27.9 C
Tijuana
viernes, julio 19, 2024
Publicidad

Otro lío de Gary Gaines

Ahora tuvo un altercado con un Policía Ministerial de BCS Después de ser absuelto del homicidio del abogado Jonathan Hernández Ascencio, asesinado el 4 de marzo del 2010 en el bar “Las Micheladas” de La Paz, Gary Gaines Hidalgo regresó en septiembre pasado a vivir a Baja California Sur. La presencia del joven de 21 años había pasado prácticamente inadvertida para la mayoría de la población, hasta la mañana del 10 de noviembre, cuando su nombre volvió a cobrar relevancia tras aparecer repentinamente en los pasillos de la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), acompañado de otro joven y tres mujeres adolescentes. Gaines fue visto escoltado por un grupo de agentes de la Policía Ministerial del Estado. La última vez que ZETA tuvo referencia del Gaines Hidalgo fue el 12 de octubre cuando estuvo en el bar “The Jungle” del malecón costero de la capital del estado, acompañado de Carlos Alejandro Castro Castro “El Bebo” y Emilio González Rubio Ojeda, dos jóvenes que junto con él fueron acusados indebidamente –y en su momento– de haber participado en el crimen del abogado. Datos recabados por este Semanario expusieron que en días pasados Gary acudió al Ministerio Público “a rendir su declaración preparatoria, luego de haber sido víctima cerca de las 7 y media de la mañana de una agresión armada por parte del agente de la Policía Ministerial del Estado, Iván Trejo, adscrito al área de análisis táctico del Centro de Operaciones Estratégicas”. Según el parte informativo de la PGJE, el policía hizo tres disparos a escasos dos metros de los pies del joven con su arma de cargo calibre 9 mm, “porque estaba muy enojado, ya que un grupo de tres jovencitas que momentos antes andaban paseando con él, lo dejaron solo y repentinamente se fueron con un amigo y Gary Gaines Hidalgo”. El agente ministerial andaba a bordo de una camioneta marca Hummer tipo H2 modelo 2006, lo que resultaba incómodo para las mujeres “ya que estaba muy chico el espacio y no cabían todos dentro de la unidad”. Fue entonces que solicitaron al policía conseguir otra unidad automotriz, por lo que se bajaron en una vivienda de la calle Fernando Magallanes en la colonia “El Pescador”, a un costado de la populosa colonia “El Pedregal”, y cuando el agente regresó a bordo de un vehículo marca Cadillac tipo STS modelo 2008, las muchachas ya estaban acompañadas de su amigo y de “Gary”. El agente policiaco pidió que se subieran al auto. Cuando las chicas se negaron, se bajó molesto de la unidad y comenzó a discutir primero con ellas y luego con los jóvenes. Entonces sacó su arma, y tratando de amedrentar al grupo, hizo tres disparos con su pistola de cargo. Afortunadamente no hubo lesionados, y todo quedó en susto, pero los vecinos de inmediato alertaron a la policía, que llegó al lugar de los hechos cuando el agente ya había marchado y fue entonces que los jóvenes fueron detenidos y llevados a rendir su declaración en la Agencia del Ministerio Público del Fueron Común. Cabe señalar que Gary Gaines Hidalgo y sus amigos fueron sujetos al examen de rodizonato de sodio, los cuales fueron negativos. En la escena fueron levantados tres cartuchos percutidos calibre 9 mm por parte del personal de Servicios Periciales de la PGJE. Ya ubicado, el agente Iván Trejo fue requerido por el Agente del Ministerio Público del Fuero Común, pero hizo caso omiso de la autoridad, por lo que de inmediato –y según versión del Procurador Gamill Arreola Leal– “fue separado del cargo en tanto se deslindan responsabilidades administrativas y penales”. Sin embargo, hasta otro día se presentó el agente ministerial, rindió su declaración y fue sujeto de la prueba de rodizonato de sodio, saliendo positivo. Ahí mismo fue notificado que el Consejo de Honor y Justicia de la PGJE, había determinado separarlo de su cargo y posiblemente sería cesado de su cargo de manera definitiva. Lo que más ha llamado la atención de este caso, independientemente de los disparos –según agentes investigadores del caso– es “los costosos y lujosos vehículos que portaba el policía ministerial del estado”. Pese a ello, en su declaración el policía aclaró que las unidades automotrices –Hummer y Cadillac– valuadas cada una en más de medio millón de pesos, eran propiedad de su jefe inmediato de nombre Manuel Zamudio Gómez, coordinador del Centro de Operaciones Estratégicas de la PGJE. Con esta información, los investigadores del caso indagan sobre el origen de cómo, cuándo y de qué forma se habían comprado las dos unidades automotrices, toda vez que el sueldo del jefe de la coordinación ronda por los 20 mil pesos mensuales, lo que evidentemente no alcanzaría para adquirir un vehículo con este tipo de características. Hoy se sabe, los dos vehículos supuestamente pertenecen a una yarda del hermano de Manuel Zamudio Gómez, aunque la investigación está en proceso al cierre de esta edición. Sobre este caso, y en una breve entrevista con ZETA, Gary Gaines Hidalgo se dijo víctima de un atentado porque “me dispararon”. – ¿Quién te disparó? “Un policía ministerial, pero ya está plenamente identificado”. El joven, considerado como “ave de tempestades” estuvo el 14 de noviembre en la oficina del titular de la PGJE, Gamill Arreola Leal, donde expuso su temor por represalias y dijo estar al pendiente de ser blanco de algún ataque por parte de alguien que pretenda buscar venganza. Amigos de Gary vuelven a prisión De los cuatro implicados indebidamente en el caso del homicidio de Jonathan Hernández Ascencio, dos regresaron a prisión. Se trata de Jazziel Soto Murillo y Emilio González Rubio Ojeda. El primero fue detenido el 23 de julio, acusado de ser integrante de una banda de asaltantes encabezada por Jaime Muñoz Ledo “El Jimmy”, sobrino de la contralora general del estado, Maritza Muñoz Vargas. El segundo fue detenido el 15 de noviembre, acusado de haber agredido y amenazado de muerte a una mujer, junto con dos de sus amigos, cuando tuvieron un altercado en una gasolinera de la calle Aquiles Serdán y 5 de Mayo de la Colonia Centro de la ciudad de La Paz. Al cierre de esta edición, González Rubio había sido puesto a disposición del Agente del Ministerio Público del Fuero Común de la PGJE.

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas