Política de diciembre: No molestar

Foto: Internet
 
Opinionez Lunes, 25 Diciembre, 2017 12:05 PM

Política Breve y de Emergencia

 

 

 

Iniciaron las precampañas, que de precampañas no tienen nada, precisamente cuando se termina el año, cuando los mexicanos verdaderamente ocupan más su atención y su tiempo en actividades espirituales y espiritosas, tiempo para la familia y para los amigos, tiempo de reflexión y recogimiento; tiempo de paz.

Por eso, tanto los asuntos del día a día del manejo de los gobiernos y de los políticos, como los temas de los partidos políticos y sus candidatos, “las noticias pues”, se dejan de lado para destinar el tiempo libre y hasta del trabajo, en la organización de posadas, eventos, comidas, regalos y mínimamente abrazos y buenos deseos.

No solo se trata de costumbre, desde luego para muchos es tradición milenaria, pero lo que sucede al final del calendario de cada año y, sobre todo, después que los hijos salen de la escuela a vacaciones, es la urgente necesidad de encontrar un remanso personal de relajamiento, tranquilidad, desestrés, tiempo personal, encuentro espiritual, alimento espiritual que solo se consigue en el sosiego que produce compartir con los de uno, con los cercanos de la familia, un verdadero tiempo de tranquilidad.

De manera que, mientras los mexicanos, la mayoría, se disponen a celebrar a la manera de cada quien, las fundamentales fiestas decembrinas o “Navidad”, el que todos los medios de comunicación electrónica se inunden de propaganda electoral en sus modalidades partidistas y de organización, respecto a las elecciones, es algo así como cuando a la posada de la casa llega el pariente que más gordo nos cae y además que nadie invitó.

¿No se dan cuenta los precandidatos que perturbar la intimidad de las familias es políticamente contraproducente? Sí, efectivamente estamos en la presencia legal de los tiempos de la actividad interna de los partidos políticos, de manera que resuelvan a sus candidaturas, ¿por qué no se conservan así, internamente? Si, además, ya todos tienen definido su candidato.

Respetarse y respetar a los demás debería ser una constante en los procesos electorales y sobre todo, en los de campaña. Si se trata de lograr adeptos y obtener votos; llevar las actividades proselitistas sin apegarse a la “estacionalidad” y la “moda del mercado electoral”, puede producir un incremento de “negativos” y una madurez prematura adversa del votante, que definitivamente no tiene tiempo para ocuparse de los políticos.

Les deseo que encontremos todos, ese espacio personal de fortaleza espiritual, que nos traiga de regreso con la entereza suficiente para enfrentar los retos de un año que seguramente será interesante. ¡Feliz Navidad!

Que la historia lo registre.- Un amigo muy querido, político, ex alcalde, nos decía:

“Tienen que aprender a perdonar. El rencor solo hace más pesado el camino; además, seguramente los batos pagarán sus consecuencias”. ¡Vivan felices!

Botón rojo.- Al final de este mes, López Obrador tendrá un año completo en las encuestas de predilección electoral, ocupando el primer lugar.

 

Salvador Morales Riubí, político tijuanense, ha sido funcionario municipal y estatal. Actualmente es empresario y consultor en temas de salud y relaciones públicas. Correo: smriubi@yahoo.com

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio