Cárceles, fugas y detenciones del Chapo en México


 
Destacados martes, 16 julio, 2019 03:03 PM

Las últimas horas que Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, estuvo en México, las pasó en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) No. 9, “Norte”, en Ciudad Juárez, Chihuahua, penal de alta seguridad en el que estuvo preso desde mayo del 2016, hasta su extradición a Estados Unidos, el 19 de enero del 2017.

Antes, el 11 de julio del 2015, “El Chapo” se fugó por un kilométrico túnel que llegaba a su celda en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) No. 1, mejor conocido como el Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México, supuestamente el penal más seguro de México.

Estuvo prófugo de la justicia varios años, pero en enero del 2016, el Chapo fue de nueva cuenta aprehendido en Los Mochis, Sinaloa, por dos patrulleros de la Policía Federal (PF). Lo detuvieron después de que había librado un operativo de la Secretaría de Marina (Semar) y huía de la ciudad en un auto robado.

“‘El Chapo’ les dice a los policías: oigan, si ustedes me escoltan al lugar al que voy, si me acompañan, van a tener la vida arreglada, la vida solucionada. Y los policías federales se niegan”, relató a la cadena Univisión el ex titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Renato Sales Heredia.

El entonces presidente Enrique Peña Nieto dio la orden de que Guzmán Loera fuera regresado al penal del Altiplano, la misma cárcel de máxima seguridad de la que se había fugado medio año antes.

El 19 de enero de 2017, un día antes de que terminara el mandato de Barack Obama, e iniciara el Gobierno de Donald Trump, el ex líder del cártel de Sinaloa fue extraditado a Estados Unidos.

El Gobierno Federal mexicano realizó un operativo para enviar a Guzmán Lorea a Nueva York, donde fue después juzgado y encontrado culpable por cargos relacionados con el narcotráfico, y ahora se encuentra en espera de la sentencia que le será dictada mañana miércoles 17 de julio, enfrentando una posible cadena perpetua.

El capo sinaloense se fugó por primera vez del penal de Puente Grande, en Jalisco, la noche del 19 de enero de 2001, escondido en un carrito de lavandería.

La mañana del jueves 10 de junio de 1993, Jorge Carpizo McGregor, entonces procurador General de la República, dio a conocer la primera captura de El Chapo, en Guatemala, acusado del asesinato del cardenal católico Juan Jesús Posadas Ocampo, el 24 de mayo de 1993, en el estacionamiento del Aeropuerto Internacional de Guadalajara.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio