Casas GEO deja deuda multimillonaria; vecinos la “pagan”

Fotos: Jorge Dueñes
 
Edición Impresa lunes, 25 marzo, 2019 01:00 PM

Durante años, la inmobiliaria acumuló adeudos por cientos de millones de pesos en infraestructura y servicios de agua y luz. Al declararse ésta en quiebra, los residentes de sus fraccionamientos en Tijuana están siendo obligados a cumplir con los pagos que no hizo la empresa. Con servicios suspendidos periódicamente, intentan obtener apoyo gubernamental. Residentes de otras colonias de la periferia también carecen de servicios básicos e infraestructura  porque el Ayuntamiento las ha abandonado

Deudas multimillonarias por incumplimiento en pago de servicios ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT), además de severas afectaciones a residentes y familias en esta ciudad, fue lo que dejaron los propietarios de la empresa mexicana Corporación GEO, SAB de CV, mejor conocida como Casas GEO, luego de que un juez federal la declarara en quiebra.

El anuncio lo hizo público el Juez Octavo de Distrito en Materia Civil, el 11 de marzo de 2019. Antes, en noviembre de 2018, la Asamblea General de Accionistas de dicha empresa había ordenado la “liquidación y disolución” del corporativo para poder financiar sus deudas con acreedores y los propios accionistas.

Determinación tomada debido a que la empresa declaró que el efectivo con el que contaban, no les alcanzaba para pagar los aspectos de operatividad y obligaciones en sus desarrollos, como es el caso en Tijuana, donde más de mil familias que residen en los fraccionamientos Hacienda Las Delicias y Valle de las Palmas están padeciendo por obras de instalación pluvial y eléctrica que nunca fueron concluidas.

Ni los fraccionamientos fueron entregados al Municipio, como corresponde de acuerdo a los planes y permisos de edificación, lo que acarreó una deuda multimillonaria que tan sólo en uno de los fraccionamientos asciende a 200 millones de pesos, cifra que contempla los años que se dejó de pagar los servicios de agua y luz.

 

Por esta situación, los vecinos de estos fraccionamientos se han visto afectados con el suministro de luz y agua. Tanto la CFE como la CESPT les han advertido que están en la posibilidad legal de suspenderles los servicios hasta que no cubran los adeudos que dejó la empresa que construyó el desarrollo donde viven.

El 11 de marzo del presente año un juez federal declaró en quiebra a Casas GEO.

Tan sólo en la segunda semana de marzo, los vecinos sufrieron un corte de luz durante cinco días por parte de la CFE y, a decir de las autoridades municipales, continuarán en tanto no se resuelva esta problemática que de entrada es de índole federal, pero también con correspondencia estatal y municipal, lo cual ha generado que desde hace aproximadamente un mes, los tres órdenes de gobierno se estén reuniendo periódicamente para buscar soluciones.

La única propuesta hasta el momento por parte de los tres niveles de gobierno, es la posibilidad de obtener un recurso de la Federación para absorber el adeudo millonario que dejó GEO y así el Municipio pueda “entrarle” con la infraestructura en luminarias que hacen falta.

 

VALLE DE LAS PALMAS, EL DE MAYOR PROBLEMÁTICA

De los 15 desarrollos de vivienda que tienen adeudos con la CFE y los que lo tienen con la CESPT, el de mayor problemática es el fraccionamiento Valle de las Palmas, donde residen alrededor de 3 mil 500 familias y se abastecen de agua a través de un contenedor general; la luz les llega gracias a un medidor general, dos de las razones por las que en ese lugar se ha generado el mayor problema de adeudo.

De acuerdo con documentos de la CESPT compartidos por los propios vecinos, el adeudo que dejó Casas GEO por consumo de agua es de 136 millones 595 mil 317 pesos, a lo cual se suman 2 millones 848 mil 366 pesos para la CFE por instalaciones hidráulicas. Una deuda de la inmobiliaria que les han “echado encima” a los residentes.

El problema se agrava porque la gran mayoría de los residentes no son compradores, sino invasores, y la CESPT solamente tiene registrados oficial y legalmente a 679 usuarios con cuentas; dividida la cantidad total de adeudo entre el total de usuarios, el monto que cada uno deberá pagar es de 205 mil 367 pesos, cifra que los vecinos consideran “impagable” porque no cuentan con tal cantidad de dinero.

Lorena Mosqueda, vecina de dicho fraccionamiento, compartió con ZETA que desde hace tiempo han buscado al Gobierno Federal a través de la CFE para que les den el resultado positivo del fraccionamiento, ya que el servicio no ha sido regularizado desde hace más de siete años y están conscientes del adeudo que se tiene, pero no han tenido resultados. Además, saben que el Ayuntamiento no va a tomar ese fraccionamiento en las condiciones en que se encuentra actualmente porque “no le conviene”.

 

LA RESPUESTA MUNICIPAL

A propósito, el secretario de Desarrollo Urbano y Ecología, Everardo Lona López, respondió que a partir del 11 de marzo se reunieron representantes de las instancias involucradas y de los tres órdenes de gobierno, acordando “bajar” -solicitar- un recurso federal mediante la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, y con ello saldar el adeudo de cada una de las obras que dejó sin pagar GEO para después construir las conexiones privadas y que cada vecino se haga cargo del pago de sus respectivos servicios.

Aspecto de los contenedores de agua que surten a residentes del Fracc. Valle de las Palmas

Del mencionado recurso, ni la CFE ni la CEPST aceptaron dar detalles, porque se trata sólo de un acuerdo que empezará a desarrollarse en próximos días, con lo cual esperan se solvente el adeudo, y así el Municipio pueda “entrarle” a la cuestión del alumbrado y la recolección de basura.

“El acuerdo es poner una cantidad de dinero para realizar los tipos de obra que se requieran, como es el caso del alumbrado, renovar las luminarias… nosotros no podemos absorber la deuda porque está a nombre de Casas GEO, una empresa particular declarada en bancarrota, y no podemos aportar un recurso adicional, que no lo tenemos”, expresó el funcionario.

 

CASAS GEO INCUMPLIÓ: CFE; BUSCARÁN OPCIONES DE SOLUCIÓN

Cuestionado por este Semanario, Fernando Lima Angulo, encargado de Comunicación Corporativa de la CFE en Baja California, detalló que la desarrolladora GEO construyó en forma incompleta la red de electrificación de los fraccionamientos en Valle de las Palmas y Hacienda las Delicias “sin proyecto aprobado, bases de diseño y sin especificaciones técnicas de la CFE”.

Posteriormente, la constructora suministró energía por medio de subestaciones particulares a los fraccionamientos mencionados, incluyendo bombas de agua, que son las que actualmente cuentan con adeudos pendientes; de ahí que se haya generado el problema.

Ante la situación, destacó que ésta prevalece y “se ha invitado a los representantes de las privadas y condominios para que se acerquen a las oficinas de CFE Suministrador de Servicios Básicos para llegar a una solución”, sin dar más detalles sobre cómo podrían ser estos arreglos.

Asimismo, confirmó que desde hace tiempo se llevan a cabo reuniones semanales y quincenales con los tres órdenes de gobierno y representantes de los fraccionamientos Valle de las Palmas y Hacienda Las Delicias, donde “se han logrado avances importantes”.

No obstante, desde las oficinas del Municipio se adelantó que los cortes de luz en estos fraccionamientos continuarán en tanto no se resuelva la situación.

 

COLONIAS ABANDONADAS POR MÁS DE 10 AÑOS, SIN OBRAS

Además de Hacienda Las Delicias y Valle de las Palmas, colonias como Urbi Villa del Campo, Maclovio Rojas, entre otras ubicadas en la periferia de la ciudad, en delegaciones como Sánchez Taboada, La Presa o La Presa Este en Zona Este, están en el olvido. Su distancia geográfica del centro de la ciudad equivale al abandono en que el Ayuntamiento las tiene.

Los colonos no pierden la esperanza. Han levantado la voz y exigen a las autoridades la atención que merecen, “porque la culpa no es nuestra, nosotros pagamos por nuestra casa, no es nuestra culpa que la empresa nos haya fallado a todos”, mencionó la señora Lupita, habitante de Hacienda Las Delicias.

De acuerdo con los vecinos, en el fraccionamiento Urbi Villas del Prado primera y segunda sección, no se han realizado obras de infraestructura desde hace más de una década. Es evidente en avenidas principales como la Tamarindo, por donde continua y diariamente circulan taxis y camiones del transporte público, la cual se encuentra llena de baches.

“No son baches, son pozos los que aquí abundan”, comentó la señora Raquel Mendoza en entrevista con ZETA, además, relató que prácticamente desde hace diez años y a pesar de las peticiones de los colonos, esa calle no ha sido reparada del todo y cada vez es más evidente que se está volviendo “intransitable”.

“Hemos hecho peticiones no sólo al actual Ayuntamiento, sino a las administraciones pasadas, han venido a ver pero no han hecho nada, el problema es que los carros se descomponen, la gente batalla y luego por eso el transporte público es escaso”, denunció.

Personal del transporte público dijo a este Semanario que han platicado con funcionarios del Ayuntamiento para tomar medidas alternativas o tratar de remediar la situación, pues debido a las malas condiciones de las vialidades de prácticamente toda la colonia, los carros sufren constantes daños, causándoles pérdidas económicas. Aunado a las complicaciones al momento de transportar a las personas, debido a que algunas unidades dejan de laborar mientras son reparadas y las demás a veces se saturan o no transitan en los horarios normalmente establecidos, lo cual “nos modifica todo el panorama y eso no es bueno para nosotros ni para las personas”, expresó el transportista Carlos Morales.

La Colonia Maclovio Rojas es una de las que carece de pavimentación

AFECTACIÓN VIAL PERMEA EN COLONIAS ALEDAÑAS

Colonias aledañas a Urbi Villa del Prado, como Tamarindo y Hacienda Las Delicias, padecen la misma situación y condición, principalmente con las vialidades llenas de baches, pero también con el abandono en que las tienen las autoridades municipales y el desarrollador Casas GEO, donde no concluyeron debidamente la obra antes de pretender entregarla al Ayuntamiento.

Casas sin habitar, predios totalmente dañados, espacios donde “el tiempo ha hecho de las suyas” -como señalan los vecinos-, son parte del panorama que hoy se vive en esta demarcación, que un día “se pensó para darle espacio y confort a precios bajos a las personas que no contaban con el recurso suficiente”, señaló Gonzalo Rojas, habitante de ese fraccionamiento.

En un recorrido efectuado por ZETA en la zona, se observó que la gran mayoría de las calles de estas colonias están dañadas y con baches. Algunas carecen de banquetas o tienen cuarteaduras, también hay varios predios sin habitar, no cuentan con jardines o áreas verdes y tampoco con espacios para la recreación, serán deportivos o parques para niños. El colmo: hay zonas donde la infraestructura para proveer agua y energía eléctrica no ha sido instalada.

Ante las malas condiciones en que se encuentra esa área de Tijuana, familias han optado por salir de ahí, abandonar sus predios o venderlos, para irse a otros lugares más cercanos a las áreas de trabajo o escuelas, donde puedan tener un mejor desarrollo de vida, ya que argumentan, “ni con nuestras súplicas y peticiones han volteado a vernos”.

Situación que también se da en otras colonias como la Maclovio Rojas, en la delegación La Presa Este, donde ya “de plano mejor no decimos nada y continuamos con nuestro quehacer”, apuntó  la señora Lupita Morales, quien ya se acostumbró a que su colonia sea “de tierra y polvo”, dado que solamente una sola vialidad está pavimentada.

“Esta colonia parece un pueblo fantasma, totalmente olvidado, pero a esto nos acostumbramos, a vivir así, el problema es con las lluvias, porque todo esto, todas las calles se convierten en puro lodo y hacen que sea intransitable. Es una batalla que a todos aquí nos perjudica, hasta a los que tienen carro, porque luego no pueden ni pasar”, agregó.

 

OBRAS NO PRIORIZAN COLONIAS “INVADIDAS”

Everardo Lona López, secretario de Desarrollo Urbano y Ecología, justifica que en el caso de la colonia Maclovio Rojas, se debe “entender” que ésta inició por invasión y “no es una colonia que la comenzó un desarrollador y que pidió permiso para ello”. Por eso, dice, no entra en las prioridades de los programas de desarrollo, pues primero atienden a colonias “debidamente” establecidas que no cuentan con los servicios.

En el caso de Hacienda Las Delicias, detalló que se trata de un desarrollo que hizo Casas GEO, una empresa actualmente en bancarrota y que nunca entregó las vialidades ni las viviendas al Ayuntamiento, además de tener adeudo por 50 millones de pesos con la CESPT, producto del mantenimiento que le ha dado a las plantas que tampoco “nunca entregó”.

Según el funcionario, han estado platicando con autoridades del Estado y de la Federación para ver situaciones como la falta del agua potable y de luz, que los vecinos puedan acceder a estos servicios sin cargar con los adeudos de Casas GEO y al parecer en la CFE sí contribuirán con la electrificación.

De las vialidades destrozadas por cuarteaduras y baches, se dijo consciente del problema y aseguró que ya está viendo “cómo meterle recursos a algo que no es del Ayuntamiento”.

“Cuando esto sucede (declaración en bancarrota de los desarrolladores) no se puede hacer mucho porque la empresa ya no existe, está en bancarrota y nadie te lo va a pagar, entonces se busca una manera de encontrar recurso y cómo se puede resarcir el daño”.

Lona López lamentó que más de 120 mil habitantes en la sección Hacienda Las Delicias y Valle de Las Palmas, se han visto afectadas por esta situación de los desarrolladores en la zona, sin embargo, aventuró que la semana pasada se tuvo una reunión en ese sentido y en próximas semanas la CFE emprenderá el proyecto de la electrificación donde haga falta.

“Desafortunadamente en estos casos, pasa que los desarrolladores entran y comienzan a crear vivienda, comienzan a vender y luego se empiezan a lavar las manos y dejan las obras, por eso estamos tratando de realizar una modificación a los reglamentos junto con la CESPT, para ver cómo le podemos hacer para que no se puedan ir los desarrolladores sin completar las obras”, puntualizó.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio