“No le voy a fallar a México”, dice López Obrador al recibir constancia como presidente electo


 
Destacados Miércoles, 8 Agosto, 2018 11:41 AM

Luego de presidir este miércoles la sesión en la que por unanimidad se votó el proyecto que dio cuenta del dictamen con el cómputo final y definitivo de la elección del pasado 1 de julio, la magistrada presidenta de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine Madeline Otálora Malassis, llamó al ganador de los comicios, Andrés Manuel López Obrador, para recibir la constancia de presidente electo.

Tanto Otálora Malassis, como los siete magistrados que integran la Sala Superior del TEPJF -Felipe de la Mata Pizaña, Felipe Alfredo Fuentes Barrera, Indalfer Infante Gonzales, Reyes Rodríguez Mondragón, Mónica Aralí Soto Fregoso y José Luis Vargas Valdez-, votaron a favor del cumplimiento de los requisitos para declarar válidos los pasados comicios, así como de los requisitos de elegibilidad del que ahora es el presidente electo.

“El candidato que obtuvo la mayoría de los votos en la elección para presidente de los Estados Unidos Mexicanos, de acuerdo con el cómputo final hecho por esta sala superior, es el ciudadano Andrés Manuel López Obrador”, ratificó Otálora Malassis, magistrada presidenta del TEPJF, quien antes recibió al mandatario electo en la puerta del TEPJF.

Tras verificar el quórum legal, Otálora Malassis habló primero, y señaló que todos estamos sometidos al imperio de la ley, y que este es un momento histórico. “En las manos de las autoridades electorales son las encargadas de que el derecho de votar y ser votado, sea una realidad para todas las personas”, y que todos seamos iguales al momento de acudir a una urna. Recalcó, que a pesar de hechos de violencia, la elección pudo llevarse a cabo.

La magistrada del presidenta del TEPJF hizo un reconocimiento al INE, a los ciudadanos, a los representantes de los partidos políticos, a los actores políticos que supieron “con gran madurez” aceptar la voluntad de los electores, y a las autoridades públicas. Se unieron los dos pilares de la democracia: el proceso electivo y el Estado de Derecho, aseguró.

“En esta sede judicial seguiremos construyendo una democracia incluyente”, dijo Otálora Malassis, para luego solicitar la firma de los siete magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral, quienes signaron el original de la constancia que acredita al político tabasqueño, de 64 años de edad, como presidente constitucional electo de los Estados Unidos Mexicanos.

En su turno, López Obrador, tras recordar a dirigentes políticos y sociales que ya fallecieron -precursores de su movimiento-, dijo que este es el inicio de “un proceso de cambio verdadero”. Con “entusiasmo y solemnidad” rindió un homenaje al pueblo de México. También reconoció la madurez política de quienes aceptaron los resultados electorales.

“Muchas han sido las enseñanzas del pasado proceso electoral, pero considero que su saldo más importante, es la elevada conciencia cívica que hemos alcanzado los mexicanos. Ha sido sorprendente lo que sucedió […] Ahora nos corresponde asimilar correctamente los sentimientos de quienes emitieron su sufragio […] Considero que la gente votó por un Gobierno honrado y justo […] La mayoría de los mexicanos están hartos de la prepotencia y del influyentismo”.

El presidente electo también destacó que vivimos una gran desigualdad, pero también destacó que millones de mexicanos de clase media también votaron por él. Además, dijo que la gente votó para que exista en México “un verdadero Estado de Derecho”, que se acabe la simulación, pidió el tabasqueño a los dirigentes políticos y servidores públicos.

También garantizó la autonomía y “absoluto respeto” de las decisiones de las autoridades judiciales. “El Ejecutivo no será más el poder de los poderes […] El Estado de Derecho transitará del ideal a la realidad”. Esto, señaló, se lo debemos al pueblo mexicano, que está por encima de intereses de grupos o de facciones.

En las elecciones del pasado 1 de julio quedó demostrado que el autoritarismo envilece al poder público, pero que el voto popular puede renovar esa situación. Que el pueblo ha conquistado con dignidad y energía su derecho a ser Gobierno. Además, dijo, que hay un deseo de vivir en paz, con justicia y libertad.

“Voy a cumplir todas las promesas electorales. No le voy a fallar a los ciudadanos, y habré de ser fiel al interés y a la voluntad del único que manda: el pueblo de México. Qué viva la cuarta transformación del país. Qué viva la voluntad soberana del pueblo de México. Qué viva México”, arengó López Obrador al finalizar su discurso.

En la sesión solemne estuvieron presentes funcionarios federales y estatales, representantes de los partidos políticos, futuros miembros del Gabinete del tabasqueño; el ministro Luis María Aguilar Morales, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); así como el titular del Instituto Nacional Electoral (INE), el consejero Lorenzo Córdova Vianello.

López Obrador y su equipo de trabajo podrán iniciar esta misma semana la entrega-recepción con el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Además, podrán disponer de 150 millones de pesos destinados al Fondo para la Transición, utilizándolos para financiar tareas de dicha índole. El 1 de diciembre el tabasqueño tomará posesión como Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos ante el Congreso de la Unión.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio