Fracasa “El Patas” en alumbrado

Foto: Ramón T. Blanco Villalón
 
Edición Impresa lunes, 18 marzo, 2019 01:00 PM

Inútiles las dos licitaciones lanzadas para rehabilitar el sistema de alumbrado público de Tijuana; el gobierno de Juan Manuel Gastélum tiene el mismo atraso que absorbió hace dos años y cuatro meses, cuando recibió la ciudad y el 30% de las luminarias apagadas. A pesar que en su trienio ha destinado 44 millones de pesos en ese rubro, el rezago se mantiene. “Quisimos hacer el bien para iluminar la ciudad, pero ellos quieren hacer negocio” denuncian participantes en convocatoria

El Impuesto al Alumbrado  Público (IAP) dejará al gobierno municipal de Tijuana un remanente -después del pago del servicio de energía eléctrica- de 170.4 millones de pesos en tres años. “Son 56.8 millones por año”, asegura la ex subdirectora de Mantenimiento Urbano, Zulema Vázquez González.

Pero de ese dinero, el alcalde Juan Manuel Gastélum ha decidido reinvertir en el servicio de luminarias sólo 44 millones: 15 millones para mantenimiento en 2017, 20 millones para el reemplazo de 17 mil 200 luminarias en 2018 y 9 millones para mantenimiento en 2019.

Se ignora el destino que el gabinete municipal de Tijuana ha dado a los 126 millones de presos restantes obtenidos del IAP, pero no han sido para abatir el 30 por ciento de rezago que ha mantenido el servicio de alumbrado en los últimos tres años.

Aunque prometió que las luminarias serían un servicio de prioridad de su gobierno, Gastélum  decidió no invertir en un programa integral y efectivo de rehabilitación del sistema de alumbrado público de la ciudad durante casi un trienio. Fracasó en las dos primeras licitaciones, las cuales terminaron en dos denuncias contra el Ayuntamiento ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de Baja California.

Foto: Alejandro Gutiérrez Mora.- Rolando Escobedo Muñoz, Media Tensión

En la primera convocatoria, en la que pretendían entregar a particulares la concesión del servicio, la empresa demandante acusó irregularidades en el proceso de selección y se amparó para impedir que avance el proceso.

La segunda culminó con un fallo a favor de la empresa local Media Tensión, para la  compraventa de material para rehabilitar 20 mil luminarias. Los administradores de la empresa aseguran que no recibieron dinero, y demandaron a la alcaldía por incumplimiento de contrato.

“Quisimos hacer el bien para iluminar la ciudad y parece que no les gustó, ellos quieren hacer negocio con alguien, tienen interés de buscar con quién hacer negocio, si no hay negocio, no le asignan los recursos a la persona que haya ganado la licitación”, acusa Rolando Escobedo Muñoz, propietario de Media Tensión.

En 2018 hubo una tercera licitación que no ha sido impugnada y resultó en el reemplazo de 17 mil  luminarias, ejecutado por siete empresas.

Hoy, a poco más de medio año de que Gastélum entregue a administración del XXII Ayuntamiento de Tijuana, en su gestión sólo han logrado rehabilitar un promedio de 20 mil lámparas, y para 2019 tienen planeado reemplazar 9 mil. A la fecha no se ha logrado reducir el rezago, admitió el secretario de Desarrollo Urbano y Ecología, Everardo Lona López.

 

PROCESOS IMPUGNADOS

La primera convocatoria lanzada a nivel nacional por el gobierno de Juan Manuel Gastélum, fue para privatizar el servicio de alumbrado público de Tijuana, el proyecto costaría  al Ayuntamiento alrededor de 5 mil millones de pesos pagaderos en un periodo de 15 años.

Participaron dos empresas y Teletec de México, SAPI de CV,  la que se dio cuenta que no fue favorecida en el proceso, impugnó, entonces el tribunal ordenó la suspensión de la emisión del fallo de la licitación, y así permanece mientras el proceso judicial no concluya.

Al fracasar la licitación del millonario proyecto, el gobierno de Tijuana recurrió a un plan B, consistente en realizar una nueva licitación para un proyecto menos ambicioso, con el que sólo se rehabilitaría poco menos de la cuarta parte de las 82 mil luminarias que conforman el sistema de alumbrado, el cual se patrocinaría con recursos propios.

Entonces lanzó una segunda convocatoria, esta vez para la adquisición del material necesario para la rehabilitación y mantenimiento de 20 mil luminarias, acción para la que dispuso una partida de 14 millones de pesos.

La licitación sí se culminó y, en marzo de 2018, el ganador fue Media Tensión, SA de CV, pro el gobierno de Juan Manuel Gastélum Buenrostro nunca les remitió el pedido de compra ni pagó el anticipo establecido, requisitos indispensables para que el proveedor hiciera efectiva la entrega del material.

El alcalde fue más lejos y, en junio del año pasado,  pidió al propietario de la empresa, Rolando Escobedo Muñoz, suministrar el equipo sin que mediara anticipo, a lo que el empresario se negó. Entonces el Ayuntamiento siguió incumpliendo.

Factura para paso de anticipo – Carta compromiso

DELIBERADO ABANDONO

Zulema Vázquez González, quien hasta octubre de 2018 se desempeñó como subdirectora de Mantenimiento Urbano, área encargada del Departamento de Alumbrado Público, señaló al gobierno de Juan Manuel Gastélum Buenrostro de desatender ese servicio durante los dos primeros años de administración.

En 2017 apenas se invirtieron 15 millones de pesos en la compra y adquisición de material eléctrico para el mantenimiento del sistema, en un programa de rehabilitación del alumbrado público con recursos propios.

“Desde el principio de la administración el objetivo era licitarlo para que una empresa privada se hiciera cargo, por eso no se invirtió, a pesar de que en el presupuesto de ese año al Departamento de Alumbrado Público y Semáforos se le asignó una partida de 184 millones de pesos, de los cuales 110 millones de pesos era para la compra de material eléctrico”,  pero sólo invirtieron 15 millones de pesos.

“Cuando se cayó la convocatoria de la primera licitación le presenté al alcalde el plan de rehabilitación y mantenimiento de 20 mil luminarias de aditivos metálicos cerámicos con nuestro propio presupuesto, el cual había diseñado con el jefe del Departamento de Alumbrado Público”, recordó la ex subdirectora de Mantenimiento Urbano.

El proyecto costaría 18.9 millones de pesos, recurso que saldría del propio presupuesto del Municipio y del IAP, gravamen del que el Ayuntamiento  obtiene desde 2017 una diferencia a favor de 56.8 millones de pesos al año, después del pago del servicio de energía eléctrica a la Comisión Federal de Electricidad.

Pero “pasan los meses y no se da el contrato con Media Tensión y, para el 24 de agosto de 2018, se da el fallo de una segunda licitación para el suministro de 10 mil luminarias, a la que no me invitan, me enteré hasta que me llevaron a firmar el oficio correspondiente”, refirió la ex funcionaria municipal.

El 3 de octubre de 2018, a Zulema Vázquez le pidieron la renuncia y, dos días después, Juan Manuel Gastélum rindió su Segundo Informe de Gobierno, sosteniendo que en Tijuana había rehabilitado17 mil luminarias, “lo cual fue falso, porque la licitación se tronó y se hizo una segunda, proyecto que apenas comenzaba a hacerse efectivo”, expuso la entrevistada, quien presentó una demanda laboral por despido injustificado.

 

DESINTERÉS POR ILUMINAR LA CIUDAD

Rolando Escobedo fue uno de los principales críticos del programa millonario con el que Juan Manuel Gastélum pretendía privatizar por cinco administraciones el servicio de alumbrado público. Calificó como desfavorables para la ciudad, las bases de la convocatoria nacional lanzada a finales de 2017 por el Ayuntamiento de Tijuana.

Sin embargo el plan B de Gastélum le pareció atractivo, por lo que al lanzarse la segunda convocatoria decidió participar “con una propuesta congruente y atractiva que permitiera al Municipio comprar más iluminación, y ganamos la licitación con una diferencia de más de medio millón de pesos con el costo propuesto por la empresa que quedó en segundo lugar”.

Foto: Ramón T. Blanco Villalón.- Zulema Vázquez

El empresario sostuvo que después del fallo dado en febrero entregó las pólizas de las fianzas requeridas por el Municipio por un monto superior a 5.2 millones de pesos, garantizando el cumplimiento del contrato. El 11 de abril entregó en forma digital la factura para el pago del anticipo, “cumplí con todo el procedimiento establecido”, anotó. Pero el gobierno municipal nunca depositó los 3 millones 947 mil 127 pesos correspondientes al 30% del monto total del material a adquirir.

Fue hasta julio de ese año cuando fue llamado por el gobierno municipal, reunión en la que advirtió a las autoridades “que iba a manejar un porcentaje de incremento, porque el producto lo adquiría en dólares y ellos pagaban en pesos y por el tiempo transcurrido”.

La única respuesta que obtuvo fue un “cómo nos podemos arreglar”, entonces se retiró.

Después de esa reunión fue convocado a un encuentro con el alcalde: “Me dijo que viera la posibilidad, que buscara la flexibilidad de entregar el producto sin anticipo”.

Escobedo relata su repuesta: “Alcalde, esto es un fallo de febrero, estamos en junio y yo no creo que tú tengas interés de iluminar la ciudad, porque si yo tengo interés en algo resuelvo la parte que me corresponde, si tú no resuelves y quieres que haga milagros de un día para otro, pues no se puede. Entonces asumió una actitud prepotente y grosera, y se acabó la reunión”.

Posteriormente el Municipio lanzó una nueva licitación, “esa es la parte irregular de ellos, no podían hacerlo porque había un fallo de por medio, licitan el mismo producto, sus leyes se la pasaron no sé por dónde”, expuso el empresario.

 

ACUSA A ALCALDE DE AMENAZARLO

Acorde con Rolando Escobedo, “en noviembre de 2018 me lo encontré en los pasillos del Aeropuerto de la Ciudad de México, él iba llegando de China. Me cuestionó qué había pasado con sus lámparas y le respondí que nunca me dio el dinero y empezó a decir groserías para rematar: ‘Deja que salga de alcalde y ahí nos vamos a ver’, fue muy grosero y altanero… no se detuvo ni porque yo venía con mi esposa”.

Ese enfrentamiento con el alcalde de Tijuana lo motivó a denunciarlo ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo por incumplimiento de contrato.

 

EMPRESA INCUMPLIÓ: MUNICIPIO

El tesorero municipal Ricardo Chavarría Morales señaló que fue la empresa Media Tensión la que “incumplió” en el contrato.

“Una vez que ganó dijo, ’Sabes qué, se subió el dólar’,  fue cuando hubo una fluctuación considerable en el dólar y esa empresa nos quería cobrar el 20% más, nosotros normativamente sólo podemos aumentar un 5% a los contratos”, argumentó.

Asimismo, expuso que Rolando Escobedo “… nunca metió una factura para solicitar el anticipo, porque quería tener ese aumento, claro que nosotros nunca accedimos, hay una carta compromiso donde él dice que sostiene todo el año el mismo precio”.

El tesorero retó al empresario a mostrar la factura sellada por el Ayuntamiento.

Respecto al presupuesto de alumbrado público, éste sí se ha ejercido, “hemos adquirido más de 20 mil luminarias en 2018 que se han ido reemplazando entre finales del año pasado, y este año se están adquiriendo más luminarias”, acotó el funcionario municipal.

Chavarría aclaró que en 2017 hubo una compra, pero también adquisiciones de reemplazo, no se compraron luminarias en su totalidad, sino kits de reemplazo para sustituir las que estaban en mal funcionamiento.

Después de la 10 mil lámparas asignadas en la tercera  licitación que el Ayuntamiento falló a favor de Equipos Eléctricos de Baja California, SA de CV, empresa representada por Víctor Manuel Rodríguez Farías y/o Héctor Laguna León, el Municipio asignó seis contratos, “cada uno para el reemplazo de mil 200 luminarias”, compartió Everardo Lona, titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología.

De ese equipo se autorizó la compra de mil 200 lámparas LED completas para bulevares principales, “vamos a atacar bulevares principales y a reemplazar lámparas que no estén completas”, y admitió, “en 2018 no se compraron luminarias LED, sólo se repararon”.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio