25.5 C
Tijuana
martes, julio 23, 2024
Publicidad

Toros en plan grande

Manny Barreda se convirtió en el primer lanzador en la historia del club tijuanense en conseguir un juego “sin hit, ni carrera”. Con esa joya histórica, el equipo concluyó una estancia en casa invicta y se afianza en el liderato de la Zona Norte

La noche del domingo 16 de julio, el Estadio Gasmart se vistió de gala para ser testigo de una de las joyas del Beisbol: un juego “sin hit, ni carrera”.

Esa noche, los Toros de Tijuana derrotaron cuatro carreras por cero a los Olmecas de Tabasco, que significó el séptimo triunfo consecutivo para el equipo, la segunda barrida al hilo y una estancia perfecta de seis ganados. Pero el dato más relevante sucedió en la loma de los disparos, donde Manny Barreda se convirtió en el primer lanzador en la historia del club en conseguir esta hazaña.

Barreda, quien hizo batería con el receptor Gabriel Gutiérrez, se enfrentó a 29 bateadores y se dio un banquete con la alineación de los sureños, al ponchar a catorce, cifra que también es la más alta en la historia de club y otorgó dos pasaportes que lo separaron de la perfección. Realizó 135 lanzamientos, de los cuales 84 pasaron por la zona de strike.

Fue el segundo juego “sin hit, ni carrera” para Manny Barreda en el Beisbol mexicano, ya que el 28 de noviembre de 2016, lanzando para los Cañeros de Los Mochis, consiguió el doble cero contra Naranjeros de Hermosillo en el Estadio “Emilio Ibarra Almada”.

Manny debutó en la Liga Mexicana de Beisbol con el equipo tijuanense en la temporada 2015 y solo pudo participar en tres juegos, ya que fue inhabilitado por la LMB, sin embargo, nunca perdió el respaldo del equipo tijuanense y para 2016 ya estaba de regreso desde el inicio de la campaña.

“Toros luchó por mí cuando ni me conocían,  yo siempre voy a estar muy agradecido por el apoyo y respaldo de la directiva”, comentó el serpentinero de 29 años de edad.

La temporada pasada se desempeñó como relevista y tuvo marca de 2-1 en ganados y perdidos, con un salvamento y efectividad de 3.50 en 25 juegos. Al término de la campaña en la LMB, se fue a Los Mochis para jugar con Cañeros, donde integró la rotación de abridores del manejador Luis Sojo. Barreda no desaprovechó su oportunidad y vaya que lo hizo muy bien, quedando muy cerca de ser designado Pitcher del Año en la Liga Mexicana del Pacífico, al comandar a los “verdes” a la gran final.

Además, el 26 de diciembre lanzó su primer juego “sin hit, ni carrera” en el Beisbol mexicano,  al dominar a los Naranjeros de Hermosillo en el Estadio” Emilio Ibarra Almada”.

“Estas son cosas que solo se hacen una vez en la vida, y gracias a Dios ya tuve la oportunidad de hacerlo dos veces. Mentiría si dijera que no estaba al pendiente del ‘sin hit’. Me preocupaba un poquito el control de mi pitcheos, sobre todo de mi cambio, ya que mi recta cortada y el slider estuvieron funcionando muy bien”, reconoció.

Asimismo, confesó que en una parte ya tarde en el duelo recibió la visita en la loma por parte del coach de bateo Roberto Espinoza, pero Barreda se mantuvo firme y con la intención de permanecer en el montículo. Así se lo hizo saber al entrenador venezolano.

“Tú no me vas a sacar nunca de aquí, le dije al coach, y gracias a Dios confió en mí. Este logro de lo dedico a mi familia, para mi esposa, para mis padres; para todos los que me han estado apoyando en toda mi carrera y va para la gente de Nogales, Sonora”, mencionó Manny.

El receptor Gabriel Gutiérrez se mostró muy complacido por haber participado de manera muy importante en esta hazaña y, agregó, la agresividad de Barreda fue clave en esa gran noche.

“Salió en su noche, nunca perdió la agresividad y eso fue clave para sacar a los bateadores desde temprano, y ahí está el resultado”, expuso.

Durante los primeros cinco capítulos, Gutiérrez se acercaba con Barreda en el dugout para ponerse de acuerdo y afinar detalles y secuencias de lanzamientos, pero desde la sexta entrada no le volvió a dirigir la palabra.

“En las primeras cinco entradas sí me acercaba a él en el dugout para hablar de los lanzamientos que estábamos utilizando, pero después de la sexta ya no quise acercarme con él, pero nunca perdió el control ni la concentración en todo el juego”, recordó.

Además de ser el séptimo triunfo en fila, el histórico “no-no”, igualó su marca histórica y el récord de 61-28, el mejor de toda la Liga Mexicana, para mantenerse en el primer lugar de la Zona Norte, con tres juegos y medio de ventaja sobre Sultanes de Monterrey.

Luego de la estancia perfecta en casa, los Toros viajaron a Campeche, donde jugaron a media semana, y este fin, estarán en el Estadio Centenario para enfrentar a Olmecas de Tabasco. A partir del martes 25 reciben la visita de los Sultanes, en un duelo por el liderato.


Román Peña Zonta, fuera de peligro

El beisbolista Román Peña Zonta, quien fue herido con un arma punzocortante en un brazo y el abdomen, ya se encuentra recuperado, dio a conocer la directiva de los Vaqueros de Unión Laguna de la Liga Mexicana.

Foto: Internet

Los hechos se registraron mientras el jugador salía del Estadio Revolución de Torreón, Coahuila, donde un desconocido trató de despojar al tijuanense de  su automóvil.

En consecuencia, a través del delegado de la Región Laguna 1, Jesús Jasso Frayre, la Procuraduría General de Justicia del Estado expresó que las pesquisas correspondientes dieron inicio con la finalidad de dar con el o los responsables.

En tanto, la directiva del club lagunero corroboró los acontecimientos, pero prefirieron no emitir declaración alguna, argumentando que se encontraban ocupados en su gira por Cancún. Se prevé la incorporación de Peña Zonta al equipo en próximos días.

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas