Carretera alterna a Ensenada hasta 2019

Foto: Enrique Botello
 
Edición Impresa Sábado, 31 Marzo, 2018 12:00 PM

Oficialmente, no se cuenta con recursos etiquetados ni se han adquirido los terrenos por donde pasaría la vialidad de 24 kilómetros -de Baja Mar a Rancho Santa Anita-, sin embargo, el director de Infraestructura de la SCT, quien está por concluir su gestión, aseguró en reunión con empresarios de Ensenada que “ya hay recursos para la vialidad”, pero falta definir “la ruta crítica de la inversión”. La obra se solicitaría hasta el próximo año

Pese al riesgo latente de un nuevo deslizamiento en la Carretera Escénica Tijuana-Ensenada, a cuatro años de la caída de la vialidad a la altura del Kilómetro 93, el inicio de la construcción de la ruta alterna de 24 ki1ómetros llevará al menos dos años más, esto, solo si funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) cumplen la promesa hecha a los empresarios.

A mediados de marzo de 2018, el sector empresarial de Ensenada insistió en la necesidad de impulsar la realización de esta obra, para evitar que el puerto quede incomunicado de nueva cuenta y sufra el impacto negativo en su economía.

Tras anunciar la ruptura de relaciones con los gobiernos estatal y municipal, el sábado 17 de marzo las tres partes se reunieron a puerta cerrada en el Centro de Gobierno en Ensenada.

“Respecto a la vía alterna a la Carretera Escénica, las partes coincidieron en la importancia y el impacto en la economía de la región, por lo que se acordó gestionar una reunión entre autoridades estatales, municipales e iniciativa privada, con autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para solicitar se le destine el presupuesto necesario”, informó en un comunicado el Gobierno del Estado, después del encuentro.

De acuerdo con el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada, Marco Antonio Coronado, en reunión de trabajo llevada a cabo el jueves 22 de marzo en Ciudad de México, el subsecretario de Infraestructura de la SCT, Óscar Raúl Callejo Silva, les aseguró que ya se cuenta con recurso para la ruta alterna.

Sin embargo, aún falta definir la “ruta crítica” de la inversión, es decir, cómo se ejercerá el recurso. La licitación estaría lista hasta principios de 2019. Se estima que la obra tenga una inversión de entre 2 mil y 2 mil 400 millones de pesos.

Cuestionado por ZETA, el ingeniero Sergio Barranco Espinoza, jefe de Servicios Técnicos del Centro SCT Baja California, reveló que el proyecto ya está registrado en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP), cuenta con clave y están integrados los estudios de costo-beneficio. También están terminados los levantamientos topográficos en campo; en proyecto se cuenta con las terracerías puentes PIV y viaductos.

Lo que no está contratado, y es de las partes más difíciles para cualquier dependencia, es la adquisición de los predios y los derechos de vía, necesarios para comenzar a trabajar, además del dinero, comentó el funcionario.

Sin embargo, la responsabilidad de este proyecto es de la Dirección General de Desarrollo Carretero, de Caminos y Puentes Federales (Capufe) como operador y Banobras como concesionario, ya que  la carretera alterna sería de cuota.

Este Semanario buscó a la delegada de Capufe, Rosa María Castañeda, pero no hubo respuesta.

La ruta alterna comprende dos tramos: el primero de Bajamar hasta Rancho Bonito en la Carretera Libre, con una longitud de 13.2 kilómetros; el otro tramo iría del entronque Rancho Bonito al entronque del Libramiento, con 11.4 kilómetros de extensión.

Según el diputado federal Wenceslao Martínez Santos, la ruta alterna ya cumplió con los requisitos como el Manifiesto de Impacto Ambiental, las afectaciones por el derecho de vía, costo-beneficio y el proyecto ejecutivo completo, aunque este último se desconoce.

 

PROGRAMA DE OBRA SCT 2018, ASCIENDE A 103 MDP

De acuerdo con el programa anual de obra pública 2018 de Capufe, la Carretera Escénica tendrá una inversión de 103 millones de pesos durante este año, repartidos de la siguiente manera:

Bajo la partida 5MY-2018 se ejercerán 5 millones 354 mil 200 pesos en el monitoreo de la instrumentación del Kilómetro 84 al 98 de  Bahía Salsipuedes.

Con 3 millones 837 mil 800, pesos se realizará seguimiento al proyecto de los trabajos de estabilización en el Kilómetro 86+700, partida 6MY-2018.

88 millones 117 mil 540 pesos, se aplicarán en trabajos de estabilización en el Kilómetro 86+700.

Para supervisión y control de calidad de la obra, específicamente trabajos de estabilización en el Kilómetro 86+700, se gastarán 6 millones 168 mil 227 pesos.

 

TRAZO ES “ALTAMENTE RECOMENDABLE”: CICESE

Los maestros en ciencias Luis Mendoza Garcilazo y Sergio Vázquez Hernández, investigadores de Ciencias de la Tierra en el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese), elaboraron las siguientes propuestas y las entregaron a los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada:

* Crear una brigada geológica para la identificación y seguimiento preventivo en sitios de alto riesgo por deslizamiento en la autopista Tijuana-Ensenada (tramo Salsipuedes-San Miguel) y el trazo alterno, originalmente propuesto a iniciar en 2017

* Pasar de solo seguir fracturas superficiales a entender todo el tramo Salsipuedes-San Miguel. Esto permitiría anticiparse a un problema mayor (costos de prevención contra costos de reconstrucción, sociales, económicos)

* Cada sitio representa un problema y una solución diferente

* Crear un sistema de alerta temprana en caso de emergencia para seguridad de usuarios

* Aplicar métodos sencillos de monitoreo en zonas de estabilidad manifiesta y potencial (sísmica, GPS, satélites, drones)

* Evaluar los cambios en la dinámica del tramo Salsipuedes-San Miguel, derivado del acarreo de materiales y su impacto en los escurrimientos superficiales

* Contar con un trazo alterno es altamente recomendable dadas las condiciones de inestabilidad del tramo Salsipuedes-San Miguel, aún vigentes.

En entrevista, el ingeniero geólogo Sergio Vázquez Hernández expresó que Capufe sólo ve la carretera y el derecho de vía, pero no se puede limitar porque el problema va más allá.

No en todos los sitios detectados hay movimiento o deslizamiento, explicó, pero sí hay sitios con inestabilidad, es decir, el terreno está dando señas de debilidad.

“Lo que no sabemos es cada cuánto se realizan mediciones en la carretera porque no tenemos acceso, la información está muy dispersa, alguien la debe tener y sería muy útil para interpretar la periodicidad del movimiento”, complementó.

De los factores que generan la inestabilidad refirió el origen, esto es, los materiales de la zona formaban parte del mar y ahora están expuestos.

Esas propiedades del material no son del grado ideal para soportar grandes cargas y cortes. La franja no tiene propiedades mecánicas rígidas.

No es una masa de terreno corrido, son bloques y cada uno tiene un comportamiento. Por eso el tratamiento que Capufe le dé a un sitio no necesariamente es el mismo para otro, la erosión marina y la erosión superficial, explicó el experto.

Hasta el momento no se ha determinado dónde influyen más ciertos factores que otros. “No es nada más la carretera, es una gran masa la que está trabajando”, remató

Al respecto, el sismólogo Luis Mendoza Garcilazo indicó que se están realizando obras en los kilómetros 95, 94, 93, 90, 91.4 y 88, tramos que se supone quedarán estabilizados con mayor seguridad, “pero no podemos pensar que terminados los arreglos tendremos una autopista estable, hay otros sitios que se han manifestado o se pueden manifestar”, sostuvo.

Ese tramo es un “laboratorio natural excepcional” que si se investiga, generará mucho conocimiento.

El consultado recordó que el deslizamiento del Kilómetro 93, ocurrido el 28 de diciembre de 2013, “estaba más que anunciado”. Inclusive un día antes hubo una reunión de emergencia entre autoridades, a la cual no se permitió el acceso del Cicese, en la que pese al enojo de agentes federales, se determinó no cerrar la carretera porque en México nadie contestó para dar la orden.

A la fecha el Cicese no tiene instrumentos de medición en la carretera y sigue siendo relegado por las dependencias federales, pese a la experiencia de sus investigadores.

 

DETONARÍA POLO DE DESARROLLO INDUSTRIAL

Además de evitar pérdidas económicas, como en 2014, por una potencial caída de la Carretera Escénica, para la Confederación Patronal de la República Mexicana  (Coparmex) la ruta alterna representa una oportunidad de detonar un polo de desarrollo industrial en la zona donde se pretende realizar la vialidad.

Marco Navarro Steck, presidente de Coparmex Ensenada, consideró que el sitio es susceptible de desarrollo industrial como ningún otro en los alrededores de la ciudad, por su ubicación al norte, que logísticamente lo convierte en un sitio con valor.

Esas 3 mil hectáreas susceptibles de desarrollo industrial tienen servicios casi en el sitio, visualizó. Ninguna empresa se suministra de gas natural, las que se establecieran ahí pudieran hacerlo. “Tenemos energía eléctrica con la planta La Jovita, las líneas de alto voltaje cruzan por esos terrenos. Tenemos agua mediante un tubo que va de La Misión a Ensenada por la Carretera Libre. Tenemos fibra óptica que va por la Escénica”, describió.

Según Navarro Steck, con esta ruta alterna se le resta carga a la ciudad y se crea un nuevo polo de desarrollo ubicado a 27 kilómetros de la ciudad, a unos 50 de Rosarito y 65 de Tijuana.

Para el empresario, esto guarda relación con el Libramiento hasta Maneadero, toda vez que actualmente la calle Nueve es usada como carretera y su mantenimiento recae en el Ayuntamiento.

“Le planteamos al alcalde Marco Novelo que pidiera a la SCT fondos complementarios para darle mantenimiento a la Nueve porque en hechos prácticos, la (carretera) Transpeninsular es la Reforma, la Nueve y la Diez hasta salir hacia el sur”, afirmó.

En 2014, dio a conocer, “contamos 550 tráileres cruzando la ciudad diariamente. Desde El Zorrillo hasta San Miguel hay 42 altos y semáforos, lo que implica gasto en combustible y contaminación”.

Por eso el Libramiento también es prioritario, “tenemos 15 años proponiéndolo, Calderón vino a inaugurarlo, pero no se ha podido concluir una sola etapa, mientras que la carretera  Puertecitos-Gonzaga-Chapala ya casi la terminan, llevan tres años ininterrumpidos trabajando en la construcción para lo que pudiera detonarse en un futuro, pero nadie pasa por ahí. ¿Cómo es posible que eso tenga prioridad sobre una necesidad que ya se está haciendo casi imposible atenderla?”, se cuestionó el titular de Coparmex Ensenada.

— ¿La ruta alterna es una batalla perdida?

“No creo, porque tenemos un elemento muy importante que es el riesgo de quedarnos incomunicados. No nos podemos permitir una vez más quedarnos incomunicados, y eso, creo que va a salvar el tema de la ruta alterna y los proyectos de desarrollo económico que conlleva”.

La Secretaría de Desarrollo Económico tiene el compromiso de invertir 800 millones de dólares por parte de empresas grandes, sumado a otros proyectos.

 

NANCY SÁNCHEZ ANUNCIÓ 2 MIL MILLONES; NO HAY UN PESO

En septiembre de 2016, la diputada federal Nancy Sánchez Arredondo anunció que la SCT construiría la ruta alterna, una vialidad de 23 kilómetros con un costo de 2 mil millones de pesos aportados por el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin).

Dijo que iniciaría el primer trimestre de 2017, para concluir antes que la actual administración federal.

De acuerdo con el proyecto, el recorrido de la carretera como se encuentra actualmente se suspenderá a la altura de Bajamar, de donde se desviará a la izquierda y rodeará el Cerro del Tigre para salir a Ensenada.

En aquel entonces, Fonadin anunció contar con el proyecto ejecutivo y un análisis costo-beneficio que respalda la viabilidad de esta obra.

Información disponible en el portal de la SCT da cuenta que en 1967 se puso en operación la autopista Escénica Tijuana-Ensenada, una vía de cuota federal de 95 kilómetros concesionada por la SCT al Fondo Nacional de Infraestructura y operada por Caminos y Puentes Federales.

A pocos años de su construcción, la carretera que incentivaría el turismo presentó afectaciones y deslizamientos importantes en diversos puntos, descubriéndose que su trazo “se encuentra en una zona de fallas geológicas”.

La autopista ha tenido afectaciones muy significativas, como las de 1976 y 1995, cuando el deslizamiento se aceleró de forma notable, lo que propició la destrucción  de varias casas cercanas.

Según Comunicaciones y Transportes, en 1997, debido a un nuevo desplazamiento, se realizó la reconstrucción total de un tramo.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio