Fracasa nuevo plan de transporte en Mexicali

Fotos: Cristian Torres
 
Edición Impresa lunes, 13 mayo, 2019 01:00 PM

Solo se ha podido distribuir la mitad de las 60 mil tarjetas gratuitas que el Ayuntamiento quería entregar, ya que a la población no le interesa tenerla. Según cifras del Consejo Ciudadano de Transporte Público, el incremento de pasaje que se prometió a los transportistas ha sido del 3% y, pese a conocer las cifras, Simutra asegura que los cambios en el servicio van por buen camino. Mientras el Frente Cívico Mexicalense denuncia que se intentó modernizar el servicio y ni siquiera hay paradores decentes en la ciudad

El miércoles 15 de mayo se cumplirán cinco meses del aumento de 2.50 pesos al boleto del autobús urbano en Mexicali, pasando de 13 a 15.50 pesos por pasaje. Disfrazada bajo el discurso de un “ajuste tarifario” y con supuestos beneficios para los usuarios, la tarifa en la Capital del Estado es, a excepción de algunas rutas específicas de Tijuana, la más elevada en el país.

La discusión se dio un año atrás, cuando el 23 marzo de 2018 el Cabildo de Mexicali realizó la sesión extraordinaria, dando luz verde al aumento del pasaje. Así estaba desde 2009, cuando Víctor Hermosillo Celada gobernaba Mexicali y el costo del pasaje ha pasado  de 4.50 pesos hasta el actual precio.

Sergio Tamai Garcia

Aunado a la última alza, tanto el alcalde (ahora en campaña de reelección) Gustavo Sánchez Vázquez, como los regidores que lo apoyaron, prometieron una serie de beneficios para los usuarios. El principal, una tarjeta inteligente que ayudaría a realizar transbordos a mitad de precio y un pasaje gratis cada diez boletos pagados. Mientras que los transportistas obtuvieron como promesa el aumento del pasaje y con ello más ingresos.

Entrevistado por ZETA, el presidente del Consejo Ciudadano de Transporte Público, Manuel Díaz Lerma, admitió que ambas promesas, hasta el momento, están lejos de ser cumplidas.

El empresario y ex secretario de Seguridad Pública sostuvo que la población no ha aceptado los cambios en el servicio del transporte público de la ciudad, pues si bien ve aspectos positivos en la medida en vigor en diciembre de 2018, reconoce que el grueso de la población “solo ve” el aumento al boleto.

La gran prueba de lo anterior y primera promesa de las autoridades municipales, es la expedición de 60 mil tarjetas inteligentes que serían entregadas gratuitamente con 50 pesos de saldo para ser utilizados en los primeros viajes. Hasta el 8 de mayo, apenas la mitad de esas tarjetas han podido ser distribuidas en la ciudad porque a la gente no le interesa adquirirlas, aun con su gratuidad.

Según el entrevistado, personal del XXII Ayuntamiento ha instalado módulos en dependencias municipales y centros comerciales, pero simplemente a los cachanillas no les ha interesado hacerse de dicha tarjeta electrónica.

“La tarjeta no ha permeado entre la gente, al parecer no se ha entendido el beneficio que les trae. Les recuerdo que aún quedan disponibles 30 mil tarjetas por entregar que pueden adquirirse gratuitamente”, expresó el también miembro de la Confederación Patronal de la República Mexicana en Mexicali y parte de la voz de los empresarios ante el Consejo, donde la Cámara Nacional de la Industria de Transformación y el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) también tienen una silla.

Agregó que desde su visión, los spots publicitarios que se difundieron cuando se comenzó a aplicar la nueva tarifa no penetraron entre los mexicalenses.

Como una forma de revertir la situación, se ha comenzado a promocionar la tarjeta para poder distribuir las más de 30 mil que siguen en posesión del Ayuntamiento. Esto sobre la marcha, ya que el plan del gobierno municipal es que para junio, cuando ya esté en funcionamiento la Línea Express, se hayan terminado de entregar las 60 mil unidades gratuitas y entonces comience la venta del plástico.

Por otro lado, Díaz Lerma admitió que el aumento del pasaje, dicho por los propios transportistas en el seno del Consejo, ha sido mínimo. La venta de boletos en estos cinco meses solo ha sido del 3 por ciento, pues no hay cálculo exacto a la fecha que permita verificar los números de usuarios que ha utilizado la referida tarjeta.

 

CAMBIOS EN TRANSPORTE, UN FRACASO: TAMAI QUINTERO

Quien no le dio vueltas al tema y calificó como un fracaso todo el conjunto de cambios en los precios del boleto del camión urbano en Mexicali fue Sergio Tamai Quintero, quien en su momento encabezó manifestaciones frente a Palacio Municipal por medio del grupo conocido como Frente Cívico Mexicalense (FCM).

“Es un rotundo fracaso la idea del aumento al transporte que tuvo Gustavo Sánchez. Primero y como principal argumento, es que el servicio es muy malo todavía. No está regulado aún el servicio en las maquiladoras, el aforo está casi, casi en la clandestinidad, no se transparentan los ingresos de publicidad por la venta de espacios en los camiones”, argumentó el activista, ahora en la planilla de regidores de la candidata a la alcaldía por la coalición “Juntos Haremos Historia en Baja California”, Marina del Pilar Ávila Olmedo.

Coincidió con el presidente del Consejo Ciudadano del Transporte Público en que la gente ve el aumento, lejos de prestar atención a los supuestos beneficios que ofrece el uso de la tarjeta inteligente. Lo cual no es de sorprenderse, al no haber garantías para los usuarios de que al subirse a un camión lleguen a tiempo a sus destinos, hagan uso de una unidad limpia o tengan un viaje cómodo.

Para el dirigente del FCM, la inversión que se hizo en las tarjetas inteligentes bien pudo haberse utilizado en la construcción de paraderos para camiones, cuya ausencia en la ciudad parece increíble para una urbe como la cachanilla, donde las personas usan casi por instinto las esquinas como puntos de abordaje del transporte.

Luego del 15 de diciembre de 2018, cuando se aprobó la tarifa de 15.50 pesos, Tamai Quintero encabezó los esfuerzos para realizar un plebiscito contra la medida, sin embargo, el gobierno de Gustavo Sánchez no entregó los formatos oficiales para recabar las firmas necesarias para que el Instituto Estatal Electoral de Baja California valide las rúbricas de las personas que apoyan el ejercicio ciudadano.

El aspirante a edil expuso que por  esa omisión se promovió un recurso de amparo ante un juez federal, quien les dio la razón, pero el Municipio promovió un amparo propio para retrasar la entrada del plebiscito. Ese motivo hizo que se desistiera de buscar esa vía.

Agregó que junto con Ávila Olmedo buscará disminuir la tarifa, primero de 15.50 a 13 pesos en un primer momento del siguiente gobierno municipal, el cual confía sea ganado por la coalición, y para el final de la administración el boleto costaría 10 pesos.

 

Manuel Diaz Lerma

SIMUTRA SE DEFIENDE, VE BUEN CAMINO DE LA MODERNIZACIÓN

Para Luis Alfonso Vizcarra Quiñónez, director del Sistema Municipal del Transporte (Simutra), entidad del Ayuntamiento responsable de la aplicación de la tarifa, el plan de modernización donde se incluye el aumento va caminando bien y se ha cumplido con lo proyectado por las autoridades.

Incluso conociendo las cifras de entrega de las tarjetas inteligentes, que solo alcanza la mitad, indicó que “va bien” la distribución de estos objetos.

“Pensamos que si (va bien la aceptación de la tarjeta) por la cantidad de transbordos que se ha venido incrementando, en el caso de los viajes gratuitos cada diez boletos comprados se ha venido paulatinamente avanzando, no al ritmo que quisiéramos para tener mayores beneficios”, reconoció el funcionario municipal.

El mencionado aumento de transbordos es de apenas 19% del total de usuarios del servicio de autobús urbano, que antes de la entrada de la nueva tarifa, era del 8% del total de la población de Mexicali. Tomando en cuenta el 3% del aumento del pasaje señalado por Díaz Lerma, significa que el 11% de la población de la ciudad goza del supuesto beneficio del transbordo gratuito que brinda  la tarjeta.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio