Morena propone reforma para desaparecer OPLES, bajar sueldo a consejeros del INE y financiamiento a partidos


 
Destacados miércoles, 12 junio, 2019 07:10 AM

Los legisladores César Agustín Hernández Pérez y Pablo Gómez Álvarez, del grupo parlamentario del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, ya alistan varias reformas para reducir el costo electoral en el país, que es de 572 pesos por cada sufragio, uno de los más caros del mundo.

El partido político que es mayoría en la Cámara baja, busca una modificación al sistema electoral, así como al financiamiento de su burocracia y de los partidos. Además, propone desaparecer los OPLES (Organismos Públicos Locales Electorales) que operan en los estados y que el Instituto Nacional Electoral (INE) asuma dichas funciones, con lo que se centralizarían los comicios del país.

Entre 2015 y 2017 dichos organismos locales tuvieron una gasto de 34 mil 591.8 millones de pesos. En sus reformas los diputados proponen, también, reducir de 11 a 7 consejeros electorales el Consejo General del INE y fusionar las direcciones de Capacitación Electoral y Organización Electoral de dicho organismo.

El sueldo de un consejero del INE es de 262 mil 634 pesos brutos y en términos netos queda en 178 mil 324 pesos más prestaciones y apoyos en gastos alimentarios, así como un automóvil propiedad del Instituto para su uso personal. El presupuesto del organismo electoral para gastos operativos en 2019, es de casi 10 mil millones de pesos.

Sobre la reducción del salario de consejeros y funcionarios electorales las iniciativas establecen que éste no sea superior al del Presidente de la República. Asimismo, las reformas propuestas buscan que los los partidos políticos tengan una reducción del 50 por ciento de su financiamiento público.

Gómez Álvarez propone, además, una iniciativa para desaparecer el Consejo General, las 300 juntas distritales del INE y los Oples de los 32 estados de la República. El diputado insiste en que, para ahorrar dinero, estos organismos sólo funcionen cuando existan elecciones.

Otra iniciativa, la del diputado Sergio Carlos Gutiérrez Luna, presentada el pasado 7 de marzo, plantea modificar los artículos 40, 41, 99, 116, 122 y 134 de la Constitución y se presenta como reforma “en materia de austeridad republicana y austeridad electoral”.

Los diputados de Morena plantean también en sus reformas, cambiar la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe) para fusionar las tareas de las direcciones de Capacitación Electoral y Organización Electoral.

En el caso del financiamiento público a los partidos, también se suman las iniciativas de Tatiana Clouthier Carrillo y Mario Delgado Carillo, vice coordinadora y coordinador, respectivamente, del grupo parlamentario de Morena en San Lázaro.

Morena propone modificar la fórmula con la que se calcula el monto a distribuir, aunque deja intacta una variable que en sí misma es multiplicadora, como es considerar cada año el número de ciudadanos inscritos en el padrón electoral.

FOROS EN SAN LÁZARO

Ayer comenzaron los foros para la Reforma electoral y del Estado en el palacio legislativo de San Lázaro, con la participación de Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación; Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del INE; y de Felipe Fuentes Barrera, presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF); además de Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados; Martí Batres Guadarrama, del Senado, y Mario Delgado Carrillo, coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Cámara baja.

Durante su intervención, este último se pronunció por la reducción en el costo de los partidos políticos y las elecciones “por lo menos a la mitad”, ya que la democracia mexicana “es de las más caras del mundo”, aseguró el coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados.

En su oportunidad, Batres Guadarrama sostuvo que el mandato de las urnas es cambiar todo. Sin embargo, dijo en que es deseable que se logre un consenso al respecto de la reducción de las prerrogativas a partidos al 50 por ciento. “El balance de los órganos locales es negativo”, dijo el presidente del Senado sobre las OPLES.

Por su parte, Muñoz Ledo afirmó que en el sistema electoral quedan muchos pendientes, en temas como fiscalización y el alto costo de los órganos electorales.También cuestionó si el Congreso se va a meter con el sistema representativo, reducción de legisladores, pues siempre se ha dicho “mucho fraude y bonita representación”.

“El tsunami de las elecciones presidenciales ocultó muchos islotes que quedan por ahí. Demostramos que hubo una indebida transferencia de recursos de los Ejecutivos locales para inflar candidaturas”, señaló el presidente de la Cámara baja.

“Luego vienen las competencias, OPLES sí, OPLES no, facultad nacional, facultad local […] ¿Qué vamos hacer, nos vamos a quedar con los OPLES, la facultad del INE es nacional, la puede ejercer o no la va ejercer? […] Lo que tenemos que pensar y repensar es todavía queda mucho, y van a venir jornadas donde se requerirá una gran legitimidad de las instituciones por los peligros que el País tiene”, añadió Muñoz Ledo.

“[Que] a través del diálogo, sin prisas, se logre con el mejor consenso posible las soluciones para que las instituciones se transformen”, dijo la titular de la Segob, durante el inicio de los foros para la Reforma electoral y del Estado, que continuarán en San Lázaro los días 12 y 13, 18, 19 y 20 de junio, con la participación de funcionarios electorales, académicos, legisladores y constitucionalistas.

En su turno, Córdova Vianello advirtió que la reforma electoral no debe imponerse. “No entenderlo puede abrir la puerta a las descalificaciones, algo que ya vivimos”, dijo el consejero presidente del INE, quien advirtió, además, que “Cambios mal planeados, procesados o malintencionados pueden implicar una regresión antidemocrática”.

“Y si algo nos enseña la democracia, es que hay que cuidarla permanentemente, si no cuando menos nos demos cuenta, o sin percatarnos, la habremos perdido”, dijo Córdova Vianello, quien insistió que debe plantearse cuál es el propósito de una futura reforma y cuáles son los aspectos que quieren mejorar.

“Nadie está en contra de medidas de racionalidad del gasto, pero debemos cuidar la certeza en las elecciones”, añadió el consejero presidente el INE, quien también propuso el uso del voto electrónico, ya que abarataría los comicios, según afirmó.

Asimismo, el diputado Gómez Álvarez consideró que el INE y todos los organismos autónomos deben frenar lo que ha sido un abuso en el presupuesto y bajar sus costos, porque hasta ahora se han servido “ya no con la cuchara grande, sino con el cucharón. Contra eso estamos peleando y ya hemos dado pasos en el presupuesto”, dijo.

“Tenemos que eliminar el Consejo General; unificar Organización con Capacitación; eliminar también la actividad de Educación Cívica que nada más es para gastar dinero, no educan a nadie”, mencionó sobre su propuesta de que el INE se convierta en un órgano técnico y no político.

“[También] eliminar los Oples, los tribunales locales, los 300 órganos distritales del INE. Solo deben existir cuando haya elecciones. Ahí vamos a ahorrar dinero, porque son 300 oficinas […] Una de las reformas necesarias es que desaparezca el Consejo General del Instituto, que es un órgano político que, en determinado momento, fue necesario”, indicó Gómez Álvarez.

En su lugar, el diputado de Morena propone que la Junta Ejecutiva Electoral tome todas las resoluciones. “El Consejo General como instrumento de conciliación entre los partidos ya no es necesario, porque todos los diferendos van al Tribunal [TEPJF]”, insistió el legislador de Morena.

TAMBIÉN LOS EMPRESARIOS OPINAN

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), dijo, por su parte, que en vez de reducir recursos al Instituto Nacional Electoral (INE) se debería bajar el financiamiento de los partidos políticos,

“Nosotros pensamos que donde hay un espacio en materia de ahorro es fundamentalmente en el financiamiento público de los partidos políticos […] Nos parece que lo que son las instituciones que le han funcionado al País, que son entre otras las electorales, deben ser preservadas”, indicó el dirigente empresarial.

“Nosotros tomaremos con mucha reserva cualquier iniciativa que pudiera deteriorar la eficiencia de la operación de los órganos autónomos, desde luego hay siempre espacio de oportunidad, pero no nos parece que la solución sea por ahí”, insistió De Hoyos Walther.

“Yo, si tuviera que recortar en algún lado, lo haría en el financiamiento a los partidos, particularmente en los periodos en momentos no electorales, y dejaría intocada la estructura que mantiene la vigencia de la democracia, que es el INE y los órganos estatales”, señaló el presidente de la Coparmex.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio