Irregularidades en controversia por cilindro de Z Gas doméstico que explotó


 
Ezenario Lunes, 12 Octubre, 2015 07:00 PM

Álvaro Aguiñiga, quien resultó lesionado por la explosión de un cilindro de gas defectuoso y por la cual lleva un proceso civil contra la compañía Z Gas, hechos de los cuales se informó en ZETA 2114 (octubre, 2014), comentó a este medio que siguen presentándose irregularidades en el expediente. En esta ocasión, la irregularidad que el afectado señala se relaciona con el nombramiento de perito para el escrutinio del cilindro que le provocó quemaduras en 60 por ciento de su cuerpo el 3 de junio de 2012, no otorgándosele valor probatorio al parte realizado por la Dirección de Bomberos, que señala que la válvula se hallaba en mal estado. A pesar de que el denunciante asegura que eligió perito para la evaluación del cilindro, el juez Cuarto de lo Civil, Alejandro Fragoso, asignó al arquitecto Juan Caballero Meza. Josué Corvera, abogado de Aguiñiga, señaló además que de manera inusual, el Secretario Actuario, Juan Hurtado, practicó la notificación del nombramiento al perito designado por sí mismo, sin realizar cita con la parte su cliente, por lo que sospechan que esta práctica fue impulsada por la contraparte. Aguiñiga, por su parte, aseguró que en la comunicación telefónica que el mismo y Corvera mantuvieron con el perito asignado, éste se mostró prepotente e incluso grosero con ellos. Además que solicitó copia del expediente y de una averiguación previa por delito de daños, aun sin la existencia de una notificación que diera fe de su nombramiento, por lo que el afectado y su abogado consideran que hay suficiente evidencia para pensar que el juicio esta amañado. Caballero, al igual que el perito de la parte demandada en este juicio, el Ingeniero Francisco Javier Orduña Rodríguez, realizó su peritaje sobre fotografías ofrecidas por el afectado como pruebas en la averiguación previa 5294/12/211, por el delito de daños, sin acceso al cilindro, y sin visitar el domicilio de Aguiñiga Algunas de las fotos que Caballero presentó como evidencia en su peritaje son las mismas ofrecidas por Orduña Rodríguez en su dictamen. Ambos dictámenes resultaron contrarios a la pretensión de Aguiñiga, al señalar que el cilindro de la compañía Z Gas se encontraba en buenas condiciones. Y Por la concordancia entre dictámenes no se requeriría que el juzgador nombre un tercer perito en discordia. Si bien la prueba pericial descansa sobre la ética profesional de quienes la realizan, debiéndose practicar de manera imparcial y con sustento científico, en la práctica los dictámenes suelen favorecer a quienes pagan los honorarios del perito, mencionaron los quejosos. Aguiñiga declaró a ZETA el no haberse hecho cargo de esta retribución, agregando Corvera que nadie realiza ese trabajo sin obtener pago por ello. “El cilindro nunca ha sido tocado por un funcionario del Poder Judicial del Estado”, concluyó el abogado. Debido a que el expediente 1032/2013 aún se encuentra abierto a proceso, el juzgador Alejandro Fragoso consideró que no era prudente pronunciarse sobre la controversia y que en su momento lo hará al dictar sentencia. Asimismo recomendó al demandante que sus inconformidades las haga valer mediante instancia legal, pues  encuentra en la mejor disposición de recibirlo para resolverlas. 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio