16.9 C
Tijuana
viernes, junio 14, 2024
Publicidad

J.C. Chávez sigue muy activo

Después de su gran carrera arriba del ring y algunos  escándalos fuera de él, el ex boxeador sigue trabajando como comentarista televisivo, empresario de artículos deportivos y cuenta con una fundación que apoya a pacientes con problemas de drogadicción

Han pasado 11 años del retiro oficial de Julio César Chávez, quien es considerado el mejor boxeador mexicano y uno de los mejores en la historia mundial del deporte de los puños.


Publicidad


Y es que en 25 años de carrera boxística, Chávez ganó cuatro títulos mundiales en tres diferentes divisiones de peso: primero obtuvo el Súper pluma del CMB en 1984, luego el Ligero de la AMB en 1987, Ligero del CMB en 1988, Súper ligero del CMB en 1989, Welter ligero de la FIB en 1990 y Súper ligero del CMB en 1994.

El pugilista nativo de Ciudad Obregón, Sonora, quien nació un 12 de julio de 1962 finalizó con un total de 115, de las cuales 107 fueron victorias, 86 por nocauts y 6 derrotas, además de dos empates.

El “César del Boxeo”, como también es llamado, llegó a ser considerado el mejor de su categoría libra por libra en las décadas de los ochentas y noventas, por sus destacadas actuaciones arriba de los cuadriláteros, principalmente por caracterizarse por su fuerte pegada y un gancho al hígado mortal, además de que tenía una gran resistencia a los golpes.


Publicidad

 


Foto: Margarita García/Cuartoscuro.com/Tiene su propia marca deportiva

Foto: Margarita García/Cuartoscuro.com/Tiene su propia marca deportiva

Incluso, en el 2011, Chávez fue incluido en el Salón de la Fama Internacional de Boxeo por todos los records que impuso en su carrera. Pero más allá del éxito, Chávez también tuvo días oscuros durante sus más de dos décadas como boxeador. El púgil mexicano cayó en las drogas y sufrió una fuerte adicción a la cocaína, la cual aceleró su despedida del ring.

Su retiro oficial llegó el 17 de septiembre de 2005, en Phoenix, Arizona, Chávez sufrió una derrota por nocaut frente a un desconocido de nombre, Grover Wiley.

Esa noche sería la última que Chávez subiría al cuadrilátero. Su esquina le ordenó retirarse antes del comienzo del quinto asalto, debido a una lesión en su mano derecha, pero tiempo después el boxeador aceptó que su caída había sido propiciada por la fuerte adicción que sufría a la cocaína. Incluso el propio púgil reconoció que ya no veía un boxeador en el ring sino tres, así que tras la pelea ante Wiley, el sonorense decidió tirar la toalla definitivamente y colgar los guantes para siempre.

A raíz de todo lo sucedido en su carrera por sus adicciones, JC Chávez decidió regresarle a la sociedad un poco del apoyo que le brindaron a lo largo de su época como boxeador y abrió un par de centros de rehabilitación administrados por su Fundación.

El primero de ellos en Culiacán, Sinaloa y otro más en esta frontera. El boxeador sonorense estuvo de visita en Tijuana precisamente para promocionar su carrera “Corriendo con el Campeón”, con la cual se pretende obtener fondos para su fundación que ayuda a personas con problemas de adicción a las drogas.

La segunda edición de esta carrera se llevará a cabo el próximo domingo 13 de noviembre teniendo como punto de partida y meta las instalaciones del CREA.

El “César del Boxeo” platicó con ZETA sobre este evento y sus demás proyectos a más de una década de haber colgado los guantes.

“Ésta es una carrera con causa. Como todos saben. Después de muchos años de adicción a las drogas, logré recuperarme al acudir a una clínica; y como mucha gente se acercaba a mí y me pedía ayuda, dije por qué no acercarme a la gente a través de mi testimonio. Así que decidí abrir una clínica aquí en Tijuana y otra en Culiacán, justamente ahí donde era mi casa”, comentó Chávez.

“Afortunadamente gracias a Dios nos ha ido muy bien, pero lamentablemente no todos pueden tener acceso a esta ayuda, ya que todo es costoso y hay lista de espera. Para mí es muy difícil mantener estas clínicas porque pues ya no boxeo; ya no ganó los millones de dólares que ganaba, así que por esa razón decidimos crear esta fundación para reanudar fondos. Hay que pagarles a los doctores, a los siquiatras, la comida y todos los que trabajan ahí. Igual si todos pagaran lo que deberían pues otra cosa sería, pero no todos los pacientes pueden pagar. Uno quisiera ayudar a toda la gente, pero es imposible; espero que puedan unirse a nosotros y ayudar en lo que se pueda para tratar de salvar vidas”, recalcó el ex boxeador.

El ex campeón mundial detalló que actualmente en sus centros de rehabilitación cuentan con una población de alrededor de 50 pacientes, y esperan crecer aún más con el apoyo de la gente.

“Hemos estado pensando abrir una clínica más, pero no nos alcanza, incluso estaba pensando hacer otra exhibición, pero mi cuerpo ya no da más”.

Chávez reconoció que su adicción a las drogas principalmente fue a la cocaína, pero que en la actualidad los estupefacientes son variados.

“Nos llegan de toda clase de adicción porque el tipo de droga que se consume hoy en día es diferente a la de mi época, hay mucho de cristal. El tiempo mínimo para estar en rehabilitación es de seis meses y de ahí se lleva a trabajar y con su familia para que complete el tratamiento”.

— ¿Cuál fue la droga más difícil de dejar para usted?

“Para mí la droga más difícil de dejar fueron las mujeres”, dijo bromeando. “No, la verdad, consumí de todo, pero la cocaína me costó y terminé en los centros de rehabilitación. Aunque la heroína es una de las más fuertes y que afecta más a los pacientes”, afirmó el ex púgil de 54 años.

Sobre el retorno de sus hijos, Julio y Omar al ring, Chávez adelantó que estarán protagonizando la función del décimo aniversario de la empresa Zanfer que se disputará en el mes de diciembre en Monterrey.

Foto: René Blanco/En su faceta de comentarista

Foto: René Blanco/En su faceta de comentarista

“Gracias a Dios estoy muy contento porque parece que se están portando bien los dos, están preparándose a conciencia para su regreso. Así que estoy contento y tranquilo porque sé que Julio bien preparado le puede ganar a cualquiera”.

Respecto a otros proyectos como la marca de Guantes y otros artículos de Boxeo llamada “Legend” que son hechos en Pakistán y se venden en México y Estados Unidos, Chávez señaló:

“La marca ahí va muy bien, nos atrasamos un poco, pero ya están a la venta. La verdad que nos han pedido bastantes y próximamente daremos a conocer los puntos de ventas porque ahorita están solo por internet”.

Además de la marca propia de JC Chávez, en el 2017 saldrá en televisión la serie sobre la vida del “César del Boxeo”.

“El próximo año se estrenará mi serie sobre lo bueno y lo malo de mi vida, llamada “El César”, pero, la verdad, que no quiero que salga, porque me está dando miedo, ya ves que cuando sacaron la de Juan Gabriel él falleció, así que no me quiero morir pronto, quisiera aplazar el estreno, pero ya va muy avanzado”, finalizó entre risas.

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas