Las reflexiones de Ivonne Ortega

Foto: Ramón T. Blanco Villalón.- Negó vínculos con Morena.
 
Zoom Político lunes, 4 marzo, 2019 01:00 PM

Para que el PRI logre convertirse en un partido de oposición será necesario que defina “qué quiere representar y con qué”, sin importar si se encuentra como la tercera o cuarta fuerza política a nivel nacional, puesto que para ser un partido de oposición requiere señalar y ser crítico, indicó Ivonne Ortega, aspirante a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI.

“Hoy no sabemos qué causas abanderamos y lamentablemente nos llevamos por condiciones coyunturales. Dos ideas básicamente serían, abrir a los militantes definir la ideología, y dos, la inclusión en nuestro partido de todos los perfiles de todo el PRI en nuestro país”, expuso la ex gobernadora de Yucatán, ante una treintena de militantes el martes 26 de febrero en Tijuana.

Cuestionó hacia dónde tendrá que ser dirigido el partido, señalando que es importante que deba generarse un perfil dentro del PRI, por cada estado de la república, explicando que en cada entidad se viven situaciones diferentes.

También se refirió a la necesidad de crear un Consejo Consultivo para no repetir situaciones como la que se vivió recientemente con el tema de la Guardia Nacional, en donde los diputados del PRI votaron de una manera, mientras que los senadores dieron un posicionamiento distinto al de los gobernadores.

Señaló que desde el año 2003, cuando el partido se opuso al IVA a medicinas y alimentos, el tricolor no se ha comprometido con ninguna causa social, como la legalización de la mariguana, interrupción legal del embarazo o el matrimonio igualitario.

En entrevista, la también ex secretaria general del PRI, aseguró que no confía en las personas que podrían llevar un proceso interno para designar al dirigente del CEN del partido, puesto que podrían perseguir intereses a nivel municipal, estatal o nacional. Para evitar alguna malversación en el proceso, declaró que si el Instituto Nacional Electoral (INE) no lo organiza, entonces no participará.

Consideró que abrir el proceso interno sería un primer triunfo de la militancia. Señaló que bajo la organización del INE, los involucrados en la elección interna se seleccionarían al azar, de modo que no habría duda sobre la voluntad de los militantes, y por otra parte estarían regulados los recursos correspondientes a cada uno de los aspirantes.

Desacuerdos como los vividos en la contienda interna en Baja California, para elegir al candidato a gobernador, estarían sirviendo de ejemplo para que las elecciones que realice el partido en otros estados, estén garantizando un “piso parejo” a todos los aspirantes.

Por último, aseguró que los señalamientos en donde se le acusa de tener vínculos con el partido Morena “son de caricatura”, ya que su convicción se encuentra intacta, y cuando quisiera hacer algo con otro partido, lo haría público, enfatizando que nunca hace nada en lo oscurito.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio