Enfermedades de los gatos transmitidas al hombre


 
Cartaz lunes, 11 marzo, 2019 12:00 PM

El gato como mascota merece nuestra atención para mantenerlo sano y libre de enfermedades que pueden transmitirse al hombre, como las siguientes:

El echinococcus granulosus, que es una teniasis que produce la formación de un quiste hidatídico y se aloja en el pulmón, hígado y otras vísceras humanas. Existe cura para ambos.

El opistorchis felinus, que es un trematodo y se produce en los gatos y se transmite al hombre por medio de las heces del gato, se adquiere cuando el gato come pescado y de ahí pasa al hombre. Se aloja en el hígado, páncreas y vesícula biliar, con riesgo a presentar cáncer, se encuentra mayormente en Rusia, pero suele curarse con medicamento específico.

Giardia lamblia, parasitosis que se adquiere del gato mediante las heces del animal pudiendo pasar al hombre y producirle manifestaciones como duodenitis y colitis; existe tratamiento para gato y humano.

La enfermedad de Lyme, que es transmitida por garrapatas que se encuentran en los gatos pudiendo pasar al humano mediante la picadura de este vector, o de la orina del gato. Sus manifestaciones son dolor de cabeza, fiebre, vómito, dolores musculares y articulares. Existe tratamiento para gato y humano.

El campilobacter, es una bacteria que afecta a los gatos y se transmite al humano por las heces del gato y se manifiesta en el hombre con: fiebre, dolor abdominal, enteritis aguda por inflamación intestinal. Existe cura para ambos.

La rabia, al igual que los perros, es trasmitida por el virus de la rabia, que afortunadamente tiene cura para el humano, no así para el gato si no es previamente vacunado contra la rabia.

Sarna: al igual que los perros se transmite al contacto con la piel y después al llevar el parásito de nombre Sarcoptex Scabei. Existe cura para ambos.

Tiñas, se producen en los pelos y en la piel de los gatos que, al acariciarlos, se transmite al humano, tanto a la cabeza como al cuerpo. Para ambos existe tratamiento.

Fiebre por arañazo del gato, es común que los gatos irritados arañen a los niños o a los dueños y por ello se produzca fiebre intermitente, debido a que sus garras abren la piel y producen la enfermedad por transmisión de la bacteria Bartonella Bacliformes. Solo existe cura para el humano.

La toxoplasmosis, transmitida por las heces del gato a las mujeres embarazadas, personas inmunológicamente deprimidas, y en niños al introducirse el toxoplasma gondi, un parásito que vive en el intestino del gato. El problema de esta parasitosis es cuando se aloja en el ojo pudiendo causar ceguera y en los niños trastorno mental. Para ambos existe cura.

Las recomendaciones son especialmente enfocadas en el gato, que debe ser revisado periódicamente por el veterinario. No exponer al gato a salidas, ya sean nocturnas o de caza, que los areneros no los traten las mujeres embarazadas ni los niños, vacunar al gato contra la rabia, revisarle la piel y los pelos, estar al pendiente de los comportamientos extraños del gato, y, si hay niños, limpiar la casa y la caja de arena cuando menos una vez por semana.

 

Atentamente,

Dr. J. Fernando Jaramillo C.

Correo: [email protected]

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio