AMLO “lamenta” salida de Germán Martínez del IMSS, pero ya busca sustituto, pues sabía de renuncia


 
Destacadas BCS martes, 21 mayo, 2019 10:46 AM

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó la renuncia de Germán Martínez Cázares a la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero aseguró que hay “muy buenos” servidores públicos para sustituirlo, y que el ex funcionario federal regresará al Senado.

A su llegada al Aeropuerto de Veracruz, el mandatario nacional se comprometió a que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el IMSS “se acoplen” y “se pongan de acuerdo”.

El presidente abundó que respeta las decisiones de la SHCP y explicó que la Secretaría tiene que cuidar que no haya déficits, ni deudas, además de que destacó que él mismo apoya esas políticas, con una administración “sana y en orden”.

El Titular del Poder Ejecutivo Federal mencionó que Martínez Cázares le envió una carta hace unos días, presentando su renuncia. “Somos libres, cada quien puede tomar la función que más les convenga […] Hay que trabajar con convicciones y estar a gusto”.

Además, López Obrador adelantó que Martínez Cázares regresará a sus funciones legislativas en el Senado de la República, donde es legislador con licencia del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

“Afortunadamente hay muy buenos servidores públicos en el equipo y vamos a sustituirlo. Seguramente Germán regresa al Senado y va a seguir manteniendo sus principios”, expresó López Obrador.

El ahora ex director del IMSS acusó en un comunicado que algunos funcionarios de la Secretaría Hacienda y Crédito Público (SHCP) “tienen una injerencia perniciosa” en el Instituto.

Añadió que el presidente López Obrador “proclamó el fin del neoliberalismo, pero en el IMSS algunas injerencias de Hacienda son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal, y un rediseño institucional donde importa más el ‘cargo’ que el ‘encargo’”.

Martínez Cázares denunció que “algunos funcionarios de Hacienda intentan una remodelación cosmética del IMSS, donde por ejemplo, se pretende reformar el Reglamento para colocar funcionarios administrativos en los Estados desde la Secretaría de Hacienda, y así anular a los Delegados que este Consejo Técnico aprobó. Buscan nombrar, en todo el país, una suerte de ‘delegados administrativos estatales’, fuera de este Consejo, para que ellos, en los hechos, administren desde lo local al IMSS”.

En el documento de 10 cuartillas también se lee: “Mientras se discute la remodelación del IMSS, muchos trabajadores siguen sin certeza laboral, otros sin contrato, algunas vacantes aumentan, el rezago en infraestructura es brutal, -en 2019 prácticamente está en 0% el avance de obras y el pago a proveedores-, los contratos y convenios de servicios se rezagan, y algunos están por vencerse sin horizontes de legalidad y eficiencia, las compras de equipamiento paradas, las reclamaciones y litigios aumentan; y si bien el abasto de medicamentos está garantizado, es precario y en algunos lugares pende de un hilo“.

“Ese control del gasto tiene dos consecuencias fatales: una directa para el IMSS: pasillos de espera llenos de personas adoloridas y mal trato o retraso en la atención a pacientes; y un segundo efecto indirecto todavía peor: el fortalecimiento de los servicios de salud privados, que ocasionará mayor ‘gasto de bolsillo’ de las familias cuando sus seres queridos tengan un padecimiento”.

La carta de renuncia de Martínez Cázares concluyó: “Ahorrar y controlar en exceso el gasto en salud es inhumano. Ese control llega a escatimar los recursos para los mexicanos más pobres”.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio