20.9 C
Tijuana
jueves, junio 20, 2024

Todas las notas/artículos/columnas de

José Galicot

56 POSTS

Fui pobre y no me di cuenta

Mi casa era pequeñita y estaba en la encrucijada de la calle Segunda y Avenida F, punto céntrico de la ciudad a donde acudían los más pobres correligionarios, que prácticamente no tenían para comer y acudían a recibir gratuitamente los experimentos de la comida de mi madre.

El CECUT y Tijuana Innovadora

Durante esas cuatro décadas han pasado los siguientes directores, extraordinarios todos, quienes han logrado generosas oportunidades y apoyos de la Secretaría de Cultura a nivel federal: Rodolfo Pataki, Alfredo Álvarez, Pedro Ochoa (dos periodos), Teresa Vicencio, Guillermo Arreola, Virgilio Muñoz, y hoy día Vianka Santana.

2024

Nuevo año, esperanzas y deseos por cumplir. Sueños que vienen y van. De alguna manera, la venida del año nuevo nos produce un efecto de alegría y positivismo. Uno piensa que pasarán cosas buenas y, por qué no, también soslaya los posibles problemas del futuro.  

Federico “El Conquistador”

Dice Federico que el más sexual de los instrumentos es el cerebro, por lo tanto tienes que acariciar la mente provocando diversión y satisfacción.

Noche de paz 

Recibí una lección de generosidad y dulce cariño de aquellos que menos tenían. Fue una lección de por vida que dejó una huella imborrable, que hace que lágrimas acudan a mis ojos en ese recuerdo.

Napoleón Bonaparte

Mueren al servicio de la gloria de Napoleón tres millones de franceses que, en ocasiones, caprichosamente son enfrentados a enemigos imposibles (como la batalla de Waterloo).

Siqueiros otra vez en la cárcel

¿Quién osa con audacia ir a contar historias de presos a los jóvenes presos, donde se habla de irrumpir las paredes y transportarse a un mundo de creatividad e imaginación? ¿Quién se atreve a decirle a los encarcelados que hay un mundo de esperanza después?

Los incompetentes y los simpatizantes

Pueblo de Tijuana, la ciudad crece a ojos vista, hoy somos dos millones, nos acosan los males de crecimiento, de transportación, de falta de agua, de crimen organizado y desorganizado, de salud, etcétera.

Acuérdate de Acapulco

Fui muchas veces a Acapulco. En cuanto llegaba se sentía el calor y la humedad deliciosa de un aire perfumado que auspiciaba las vacaciones deseadas. Ir a comer al Kookaburra o Madeira, viendo desde lo alto la hermosísima bahía, hacía sentir que estaba uno en el “Top of the World”.

Los incompetentes y los simpatizantes

Pueblo de Tijuana, la ciudad crece a ojos vista. Hoy somos dos millones. Nos acosan los males de crecimiento, de transportación, de falta de agua, de crimen organizado y desorganizado, de salud, etc.

Recientes

- Advertisement -