La velocidad del tiempo social

Foto: Internet/Tijuana, ciudad de logros
 
Opinionez lunes, 7 enero, 2019 12:05 PM

En forma increíble se fueron extraordinariamente rápido los doce meses del 2018. En mi caso, con una agenda saturada de trabajo, labor social, actividades familiares y la práctica de mis ocupaciones personales, entre ellas el deporte, el estudio y escribir, los 365 días se fueron en un suspiro.

No soy el único que percibe la velocidad del reloj y del calendario. Por doquier escucho el comentario de la rapidez del paso del tiempo y aunque seguramente habrá a quienes les funciona diferente, son la minoría.

El mundo se mueve a una velocidad inusitada y aunque muy probablemente las generaciones pasadas se expresaron de manera similar, los “velocímetros” y los “acelerómetros”, de otras épocas son totalmente diferentes a los actuales.

Las décadas anteriores tuvieron eventos que alteraron su ritmo, pero podríamos atrevernos a asegurar que sus procesos tuvieron otra secuencia y sus manifestaciones trascendentes hasta ahora se perciben materializadas a través de revoluciones musicales –como la llegada del rock and roll, o de la aparición de la minifalda.

Por supuesto que hubo otros momentos, incluso de movimientos trepidatorios y hasta sangrientos que a la postre nos heredaron importantes derechos, como la lucha para vencer la desigualdad, el voto para las mujeres y otros episodios históricos, sin embargo, tuvieron más que ver con la evolución de la sociedad que con la velocidad de los tiempos.

Ahora el claroscuro Internet –sobre todo las redes sociales–, de la mano con la llegada de los avances tecnológicos, globalizaron mucho de lo bueno del mundo, pero también casi lo malo.

En paralelo, la confusión –enorme y terrible confusión– en que se encuentran muchísimos acerca del rol que le corresponde a las figuras pilares de la sociedad –como los padres de familia o los maestros–, junto con los avances de los conocidos como “software y hardware”, han sido los detonadores de una creciente aceleración de la velocidad con que se vive, arrastrando a la sociedad en un vertiginoso río que aumenta exponencialmente el ritmo de cada día.

Lo anterior se vive con más intensidad en localidades como Tijuana, cuyo pulso citadino inclusive asusta a algunos de los habitantes de otros municipios y hasta culpan de algunos de sus males a esta región, olvidándose de los enormes logros que se han tenido en la ciudad, aunque no es la capital política del estado, si lo es en su liderazgo económico y social.

Pero regresando al punto, la velocidad del paso del tiempo está a punto de sufrir un fuerte sobresalto en nuestro país, cuyo parteaguas principalmente se producirá en Baja California, donde obviamente lo más notorio se apreciará en Tijuana.

Por una parte, si los astros se alinean, la reducción del impuesto al valor agregado (el tristemente célebre IVA), las facilidades arancelarias para que regrese la zona libre, el aumento del salario mínimo y en su caso, la llegada de nuevas e importantes inversiones, pueden conjuntarse para que se dé un despegue económico inédito, sin embargo, habrá que ver cómo influye en ello el proceso electoral que se avecina, porque lamentablemente ya está generando desafortunados enfrentamientos político-partidistas.

Por lo anterior, será muy importante que los ciudadanos seamos un árbitro decisorio que impida un rumbo equivocado y que, por el contrario, nos convirtamos en un faro que oriente.

Los residentes de esta extraordinaria región tenemos en nuestras manos un tesoro georeferenciado que no hemos aquilatado y aprovechado plenamente, pero ahora ha llegado el momento de que lo descubramos y lo hagamos valer para que, así como la sentencia bíblica establece que los tiempos de Dios son perfectos, así también la ciudadanía de una vez por todas sea la que marque el ritmo de su paso, especialmente en esta época.

Todo es cuestión de encontrar la correcta velocidad del tiempo social.

 

Alberto Sandoval es Fundador de Alianza Civil, A.C., Presidente del COMOSC y Secretario del CEFAB.

Correo: [email protected] Internet: www.alianzacivil.org Facebook: Alberto Sandoval. Twitter: @alsandoval

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio