La ruta del mar de “La Rana”

Foto: Cortesía
 
Edición Impresa lunes, 28 enero, 2019 01:00 PM

La desaparición de personas en la zona de El Descanso en Rosarito, inició una serie de  investigaciones de homicidios y privaciones de la libertad ejecutadas por la célula de René Arzate García “La Rana”, integrante del Cártel de Sinaloa con orden de aprehensión en Estados Unidos, pero sin acusaciones en Baja California  

A lo largo de la costa de Rosarito, en las inmediaciones entre Popotla y  Puerto Nuevo, existe es una zona vedada por criminales. Por la noche, grupos de hombres armados vestidos de negro toman el control del área identificada como El Descanso. “Es obvio que protegen una actividad que desarrollan a esa hora, en ese lugar”, refirió un investigador a ZETA.

César Guillermo Blancarte Sandoval, Policía Municipal

Son hombres y mujeres que operan criminalmente para René Arzate García “La Rana”, su principal servicio delictivo es el trasiego de droga para el Cártel de Sinaloa, pero no tienen problema en  privar de libertad y matar a quienes consideren sospechoso de pertenecer a otra célula de traficantes que ingrese a lo que asumen como su “territorio”.

“Sabemos que en la zona comercial de Popotla existen bodegas donde guardan enervantes, se han hecho operativos,  pero no los hemos podido detectar porque siempre les avisan”, informó un integrante de las corporaciones policíacas.

Además, “es común que después de los operativos, se reciban amenazas”. Operan, pues, en la impunidad.

La última semana de noviembre y las dos primeras de diciembre, el grupo delictivo se expuso particularmente violento, por lo que su actividad criminal fue ubicada por la autoridad. “Evidentemente se trata de una ruta de droga que los Arzate están protegiendo”, coincidieron integrantes del Grupo Coordinación que recaban información para emprender nuevos operativos.

De acuerdo a los informes que las autoridades han hecho de los hermanos Arzate,  René alias “La Rana” no cuenta con órdenes de aprehensión en México, pero sí en Estados Unidos, donde una acusación pesa en su contra desde enero de 2015, con información del trasiego de droga desde a partir de 2011; está bajo el número de expediente 14-CR-2122-DMS, en el cual se le acusa de formar parte del cártel encabezado por Ismael “El Mayo Zambada”.

Asimismo, señalan que “… introducen a México cocaína, metanfetamina y otras drogas químicas, procedentes de Asia y América del Sur, incluidas Colombia, Ecuador, Venezuela, Perú Panamá, Costa Rica, Honduras y Guatemala. Estos la cruzan a San Diego por vía terrestre y por mar, y lavan el dinero a través de transferencias bancarias.

El expediente radica en la Corte del Distrito sur de San Diego, California.

El mismo año, el gobierno estadounidense emitió una alerta incluyendo a “La Rana” en la lista de Más Buscados por el FBI (Buró Federal de Investigaciones). Lo describen como “miembro de alto rango en el Cártel de Sinaloa”, acusado de “conspirar para importar una gran cantidad de marihuana a Estados Unidos”. Ofrecen 20 mil dólares por información que conduzca a su arresto.

Mientras que Alfonso Arzate García tiene órdenes de aprehensión pendientes de ejecutar por secuestro y homicidio en Baja California.

 

CUATRO JÓVENES PRIVADOS DE LA LIBERTAD

La gente que vive en la zona, sabe quiénes son y dónde se mueven, pero no denuncian ni salen a la playa de noche. Algo que sí hizo un puñado de muchachos que buscaba diversión.

Los jóvenes salieron de parranda el viernes 30 de noviembre de 2018 para seguir hasta la madrugada del 1 de diciembre. Cuando no aparecieron, los familiares pusieron denuncias ante diversos ministerios públicos en diferentes zonas de la ciudad  y solicitaron apoyo a través de redes sociales.

Dos semanas después, la fuerza de la denuncia y el reclamo de atención, contrastó con el mutismo de familias que se acercaron a retirar la denuncia y se negaron a dar información. Sin mayores elementos de prueba, fueron juntos a decir que sus muchachos habían aparecido, agregaron que de manera inmediata habían abandonado Baja California, que no iban a regresar y no tenían nada que decir a las autoridades.

Solicitaron enfáticamente que las investigaciones se cerraran, lo que resultaría en la cancelación de los operativos de búsqueda.

“Obviamente, no decir nada y cancelar  las carpetas fue el precio de la libertad de los chicos, no se supo que hubieran pagado, pero no quisieron hablar”, comentó un miembro de las fuerzas operativas.

Fotos: Cortesía

La madrugada que desaparecieron, Cinthia Sánchez, de 23 años de edad; Vianey Navarrete, de 25; Rolando Camacho, de 29; y Marco González, de 19, circulaban en un vehículo sedán Honda Civic 2012 de color blanco, placas A74NYS2, propiedad de Camacho.

Fueron de Tijuana a  Tecate, en ese municipio llegaron a la Cava García a comprar una caja de vinos  y después se trasladaron a Rosarito, cruzaron el retén del Bulevar 2000 alrededor de la una de la madrugada. Fue en el quinto municipio donde sus amigos y familiares perdieron la pista que les habían estado siguiendo por teléfono.

Las comunicaciones a través de mensajes telefónicos que dieron a conocer al interponer las denuncias iban en dos sentidos: una familia aseguraba que los habían desaparecido en el retén policiaco; y otras dos, advertían que un grupo de hombres armados los abordó mientras bebían vino en la playa, incluso pedían denunciar ante la Policía.

La indagatoria que se desarrolló durante dos semanas, pudo determinar que los jóvenes estuvieron retenidos, por lo menos, hasta las siete de la mañana del 1 de diciembre en la zona de El Descanso. Posteriormente, las muchachas fueron trasladadas a Ensenada, mientras que al joven Marco González lo llevaron a una de las colonias de Rosarito, después no supieron más. El último mensaje recibido por la gente cercana que denunció fue “seguimos vivos”.

El 2 de diciembre, la Policía de Ensenada localizó el auto en la carretera al Valle de Guadalupe, lo habían incendiado pero dejaron la matrícula. En tales condiciones fue encontrado en un servicio de grúas del municipio porteño

 

ROLANDO NO APARECE

Según informaron los jóvenes a amigos y familiares la madrugada del 1 de diciembre, antes de perder comunicación, el problema fue que cuando los hombres llegaron y los revisaron, encontrándole a Rolando Camacho un arma entre sus ropas.

Camacho era el contacto común entre los otros tres jóvenes, y la versión no oficial entre ellos era que operaba para el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG). Sin embargo, al ser descubierto armado por los delincuentes del grupo de  Sinaloa, aseguró sin

Un subprocurador del NSJP  para Ensenada

Cristian Colosio Lule fue  designado subprocurador de Justicia en Ensenada, Baja California, el miércoles 23 de enero de 2019, en sustitución de Norma Alicia Velásquez Carmona, quien inició en 2009.

Colosio ingresó a la Procuraduría General de Justicia del Estado en el gobierno panista de José Guadalupe Osuna Millán, como Agente del Ministerio Público en el comité de implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP). En 2010 fue nombrado coordinador de la Unidad de Investigación con Detenidos Poniente de Mexicali.

Un año después, coordinó las investigaciones de la Unidad de  Delitos contra la Vida e Integridad; en 2013 fue titular de la Subprocuraduría contra la Delincuencia Organizada; en 2015, dirigió la implementación del NSJP. En 2017 formó parte de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, en calidad de subsecretario de Prevención del Delito en la Capital bajacaliforniana.

Colosio Lule es egresado de la Universidad Autónoma de Baja California, cuenta con Maestría en Derecho Procesal Penal por el Centro de Estudios de Posgrado y tiene en curso estudios de Doctorado en Derecho Penal, con enfoque al Sistema Penal Acusatorio.

éxito pertenecer a la misma célula. El resto de los muchachos no lo volvió a ver después de la madrugada del 1 de diciembre, y a la fecha, de acuerdo a reportes oficiales de las autoridades, no ha sido localizado ni vivo, ni muerto.

El Grupo de Fuerzas Operativas  Coordinadas no corroboró la pertenencia de Rolando al CJNG, sin embargo, confirmó que tenía antecedentes delictivos. Fue denunciado en dos ocasiones: el 23 de mayo de 2014 por  daño en propiedad ajena y lesiones culposas,  y el 22 de junio de 2015 por violencia intrafamiliar. El  6 de julio de  2016 fue capturado en posesión de un arma corta y dos paquetes de droga, con eso lo presentaron ante el Ministerio Público, lo judicializaron y llevó su proceso en libertad.

Las autoridades también encontraron que Rolando Camacho usaba el alias de Alejandro Guzmán, y que la madrugada del 1 de diciembre, cuando desaparecieron, un grupo de hombres armados ingresó al fraccionamiento privado Rancho del Mar, donde el hombre tenía su residencia. Sometieron a los guardias, ingresaron a su casa que estaba vacía y se fueron.

Entrevistada de  manera posterior, la familia del joven no supo decir qué se llevaron, lo único que se reportó robado, fueron las grabaciones de las cámaras de video vigilancia que se llevaron al abandonar el fraccionamiento. 

 

SIN PISTAS DEL AGENTE BLANCARTE

La premisa es que estuvo en el lugar y momento equivocado, “fue a la playa por un mero tema sentimental, la muerte de su padre”. Y esperan que siga vivo “porque a los muchachos los retuvieron mucho tiempo -dos semanas-, y porque el agente no estaba metido en la búsqueda de narcos, ni tenía temas con ningún cártel”, sin embargo, su familia y las autoridades llevan más de un mes sin saber  de su paradero.

El 9 de diciembre de 2018, el policía municipal César Guillermo Blancarte llegó tarde a su casa, la familia escuchó ruidos como si buscara o preparara algo para comer y después se sentó frente al televisor, comentó que tenía hambre  y,  pasada la una de la mañana, oyeron que salía del domicilio familiar.

Fotos: Cortesía.- Vianey Arely Navarrete Olguín – Marco Antonio González – Cinthia Sánchez Campos

Pudieron escuchar cuando encendió su vehículo Mustang 98, creyeron que iba a comprar algo de comer. A través de la indagatoria pudieron confirmar que se dirigió al fraccionamiento Mariano Matamoros y después a una tienda de conveniencia que está abierta toda la noche en el fraccionamiento Casas Grandes. Compró una bebida y tomó el Bulevar 2000 rumbo a Rosarito, al área conocida como El Descanso, que le recuerda el último homenaje que le hizo a su padre fallecido. Se dirigió a la playa, justo frente a la zona restaurantera a un costado de los estudios de cine. Ahí se perdió su pista.

El Mustang del oficial Blancarte, adscrito a la corporación de Tijuana, fue localizado por elementos de la Policía de Rosarito al día siguiente, 10 de diciembre. Lo dejaron abandonado sobre el Bulevar 2000,  unos kilómetros antes de ingresar a Rosarito.

En el auto, los investigadores encontraron las huellas de las palmas del policía sobre la cajuela, como si lo hubieran hecho que se recargara para revisarlo, y sangre del oficial “por goteo”, como si al recargarse hubiera sangrado levemente.

Llevaba su cartera, “seguramente se dieron cuenta que era policía, pero el tema es que estaba solo, no estaba trabajando, y los delincuentes que en este momento creemos que lo sorprendieron, debieron darse cuenta”.

La hipótesis principal al interior de la fiscalía es que la misma célula delictiva que privó de la libertad a los cuatro jóvenes y regresó a tres, capturó a Blancarte. A la fecha no han avanzado en las indagatorias y continúa desaparecido.

“La versión dada a la prensa de que sus tarjetas de crédito fueron usadas posteriormente es mentira” aseguró uno de los investigadores del caso.

 

HECHOS RELACIONADOS

Pese a que las familias retiraron la denuncia por tres de las privaciones de la libertad, las investigaciones continúan, ya que Rolando Camacho y el agente César Guillermo Blancarte continúan desaparecidos.

Adicionalmente, las autoridades indagan si el mismo grupo delictivo está vinculado a otros dos crímenes ocurridos en la zona.

* Uno, el homicidio del subcomandante de Primo Tapia, Alfredo Duarte Mendoza, acribillado en la mencionada delegación mientras circulaba en su patrulla el 30 de noviembre de 2018, alrededor de las dos de la tarde. Lo asesinaron con armas largas en las inmediaciones del Rancho El Médano.

La hipótesis de los investigadores indica que los criminales actuaron, porque una semana antes del asesinato, las autoridades detectaron y aseguraron una toma clandestina de gasolina en el área y decomisaron varios bidones. Y como el Cártel de Sinaloa está pagando protección policiaca en la zona, la cual no recibieron, se desquitaron con Duarte Mendoza, de quien a la fecha no han encontrado referencias de que recibiera dinero.

* Dos, el doble asesinato reportado el 4 de diciembre en el Kilómetro 22 en un camino vecinal de Baja Malibú en Tijuana. Los cuerpos de aparentemente dos adictos, uno masculino y otro femenino, fueron encontrados incinerados; el hombre tenía en el pecho un tatuaje con figura prehispánica, y la mujer, una calavera con alas en la parte superior izquierda de la espalda.

 

ASEGURAMIENTOS EN LA ZONA

ZETA solicitó información de la actividad de las autoridades para bloquear el trasiego de droga por la ruta que han identificado, es utilizada por la célula de “La Rana”.

Los resultados son los siguientes:

12 de mayo de 2018. Personal adscrito a la Segunda Región Naval, en coordinación con la Aduana Marítima de Ensenada, aseguró diez costales con 195 paquetes de polvo blanco con las características similares a la cocaína -con un peso aproximado a 193 kilogramos- en un contenedor que se encontraba en el Recinto Portuario de Ensenada. El embarque era parte de la carga del buque Sealand Philadelphia, lo extraño es que éste provenía de Los Ángeles, California, con destino al puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán.

26 de noviembre de 2018. En un sobrevuelo de vigilancia, la Marina Armada de México detectó y aseguró 171 paquetes de marihuana que sumaron  mil 880 kilogramos y 235 paquetes de “cristal” que pesaron 115 kilogramos. La droga era transportada en lanchas, en las inmediaciones del Golfo de Santa Clara, al Norte de San Felipe.

16 de enero de 2019. Durante un recorrido de vigilancia, elementos militares, navales y federales descubrieron 560 kilos de marihuana y mil 460 litros de combustible transportados en una embarcación menor, la cual fue abandonada en Faro Beach en En+senada.

Entre crímenes y amenazas a policías van 166 muertos en Tijuana

Entre ataques armados, cuerpos envueltos en bolsas y cobijas, así como amenazas del narcotráfico a policías y agresiones a familiares de agentes, durante los últimos seis días, 39 personas fueron privadas de la vida en Tijuana, elevando la cifra local a 166 homicidios dolosos durante enero.

La tarde del miércoles 23 de enero, un cadáver envuelto en bolsas de plástico y un narcomensaje con una advertencia a policías    firmado por presuntos integrantes del Cártel Tijuana Nueva Generación (CTNG), fueron abandonados en la calle Orión en la colonia Sánchez Taboada-Produtsa.

En el mensaje se leía: “Siguen sin entender oficiales agarren el Rollo Oban a Seguir Los Vergasos La Unidad P2828 de la delegación Sánchez Taboada siguen agarrando gente de Nosotros y entregando a los putos Contras, Y están identificados Los Oficiales que asen esas Marranadas último aviso o entienden Por las buenas o a Vergasos los asemos entender Pinches cúicos Peseteros hay esta tu gente david Jiménez Alias el ‘Lobo’ Mejor conosido como la Puerca Alucinada A chingar a tu Madre ATT CTNG”.

Cinco días antes, el viernes 18 en calle Venustiano Carranza de Infonavit Presidentes, fue asesinada Norma Alcántar Robles, de 49 años edad y hermana de un policía municipal; quedó tendida a un costado de vehículo Honda Civic de color gris, placas A95NRY5. En la escena del crimen quedó un casquillo percutido

Aquí una relación de los homicidios perpetrados entre el sábado 19 y el jueves 24 de enero.

Sábado 19. Los cuerpos de José Armando Zatarain, de 21 años; José Carmona Patiño, de 28; Armando Rivera Rábago y Alexis Gonzáles Armenta, de 15, fueron encontrados encobijados en la caja de un pick-up, en la calle  Antonio Villarreal de la colonia Francisco Villa.

Domingo 20. En  Colina de Cortez, una persona de 30 años fue asesinada a balazos. Por golpes contusos murió Roberto Echeverría Flores, de 49 años, en el cañón Palma. En La Gloria fue ultimado a tiros Benito Carrillo Bañuelos, de 49 años. Un desconocido de 55 años murió por disparos de arma de fuego  en Mar de Buena Vista. En el Ejido Francisco Villa fue encontrado muerto un hombre de 25 años, aún sin identificar; recibió disparos. Otro joven de 20 años fue hallado sin vida en Praderas de la Gloria. Un hombre fue acribillado en el interior de un local de máquinas tragamonedas  de la colonia Obrera. En Parajes del Valle, dos masculinos fueron ejecutados a tiros. Un cuerpo sin vida y desnudo, con lesiones de bala en tórax, pierna y mano derecha, fue localizado en Terraza San Ángel; el occiso tenía alrededor de 30 años.

Lunes 21. Los cadáveres calcinados de dos hombres fueron localizados en la cajuela de una camioneta tipo vagoneta en El Pípila.

Martes 22.En Granjas Buenos Aires se reportó un vehículo abandonado con el cuerpo sin vida de José Manuel Álvarez Vidales, de 28 años. En Paseo Santa María fue asesinado un sujeto de 20 años. Los  cadáveres de un hombre y una mujer maniatados y dentro de una bolsa color negra fueron localizados en la cajuela de un vehículo Nissan Máxima en Zona Centro. En El Laurel, entre tierra y basura, se encontró el cadáver de Erick Fernando Rojas Peña, de 25 años; presentaba heridas por disparo de arma de fuego.

Miércoles 23. Con tiros en la cabeza fue encontrado muerto Juan Carlos Pérez Fernández, de 37 años, en la colonia Llamas Amaya. En Reacomodo Sánchez Taboada, un balazo en la región cefálica segó la vida de Félix Abraham Barreras López, de 40 años  Un masculino en calidad de desconocido y Edgar Iván Apodaca Villareal, ambos de 35 años, fueron acribillados en Villas del Sol. De un tiro en la cabeza fue ultimado un joven de 25 años en Los Álamos.

Jueves 24. En Infonavit Lomas del Porvenir, un desconocido de 35 años perdió la vida a causa de un tiro en la espalda.

Hasta el cierre de edición, jueves 24 de enero, Baja California registró 197 homicidios dolosos cometidos en el transcurso de 2019.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio