23.9 C
Tijuana
sábado, junio 15, 2024
Home Blog Page 61

San Lucas: Superior a diestros

0

“El Catrín”, hizo honor a su nombre y fue eso, un ejemplar arrogante. “Queretano”   sobresalió en belleza, y por su buen desempeño, “El Cazo” recibió arrastre lento. Se lidiaron cinco ejemplares de San Lucas y uno de San José, que fue “Queretano”. Los espadas: Manolo Mejía (oreja), Fermín Spínola (dos) y De Arriaga (una). En clima agradable y moderada audiencia, se ofició la tercera corrida de la temporada 2012 en la Monumental Playas de Tijuana. La siguiente comparecencia será el 12 de agosto. En el cartel, el torero más caro de México, la primera figura Eulalio López “Zotoluco”, Alejandro Amaya y Octavio García “El Payo”, con tres de San José y probablemente tres de Jaral de Peñas. A pesar de que las entradas no han sido copiosas, la empresa de la Plaza México no se desanima porque se trata de una firma seria y bastante solvente que tiene signados  contratos en Tijuana y Mexicali, además de otros cosos del país, y sabe perfectamente que a veces se gana y otras se pierde, aseguró su representante y gerente en Baja California, Roberto Martín del Campo; además de confirmar que en Tijuana se darán las ocho fechas prometidas, y en Mexicali arrancarán en octubre. Así le apuestan al futuro. De igual manera, adelantó que a César Castañeda podrían colocarlo en alguna corrida de agosto o septiembre.        Primero. “Nopal”, número 82, 488 kilos, entrepelado, nevado, bragado y meano. Vestido de bugambilia y oro, Manolo Mejía lo recibió con verónicas y chicuelinas antiguas y la media. El astado acusó debilidad, lo cuidaron en el caballo y de repente se rajaba. Lo clavaron decorosamente. Siguieron derechazos y naturales, un remate, la vitolina, tandas con la izquierda, molinetes, el de pecho y el desdén, abaniqueos y  vaciados. Dos pinchazos y una trasera, tendida y desprendida. Aplausos. Segundo. “El Catrín”, número 133, 460 kilos, entrepelado. Tocó en turno a un renovado Fermín Spínola, al que ahora sí se le nota lo placeado y el reflejo del éxito. Enfundado en obispo y oro, se encontró con un animal que salió muy suelto en varas. Lo pasaron con dos pares y se la jugó en serio con el bello “Catrín”, que se iba al bulto. Finalmente terminó entregándose, permitiendo serie de derechazos. Spínola herró con la espada. Palmitas. Tercero. A “Queretano”, número 36, 480 kilos, de San José, negro, muy largo, astifino y tocado del izquierdo, el debutante Angelino de Arriaga le dio las buenas tardes. Vestido de blanco y plata, arremetió con el burel que se quedaba corto. Se vio sin plan, hizo lo que pudo. Pinchazo, una entera caída con derrame, se amorcilló. Palmitas. Cuarto. “El Soldado”, número 166, 470 kilos, negro, meano, bragado y nevado. Manolo Mejía se desprendió con una larga, prosiguieron verónicas, chicuelinas y la revolera. Al igual que tafalleras, remate y molinete, otros cinco derechazos y el de pecho.   Faena por ambos lados, más molinetes y vitolita. Por el izquierdo se quedaba corto. Abanico y adorno. El novillero en retiro Paco Aviña le sirvió las espadas a Mejía. Cobró una entera desprendida, concediéndosele una oreja, sin agitarse ningún pañuelo.      Quinto. “El Cazo”, número 96, 450 kilos, cárdeno, bragado, meano. Fermín Spínola abrió el capote con chicuelinas y la revolera. Tomó los palos, colocando los rehiletes estupendamente. Faena completa, trasteo derechista en un palmo de terreno. Desplantes y la regiomontana. Se ha visto a un Spínola con autentico sitio que lleva encima, instrumentó faena inteligente con sinnúmero de pases y lances, el toro se lo permitió y él lo aprovechó al máximo. Dos orejas y arrastre lento a “El Cazo” y vuelta con el ganadero Marco García. Sexto. “El Cantarito”, número 214, 450 kilos. Angelino de Arriaga salió con la disposición de triunfar, ejecutó tres faroles y la revolera pegado a tablas, chicuelinas y verónicas. En banderillas colocó un par al alimón con su hermano. En momentos dio la impresión de encontrarse sin plan. Procedió faena alegre. Una entera, aviso y oreja.   Suspensión de la Fiesta en municipio de Veracruz. En Teocelo, Veracruz, donde no se dan corridas de toros formales, ni tampoco tienen plaza, su alcalde Cristian Teczón Viccon, a petición de ambientalistas, decidieron cancelar lo que ellos llaman “vaquilladas”, que únicamente suceden en las Fiestas Patronales del mes de agosto. Con una ciudad de poco más de 15 mil habitantes, se prohibirá esta práctica. El edil expresó que el Ayuntamiento destinaba a dicha festividad 100 mil pesos anuales, dinero que ya les restringieron desde el año anterior. El municipio, que se declara anti-taurino, pretende hacer cumplir la Ley Federal de Sanidad Animal. El municipio de Teczón se considera ecológico. Roberto Martín del Campo, representante de Rafael Herrerías (empresario de la Plaza México), pronunció al respecto: “Son situaciones aisladas, que no reflejan los deseos del país, que no marcan el sentir de una población, por lo tanto, no son representativos”. arruzina@hotmail.com         

Corrupción, mal endémico

0

Hay quienes afirman que la corrupción en nuestro país es un mal endémico que se ha impregnado en nuestra cultura manifestándose en todos los extractos sociales, particularmente entre los políticos y los empresarios; frases como “la corrupción somos todos”, “el que no transa no avanza”, “político pobre es un pobre político” son aportes que México ha hecho al diccionario de la corrupción internacional. Se señala que la corrupción en nuestro país viene de lejos, que estaba presente en la sociedad precolombina y que la Malinche es el más claro ejemplo de corrupción y traición a su pueblo. En un afán justificatorio se arguye que la corrupción existe en todo el mundo, que históricamente ha existido porque el hombre es ambicioso por naturaleza y sucumbe fácilmente a la tentación del poder y el dinero; por ello, se dice, la necesidad de establecer leyes que regulen las relaciones sociales e impidan que las bajas pasiones humanas se apoderen de la sociedad y hagan funcional la administración pública. En esa lógica y para limitar los excesos de los gobiernos se establecen contralorías, leyes de la trasparencia, órganos de fiscalización ciudadana, etc. etc., pero el ingenio y la avaricia  terminan por encontrar las formas de evadir la Ley, particularmente en los países con un andamiaje jurídico frágil e instituciones débiles, como en el caso de México en donde el trampeo y la corrupción se ha convertido en algo normal, que se manifiesta, en la administración pública y en un sector importante de la sociedad mexicana, particularmente en quienes más tienen. A la corrupción como flagelo inevitable, se contrapone la tesis de la corrupción como fenómeno de descomposición social que es posible erradicar. De ahí que aun y con los altos índices que tiene –a nivel internacional– nuestro país, no significa que toda la sociedad mexicana sea corrupta y que no haya resistencia a ese mal endémico, porque así como hubo y hay corruptos también hubo y hay quienes dieron sus vidas por defender sus principios e ideales; ahí está Cuauhtémoc, último emperador azteca, que aun y cuando lo torturaron jamás claudicó, sin importarle morir por una causa; o como Hidalgo, precursor de la Independencia ; Juárez, promotor de las Leyes de Reforma; Zapata, emblema de la Revolución, y otros tantos mexicanos que han sido ejemplo de integridad y honestidad. En el México actual (en medio de las más profunda crisis de valores que haya vivido la sociedad mexicana después de la Revolución) la clase política, particularmente la agrupada en el PRI y en PAN y algunos grupos empresariales y medios de comunicación ligados al poder, nos quieren vender la idea de que la corrupción es consustancial a nuestra forma de vida, por ello banalizan y ven como algo sin importancia la compra del voto y los actos ilegítimos y de corrupción promovidos previo y durante la elección del pasado 1ro. de julio. A pesar de todos los elementos de prueba que existen de la compra del voto y del uso desmedido de recursos, con la impunidad y el cinismo de siempre quieren hacer creer al mundo entero que la elección fue limpia, que ganaron en buena lid y que no hay elementos para su anulación, tal y como lo está pidiendo el Movimiento Progresista encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO). A tal grado llega su desfachatez que ahora resulta uno de los tres puntos más importantes de la agenda de Peña Nieto es la lucha contra la corrupción. ¡Habrase visto! La impugnación de la elección y la solicitud de no validez hecha ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), está jurídicamente sustentada en la Constitución, buscando que el Tribunal determine la realización de una elección presidencial extraordinaria; como ya lo ha hecho en otros casos parecidos (Morelia, Michoacán y Zimapán, Hidalgo, en 2009). Es posible que la impugnación sea desechada, pero aún así era importante que se hiciera, porque se podrá constatar la parcialidad y el contubernio con el que han venido actuando las instancias electorales. Al margen de las acciones legales encabezadas por Andrés Manuel, diversas organizaciones sociales y de la sociedad civil se reunieron el fin de semana en San Salvador Atenco y determinaron un plan de acción para impedir el nuevo atraco electoral, a las cuales se sumarán las de resistencia establecidas en el “Plan de defensa de la democracia y la dignidad” dado a conocer este miércoles por AMLO con el mismo objetivo. Al mal endémico de la corrupción hay que combatirlo con la movilización ciudadana, para que quede claro –tanto interna como externamente– que la mayoría de los mexicanos no aceptamos ese flagelo como destino manifiesto.   Javier González Monroy es académico de la Universidad Pedagógica Nacional. Correo: tabano88@yahoo.com.mx

Procurador y Secretario

0

Los dos, Jesús Murillo Karam y Miguel Ángel Osorio Chong, han gobernado Hidalgo. El primero lo hizo de 1993 a 1998, y el segundo, de 2005 a 2011. Ambos son priistas, hidalguenses y peñistas. Nadie como ellos tan cerca antes, durante y después de las elecciones del virtual Presidente electo de México, Enrique Peña Nieto. De Hidalgo, se lee en las apuestas políticas, podría ser el próximo Secretario de Gobernación, el siguiente Procurador General de la República, o el futuro Secretario de Seguridad Pública Federal. Tanto Murillo como Osorio son apellidos que suenan fuerte para la integración del gabinete de Peña Nieto (en caso claro que la elección del 1 de julio sea validada por el Tribunal y que las denuncias de rebase de topes de campaña y de lavado de dinero, no le despeinen el copete al priista). Dos apellidos que los estrategas de la política no saben en cuál casillero del gabinete ubicar a cada cual. Mientras hay quienes insisten que Murillo a Seguridad, y Osorio a Gobernación, están quienes los colocan a la inversa. Lo seguro, afirman, es que los dos estarán en el equipo cercano a Enrique Peña Nieto. Miguel Osorio Chong fue nombrado recientemente coordinador del Diálogo y Acuerdo Político en el equipo para la transición priista, y a Jesús Murillo Karam le dieron el encargo de la defensa jurídica de los votos. Si por la intención de su cargo se dan los nombramientos, estaría claro que Osorio pasaría a Gobernación, y Murillo a la Procuraduría, dado que su papel es de fiscal. Sin embargo y por sus antecedentes, a Murillo lo ubican como probable Secretario de Seguridad Pública Federal. En 1998, durante los últimos meses de su gobierno en Hidalgo, Jesús Murillo abandonó esa posición para ser nombrado por Francisco Labastida Ochoa, entonces Secretario de Gobernación, como el primer Subsecretario de Seguridad Pública de esa dependencia.  A Murillo le correspondió armar el andamiaje que terminaría por crear la Policía Federal Preventiva en la presidencia de Ernesto Zedillo Ponce de León, y como comisionado de la PFP, el aún senador Murillo nombró a otro hidalguense: Omar Fayad Meléndez. Después del encargo, desde el cual se dio forma a la PFP y a la propia Secretaría de Seguridad Pública Federal, Murillo abandonó la subsecretaría, al tiempo que Labastida se lanzaba a la presidencia de la República, de cuyo equipo formó parte el hoy senador e integrante preponderante en el equipo de Peña Nieto. En estas condiciones, Jesús Murillo Karam tiene dos posibilidades en el gabinete, en caso de validarse la elección y con ello el triunfo del mexiquense: Secretaría de Seguridad Pública, o Procuraduría General de la República. Aunque también de la defensa de los votos de Peña que haga Murillo, dependerá su futuro en la estructura federal a partir de 2013. Miguel Ángel Osorio Chong fue alcalde de Pachuca primero y gobernador de Hidalgo después. No ha ocupado cargos en el gobierno federal porque su ascenso en el poder hidalguense llegó posterior a la derrota priista federal de 2000, pero sí ha destacado por ser uno de los consejeros de Peña Nieto, tanto así que en el equipo del propio candidato y virtual ganador de la elección, podría ocupar la posición en la oficina de la calle Bucarelli, que no hace muchos meses ocupó el finado bajacaliforniano Francisco Blake Mora. Otro de los mencionados para ocupar un cargo en el gabinete de seguridad, es Alfonso Navarrete Prida, conocido en el ámbito de la procuración de justicia desde mediados de los noventa; de hecho trabajó de manera muy cercana con Jorge Carpizo McGregor cuando éste fue Secretario de Gobernación, Procurador General de la República y Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Con la experiencia en el sector de la seguridad y la justicia, y las enseñanzas de su amigo y líder Carpizo, Navarrete Prida ascendió en política. De Secretario Particular a Subprocurador Federal, a Subsecretario de Seguridad Pública en el Estado de México y de ahí a la Procuraduría de Justicia del Estado de México en la administración de Arturo Montiel, y la misma posición en los primeros meses del mandato de Enrique Peña Nieto en aquella entidad. Luego diputado federal, y ante los antecedentes con Carpizo y con el propio Peña, su nombre también sería integrado al aparato de seguridad y procuración de justicia. Aunque tampoco podría descartarse a Alfredo Castillo Cervantes, actual Procurador del Estado de México y herencia de Peña Nieto a Eruviel Ávila en esa posición. Castillo Cervantes llegó a la Procuraduría de Justicia del gobierno de Enrique Peña Nieto para recomponer a la institución, tras la caída en el nivel de confiabilidad y credibilidad sobre la institución ante el caso de la niña Paulette Gebara, reportada desaparecida el 21 de marzo de 2010 y localizada muerta nueve días después en la casa donde vivía. Lo inverosímil de la noticia provocó severas críticas hacia la procuración de justicia en el Estado de México, dado que la infante se encontraba al pie de su cama, en una zona inspeccionada no solo por peritos de la Procuraduría, sino por perros adiestrados en reconocimiento de olores, y por agentes estatales. Ante la presión, Peña Nieto pidió la renuncia a Alberto Bazbaz Sacal, y en su lugar nombró al frente de la Procuraduría a Alfredo Castillo Cervantes, protagonista en los noticiosos por investigaciones de esa entidad en los casos de narcotráfico e inseguridad que trascendieron el Estado de México, como el de la detención de Óscar García Montoya, “La Mano con Ojos”, o recientemente el caso de las violaciones en el campamento “El Colibrí”. Un nombre más: José Antonio González Fernández, quien ha sido presidente nacional del PRI, director general del ISSSTECALI, Secretario del Trabajo y Secretario de Salud, pero se inició en la procuración de justicia. Cuando Don Sergio García Ramírez fue Procurador General de la República, González Fernández la hizo de agregado de la PGR en Washington, y también se desempeñó como Procurador de Justicia del Distrito Federal. “Pepe Toño”, como le dicen en el PRI, también suena para ser parte del equipo de seguridad peñista. De entre ellos, pues, podría salir el gabinete de seguridad de México… claro, si la elección se valida y Enrique Peña Nieto es declarado Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. Ahora, de cómo sería esa Procuraduría y esa Secretaría de Seguridad de Peña Nieto… luego hablamos.

¡Otra vez!

0

Desde el Bordo Los resultados de la elección del 1ro. de julio, dejan nuevamente al descubierto la debilidad del sistema electoral mexicano, para impedir que los grupos de interés económico y político sigan imponiendo prácticas fraudulentas y de compra del voto en las elecciones. Sin importarles lo que opine la mayoría de la población, nuevamente hicieron de las suyas, corrompiendo la elección, negándole al país la oportunidad de dar los pasos que se requieren para avanzar en la verdadera transición hacia la democracia y hacia un modelo económico más humano que ponga en el centro las necesidades de la población, no las de  las corporaciones internacionales ni las de sus lacayos beneficiarios en México de la aplicación de un modelo económico rapaz, que ha profundizado la desigualdad y empobrecido a millones, provocando violencia, desolación y muerte. Por tercera ocasión (la primera 1988, la segunda 2006 y ahora en 2012) las fuerzas democráticas de izquierda y la población que las apoya han tenido que ver pospuesto sus deseos de cambio y de mejoramiento en las condiciones de vida de la población, porque los que han usufructuado la administración del poder presidencial, desde 1940, se empecinan en mantenerlo a como dé lugar: en 1988 fue haciendo que el sistema de conteo de la votación se cayera, en 2006 fue a través de una campaña sucia e inflando la votación y hoy imponiéndose a través de las cadenas televisivas, de las encuestas amañadas y de la compra del voto; diferente táctica y un mismo objetivo, impedir que la izquierda gane la elección presidencial. Con el reconocimiento público del fraude electoral de 1988 por el ex presidente Miguel de la Madrid, la aceptación del juego sucio de Calderón con el “haiga sido como haiga sido” del 2006 y con la disculpa pública de Milenio Diario por el uso de encuestas amañadas y las declaraciones del presidente nacional del PAN y de su candidata Josefina Vázquez Mota, aceptando que hubo compra de votos, nuevamente derecha mexicana, ahora a través del PRI, se apresta a tomar las riendas del gobierno federal por otros seis años más. El uso de recursos extralegales por parte de la derecha mexicana, agrupada en el PRI y PAN, para impedir que la izquierda pueda obtener la presidencia de la República, deja ver la antidemocracia y autoritarismo de la derecha mexicana que puede aceptar que la izquierda mexicana tenga senadurías, diputaciones, presidencias municipales y alguna que otra gubernatura pero no la presidencia del país. Pero mientras la derecha prianista se empeña en barrer a la izquierda del mapa político del país, buscando imponer un bipartidismo tipo Estados Unidos para tener sólo dos opciones con las cuales jugar; desde abajo y al margen de los partidos políticos se viene gestando un movimiento social que no está dispuesto a seguir siendo comparsa de la comedia montada para vender la idea de democracia, cambiando para que todo siga siendo lo mismo; como si lo recetado hasta ahora haya tenido éxito. Ese movimiento está expresándose a través de organizaciones, como Paz y Justicia con Dignidad, pobladores de Atenco, padres de las víctimas de la guardería ABC de Hermosillo,  #YoSoy132, pobladores de Cheran y otras más. En estos momentos el movimiento estudiantil #YoSoy132 es el que más presencia ha tenido en la calle. Previo, durante y después de la elección ha convocado a la población a impedir la imposición presidencial, no aceptar el fraude electoral, erradicar la corrupción y la simulación de la vida política. Mientras los jóvenes se manifiestan, un día sí y otro también y aportan pruebas del fraude, los intelectuales orgánicos, los medios de comunicación ligados al poder, algunas organizaciones empresariales y gremiales,  lanzan nuevamente una campaña de linchamiento mediático contra la izquierda y Andrés Manuel López Obrador, por demandar la anulación de las elecciones, pues aún y cuando se reconoce el uso excesivo de recursos económicos en la campaña de Enrique Peña Nieto y la compra de votos (a través tarjetas del grupo financiero Monex y monederos electrónicos de Soriana en lo que según el coordinador del Centro de Estudios del Sector Bancario, parece “blanqueo de dinero”) hasta por Felipe Calderón y la dirigencia nacional del PAN, el cínico candidato triunfador reconocido por el IFE señala que eso es un “montaje, una mentira y una afirmación sin sustento… que engañan y generan confusión y duda en varios, entre ellos, el jefe del Ejecutivo Federal, obteniendo como respuesta (en un usted perdone) que el PAN no se sumara a la petición de anulación, pagando el favor del 2006 y dejando a la izquierda, ¡otra vez!, sola en la lucha por la democracia y la limpieza electoral como en 1988 y en 2006. Javier González Monroy es académico de la Universidad Pedagógica Nacional. Correo: tabano88@yahoo.com.mx

Derrotados otra vez (o muerto el niño a tapar el pozo)

0

      Esta semana cinco ex presidentes nacionales del Partido Acción Nacional, enviaron una carta a su actual dirigente Gustavo Madero. En ella le urgieron a convocar a una asamblea extraordinaria antes que culmine el año 2012, para analizar la derrota de que fue objeto el PAN en las recientes elecciones federales del 1 de julio. Los abajo firmantes: Felipe Calderón Hinojosa, Germán Martínez, César Nava, Luis H. Álvarez y Luis Felipe Bravo Mena. Y bueno, a excepción de los dos últimos, los tres primeros son en sumo culpables de la derrota o los principales derrotados del PAN en los últimos tres años. La tercia Calderón, Martínez y Nava, se apoderaron del PAN antes de las elecciones internas del año 2009. Impusieron candidatos, utilizaron su dedazo para nombrar a otros, utilizaron nómina y cargos para promover a muchos más, y entonces empezó la debacle albiazul. Desde 2009 los panistas han ido perdiendo terreno político electoral en el País, alcaldías y gubernaturas menos, y de ser la primera fuerza en la cámara pasaron este 2012 al tercer sitio. Acabaron los calderonistas con el capital del PAN. De los 15 millones 284 votos logrados por ese equipo –Calderón candidato y Martínez y Nava en la campaña y en el IFE– en 2006, llevaron a su partido a la lona con los 12 millones 473 mil 106 logrados por la candidata Josefina Vázquez Mota. Para nadie es un secreto en el PAN que tanto Presidente como equipo presidencial dejaron sola a la señora Vázquez porque ella no fue ungida por el dedo de Calderón. Los primeros meses de la campaña de la Vázquez, hizo de tripas corazón para salir adelante sin el apoyo oficial; Germán Martínez se dedicó a la “iniciativa privada” y César Nava a quién sabe qué, mientras Calderón se concentró en hacer poco argumentando la veda electoral. Como quien dice, los tres, que no fueron favorecidos con el voto a favor de quien fue su candidato en la interna y hoy senador electo (de lista y no de mayoría), Ernesto Cordero, se sentaron al frente de su parcelita política a ver el féretro político del PAN pasar. Felipe Calderón Hinojosa incluso y aun cuando casillas en Baja California no cerraban el conteo de votos, se adelantó a felicitar a Enrique Peña Nieto como triunfador de la elección; días después recapacitaría –tarde para variar– al presumir públicamente la compra de votos señalada por el candidato de las izquierdas Andrés Manuel López Obrador. Se puede decir pues, que ninguno de los cinco ex presidentes del PAN que firman la carta donde urgen a una asamblea extraordinaria para analizar los motivos de la derrota, hizo algo por ganar la campaña electoral de su candidata o de sus candidatos a las cámaras legislativas. Con toda la prosapia que le rodea, don Luis H. Álvarez no ha transitado de la ideología a la acción o de la teoría a la práctica. En su currículum tiene derrotas y uno que otro triunfo, y el hecho de haber sido de los panistas que aguantaron la peor represión del PRI, le ha dado renombre. En las presidencias de la República de Vicente Fox y de Felipe Calderón no pasó don Luis de ser coordinador en situaciones especiales, de los indígenas, de los grupos vulnerables, de la inseguridad en Juárez, y sus resultados –ciertamente sin facultades ejecutivas– no le aportan al PAN o a sus candidatos, votos. De Luis Felipe Bravo Mena pues igual pero sin la prosapia. Presidente del PAN, Embajador en la Santa Sede, jefe de la oficina de la presidencia y candidato derrotado en el Estado de México cuando Eruviel Ávila del PRI, y Alejandro Encinas del PRD, lo mandaron a la lona del tercer lugar por la gubernatura que dejó Enrique Peña Nieto. Así que con todo respeto para los panistas, pero ninguno de los cinco ex presidentes que hoy piden una asamblea extraordinaria para analizar los porqués de la derrota, hizo algo por ganar la elección. Los calderonistas en su egoísmo prefirieron ver sus intereses en la administración pública y en la iniciativa privada antes que ayudar a la candidata. Y los otros dos, pues del recuerdo viven. Eso sí, ahora quieren sacar cuentas para endilgar culpas. Exigen los señorones, que se analice: “la falta de apertura del PAN a la ciudadanía, la selección equivocada de candidatos, el modelo de organización territorial, el régimen de sanciones para excluir con rapidez a militantes y el financiamiento público y privado en los procesos electorales”, así nomás, cuando de facto y en su momento, todos adolecieron en los mismos temas, pero que no corrigieron, hasta ahora, cuando ya es demasiado tarde. Cuando el niño ha muerto.

Tercera en Playas

0

Un atractivo cartel ofrece este domingo 15 de julio la empresa de la Plaza México. Es la tercera corrida de la temporada en la Monumental Playas de Tijuana, con toros de San Marcos para Manolo Mejía y Fermín Spínola, y la presentación de Angelino de Arriaga.    El ganado goza de sólido prestigio, proviene de la familia García Villaseñor y su divisa es rey, blanco y amarillo. El rancho se localiza en Valle de Guadalupe, Jalisco, y se fundó en 1944 con pie de simiente de San Mateo, Piedras Negras y Torrecilla. Debutó en México en 1961, con seis de la Viuda de Franco. En 1966, la ganadería se vendió a Heriberto Sánchez Franco, quien le cambió el nombre a San Marcos, agregando ejemplares de Valparaíso y vacas de Lucas González Rubio. Con añeja alternativa, a Manolo Mejía se le ha cuestionado bastante sobre su retiro. Tiene tardes buenas y otras malas, lo innegable es una sólida trayectoria y depurada técnica. Fermín Spínola, en verdadero resurgimiento, triunfó en el serial anterior en la Plaza México, recientemente a 12 años de doctorado. Spínola confirmó en Madrid. Angelino de Arriaga se desmonterará en Tijuana a un año de obtener los trastos.  Primer Aviso. En la Villa Charra del Gato Bronco en Tijuana, desde el 29 de abril de 2012 opera todos los sábados, de diez de la mañana a cuatro de la tarde, la Escuela Taurina “Teresa Miret”. El maestro, matador, Eliseo Gómez “El Charro”. Las clases son gratuitas, no importa la edad ni los conocimientos. Se ingresa por la puerta de atrás, hay que atravesar el ruedo. La asignatura se imparte en el palenque. Existe vigilancia dentro y fuera. El único requisito es respetar y estudiar. Los alumnos agradecen a su propietario, Manuel Bowser, el noble gesto e invaluable tributo a la Fiesta. Las escuelas del Toreo son importantísimas, quien toma un capote o muleta de manera profesional, forzosamente estuvo en alguna. Un ejemplo de ello es la figura mundial Julián López “El Juli”, quien por cierto dio cátedra hace algunas horas en la Plaza de Pamplona, al torear de salón ante niños y jóvenes de una institución denominada “Casa Misericordia”, donde “El Juli” reconoció las creaciones del maestro Eliseo Gómez “El Charro”, las cuales ha incorporado a su repertorio. Es menester enfatizar que “El Charro”, sobrino de “Carnicerito de México”, la tarde del 28 de junio de 1953, ejecutó “La Crinolina”, vestido de malva y oro, alternando con Alfredo Lezama y Manolo Barbosa. “El Charro”, campeón de floreo con lazo vaquero en el jaripeo, acudió al día siguiente de esa importante tarde al programa televisivo de Paco Malgesto y Pepe Alameda. Ahí  decidieron bautizar al nuevo quite de Eliseo Gómez con el nombre de una suerte charra. Se mencionaron como probables: El Espejo, Resorte, Canasta y Crinolina, naturalmente ganó la famosa “Crinolina”.           Segundo Aviso. Fernando Ochoa triunfa en el extranjero. Falleció la madre de Alfredo Sahagún. El hijo de Antonio Lomelín viene dando sorpresas, el domingo 8 de julio cortó la única oreja en la Plaza México, lo que le permitirá repetir el domingo 15 en el embudo de Insurgentes, al lado de César Ibelles y Ricardo Frausto, con novillos de La Guadalupana, de Juan Flores Chávez, dehesa localizada en Villa de Coss, Zacatecas, de divisa tabaco y celeste.    Tercer Aviso. Durante las décadas de los 30s y 40s, la sangre española de Murube ocupó un espacio especial en la ganadería mexicana con la importación de varios sementales. En 1938 y 1945, significaron clamorosos triunfos para las ganaderías de Pastejé y Rancho Seco, en cada una la sangre “Murubeña” dio un toque de distinción al encaste Saltillo. Aunque nació en Cantón, Vicente Hong se aficionó a los toros. En 1930 se hizo torero, el torero chino, hizo el paseíllo en Gerona, Zaragoza, Palma de Mallorca, San Sebastián, Cuenca, Barcelona, Carabanchel, Segovia, Burgos y Zamora. Desafortunadamente no tuvo éxito. A “Amistoso”, de Mimiahuapam, número 33 y 563 kilos,  se le dio una vuelta en Las Ventas. Fue corrido en cuarto lugar el 22 de mayo de 1971. En el cartel: Victoriano Valencia, Antonio Lomelín (oreja) y José Luis Parada. Aunque tiene años de publicado, se sigue recomendando el libro “Sin Pañuelo Verde”, de Paco Delgado.  arruzina@hotmail.com