Colonos demandan auditar Ramo 33 operado por Gastélum

Fotos: Alejandro Gutiérrez Mora
 
Edición Impresa lunes, 11 marzo, 2019 01:00 PM

Durante el gobierno de Juan Manuel Gastélum Buenrostro, la ejecución de las obras sociales ejercidas con recursos federales del Ramo 33 ha sido deficiente. Algunos proyectos han sido entregados a la comunidad sin solventase vicios ocultos, en tanto otros no han sido desarrollados. Vecinos exigen investigar la aplicación

Obras comunitarias inconclusas en el paquete de proyectos del Ramo 33 correspondiente a 2017, han sido reportadas con vicios ocultos que a la fecha no han sido subsanados por el gobierno de Juan Manuel Gastélum Buenrostro. Al aplazado programa de obra de hace un par de años, se suman decenas de proyectos sin concluir ni entregar, pertenecientes al ejercicio 2018.

En las nueve delegaciones de Tijuana existen problemas, destacan en colonias como Valle de Las Palmas, Terrazas del Valle, Maclovio Rojas o Mariano Matamoros. Las comunidades  más afectadas se localizan en La Presa, donde se observa una mayor cantidad de proyectos pendientes; por lo menos el 50 por ciento de las acciones de 2018 están sin finalizar, y otras, como la construcción de techo firme en 19 viviendas, sin siquiera iniciar.

Por ello, vecinos representantes de los subcomités de obras demandan aplicar una auditoría que les permita conocer el destino del recurso que debió aplicarse en sus colonias.

Así, sin haber cumplido durante los dos primeros años de su gobierno al 100% con el programa de obra social con recursos federales del Ramo 33, ni haber solventado las deficiencias con que fueron ejecutados algunos de estos proyectos, el alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro sometió a la aprobación del Cabildo de Tijuana el programa de obra de 2019.

Inicio de barda, obra abandonada provoca inundación en plantel educativo.

Del plan que incluye la ejecución  de 127 acciones con una inversión de 159 millones 262 mil pesos, el gobierno municipal y el entonces titular de la Secretaría de Desarrollo Social Municipal, Mario Osuna Jiménez, decidieron no consultar a los vecinos, a pesar de que están obligados hacerlo por  la normatividad.

El miércoles 27 de febrero, Mario Osuna abandonó el cargo para integrarse a la campaña electoral 2019 en busca de una diputación por el Partido Acción Nacional.

Luis Torres Santillán, regidor del Cabildo de Tijuana, reconoció que para las obras a desarrollarse en el presente año, delegados municipales presentaron paquetes que no fueron aprobados por los vecinos que integran los consejos delegacionales, como el caso de la delegación La Presa Este, “por lo que se tuvo que hacer un nuevo listado”, el cual deberá presentarse para su aprobación en el Cabildo.

En un sondeo realizado por ZETA, consejeros de todas las delegaciones coincidieron en informar que a la fecha no han sido convocados para aprobar el paquete de obra correspondiente a 2019, para el que ya se dispuso un presupuesto de 159 millones de pesos.

 

OBRAS DE MALA CALIDAD

La filtración de agua se observa en techos y paredes de por lo menos una decena de comedores escolares, aún sin entregar. Este tipo de obras representa el 25% de las acciones programadas en el listado del Ramo 33, correspondiente al ejercicio 2018.

Ejemplo de ello es el construido en la Secundaria General Número 32, ubicada en Valle de las Palmas, Delegación La Presa Este, obra inacabada con filtraciones de agua que han causado encharcamiento en el interior del inmueble aún sin electrificar.

En el proyecto sin entregar se aplicó un millón de pesos, explicó la señora María Candelaria de León, integrante del Comité de Vecinos de Valle de las Palmas.

Situación similar padecen en la Primaria “Francisco Gabilondo Soler”, asentada en Terrazas del Valle, con un comedor escolar inconcluso, con goteras y sin operar, En la misma escuela, las autoridades municipales  mantienen inacabado un muro de contención, obra para la que se removió tierra y que en los días de lluvia ha reorientado la caída de agua hacia el salón de quinto grado.

“El agua arrastra la tierra removida, formando un arroyo de lodo que se acumula en el aula, inhabilitándola y dejando sin clases a los cuarenta alumnos que toman sus clases ahí”, detallaron los afectados.

En cuanto a obra de electrificación, la administración de Gastélum continúa sin cumplir el proyecto programado en el paquete de obra de 2018 de la colonia Maclovio Rojas, el cual se instalaría sobre la calle Benito Juárez, desde Avenida 10 de Abril hasta Calle Acueducto, con una inversión de 650 mil 797 pesos.

A la fecha el desarrollo de la obra -iniciada oficialmente en octubre de 2018- se resume a la instalación de cuatro lámparas. La obra se detuvo a finales del año y así permanece.

“Preguntamos a Desarrollo Social y DOIUM (Dirección de Obras e Infraestructura Urbana Municipal) y nos dicen que sólo falta que CFE (Comisión Federal de Electricidad) venga a conectar las lámparas a la energía, pero el proyecto era instalar alumbrado en toda la calle -Benito Juárez-”-, compartieron a ZETA Héctor Medrano y Porfirio Huerta, integrantes del Comité de Vecinos de Maclovio Rojas.

 

PROYECTOS DE 2017 SIN CONCLUIR

En un acto público encabezado por autoridades del XXII Ayuntamiento de Tijuana, el 2 de octubre de 2017 se dio el banderazo para el arranque de trabajos de construcción de una red de agua potable en la colonia Salvatierra de la delegación San Antonio de los Buenos.

Se anunció la inversión de  750 mil pesos de recursos del programa de obra 2017 del Ramo 33, pero los 615 vecinos que serían beneficiados con esta infraestructura continúan esperado, ya que la tubería no ha sido conectada a la red de agua potable.

La razón del retraso, explicó Liliana González, de Planeación de Obra de la Secretaría de Desarrollo Social Municipal, deriva de un proceso jurídico para el pago de un derecho, ya que la tubería atraviesa un terreno particular, “algo que ya está en proceso de ser solventado”.

Otra acción incompleta del catálogo de obra 2017 es el comedor de la Primaria “Misioneros de Baja California” en Terrazas del Valle, cuya inversión ejercida ascendió a 900 mil pesos. Sin embargo, la obra no ha sido entregada a la comunidad, y el beneficio continúa sin llegar a los 650 menores de edad que allí estudian.

Parados los trabajos de construcción desde noviembre de 2018, la obra registra fisuras en las paredes, anomalías de las que se informó a las autoridades de la DOIUM y a Sindicatura Municipal.

Personal de ambas dependencias acudió a inspeccionar el proyecto, acción que “sólo sirvió para que el contratista procediera a resanar unas grietas”, expuso la señora Candelaria Sánchez, presidenta del Comité de Vecinos de Terrazas del Valle.

Directivos del plantel informaron que el comedor ya contaba con mesas y sillas, pero por instrucciones de las autoridades municipales, el mobiliario fue reubicado al que se construyó en la Primaria “Junípero Serra” de la misma colonia, “el cual sí estaba terminado y ya se iba a inaugurar”, aseguró Sánchez.

Comedor de escuela Tijuana, obra del 2017 entregada con anomalías sin subsanar.

Asimismo, el comedor de la Escuela Primaria “Tijuana” de la colonia Lomas del Valle se construyó en 2017 y fue entregado en 2018 a la comunidad escolar y de vecinos, a pesar de las deficiencias denunciadas por los usuarios: filtración de agua en techo y paredes.

“Aunque las fallas detectadas en la obra  -en la que se ejercieron 785 mil pesos- ya han sido reportadas a las autoridades, a la fecha nadie ha atendido”,  señaló la señora Evelin Magallán, consejera ciudadana del Comité de Vecinos de Lomas del Valle.

 

PIDEN AUDITAR DESTINO DE RECURSOS

Candelaria González, representante de los vecinos de la colonia Terrazas del Valle y de los subcomités de vecinos de La Presa Este, reclama que la realización de obra comunitaria de mala calidad, inconclusa o sin entregar, son acciones que ameritan ser auditadas.

“Desde la asignación de la obra, hasta el desarrollo de la misma, es algo que se debe investigar, porque el recurso no se está aplicando como se debe, se puede ver en la calidad de las obras”.

Agregó que de las acciones de 2018 están pendientes alrededor de veinte obras de construcción de techo firme para igual cantidad de familias, “son 650 mil pesos de los que hemos pedido información porque se nos reportó que no se van a ejercer en techo firme, pero no se nos ha informado hacia qué proyectos se van a reorientar y los vecinos exigimos que se apliquen en las mismas colonias donde estaban destinados”, remató González.

 

CONTRATISTAS, LOS RESPONSABLES: SDUE

El retraso en la ejecución de las obras del Ramo 33 se debe al incumplimiento de los contratistas a los que se les asignaron las obras, aseveró Everardo Lona López, secretario de Desarrollo Urbano y Ecología del XXII Ayuntamiento de Tijuana.

De igual forma, los responsabilizó de la mala calidad de los proyectos, razón que, sostuvo, “ha sido atendida, por lo que se les han aplicado sanciones y obligado a reparar las obras, la instrucción del alcalde que se nos dio a nosotros, que somos de Desarrollo Urbano, no vamos a contratar a una persona que haya hecho obras mal hechas, que haya tenido deficiencias, que haya habido problemas por la mala calidad o los tiempos de ejecución”, algo que, afirmó, están cumpliendo.

“Una obra tiene un contrato y un tiempo de terminación, puede ser dos, tres cuatro meses, no podemos permitir que una obra chica se vaya a diez meses, esos contratistas no se van a volver a contratar”, reiteró el funcionario.

ANOMALÍAS DE CONTRATISTAS INDEPENDIENTES, SIN CORREGIR: CMIC

Gabriel Valenzuela Moreno, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Delegación Tijuana, reconoció que en las obras del Ramo 33 hay socios contratistas sancionados que fallaron, “pero son los menos” y el organismo a su cargo vigila que esas fallas sean corregidas.

“Hay anomalías sin corregir, puede tratarse de contratistas independientes, ahí la obligación de hacer valer las fianzas de garantía es de la autoridad”, declaró.

Respecto a la demora en la conclusión de las obras, recordó que fue consecuencia de la falta de pago oportuno por parte de las autoridades a cargo del programa, situación que generó un círculo vicioso, el cual se prevé se haya subsanado con el cambio reciente de personal, para que el paquete de acciones de 2019 se desarrolle sin contratiempos.

Según Valenzuela, para un contratista independiente con empresa pequeña, resulta difícil esperar los tiempos de pago de la administración pública, ventaja que tienen los desarrolladores de obra afiliados a las cámaras, como en el caso de CMIC, que los apoya con equipo e incluso material para la culminación de los proyectos.

 

AYUNTAMIENTO RECHAZA REZAGO EN OBRAS

Cuestionado sobre las obras inconclusas, Everardo Lona López, de Desarrollo Urbano y Ecología, negó que haya faltante en el estado físico que éstas guardan y se limitó a reconocer que de 2017 sólo tres obras están pendientes de cerrar financieramente, “lo único que está es lo financiero, eso se debe a que se regresan las estimaciones porque no cuadran, eso ya es cuestión de los contratistas”.

En cuanto a las acciones del Ramo 33 de 2018, “traemos pendientes comedores escolares y retraso de pluviales que se dieron a finales del año, por la temporada de lluvias no se pudo terminar, pero ya están trabajando de nuevo para concluirlos”.

Víctor Manuel Valenzuela Olivas, titular de la DOIUM, indicó que de las obras de 2018, el avance registrado a la fecha es del 75%.

En tanto, la síndico procuradora Marcela Guzmán Valverde sostuvo que la dependencia a su cargo ha sancionado contratistas por la mala calidad de las obras comunitarias, incluso han demolido algunas.

Sin identificar responsables, Guzmán explicó que de 2018 a febrero de 2019 Sindicatura ha solicitado 89 penas convencionales por un millón 917 mil 642.15 pesos, de las cuales solo han sido cubiertas 32. Del resto, aclaró, “a los contratistas de su finiquito se les descuentan las penas convencionales correspondientes” una vez entregada la obra.

Por su lado, el alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro exhortó a los regidores que plantearon estas anomalías en la sesión de Cabildo efectuada el 19 de febrero, a denunciarlas, “independientemente de la libertad de expresión, que la respeto, es importante tener los elementos para poder sancionar a quien es omiso a la normatividad”.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio