Fingen demencia en la triangulación millonaria de “los Patas”

Fotos: Archivo.- Juan Manuel Gastélum Buenrostro
 
Cuentahiloz lunes, 7 enero, 2019 01:00 PM

María de los Ángeles Olague Contreras es quien cobra en el Ayuntamiento de Tijuana por desempeñarse como Oficial Mayor, es decir, la encargada de adquirir y administrar los recursos materiales, personales y prestaciones de servicios al gobierno municipal. Y fue ella quien encabezó la entrega de un contrato millonario para Mexikana, una empresa creada con una ex empleada del alcalde, Juan Manuel Gastélum, exclusivamente para recibir el convenio con el gobierno. El resto, ya se sabe: en realidad, la empresa, al igual que varias, sólo sirvió con sus prestanombres para que el hijo del presidente municipal, Juan Manuel Gastélum Rivera  disponga de los recursos públicos a manos llenas ya sea para orquestar guerras de difamación a los críticos de su padre, campañas electorales o disfrute personal. La triangulación se documentó por ZETA y Agencia Fronteriza de Noticias, se hizo pública en los primeros días de diciembre y le han dado seguimiento otros medios locales y nacionales.

El caso es que hace unos días, María, la Oficial Mayor intentó responder, o mejor dicho, evadió dar su versión ante los medios de comunicación sobre estos actos simulados de corrupción y de conflicto de interés que, según los expertos anteriormente consultados, configuran delitos incluso meritorios de prisión.

María de los Ángeles Olague

De entrada, la funcionaria que firmó el contrato y encabezó el proceso de adjudicación directa plagada, como se ha dado constancia, de irregularidades confesó que no ha sido citada “en ningún momento” por la sindicatura. Que sólo le solicitaron información sobre el caso y que por escrito la entregó.

La firma del contrato millonario para la empresa que representa el hijo del alcalde, pero que está a nombre de dos jóvenes recién graduadas de la universidad, una de ellas, Daian Guadalupe Gutiérrez Ponce de León constituyó la empresa siendo empleada del alcalde. Y semanas antes de recibir el contrato fue dada de baja de la nómina oficial.

Al querer conocer su opinión sobre la baja de la ex colaboradora del ayuntamiento, Olague Contreras prefirió fingir demencia ante los medios de comunicación: “Mira, no tengo el dato exacto en qué fecha fue dada de baja… tengo 9 mil empleados”.

La funcionaria panista tampoco estaba cierta del vencimiento del contrato, dato que se dio a conocer por las investigaciones periodísticas: “Debe de (vencer) el 31 de diciembre, supongo”, fue su respuesta.

Del monto y demás detalles del contrato también aseguró no tener datos precisos: “No te sé decir, la verdad, yo firmo un montón de contratos y no me voy a un contrato en lo específico”. Bueno, cuando menos se sincera y confiesa la irresponsabilidad que le da a eso de administrar los recursos de la ciudad, es decir, el dinero de todos.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio