La caída de “El Compadrón”


 
Huellaz martes, 3 febrero, 2015 08:00 PM

Cuando agentes federales y militares rodearon a Rolando González Moreno “El Compadrón” en el callejón Número 2, entre Privada Número Uno y Dos de la colonia Garzas Agrícola de La Paz, Baja California Sur, el buscado narcomenudista se puso muy nervioso y no supo qué hacer o cómo reaccionar. El jefe de la plaza del narcomenudeo de la zona norte de La Paz había logrado caminar una cuadra después de su casa cuando fue capturado, tras haber recibido información de que fuerzas federales y militares iban tras él. Desde las 6:00 am del jueves 29 de enero, agentes federales y militares emprendieron una serie de operativos conjuntos en cuando menos tres colonias de La Paz, y fue después del primero -y tras ir por el segundo- que la información llegó a manos del jefe criminal. Como pudo -según dijo a sus captores-, se puso un pantalón de mezclilla, zapatos y una playera de resaque de color blanco, y ya no pudo ponerse una camisa encima. Así salió apresuradamente de su última morada y huyó a pie, hasta ser alcanzado en un callejón, tapado por una obra pública de pavimentación. Después de huir, los captores lo observaron cuando batallaba para brincar una zanja por donde se estaba colocando tubería, pero debido a su evidente obesidad, no lo logró; por eso no fue nada complicado dar con él. El jefe criminal y principal célula del capo Ismael “El Mayo” Zambada solo se limitó a observar a sus captores cuando llegaron y lo rodearon, y guardo silenció.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio