Gobierno indolente ante peligrosa calidad del aire

Fotos: Cristian Torres
 
Edición Impresa Lunes, 17 Diciembre, 2018 01:00 PM

17 días del mes de noviembre registraron una calidad del aire dañina para la salud en Mexicali,  de esos, cuatro representaron “alerta roja”, al sobrepasar los 150 AQI –índice de medición de la calidad del aire-, según datos del sistema de monitoreo de Valle Imperial. Pese a ello, autoridades municipales no muestran preocupación ante el tema que ha generado interés de la CNDH, que en junio pasado emitió recomendaciones generales y destacó a Mexicali por su alto índice de polución en partículas PM2.5 y PM10

Mientras Imperial Valley Air Quality ha emitido 85 notificaciones sobre la mala calidad del aire en noviembre de 2018, en Mexicali parece que nada ocurriera, pues autoridades no han lanzado alerta alguna sobre las condiciones de polución registradas en las últimas semanas, lo que evidentemente genera severos problema de salud.

Información proporcionada por la Secretaría de Salud, da cuenta que poco más de 300 personas fallecen de manera prematura al año por cuestiones relacionadas con la mala calidad del aire, además de tener una relación directa con diversas enfermedades.

De hecho, el informe de ProAire 2018-2027, realizado por la Secretaría de Protección al Ambiente (SPA), llegó a la conclusión que la presencia de partículas suspendidas PM10 y PM2.5 en el aire tanto en Mexicali como en Tijuana, están relacionadas directamente con enfermedades como cáncer de pulmón, fibrosis pulmonar, asma y otras respiratorias.

Fernando Flores Pradis, asesor de la agrupación empresarial ObserBC, organismo que mantiene una campaña llamada “Gobierno, Cómplice de un Asesino Silencioso”, cuyo objetivo es mejorar la calidad del aire en la localidad, aseveró que actos de corrupción e indolencia de las autoridades mantienen a Mexicali en una situación en materia ambiental.

Agregó que todos los ciudadanos padecen problemas de diversos tipos por la polución en el ambiente, pero muchos no se dan cuenta.

El 24 de junio, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una serie de recomendaciones para todos los gobiernos del país, ante la urgencia de adoptar políticas públicas en beneficio del medio ambiente y la calidad del aire, con especial énfasis en algunas ciudades, como Monterrey, Tijuana y Mexicali.

 

ENTRE LA ALERTA Y LA CONTINGENCIA

En diciembre de 2017, la calidad del aire rompió récord en Mexicali al registrar más de 300 AQI (Air Quality Index), que es la tabla de medición de pureza o contaminación del aire, lo que es considerado una alerta morada –la más alta de todas-, que genera problemas de salud para todas las personas, sin importar edad o padecimientos.

A raíz de este incidente se generó un protocolo de actuación diseñado para tomar acciones específicas que podrían llevar a suspender cualquier actividad al aire libre, incluso las industriales. Sin embargo, esto no ha ocurrido durante el año.

Foto: Cortesía

Según información de Imperial Valley Air Quality, del 2 al 28 de noviembre, por 17 días se registraron alertas por la presencia excesiva de partículas PM2.5, relacionadas primordialmente al polvo, quemas agrícolas y de hidrocarburos.

La mayoría de estos días registraron “alerta naranja”, que -según la tabla disponible del Ayuntamiento de Mexicali- sobrepasa los 100 AQI, lo cual es dañino para grupos sensitivos, por lo que se recomienda no hacer actividades regulares o excesivas a “niños y adultos activos, personas con enfermedades respiratorias como asma”. También dice que deben evitar esfuerzos físicos prolongados al aire libre para cualquier persona.

De esos 17 días, cuatro superaron los 150 AQI, que sería considerado una “alerta roja”. Este nivel ya es considerado dañino para la salud de cualquier persona, no importando el rango de edad. Sin embargo, se enfatizan las medidas de protección en menores, adultos mayores y problemas respiratorios.

No quiere decir que el resto de los días se gozara de una buena calidad del aire, pues en la mayoría de los casos se registró una “alerta amarilla” que restringe las actividades para grupos vulnerables.

Para el doctor Valente Mérida, de ObserBC, esta información no sólo debería ser pública, sino ampliamente difundida por las autoridades, ya sea por circulares y a través de los medios de comunicación, pues se trata de la salud de las personas, además de servir como una herramienta para generar cultura de la sociedad sobre un grave problema que prevalece en Mexicali.

 

DAÑOS A LA SALUD POR PM10 Y PM2.5

Según el documento ProAire 2018, de la SPA, el principal problema de Mexicali son las partículas PM10 y PM2.5, a lo que el doctor Valente Mérida suma el monóxido de carbono, el ozono, el óxido de nitrógeno y el azufre.

Estos contaminantes están directamente relacionados con las carreteras no pavimentadas, las quemas agrícolas y el transitar de vehículos. Mexicali genera el 37 por ciento de las partículas suspendidas PM10 y el 49 % de las PM2.5 de toda la entidad.

Este tipo de contaminantes generan graves afectaciones a la salud, como cáncer y fibrosis pulmonar, además de agravar problemas de asma y otro tipo de enfermedades respiratorias.

El tipo de tierra que prevalece en el municipio es astillosa, lo que genera severos daños a la salud, partiendo de que el cuerpo humano respira en promedio 30 mil veces al día; cada una de esas ocasiones ingresan densas partículas al cuerpo.

“Nuestro problema son las partículas y monóxido de carbono, el ozono, los sulfuros y el óxido de nitrógeno. Las partículas es un tema geológico, nuestra tierra es astillosa, este polvo es partícula, pero contiene metales y eso ocasiona fibrosis pulmonar”.

Según el ProAire, “la presencia conjunta de partículas suspendidas (PM10 y PM2.5) y de ozono potencia el riesgo en la población de presentar efectos agudos y crónicos, que van desde irritación de ojos, cefaleas, dolor de garganta, hasta incrementos en la mortalidad por enfermedades cardiovasculares y cáncer de pulmón”.

El mismo documento indica que durante el periodo de revisión se incumplieron prácticamente todos los parámetros de calidad del aire de la Norma Oficial Mexicana (NOM), cuya regulación es obsoleta.

En su informe, la CNDH urge a realizar una serie de reformas de carácter legislativo en este sentido, como ejemplo, la NOM tiene una tolerancia para las partículas PM2.5, de 12 ppm (partes por millón), cuando la de la Organización Mundial de la Salud establece como máximo 10 ppm; en algunas partes de México se han registrado hasta 68 ppm.

El doctor Mérida aseveró que las partículas PM2.5 –las más pequeñas- ingresan a los pulmones y por su tamaño logran llegar al torrente sanguíneo para distribuirse a todo el cuerpo, por lo que es cuestión de tiempo para que surjan padecimientos relacionados con la contaminación.

Una de las propuestas más importantes que realiza ObserBC, en su campaña “Gobierno, Cómplice de un Asesino Silencioso”, es la pavimentación de las calles de Mexicali, pues las partículas suspendidas están relacionadas con las enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

Datos proporcionados por el organismo refieren  que alrededor del 40% de las calles no se encuentran pavimentadas, aunado a los terrenos baldíos en la localidad, lo que genera que al transitar se levanten las partículas contaminantes.

Cuestionado respecto a en qué medida se reduciría la contaminación con pavimentar el 100% de las calles, el maestro Fernando Flores Pradis dijo no tener ese dato, pero habría una mejoría sustancial.

 CNDH EMITE RECOMENDACIONES

La contaminación del aire en Mexicali se tornó un tema de organismos a nivel nacional, pues fue sorpresiva la mala calidad del aire que se respira en la Capital del Estado. Las recomendaciones generales de la CNDH reconocen al municipio como uno de los más peligrosos por su alto contaminante.

El sexto visitador de la CNDH, Jorge Luis Carmona Tinoco, quien realizó este documento, expuso que existe una urgencia en el diseño de políticas públicas para la reducción de contaminantes en Mexicali, Tijuana y Guanajuato, pues se trata de ciudades que desconocían tener severos problemas de polución.

El documento con número de expediente 3272018, establece que Mexicali es una de las ciudades con más vehículos, lo que genera altos niveles de contaminación. Aunado a ello, la SPA ha referido en reiteradas ocasiones que menos de la mitad de los automóviles que circulan en la entidad realizan la revisión periódica, en gran medida por la cantidad de autos “chocolate”.

Flores Pradis agregó que además de ello, existen actos de corrupción en los centros de verificación vehicular donde por pagar algunos cientos de pesos, “puedes pasar la revisión pese a que tu automóvil no se encuentre en las condiciones ideales”.

La CNDH definió ocho puntos para los municipios, que van desde el diseño políticas públicas para que las personas viajen más en camión; obligar a los concesionarios de transporte público a adquirir vehículos con filtros y sistema de emisión de contaminantes; y habilitar los sistemas de monitoreo de calidad del aire.

 

PESE A SITUACIÓN, ANALIZAN VENTA DE COHETES

El alcalde de Mexicali, Gustavo Sánchez Vásquez, aún no define si se permitirá la venta de cohetes durante el periodo decembrino, pese a que en días pasados se han registrado condiciones insalubres en el aire.

“Es un tema que vamos a ver, vamos a privilegiar un aire limpio, el tema de la quema de cohetes es algo que vamos a ver al interior del gobierno municipal”, aseveró.

En años anteriores se ha prohibido la venta de pirotecnia en el municipio, lo que a su juicio ha generado una mejor calidad del aire durante la temporada. Sin embargo, no mencionó que el año pasado se dio una de las contingencias más graves en materia ambiental registrada en los últimos años.

La única medida visible implementada por el Ayuntamiento de Mexicali intentando mejorar la calidad del aire parece tener un trasfondo más recaudatorio que una verdadera política pública para reducir las emanaciones de contaminantes.

El director de la Policía Municipal, Alonso Ulises Méndez, destacó que se han implementado multas ecológicas desde el 8 de agosto, cuando formalmente entraron en vigor estas nuevas especificaciones.

A la fecha se han emitido poco más de 2 mil sanciones contra los ciudadanos, la mayoría por alto volumen, que si bien el ruido intenso genera daños al medio ambiente, sus afectaciones son mínimas comparadas con otras acciones del ser humano.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio