está él solo tomando sus propias decisiones”, expresó Peña.

Por último, refirió que el momento de la creación no le interesa narrar hechos convencionales de una manera innovadora, sino lo contrario. Peña expresó que está más interesado en utilizar recursos literarios clásicos para contar historias extraordinarias:

“Pero todo esto lo construyo echando mano de las convenciones más clásicas de la literatura. Es decir, estimo que aquí hay cero innovación. Es una técnica muy clásica. Entonces hago algo que a mi modo de ver es novedoso, pero a la vez en las herramientas con las que construyo todo esto no hay ninguna novedad, no hay nada nuevo bajo el sol. Insisto, con los recursos más clásicos de la literatura, hacer algo no solo distinto, sino que ni siquiera parezca literatura. En ese sentido a veces hablo de hacer la antiliteratura. Ese concepto me apasiona mucho”.

“Están dos vertientes: narrar hechos de lo más convencionales con un estilo indescifrable o revolucionario, no me interesa tanto esa vertiente. Pero la posibilidad de narrar las cosas más desquiciadas de la manera más convencional, eso me apasiona. Narrar cosas así de enfermas, pero con los fundamentos de la literatura. Eso es lo que persigo: incorporar nuevas dimensiones a cosas que siguen siendo terrenales. Sigo tomando temas como el amor, la muerte, el poder, la corrupción, pero incorporando nuevos elementos. Y eso es más o menos lo que trato de hacer”, concluyó. (Laura Elvira Díaz/ZETA).

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio