Mi tierra


 
Cartaz lunes, 15 abril, 2019 12:00 PM

Al amanecer me fui

de mi hermosa tierra

con lágrimas en los ojos

y recordando todo aquello

que nunca olvidaría.

 

Aún no me marchaba

y ya me dolían los recuerdos

-que como grandes tesoros-

se grabaron en mi corazón

y en el fondo del alma.

 

Me fui por el camino

con la mirada en aquel jardín

lleno de rosas rojas y blancas,

en el quiosco de cantera labrada

y en el pozo de agua bendita.

 

El aroma de los pinos

no se alejaba de mí

y sentí deseos de correr

hasta llegar al pie de la sierra

para recostarme mirando al cielo.

 

Las lágrimas corrían

como el agua del arroyo

en tiempos de lluvia

cuando sembraba con mi padre

en el barbecho junto a la casa.

 

Ya no podría ir a misa

con mi padre por la mañana,

ni podría ir a la plaza

y dar la vuelta en el jardín

que tanto disfrutaba.

 

Lourdes Cabral

San Diego, California 

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio