Las Fuerzas Armadas de AMLO: sin resultados sólidos

FOTO: JUAN CARLOS CRUZ /CUARTOSCURO.COM
 
Edición Impresa lunes, 13 mayo, 2019 01:00 PM

La única entidad que ha registrado una mejoría generalizada ha sido Nuevo León. En estados como Guanajuato y Jalisco, se ha generado el “efecto cucaracha”, reduciendo las muertes en unos municipios y aumentando en otros. En otras entidades como Quintana Roo, Colima y algunas regiones del Estado de México, han bajado las muertes violentas pero han incrementado otros delitos. Mientras que en Chihuahua y Sinaloa, aunque no han controlado la incidencia mortal, el resto de los delitos se han estabilizado

El despliegue territorial ordenado por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, como parte de la estrategia de seguridad que consiste en enviar 600 elementos federales a las zonas de mayor incidencia para que instalen retenes, hagan patrullajes y coadyuven con las autoridades locales en zonas de alta incidencia delictiva en los estados, ha tenido resultados contradictorios en las 17 regiones prioritarias, ubicadas en los estados de Baja California, Nuevo León, Jalisco, Colima, Guerrero, Guanajuato, Nuevo León, Tamaulipas, Estado de México, Sinaloa, Quintana Roo y Chihuahua.

Desde el 4 de febrero de 2019, cuando el primer grupo de soldados y policías federales llegaron a Tijuana dando inicio al operativo permanente, hasta el 28 de marzo, cuando otro contingente llegó a Chilpancingo, Guerrero para dar por cubiertas las 17 regiones estratégicas, las estadística revisadas cada mañana y registradas por el Secretariado Ejecutivo, indican en la versión oficial que hasta el 9 de mayo,  “… en once de las regiones se ha reducido el delito de homicidio, mientras en otras siete se ha elevado el número de asesinatos violentos”.

Los estados donde no han podido controlar la violencia son:

Chihuahua. Las fuerzas federales llegaron el 11 de febrero a Ciudad Juárez, ciudad donde los números del Secretariado indican que los homicidios aumentaron de 2.1 a 2.9 diarios tras la implementación del despliegue. Las mismas cifras indican que en todo el Estado, las ejecuciones incrementaron de 5.2 a 5.8 por día, y al comparar el último mes de gestión del ex Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, con el más reciente de AMLO, también aumentaron las denuncias por lesiones, tobos y por delitos en general.

Quintana Roo. Agentes federales arribaron el 13 de febrero, los muertos en la zona específica de Benito Juárez aumentaron de 1.4 a 1.5 diarios, pero en el Estado bajaron de 1.8 a 1.9 por día. El número de delitos totales denunciados creció a 700 más comparados con el último mes de Peña Nieto. Destaca el aumento en robos y las lesiones dolosas.

Tamaulipas. Oficialmente, militares y federales arribaron el 27 de febrero a Reynosa, ayuntamiento en el que los muertos incrementaron de uno cada dos días, a uno diario, aunque en el  resto de la entidad federativa, la cifra mortal se mantuvo estable,  pero el toral de delito aumentó de 3 mil 200 a 3 mil 500 al mes, con énfasis en lesiones dolosas y robos.

Jalisco. Los federales  llegaron a Lagos de Moreno y a Guadalajara el 1 de marzo, la cifra mortal bajó en la primera región y aumentó en la Capital 1.3  muertos al día. En el Estado, el impacto positivo fue mayor: los muertos bajaron de 7.3 a 5.4 diarios, pero  el resto de los delitos ha registrado aumento en los primeros cinco meses de gobierno de AMLO.

Guanajuato. El operativo inició en Salamanca, Irapuato, Celaya y Urunguato el 26 de marzo con un leve registro a la baja en los homicidios en todas las regiones intervenidas, a excepción de  Celaya. Sin embargo, a nivel estatal, el número de homicidios dolosos aumentó de un promedio de 230  mensuales entre diciembre de 2018 y febrero de 2019, a 400 en marzo. Los delitos totales aumentaron de 10 mil a 11 mil al mes.

Guerrero. Esta entidad recibió el apoyo del Gobierno Federal el 12 de febrero en Acapulco y en Chilpancingo hasta el 28 de marzo. De acuerdo a cifras del Secretariado, entre abril y mayo los homicidios disminuyeron en Acapulco, e incrementaron levemente en Chilpancingo de 0.3 a 0.4 al día. No obstante, marzo había sido el mes con menos muertes en los últimos cinco meses a nivel estatal, registrando tendencia a la baja sin presencia de federales. Pero continúa el aumento en delitos generales, particularmente el robo.

En el otro extremo, las cifras oficiales de homicidios a la baja se contabilizan en todas las regiones seleccionadas en Colima, Sonora, Nuevo león, Estado de México y Sinaloa.

Colima. De 1.3 a 1.1 muertos por día. Las fuerzas federales hicieron su arribo el 14 de febrero. Las denuncias por delitos en general aumentaron de mil 900 a 2 mil 300 al mes.

Sonora. Si bien no estaba contemplada en las 17 regiones originalmente, las fuerzas federales llegaron a Cajeme el 18 de febrero. Los muertos se redujeron de 0.7 a 0.5 diarios.

Nuevo León.  Lo mismo sucedió en Monterrey, donde las ejecuciones bajaron de 0.7 a0.5 al día  después del 20 de febrero, cuando se dispuso el despliegue territorial. El impacto positivo también se dio en todo el Estado, donde los registros mortales bajaron de 3.75 a 2  homicidios diarios.

Estado de México. Los asesinatos se redujeron de en Ecatepec, región a la que el Ejército Mexicano llegó el 28 de febrero. De 1.1 muertos al día, pasaron a 0.7 homicidios diarios. Eso no ha tenido impacto en el resto de la entidad, donde los asesinatos crecieron de 7.3 a 7.8 diarios, y el número de delitos denunciados aumentó de 23 mil en diciembre de 2018, a 26 mil denuncias en marzo del año en curso.

 

EN BC LOS NÚMEROS NO COINCIDEN

En el caso de Baja California, en el último mes de gobierno de Enrique Peña Nieto, el promedio de muertes violentas en Tijuana era de 6.6 al día. Una vez en diciembre de 2018 y enero de 2019, con López Obrador, fueron siete diarios, pero en febrero y marzo, los primeros dos meses posteriores al despliegue, bajó a cinco ejecuciones por día. Pero en abril, con 180 homicidios y hasta el 8 de mayo con 50 asesinatos, tuvo un ascenso a seis muertos cada 24 horas.

Según las estadísticas  e interpretación del Gobierno Federal, con 546 muertes violentas antes del operativo y 408 en los 92 días de despliegue, se ha registrado una disminución de 5.9 a 4.4 muertos por día.

La no coincidencia de las estadísticas se registra también en los números estatales del Secretariado Ejecutivo, distintos a los que publica la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Baja California. Primero en el tema de homicidios, el Secretariado maneja expedientes, no víctimas, así que el número es menor en la estadística federal. Pero tratándose de robos, lesiones y total  de delitos, la diferencia es amplia, por ejemplo, en el total de denuncias BC publica un promedio de 7 mil mensuales, y la Federación registra 8 mil.

Otros números que no han sido corroborados, son los presentados el  27 de marzo por las autoridades  federales, las cuales aseguraron que en Tijuana, en lugar de los 600 elementos prometidos, estaban asignados 2 mil 231, divididos en 990 militares, mil 183 policías federales y 58 elementos de la Secretaría de Marina. Cantidad que a la fecha no se ha visto reflejada en presencia en las calles o el incremento de criminales capturados.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio