BCS excluida de apoyos sociales de AMLO


 
Edición Impresa martes, 26 marzo, 2019 01:00 PM

Pequeños y microempresarios del Estado no tendrán acceso a las llamadas “tandas para el bienestar” porque, según confirmó José Luis Cuevas, jefe de Promoción de la Secretaría de Economía en la entidad, no existe el nivel necesario de marginación. Tampoco aplican estímulos fiscales, servicios médicos en zonas rurales o recursos para comedores comunitarios. Según el Coneval, más del 23 por ciento de la población padece la pobreza

“Si se dedican a alguna actividad económica, van a tener oportunidad de recibir créditos a la palabra, les llamamos ‘tandas para el bienestar’, se va a entregar primero un pequeño crédito, poquito porque es bendito. Sin ninguna garantía, la garantía es la palabra porque la mayor riqueza de México es la honestidad”, fueron las palabras de Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, en su reciente visita a Baja California Sur, cuando anunció que pequeños empresarios podrían acceder a créditos sin intereses que empezarían a pagar a partir del cuarto mes, bajo palabra de cada ciudadano.

Sin embargo, José Luis Cuevas, jefe de Promoción de la Secretaría de Economía en BCS, confirmó que la entidad  no está contemplada para este programa, al no existir el nivel necesario de marginación para su aplicación.

“Terminan de pagar los 6 mil y te dan 10 mil, luego 15 mil, ¿ese es el crédito a la palabra que decía el Presidente? ¿Cómo se van a priorizar los apoyos o la entrega a nivel nacional, a la gente que está con marginación o municipios de alta violencia también? ¿Baja California Sur aún no está contemplado? No, nosotros no tenemos esos altos índices de marginación”, refirió el entrevistado.

Actualmente se revisa a cuál programa podrá acceder la entidad, para extenderlo a los pobladores.

“Tenemos el crédito al bienestar, apoyos que van dirigidos a la zona marginal de alta y muy alta marginación, el Estado tiene marginación, pero es baja y muy baja, estamos en espera de que el consejo va a integrar otros que no están en la zona”, reitero José Luis Cuevas.

Los apoyos, dirigidos primordialmente a pequeños y microempresarios, eran con el interés de mejorar su economía y elevar su bienestar social, y es que en BCS, el 92 por ciento de las empresas están en la rama de las micro, y el 7.4% en las pequeñas empresas, sin embargo, no llegará.

BCS tiene una tasa de crecimiento poblacional de 2.6% anual, además de una población flotante que migra cada año del 5%; actualmente la población sobrepasa los 800 mil ciudadanos.

Cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), indican que el 22.1% de la población se encuentra en situación de pobreza moderada, es decir,  carece de algún servicio; mientras que el 1.6% está en situación de pobreza extrema, esto es, alrededor de 12 mil 800 ciudadanos (hasta 2016).

El 40% de la población se localiza en Los Cabos, el 38% reside en La Paz, y 22% en Comondú, Loreto y Mulegé.

“Los Cabos sigue siendo un polo muy interesante de atracción para el trabajo, su flujo migratorio sigue siendo alto y atrayendo mucho a la gente que viene de otros estados expulsores”, difundió el Instituto Nacional de Estadística y Geografía en BCS.

Carlos Mendoza Davis, Gobernador de BCS lleva una controversia en la SCJN para que la Federación incluya a la entidad en el estímulo fiscal y haya una reducción en el IVA

LAS CONDICIONES REALES

De acuerdo a los estudios realizados por diversas instituciones de desarrollo social, económica y política, Baja California Sur es uno de los estados con mayor crecimiento económico. La organización México, ¿Cómo Vamos? calificó en 5.4% la tasa de crecimiento económico en el tercer trimestre de 2018, en tanto que a nivel nacional se tiene un crecimiento de apenas 2%.

Sin embargo, aunque haya un alto crecimiento económico, existen “los cinturones de la miseria, muy marcados en Baja California Sur, tan sólo en Los Cabos existe un Cabo San Lucas de lujos, de turismo, de noches locas y fiesta, pero a la par existe un Cabo San Lucas en la miseria. Vemos a nuestros prestadores de servicios turísticos bien cambiaditos, peinados y limpios, pero no sabemos cómo dejaron a su familia, esposa e hijos: en una invasión para venir a prestar su servicio. Ellos han sido reconocidos en primer lugar por la manera de prestar sus servicios”, refirió el dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Antonio Gómez Riojas.

Según el Coneval, BCS tiene 175 mil 600 personas en condiciones de pobreza, además de 12 mil 800 en condiciones de pobreza extrema; más 188 mil ciudadanos se encuentran con necesidades, lo equivale al 23.5% de la población que carece de servicios públicos, vivienda, piso firme o una canasta básica.

Aun así, el Gobierno Federal considera que BCS ocupa el segundo lugar en competitividad turística, por debajo de Quintana Roo. Pero las necesidades son muy marcadas.

Por ejemplo, Sudcalifornia ocupa el lugar número 25 en ciudadanos que cuentan agua entubada; el lugar número 20 en ciudadanos con electricidad; en lo que respecta a pobladores  con piso firme, en el lugar 24. Actualmente el 86.1% de las comunidades se encuentran urbanizadas.

Asimismo, el 66.9% de la población se encuentra laboralmente ocupada, al cuarto trimestre de 2018 se generaron 11 mil 824 empleos, lo que coloca a BCS en los primeros lugares en generación de empleo.

A partir de 2017, la tasa de inflación anual pasó del 2.3 al 6.1%, lo que implica que la vida cada vez sea más cara, derivado de la liberación de los combustibles y, por cierto, Sudcalifornia no verá dicha baja de precios, sino que incrementaron durante la primera quincena de marzo.

“Está muy bien porque antes era de las más caras y de repente bajó el precio y todas subieron, y ésta quedó ahí en ese mismo precio. Cien pesos eran cinco litros y ahora son más, como seis litros casi, ahora de plano deberían bajarla más, no sé por qué habían bajado y de repente todas subieron otra vez”, lamentó Manuel Pérez, ciudadano de La Paz.

Aunque la entidad reciba alrededor de tres millones de turistas al año, no todos los sectores se benefician, hay familias que siguen sobreviviendo con alrededor de 3 mil pesos a la quincena en Los Cabos, donde la vida es muy cara y una renta de vivienda ronda los 3 mil pesos. A ello hay que agregar gastos de comida, servicios, transporte e impuestos. Por ello, 188 mil ciudadanos han solicitado apoyos para mejorar sus condiciones de vida, sin embargo, para el Gobierno Federal no son prioridad.

Fabricio González, Presidente Regional COPARMEX indicó que BCS debe considerarse con un trato diferenciado por las condiciones geográficas que la envuelven

SIN ESTÍMULO FISCAL

La necesidad de la población está por encima de todo, ese fue el precepto de Carlos Mendoza Davis, gobernador de Baja California Sur, al interponer ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una controversia constitucional para que BCS fuera considerada zona fronteriza en el estímulo fiscal que se beneficia con la reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 8%, entre otros gravámenes.

Sin embargo, en fecha reciente la SCJN desechó esa controversia constitucional, debido a que el gobierno no es el afectado, sino la población.

“Lamentablemente no fue aprobada la acción que habíamos emprendido ante la SCJNG para que se nos pudiera incluir en el decreto de beneficios de la zona fronteriza, como habíamos sido beneficiados durante décadas en el pasado”, expresó el mandatario.

Los empresarios de la entidad pusieron claras las reglas, realmente la afectación es directa al bolsillo del consumidor, ya que sería una medida de impulso para que el Estado pueda mejorar su economía.

“Para el sector empresarial no tienen ningún efecto la reducción del IVA, es un impuesto indirecto que no lo paga el empresariado, sino el consumidor, en este caso los sudcalifornianos y que solamente el sector empresarial traslada. Tengamos una tasa diferenciada del 8% que permita a los sudcalifornianos recuperar un poco de su poder adquisitivo, que se ha perdido lamentablemente en los últimos treinta años”, exhortó Fabricio González, titular de  la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la región.

La controversia constitucional es el proceso jurisdiccional que se da cuando hay conflictos de constitucionalidad, es decir, cuando un ente público considera que otro no tiene facultad para hacer una determinación jurídica en perjuicio de ellos como gobierno.

Siendo la SCJN la única instancia donde se puede resolver este conflicto, las cosas no salieron como lo planeaba el gobernador.

“Soy muy respetuoso de la decisión de la Corte, es nuestro tribunal ad hoc, establecido para ello, sin embargo, con ese respeto también se vale disentir y vamos a recurrir esa determinación de la Suprema Corte para buscar una rectificación a propósito y que se puede entrar al estudio del fondo del asunto”, refirió Mendoza Davis.

BCS ha sido excluida de beneficios fiscales y programas sociales, y respecto a la inseguridad, las cifras se utilizan en porcentajes por cada 100 mil habitantes, para establecer programas que se determinan a través del número de necesidad y alcance de beneficio, no de manera porcentual.

En ese trato diferenciado que se ha hecho a la entidad por parte del Gobierno Federal, se ha criticado la medida, pues sólo perjudica el bolsillo de los sudcalifornianos.

“Se nos está generando un tratamiento diferenciado de alguna especie, una discriminación que nos pega en nuestra competitividad y en la bolsa a quienes más lo necesitan. Yo quisiera argumentar que se hizo una excepción o si la regla pudo abarcar el municipio de Ensenada, que no es fronterizo, por qué esos argumentos no pudieron ser tomados en cuenta para que todo BCS, que prácticamente somos una isla y funcionamos como una isla, pudieran haber sido incluidos para estos beneficios”, lanzó el Ejecutivo estatal.

La ministra Norma Piña, quien rechazó este recurso, determinó que la controversia es notoriamente improcedente, ya que los gobiernos locales no pueden utilizar este recurso para defender derechos de sus ciudadanos; para ello cuentan con el juicio de amparo.

Comunidades rurales se quedaron esperando apoyos sociales, sólo habrá para personas de la tercera edad, la atención a los servicios de salud, públicos y demás que se prometieron tendrán que esperar

Empresarios afiliados a la Coparmex consideran que dejar fuera a BCS de ese beneficio, lo deja fuera de total competencia, de por sí apenas va subiendo en cuánto a exportaciones de productos.

“De manera muy responsable, en la parte social, evidentemente cualquier sudcaliforniano a cualquier mexicano, de cualquier región, el que le que le reduzcan el IVA, tiene un impacto directo en el bolsillo de las amas de casa. Hoy BCS y los sudcalifornianos no tenemos acceso a ese decreto, evidentemente tenemos una desventaja en la competencia a la venta de los insumos”, refirió Fabricio González, de la Coparmex.

Las condiciones geográficas de Sudcalifornia son beneficiosas en cierta manera, pero también encarece todo, ya que los insumos en su mayoría vienen del macizo continental y el traslado aumenta el costo, los accesos sólo se hacen por tierra y la mayoría por mar, por aire es muy caro y empeora las condiciones.

“BCS es una península y casi una isla, acceder a ella no es de manera fácil como cualquier otra entidad, que tiene vías de comunicación por varios puntos, aquí evidentemente la manera de transportar las mercancías es por tierra y por mar, vía aérea es excesivamente caro, esas características especiales hacen que BCS tenga un trato diferenciado”, reiteró el dirigente.

Lamentablemente, Sudcalifornia es el único Estado con dichas condiciones, ni siquiera cuenta con una conexión global de energía eléctrica o internet, todo logro ha sido conseguido por méritos propios y, cuando hay oportunidad de acceder a beneficios por la Federación, las puertas se cierran.

 

PROGRAMAS QUE NO LLEGAN

A través de las diversas estaciones de radio FM que se inscriban a Créditos Ganaderos a la Palabra y Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario Rural, Forestal y Pesquero, se ha escuchado que si el Gobierno Federal fuera una empresa, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ya la habría sancionado por “publicidad engañosa”, y es que según información recabada, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural notificó al sector productivo sudcaliforniano que la entidad y otras ocho más, no recibirán subsidios al fertilizante; tampoco accederán a los programas antes mencionados.

BCS requiere de apoyos urgentes para el campo, pues en su producción agrícola cerró en el lugar 25, con 3 mil 984 millones de pesos; la producción de carne bovina quedó en el lugar 30 a nivel nacional; y en el 21, la producción de leche. Es obvio que urge atención en el sector productivo.

En materia de salud, la extinción del programa Prospera recortó el presupuesto estatal de más de 30 millones de pesos, afectó a la atención básica de salud en la zona rural, más de 112 mil 800 personas que difícilmente reciben atención médica básica.

Excluida BCS de la gracia de AMLO, así como 12 mil 800 ciudadanos que se encuentran en situación de pobreza

“Aunque el recorte de recursos federales detuvo en 2019 el funcionamiento de las Unidades Móviles de la Salud, el Gobierno del Estado realiza un ajuste de recursos para que este programa, también conocido como caravanas, retome la prestación de servicios a comunidades rurales de difícil acceso durante esta segunda quincena de marzo”, declaró Víctor George Flores, secretario de Salud.

En 2018 se brindó atención a 109 comunidades rurales, sin embargo, cada visita abarca un radio de cinco kilómetros, y al paralizarse los recursos federales, el gobierno estatal habrá de retomar esa obligación, “apoyará su funcionamiento para no dejar sin atención a las familias sudcalifornianas, este esquema se apoya en unidades móviles para brindar consulta general, aplicación de vacunas, curaciones, toma de presión arterial, peso, talla, perfil de lípidos; así como proporcionar talleres preventivos mediante la participación de un médico, una enfermera y un promotor de la salud”, complementó el funcionario.

Baja California Sur ha disminuido la tasa de informalidad en un 4% desde el primer al cuarto trimestre de 2018, actualmente existe un 35.8% de empleos informales, que es adonde se dirigían las “tandas del bienestar”, que de última hora tampoco se aplicarán en la entidad.

Ni la reducción de la tarifa eléctrica, a combustibles o del IVA, son realidades en la región y no hay apelación que valga.

“Se buscará que BCS aplique IVA al 8%”, planteó escuetamente el coordinador de Programas Federales, Víctor Castro Cosío.

Además, hay graves problemas de atención en los comedores comunitarios, estancias infantiles, escuelas de tiempo completo y la educación de la lengua inglés; en tanto atendiendo la necesidad paralizada de los comedores, se invierten 3 millones de pesos en la ampliación del Centro de Desarrollo Comunitario en la colonia La Pasión en La Paz, en una superficie de 205 metros cuadrados.

Este espacio funcionará como albergue comunitario, contará con dos módulos: uno para mujeres y uno para hombres, con capacidad para 32 personas cada uno, un área común de estudios y una de lavaderos y tendederos.

Se sabe que los gobiernos estatales deberán  hacer frente a las necesidades que venían cubriendo los programas federales, a razón de que “la austeridad que se está previendo no es quizá la que se requería; se está afectando a sectores importantes, donde realmente hay necesidad”, cerró Fabricio González, titular de Coparmex BCS.

Comentarios

comentarios


Tipo de Cambio