28.1 C
Tijuana
martes, julio 23, 2024
Home Blog Page 60

Rehenes del narco, rehenes del gobierno

0

Los periodistas en México y la libertad de expresión son moneda de cambio. Tanto para el gobierno como para el narcotráfico, el crimen organizado. Para los gobierno municipales, estatales, y por supuesto el federal, si el periodista escribe favorable a sus acciones, se le respeta la libertad de expresión, se le compra a su medio publicidad, se premia a los reporteros con información… y con concesiones a los propietarios del medio. Como rehenes del narcotráfico, los periodistas han de sortear cuestiones más valiosas que un trabajo, la seguridad de la familia, la tranquilidad y la vida. Encallados en un sistema de impunidad patrocinado por el Estado mexicano, los criminales amenazan a los periodistas que osan investigar sus ilícitos y estela de corrupción. Secuestran reporteros para acallar al resto, atentan contra oficinas de periódicos para amedrentarlos, y en el extremo asesinan comunicadores para enviar un mensaje de silencio al resto. La libertad de expresión en México está condicionada al humor del poder público y del poder impune del crimen organizado. Decenas de periodistas han perdido la vida en el centro y sur del país, y sus crímenes se esconden en la impunidad. Otros han debido abandonar México, ante la directa consigna de hacerlo, o morir en el intento de ser libres. Pero si este escenario de sangre y terror en el ejercicio del periodismo de investigación en un país como México, donde su gobierno mantiene una ineficiente guerra contra el narcotráfico, no fuese suficiente, también está el gobierno para amedrentar. Para abusar del poder conferido por el pueblo y amenazar abiertamente. Notorio es el caso de Joaquín Vargas y su cadena MVS, la Presidencia de la República de Felipe Calderón Hinojosa, y la libertad de la periodista Carmen Aristegui. Medio electrónico al fin, MVS requiere de concesiones de aire y banda para subsistir, y el dueño del aire y de la banda es el gobierno federal. Todo estaba bien, hasta que un buen día el aprovechamiento de la banda 2.5 GHz por parte de la empresa de Vargas, fue puesto en duda por el gobierno federal. Además, dirían más tarde, MVS no pagó lo que vale la banda. En las negociaciones entre concesionaria y gobierno, la periodista hizo un comentario en su programa radiofónico, a propósito de una manta que en la Cámara de Diputados colgó el legislador Gerardo Fernández Noroña, donde cuestionaba la capacidad del Presidente de la República ante un presunto alcoholismo. La consigna de Noroña rezaba: “¿Tú dejarías conducir a un borracho tu auto? ¿No, verdad? ¿Y por qué lo dejas conducir el país?”, acompañada de una fotografía de Felipe Calderón donde aparenta ebriedad. Al aire en su programa de radio, Carmen Aristegui cuestionó por qué la Presidencia de la República no salía a aclarar el presunto alcoholismo del mandatario, ya era ocasión que alguien hablara de ello, que hubiese alguna explicación. Y a la periodista la corrieron. Después de mucha presión mediática, pública y política, Joaquín Vargas llegó a un nuevo arreglo con Aristegui y se acabó el tema. Recontratada, y como siempre, con tema, discusión y análisis libre en la estación de radio. Pero ahora nos enteramos de la “verdad” de Joaquín Vargas. Ha aceptado el enojo de la Presidencia de la República en aquella ocasión; ha dicho que le solicitaron por indistintas vías y actores del gabinete presidencial, despedir a Aristegui. Incluso que ella leyera una disculpa al Presidente. El señor Vargas hoy presiona a la Presidencia de la República, informándonos que lo extorsionaron con la permanencia de la concesión de la banda ancha 2.5 a cambio del despido de la periodista. La realidad, basada en los hechos, es que mezquinamente Joaquín Vargas cedió a Carmen Aristegui para negociar con la Presidencia la concesión de la banda ancha 2.5 Gigahertz. De hecho, el 6 de febrero de 2011 la despidió cuando ella se negó a leer una carta de disculpa por sus comentarios. Aristegui fue, por esos días, rehén en la negociación entre Vargas, la dirección de comunicación de la Presidencia, la Secretaría del trabajo y la de Comunicaciones y Transportes. Entre aquella fecha y el 14 de febrero, la Presidencia negoció con Vargas pero no hubo un arreglo sobre el destino final de la concesión de la banda ancha. A la par, Carmen hizo lo que sabe hacer: informar a sus radioescuchas, a sus lectores, colegas, seguidores y amigos lo que había sucedido, aumentando la presión sobre Vargas y sobre el propio gobierno federal, por coartar la libertad de expresión de una mujer periodista. Siguieron las amenazas de los funcionarios federales para los directivos de MVS en caso que recontrataran a Aristegui, lo cual sucedió aquel 14 de febrero. Ahora nos venimos enterando de todo este embrollo palaciego, de este abuso de poder y de esta manipulación entre gobierno y concesionarios en detrimento de la libre expresión, porque una vez más, el gobierno federal falló a Joaquín Vargas. La banda ancha 2.5 GHz que el empresario de las comunicaciones no utiliza en su capacidad -por falta de inversión, dicen- y que no compró a cabalidad -la Presidencia afirma que cuesta 27 mil millones de pesos que Vargas no quiso pagar-, es el meollo del asunto. Miles de dólares que se requieren para explotarla y poder ofrecer a los usuarios mexicanos acceso rápido a Internet, mayor capacidad y mejor precio, estarán en litigio con la libertad de expresión de por medio. Con la periodista que fue rehén entre una concesión y una Presidencia. Al final, los intereses ganarán. Después de años de procesos legales, la banda ancha se quedará en MVS o se concesionará a otros inversionistas –Televisa, por supuesto, está entre los interesados- para que los mexicanos puedan tener un acceso digital de primer mundo; pero el tema de la modernización de la comunicación electrónica quedó varado, a propósito del supuesto alcoholismo de Felipe Calderón, hecho que, por cierto y como lo sugirió Carmen Aristegui a inicios de 2011, sigue requiriendo de una “respuesta seria, formal y oficial de la propia Presidencia”.

La Arruzina: Un riesgo

0

La ejecución de esta suerte es en dos tiempos: En primer lugar se da un derechazo normal, al rematar éste, en vez de girar para colocarse al siguiente, el torero se pasa la muleta por la espalda y sin cambiarse de mano, la deja un poco escondida, asomando solo la punta que se utiliza para pasarse al toro por el izquierdo. Es una treta vistosa y de riesgo. Hay que tomar en cuenta que el diestro nunca puede taparse tras la pañosa, sino que ofrece su cuerpo. En su forma de ubicarse, la “Arruzina” tiene mucho de la técnica de la “Gaonera”. Las “arruzinas” podrían hacerse consecutivamente, y naturalmente que el toro lo permitiera, aunque tiene mayor vistosidad el hecho que en lugar de repetirlas, se rematara con el pase de pecho. Sobre Carlos Arruza, creador de la “Arruzina”, el “Péndulo”, el “Teléfono” y el “Pase de Toledo”, su hijo Manolo apunta: “Yo no tengo enseñanzas directas de mi padre en relación con la ‘Arruzina’. Cuando murió yo tenía 11 años. Conservo gratos recuerdos como padre, pero en lo taurino son minucias, al él no le gustaba que fuéramos a los tentaderos, ni a las plazas”. Añade: “Mi padre consideraba que el ser torero implicaba sufrimiento, y no quería eso para sus hijos. En las películas que he visto, tocante a la ‘Arruzina’ la realizaba en la parte final de la faena, en otras ocasiones concluía sus trasteo con ‘lasernistas’, de rodillas”. La “Arruzina” es un muletazo que se da muy en corto, de ahí que en la mayoría de las ocasiones se reserva a los momentos finales, cuando el toro empieza a quedarse. En la opinión de Manolo Arruza, matador en retiro y que actualmente torea en festivales de dinastías, tuvo y tiene a la Arruzina en su repertorio, debido a que el público la identifica con la familia Arruza. Se podría decir que es el sello de la casa. En contadas ocasiones Manolo Arruza se refiere a Don Carlos, en este caso subrayó: “Mi padre dejó unas memorias donde narra su experiencia de haber visto torear en Lisboa a Manolete”. Don Carlos se identificó con el diestro de Córdoba, una vez que lo vio en la Plaza de Campo Pequeño, se dio cuenta que en el arte del Toreo hay un más allá en cuanto a terrenos y distancias. “Todo el concepto de Manolete, su toreo paralelo, su verticalidad, influyó en mi padre”, quien resuelto desde entonces advirtió: “Si Manolete puede pisar esos terrenos ¿por qué, yo no?”. En esos relatos advierte que nunca pretendió imitar a su amigo, pero sí aportó su estilo y personalidad a su quehacer, y fue entonces que nació la Arruzina. Si Manolete daba “manoletinas”, Arruza respondía con lasernistas de rodillas o muletazos de pitón a pitón, que también los tenían en su repertorio Domingo Ortega y “Armillita”. Manolo asegura que su padre “dominaba el Toreo por la cara”, que actualmente tiende a desaparecer. Primer Aviso. Murió “Arruza”, caballo estrella de Emiliano Gamero. Sufrió grave cornada por el último de la tarde de Guaname. Se trató de gran herida expuesta, fractura y tres cornadas. Luego de las lesiones, el jamelgo falleció dos horas después, todo en el marco de la Feria Nacional Potosina. Emiliano Gamero precisó que “Arruza” era un caballo que utilizaba en banderillas, tenía ocho años y había toreado dos veces en la Plaza México, posteriormente en Aguascalientes, Pachuca, Mérida, Campeche, Saltillo, Durango, Querétaro y Guanajuato. Segundo Aviso. En Tijuana convalece “Chichimeco” de la cuadra de la Monumental de Playas, evolucionando satisfactoriamente de cornada. Se espera pueda reaparecer en la temporada 2013. Tercer Aviso. El mexicano Sergio Flores, se despide de novillero mañana sábado 25 de agosto en Medina Collado, con un encierro de José Escolar. El 2 de septiembre tomará la alternativa en la Plaza de Bayona, Francia, de manos de Julián López “El Juli”, atestiguando Miguel Ángel Perera, con ganado de El Tajo y La Reina. arruzina@hotmail.com

Procuraduría vengativa

0

Sin la venia y sin el conocimiento del titular, Rommel Moreno Manjarrez, en la Procuraduría General de Justicia de Baja California, se toman acciones irregulares con propósito de vendettas originadas en hechos de corrupción desde direcciones, comandancias y mandos medios. Las venganzas internas en las corporaciones policíacas y de investigación no son una novedad. Se conoce como “Puntos flojos”, a los puntos fijos donde agentes son enviados cuando, uno, se les tiene desconfianza, y dos, se les castiga. Se trata de encargos de trabajo que lo único que requieren es de la presencia permanente del oficial. Cuidar oficinas, puertas, cárceles, centros de arraigo, palmas, macetas, puntas y lo que se le ocurra al poseedor del poder para asignar esos roles. Otras venganzas institucionales tienen que ver con incriminaciones. Muchos de los policías que han sido detenidos en los cinco años, sea de la municipal o la ministerial, han recobrado su libertad después de comprobar que fueron señalados por otros compañeros o autoridades sin contar con las pruebas suficientes para procesarlos. En la mayoría de los casos, la foto de estos elementos es expuesta a supuestos informantes, ofendidos y testigos protegidos para que los señalen como los autores de equis delito. Eso sucedió recientemente en Tijuana. Dos Policías Ministeriales asignados el uno con el otro para la investigación de diversos casos. Por la mañana del 23 de abril del 2012 fueron comisionados a investigar un hecho de lesiones calificadas. Les entregaron el parte informativo de la Municipal de Tijuana, había un detenido y un lesionado con arma blanca. También les dieron dos oficios con solicitud de información, uno para el ayuntamiento otro para el gobierno. Uno de los Ministeriales debía –aparte– presentarse a una audiencia ese mismo día. Todo lo que hicieron los agentes lo documentaron con precisión. Hora de inicio de la investigación, lugar y forma –personal, telefónica– de cada una de las entrevistas, con detenido, lesionado, familiares y testigos. De las ocho de la mañana a la 1:50 de la tarde habían recabado la información. Llegaron de inmediato a sus oficinas para que una secretaria –por ser ellas sindicalizadas se van a las tres de la tarde– les transcribiera el reporte, que minutos después fue entregado a la agencia del Ministerio Público del Orden Común, al titular de la Unidad Orgánica de Lesiones. Para los dos ministeriales el tema ahí había terminado. Como en muchos casos, el lesionado no quiso presentar cargos para no meterse en problemas y la complementaria en el reporte de los Ministeriales sentenciaba: “… le informamos que el hoy asegurado fue detenido por la autoridad y consignado al juzgado por portación de arma blanca, el cual llevó un proceso y salió por el pago de una fianza”. Liberados de esa labor los agentes se dedicaron a otra cosa. Hasta que al día siguiente otros agentes, éstos asignados a la Visitaduría (antes Asuntos Internos) los buscaron para entregarles citatorios. Luis Antonio Montes y Roberto de la Cruz fueron los encargados de investigarlos en relación a un presunto señalamiento por cohecho. A los ministeriales, a los dos primeros, les entregaron documentos de presentación en horas laborales, a sabiendas que no pueden abandonar su puesto de trabajo. Cuando los ministeriales acudieron, fuese en horario nocturno o a la hora de la comida, siempre encontraron las oficinas de la Visitaduría cerradas. Cuando uno de ellos logró hablar con el Visitador, éste prácticamente lo juzgó y lo sentenció. Le explicó que la pareja del detenido –el que fue liberado tras una fianza– les había denunciado que ellos le solicitaron dinero a cambio de beneficiar al aprehendido. Contó la mujer que los ministeriales la citaron a las siete de la tarde –el reporte había sido entregado a las tres y el detenido liberado. Los de la Visitaduría acompañaron a la mujer al lugar de la entrega del dinero y, nada, los ministeriales nunca llegaron a recolectar lo que se supone habían pedido. Aun así, en la Visitaduría que hoy maneja en Tijuana Édgar Bojórquez inició una investigación y abrió una averiguación previa, que sin las declaraciones de los supuestos señalados fue consignada al Juzgado Décimo de lo Penal en esta Ciudad, donde la evidente trampa para deshacerse de dos ministeriales se está terminando de cocinar. Aquí viene lo bueno: antes que Bojórquez titulara Asuntos Internos, lo hizo el licenciado Sergio Alberto Lagunas Molina, hoy Director de Averiguaciones Previas de la Procuraduría de Rommel Moreno, y en por lo menos cuatro ocasiones, señalado por detenidos y ante agentes ministeriales, de recibir cuota por parte de fayuqueros para dejarlos en libertad cuando son capturados después de cruzar la aduana –donde también tiene arreglo económico– de Otay o de San Ysidro. Uno de los agentes que hoy son objeto de venganza dentro de la Procuraduría de Justicia, detuvo en diciembre del 2011 a dos sujetos con dos vehículos cargados de artículos chinos, inmediato a la detención, al lugar se presentó –y así consta en un parte informativo– Sergio Alberto Launas, Roberto de la Cruz y Luis Montes entre otros, argumentando que los fayuqueros se habían comunicado con ellos para denunciar que estaban siendo extorsionados. Los contrabandistas de hecho estaban en los separos de La Mesa y los carros y mercancía en espera de ser remitidos a la PGR. No se supo más de los fayuqueros, pero los ministeriales que participaron en ese operativo fueron enviados a los puntos fijos. Castigados. Así ha sucedido en cuatro ocasiones. Ministeriales detienen a contrabandistas, llegan personas de Visitaduría e incluso Lagunas personalmente, y Ministeriales son castigados. La venganza utilizando los recursos de la procuraduría, en un caso que huele mal. Que transpira corrupción. De arreglos con contrabandistas y hostigamiento a funcionarios, todo bajo el amparo de la Procuraduría General de Justicia de Baja California, de Rommel Moreno Manjarrez, de donde –valga decirlo– muchos funcionarios han salido bajo sospecha cuando no detenidos.

Los políticos comunes

0

La primera ocasión que Manlio Fabio Beltrones Rivera fungió como diputado federal fue en 1982. Tenía 30 años y había ganado en la calle el distrito IV de Sonora. Así llegó al poder legislativo. 30 años después, en 2012, Manlio Fabio será a partir de septiembre diputado federal. Esta vez arribó por la vía plurinominal y no por la batalla en las urnas con el voto por voto. Podría decirse que en los últimos 30 años no ha habido muchos cambios en la vida del político sonorense. Pero sí los hay. Cuando fue diputado federal en 1982, Beltrones era más grueso de cuerpo, usaba gafas para ver mejor, y su currículo, apenas alcanzaba la media página. Priísta desde los 16 años en pleno 1968, miembro de la gran comisión, líder de la bancada sonorense, jefe del departamento de delegaciones, secretario auxiliar del subsecretario en Gobernación, profesor en la escuela nacional de economía. Hoy día la vida del priísta se ha desarrollado mayormente en el poder legislativo, pero no ha obviado pasos como la gubernatura, una subsecretaría, líder de la CNOP y por supuesto, líder de las dos cámaras federales. No es pues Manlio Fabio un político de la nueva hornada, ni la cara del nuevo PRI, ni el representante de la nueva generación, ni el político fresco. Sí un ideólogo de su partido, un estadista y para su mala fortuna un presidenciable en tiempos de Enrique Peña Nieto. En total, ha sido dos veces senador (1988, 2006), tres veces diputado federal (1982, 2003, 2012), y Gobernador (1991-1997). De manera consecutiva, se encuentra pasando de una cámara a otra a partir de 2003, primero diputado, luego senador y ahora otra vez diputado. En el ínter se ha dedicado a actividades privadas –posee una empresa que asesora a gobiernos a bien terminar periodos fiscales– y políticas con cargos dentro de la estructura del PRI. La leyenda cuenta que él destapó con un video a Ernesto Zedillo Ponce de León como candidato a la presidencia de la República luego del asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta, y además que tenía todo para convertirse él mismo en abanderado del tricolor a la presidencia de no haber sido porque el chaparrito copetón del Estado de México le creció en términos políticos por carisma y nada más. El sacrificado Manlio declinó una competencia interna, dejó el camino libre a Peña y hace unas horas fue nombrado coordinador de los diputados federales del PRI para la legislatura 2012-2015. Aunque sus primeras declaraciones fueron en el sentido de que encabezará una bancada priísta a la orden del Presidente de la República (¡Por Dios, el PRI es el PRI!), no se descarta la probabilidad que una vez que Enrique Peña Nieto se ponga la banda presidencial –si el Tribunal valida su elección y lo designa Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos– le conceda una embajada para que, vaya, no le haga sombra. 30 años después, a los 60 años de edad, Manlio Fabio Beltrones Rivera regresa a ser lo que inició: un diputado federal, con menos peso físico, con más peso político, con una carrera en el legislativo a pesar de la no reelección, con más experiencia, con menos poder en el ejecutivo, un tanto relegado en el partido, pero siempre haciéndose el imprescindible. De la Cámara de Diputados en 1982, a la Cámara de Diputados en 2012. Es Manlio Fabio Beltrones Rivera un político usual. De esos que siempre están ahí, pero no pasan de ahí. El otro, vaya, es Emilio Gamboa Patrón, quien a la inversa de Beltrones, migrará de la cámara de diputados a la cámara de senadores en la cual ya despachó hace 9 años. Nada nuevo pues en el horizonte del PRI. Nada nuevo se avizora en la presidencia de Peña Nieto. El PRI es el PRI, y para muestra ahí están sus políticos comunes. La misma cosa, pues, ni siquiera revolcada.

La genialidad: Ponce y Morante

0

La estética, belleza, genialidad e improvisación, suelen acompañar a estos orfebres. Se trata de Enrique Ponce y Morante de la Puebla, ambos cortaron una oreja en un célebre mano a mano verificado recientemente en Valencia. La afición pudo constatar que dichos matadores siguen asombrando a propios y extraños, y que cada tarde, superan a la anterior. Hubo pique en quites, destacando chicuelinas, verónicas, delantales, medias, largas cordobesas, tapatías, remates y una indudable calidad por encima de la cantidad, donde además de su sitio de primera figura mundial, Ponce ratificó que el arte del Toreo es caricia, dulzura, plasticidad, sentimiento, en medio de interminables muletazos rebosados de temple, ante complicados ejemplares de Victoriano del Río. Una cosa es el gusto por una forma de torear y de entender lo que se debe hacer frente al toro, y otra la exclusión sin más razón que la pasión, modos y maneras de interpretar el Toreo. En la Fiesta, la variedad es obligada, y no todos los toreros pueden estar cortados por el mismo patrón. Afortunadamente desde que el Toreo existe, se interpreta según la personalidad de cada espada, de ahí surgen las grandes rivalidades que llegaron a colocar a la Fiesta en la cima de una popularidad, gracias a los estilos contrapuestos. Así vemos desfilar a toreros de valor, de arte, técnicos, de facultades, largos, de pasmosa regularidad, capaces de estar bien en todas las tardes. Toreros de unas cuantas faenas al año y de corta trayectoria. Si nos adentramos en el terreno de las peculiaridades, la clasificación puede ser interminable, se trata de agrupar los estilos que predominan entre los profesionales. Arte, valor y técnica, configuran las distintas clases del Toreo. Conviene puntualizar que en el Toreo se conjugan, en multitud de casos, los valores tradicionales que dan el resultado casi perfecto, si se tiene la suerte de atesorar las cualidades antes expuestas. Es evidente que las diferencias se establecen precisamente por las características propias de esa clasificación. La técnica es imprescindible como soporte mínimo de la profesión. El conocimiento de los terrenos, las distancias y cómo utilizar los engaños, es el abecedario del Toreo. Elevado a la categoría de ciencia, es lo que distingue y ha distinguido a muchos diestros que echan por delante oficio, intuición e inteligencia, utilizando la cabeza y no el corazón. Este tipo de torero trasmite una sensación de poder y facilidad, que a veces parece frialdad, pero no, es un total dominio de la situación. El valor es una materia prima del Toreo. El valor es el mejor capital para andar por la Fiesta con grandeza, arrojo, gallardía y coraje.   Primer Aviso. Este domingo 5 de agosto en la Plaza México, quinta corrida de la temporada. En el papel: Un encierro de Marrón para Alejandro López y Xavier Gallardo, además de la presentación de Mirafuentes de Anda. La repetición de Gallardo es merecidísima, tuvo una destacada actuación el domingo anterior y cortó a ley la única oreja. El honor correspondió a “Golondrino”, número 838, de 448 kilos, cárdeno oscuro, bragado y cornicorto, logrando el matador imponerse a un astado manso. Xavier Gallardo elaboró aseada faena, matando acertadamente.       Segundo Aviso. Diego Silveti y Juan Pablo Sánchez continúan triunfando en el extranjero. El domingo 12 de agosto hay toros en la Monumental Playas de Tijuana: Tres de Los Cues y tres de la Venta de Romero. En el paseo: Eulalio López “Zotoluco”, Alejandro Amaya y “El Payo”.     Tercer Aviso. Este sábado 4 de agosto, en Saltillo, corrida mixta con Gastón Santos, Emiliano Gamero, Eduardo Rubí y el novillero Antonio Mendoza, con ejemplares de La Cardenilla, acompañados de Los Forcados de Mazatlán y de los de San Luis Potosí. arruzina@hotmail.com

Grandioso final

0

Van varias veces que asistentes a una junta de trabajo (inclusive la mayoría) me dicen que una propuesta, una idea o una petición no es posible hacerla realidad, que es muy difícil o que hay que diferirla… y cómo me alegra no haberles seguido la corriente. Ha sucedido en preparación de operativos ciudadanizados, en eventos para recaudación, en proyectos de trabajo y hasta para contar con una mesa del tamaño necesario para una celebración. Pero la más reciente de las satisfacciones relacionada con el tema se originó en un junio de hace cuatro años, cuando viendo las terribles amenazas que como negros nubarrones de la más cruel tormenta se cernían sobre los niños de las más conflictivas comunidades, planteamos la idea de llevar a cabo unos campamentos de valores para esos pequeños en situación de riesgo. Como la propuesta era llevarlos a cabo en las inminentes vacaciones de julio de aquel hoy lejano verano, diversas voces dijeron que era muy precipitado y que mejor era considerarlo para el siguiente año, pero como lo hemos dicho en varias ocasiones similares, más que pensar en lo difícil que para nosotros sea una tarea, lo verdaderamente difícil es lo que está sufriendo quien nos necesita. Finalmente, considerando pros y contras, en el 2008 logramos instalar cuatro campamentos y aunque nos pareció mucho trabajo porque nunca habíamos hecho algo así, terminamos cansados, pero contentos. Todos esos pensamientos y muchos más vinieron a nuestra mente el lunes cuando con gran satisfacción, vimos repleto a más no poder el área de Usos Múltiples del Centro de Alto Rendimiento, inmueble que fungió como anfitrión de la clausura de los Campamentos de Verano en su edición 2012, que ahora contempló diecinueve sedes y aproximadamente mil alumnos de escuelas primarias de las colonias con más alto índice delictivo, e inclusive una de las sedes fue el Albergue del DIF estatal, donde atendimos a casi doscientos menores. Los cientos y cientos de niños que abarrotaron el lugar con sus risas, cantos, bailes y presentaciones, nos deleitaron a sus compañeros, padres, maestros, coordinares, auxiliares, medios de comunicación, Organismos de la Sociedad Civil (OSC) y a las autoridades. Una vez más, la magia de la atención individualizada, el amor de los voluntarios, el afecto de los participantes y el espíritu de todos los que de una manera directa o indirecta apoyaron el proyecto culminó en un grandioso final. Pasadas las semanas que duraron los campamentos y terminada la tarea, solo nos resta dar las gracias a todos los que ayudaron a que este sueño se hiciera realidad. Gracias a Scouts de México, Visión Familiar, Alianzas Evangélicas, Kayros, Estudiantes Universitarios, Club de Valores, Secretarías de Seguridad Pública Estatal y Federal, Centro de Integración Juvenil (CIJ), INEGI, Fundación que Transforma, Manos Entrelazadas, DIF Estatal, Fronteras Unidas Pro Salud, Instituto de Cultura de Baja California (ICBC), CAR, INDESOL, SEDESOE, Jóvenes Unidos por la Sociedad (JUS), a la querida “Cuentacuentos”, al Sistema Educativo de BC, Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMAC), ISESALUD, Estética del Edificio Plaza Blvd., Transportes Ticketón y Crucero, Xolos, padres de familia, alumnos, directivos, maestros e intendentes de las escuelas participantes y a los medios de comunicación, así como a la mesa directiva de Alianza Civil. Además de mencionar a las instituciones, quisiéramos agradecer también citando el nombre de todas las personas que participaron, pero desgraciadamente el espacio no alcanzaría, pero apreciamos de todo corazón su invaluable apoyo. El lunes pasado, unos y otros gozamos una gran dicha al ver a la multitud de pequeños que con alegría y nostalgia anticipada concluyeron su campamento en medio de una gran algarabía que traeremos acuñada en el corazón por siempre, pero lo mejor es que entre todos hicimos una gran siembra de valores que nuestra ciudad cosechará. Todo es cuestión de un grandioso final. Alberto Sandoval es Coordinador de Alianza Civil, A.C. correo: albertosandoval@alianzacivil.org En Internet: www.alianzacivil.org Facebook: AlianzaCivil

Y luego se quejan

0

El premio. Nos hemos acostumbrado en México a premiar a los morosos. Y luego éstos resultan ser los que más reclaman prebendas, canonjías y facilidades. En el caso de los impuestos. Resulta muy difícil encontrar entre los causantes aquellos que con alegría acudan a pagarlos en tiempo y forma. Especialmente si saben que “papá gobierno” les perdonará los recargos y hasta les dará descuentos para facilitarle los pagos. Por supuesto que hay un grupo que marca la excepción a esta regla; bueno, en honor a la realidad, quizá haya más pero no los conocemos. Verá usted amable lectora, lector: desde hace muchísimos años había dos cosas que llamaba nuestra atención y que eran acciones de gente adulta: aprovechar el mes de enero para pagar su impuesto predial, las placas de su automóvil y si le quedaba algunos pesos, pintar su hogar y hacerle algunos arreglos. Y no crea usted que se trataba de gente rica, no.  Eran residentes de clase media, pero con educación cívica y amor por la ciudad. Bien lo sabían y también ahora, los antiguos residentes que el impuesto predial es el único ingreso directo que tiene el ayuntamiento como compromiso ciudadano. Ahora, el gobierno de Tijuana, ha contratado a empresas para que hagan esa cobranza, que no tiene razón de ser, si los ciudadanos morosos cumplieran. Y qué decir de las placas de automóviles, aun con los descuentos a los recargos hay un enorme porcentaje que no ha pagado los derechos. Y luego se quejan porque los detienen. ¿Será porque no tienen dinero? No, seguramente que esa no es la razón. El problema es que cada vez nos alejamos de los valores cívicos y de los compromisos con nuestra ciudad. Reclamamos, criticamos, pero no nos gusta pagar los impuestos. <p align=”left”>Nota 1.- De acuerdo en que investigue cómo y a quiénes se les dieron las concesiones para los verificentros de automóviles. Y también que a ellos los “verifiquen”. No es posible que automóviles de marcas recientes sean rechazados y “charchinas” las aprueben.  Algo está podrido en Dinamarca. Nota 2.- La “refundación del PAN” es tan ridícula como la selección de sus candidatos anteriores (en B. C.) y la lista de los animosos precandidatos a gobernador. Ya saben en dónde están los problemas y quiénes los causan, pero… ¿quién cierra la puerta? Nota 3.- Otra de morosos: en seis meses que se les da de plazo, no han podido pagar sus placas, un enorme porcentaje de automovilistas. Luz Elena Picos es Directora de Red Social de Tijuana. Correo electrónico: redsocialtijuana@hotmail.com    www.lagacetaredsocial.com  

Doña Carmen Cárdenas Vélez de Peña

0

Muy probablemente es la mejor anfitriona de nuestra querida Tijuana; en su espléndida mesa hemos estado prácticamente todos los que somos de aquí, y aquellos que se consideran y aman estas tierras como su origen mismo. Doña Carmen Cárdenas Vélez de Peña, o doña Carmelita como todos le llaman, es la reina y señora, cabeza y propietaria de uno de los más tradicionales, bellos, amenos, ricos, y grandes restaurantes de nuestra comunidad. Fundado el 14 de octubre de 1973, en la calle Santa Mónica no. 1 del Fraccionamiento Las Palmas, se encuentra ubicado el Restaurant La Escondida. Un remanso de paz en sus jardines, una apetecible comida en su cocina, y la incansable, amable y sonriente anfitriona es doña Carmelita, desde el momento mismo de la inauguración. Con bellos, amplios y sembrados patios, el lugar no tiene desperdicio. Varios salones y barras enriquecen la hostería; el confort, el buen trato, la sencillez y al mismo tiempo la clase se desbordan en la hermosa y agradable casona. Doña Carmelita llegó a Baja California empezando los setentas, venía de su natal Guadalajara, Jalisco, donde inició sus conocimientos sobre la gastronomía, la anfitrionía y la atención personalizada. Siempre junto a su amado esposo Don José Luis Peña González, quien todos los días le sonríe desde el cielo. Don Pepe y Doña Carmelita desde prácticamente la mitad del siglo pasado se distinguieron en su tierra natal por ser grandes amigos y mejores anfitriones, por ser ejemplo de la amistad y el privilegio que entraña atender y servir a los visitantes, fueron dos los espacios que se destacaron en su origen y que dieron cimiento a lo que hoy es la maravillosa Escondida. El compromiso de doña Carmelita no termina en La Escondida, generosa como es en la mesa, lo ha sido con la sociedad: ha encabezado dos clubes de servicio que tanto bien siembran en nuestra ciudad, como el Club de las Buenas Amigas y Las Soroptimistas, donde ha dejado grandes muestras de bondad y labor intachable. Sus mayores dones son su dedicación, su esfuerzo y su trabajo constante. Su labor social. Su alegría, su creatividad y su impecable trato; para todos tiene una gran sonrisa, para todos tiene una palabra de aliento, para todos tiene un consejo sabio. Por su Escondida –la de todos– han pasado gobernadores, secretarios, alcaldes, artistas, intelectuales y un largo etcétera. Los mejores grupos sesionan y conviven en sus mesas, algunos del pasado como los Leones y los Rotarios y otros como los Toastmasters y el reconocido Grupo 21 que engalana ahí en ese ambiente de tranquilidad y deliciosas viandas, sus días activos. Toda la representación empresarial disfrutó y se deleitó con la inmejorable cocina de doña Carmelita; recuerdo con un gran cariño cuando en mi época de directivo de organizaciones empresariales como Canacintra, Canaco y el Consejo Coordinador Empresarial, a la menor provocación y con cualquier pretexto acudíamos a disfrutar La Escondida y convidábamos a los más. En sus salones se ha celebrado de todo; bodas, bautizos, 15 años, confirmaciones, comuniones, en fin, de todo y para todos porque no hay mejor ambiente ni mejor atención que la que nos provee doña Carmelita, espléndida en su sencillez, encantadora en su trato, alegre al atender, feliz al recibir. En esta titánica como casi perfecta labor nunca ha estado ni estará sola, su querida hija Martha, su hijo José Luis, así como su hijo político Manuel, pues han sido baluarte para doña Carmelita, quien les ha educado en el buen servicio, en la alegría que solo se obtiene con el hacer sentir a los otros en casa, con una amena plática y un vasto, caliente y apetitoso plato de comida. Otro de sus hijos, Alejandro, se reporta desde San Francisco con cariño y admiración. Además cuatro nietos alegran constantemente los tiempos libres que se ha ganado a carta cabal la incasable anfitriona por naturaleza. Me sorprendió Doña Carmelita: al momento de prepararme para la elaboración de esta colaboración, me pareció práctico marcar al restaurante para obtener algunos datos adicionales y que escapaban a mi memoria. Ella personalmente, a sus 87 años de edad, levantó el auricular y me atendió con la frescura de siempre. Inmediato me preguntó por la familia; y yo por la suya, especialmente para conversar con uno de sus hijos para obtener información que hoy comparto con ustedes, mi idea fue que ella no se enterara de la redacción de este sencillo homenaje hasta su publicación en la edición de ZETA que tiene en sus manos; pero así es doña Carmelita, siempre trabajando, siempre al pie del cañón, como dice mi Padre. Infinidad de reconocimientos y premios ha recibido a lo largo de su vida que se suman a los que con el tiempo también el fruto de su cotidiano esfuerzo ha merecido. Doña Carmelita y La Escondida, La Escondida y Doña Carmelita seguirán aquí por muchos años, cocinando las delicias que desde sus hornos y estufas salen, para contribuir con el más rico desayuno, hasta las mejores comidas y cenas, sin dejar de lado los festivos banquetes que han degustado novios, quinceañeras, y demás festejados. Más de mil comensales pueden estar apreciando y reconociendo al mismo tiempo una de las mejores mesas de esta ciudad, y lo curioso y por más difícil que parezca, es que todos los invitados a esta bella mesa, podrán y pueden seguir haciéndolo, porque las mágicas manos de doña Carmelita siempre estarán ahí. Hasta siempre, buen fin. Carlos Mora Álvarez, es orgullosamente tijuanense. Ha sido servidor público y dirigente empresarial. Actualmente preside el corporativo moryna. Comentarios y sugerencias: carlos.mora.alvarez@gmail.com

Sistema acusatorio: reformas y contrarreformas

0

“Cuando un hombre sensato comete una locura ésta no suele ser pequeña”.- Goethe La Reforma Constitucional del 28 de junio del año 2008, representa sin duda el cambio más trascendental y por supuesto significativo al establecer un Nuevo Sistema de Justicia Penal en México denominado técnicamente “Sistema Acusatorio”. Como habíamos anotado en una colaboración pasada, la incorporación de este Sistema Penal Acusatorio, y por supuesto la Reforma Constitucional ya invocada son fruto del cumplimiento del Estado mexicano a distintos pactos y tratados de carácter internacional. Así, por ejemplo, dentro de los múltiples derechos incorporados como consecuencia de este Sistema, se introdujo el derecho a la presunción de inocencia, de tal suerte que el Artículo 20 Apartado B fracción I de la Constitución Mexicana establece como derecho de todo inculpado: “A que se presuma su inocencia mientras no se declare su responsabilidad mediante una sentencia emitida por el Juez de la causa”. Este principio de presunción de inocencia en un solo acto procesal específico, sino que tiene implicaciones en todo el proceso. Se aplica a los sospechosos, antes de la formulación de cargos penales, en la etapa de la investigación penal, hasta que se confirma la declaración de culpabilidad en la apelación final, y requiere para su vigencia efectiva, de que existan disposiciones procesales y prácticas que aseguren el trato de inocente para el imputado. La presunción de inocencia, tiene por ejemplo como elementos fundamentales para la protección de los derechos humanos los siguientes: 1.- Impone la carga de la prueba a la parte acusadora; 2.- Garantiza que no se presuma la culpabilidad de la persona a menos que se haya demostrado dicha culpabilidad fuera de toda duda razonable; 3.- Otorga al acusado el beneficio de la duda; 4.- Exige que las personas acusadas de un delito sean tratadas de conformidad a este principio (de inocencia). Con independencia de ello, algunos otros derechos reconocidos en este procedimiento son: a no ser sometido a una detención ilegal o detención arbitraria; otorga el derecho de conocer al imputado las razones de su detención; a ser informado adecuadamente acerca de sus derechos; a comunicarse con alguien (no ser incomunicado); el derecho a no declarar; el derecho a un defensor de su elección, dentro de otros. Hoy a nivel nacional existen 13 entidades federativas en donde este sistema ya se encuentra en vigencia, en Baja California rige actualmente en el municipio de Mexicali; en 2014 estará vigente en Ensenada y finalmente en 2015 entrará en vigor a los municipios de Playas de Rosarito, Tecate y Tijuana, esto es, en todos los municipios que componen a esta entidad. Llama la atención, sin embargo, una serie de muy discutidas reformas efectuadas por la actual Legislatura del Estado, así como en otras entidades federativas en donde ya opera este Sistema de Justicia, por no llamarlas irresponsables, no obstante que, tanto algunos colegios de abogados de Mexicali, para el caso de Baja California, llamaron la atención sobre estas acciones legislativas, así como un cuerpo de muy destacados y reconocidos investigadores y capacitadores del Sistema Acusatorio que colaboran íntimamente con la Procuraduría General de Justicia del Estado, sin embargo, y no obstante las observaciones fundadas y motivadas que se dieron a los legisladores estatales fueron inobservadas, creando una serie de Reformas y Contrarreformas en el Sistema Acusatorio, francamente absurdas y que en la práctica son inoperantes. Resulta extraña la actitud de los legisladores bajacalifornianos, así como la de otros legisladores de diversas entidades federativas, ya que el Sistema Acusatorio se está incorporando recientemente a nuestro Estado, es objeto de estudio por parte de sus actores, esto es, jueces, ministerios públicos, abogados postulantes y cuando esto apenas sucede, se establecen estas absurdas y contradictorias reformas dentro de las cuales destacan: 1.- Incorporación por lectura de declaraciones previas; 2.- Declaraciones videograbadas como prueba preconstituida; 3.- Reducción del Tribunal Oral a un Tribunal Unitario; 4.- Engrosamiento del catálogo de delitos graves; 5.- Eliminación de soluciones alternas o procedimiento abreviado; 6.- Ampliación de la flagrancia; 7.- Continuación de la detención a partir de una detención ilegal para formular imputación; 8.- Formalización de la investigación y/o cadena de custodia; 9.- Y finalmente nulidad de la casación como apelación. El licenciado Benigno Licea González es Presidente del Colegio de Abogados Emilio Rabasa, A.C., con grado académico de Maestría en Ciencias Jurídico Penales. Correo: liceagb@yahoo.com.mx

El país feliz de Calderón

0

Da la impresión que el Presidente Felipe Calderón Hinojosa atraviesa por un periodo de negación, o de plano, lo que pasa en realidad en México le tiene sin cuidado. De un tiempo a la fecha, al mandatario se le ve feliz, rozagante, optimista y dicharachero, más de lo normal, vaya. Y no se trata de tener un Presidente amargado ni taciturno, ni preocupado, cuanto menos enojado, pero sí se esperaría uno realista, consciente del momento y atento a los fenómenos que se viven y afectan al país. O el Presidente sabe algo que los mexicanos no sabemos, tiene alguna estimulación, o simplemente es indiferente a la cotidianeidad de los ciudadanos, de una población que vive sumida en un país que no los hace tan felices y les dificulta mucho salir adelante. Recientemente Estados Unidos reconoció otra desaceleración en su economía, lo cual significa que de manera inevitable, ello afectará a México (aún sin recuperarse del todo de la última), y por ende, a los mexicanos en general. Aparte de los gasolinazos mensuales, a los cuales es difícil acostumbrarse por más que se impongan de manera periódica, los mexicanos sufren las consecuencias de la sequía, no solo el maíz y la harina están en proceso de aumentar su precio, sino que otros productos del campo se han encarecido. A mitad de año, las empresas padecen problemas de flujo, la cadena financiera que inicia en la necesidad de servicios o productos, se ha visto mermada no solo ante la falta de empleo, sino de oportunidades en las universidades, y de una carencia económica que en el único sector donde no se manifiesta, es en el gubernamental. Ciertamente hay menos obra, por ejemplo, en Tijuana no pasan de bachear y rebachear, y en algunos y contados casos, de utilizar concreto, pero lo que no ha disminuido ni se ha visto afectado, es el presupuesto que mayoritariamente se destina para el pago de sueldos y salarios. La clase política es, como siempre, la clase privilegiada. Los nuevos ricos que se unen a los ricos de siempre, generados desde la iniciativa privada y a costa de la mayoría de los mexicanos. Esta difícil circunstancia quedó en evidencia con las compras de pánico que mexicanos hicieron con las tarjetas que -poco a poco se va demostrando- les dio el PRI a cambio de su voto; plásticos con cien, doscientos, quinientos pesos, con los que los ciudadanos compraron arroz, frijoles y verduras. La pobreza en México es una realidad que el Partido Revolucionario Institucional aprovechó para ganar una elección, y que Calderón no combatió de manera adecuada. Luego está el problemón de la inseguridad, causado por el crimen organizado, la trata de personas, los secuestros, la extorsión, el narcotráfico. Cientos de mexicanos dedicados al negocio ilícito contra otros mexicanos de bien. Hombres y mujeres, jóvenes, adolescentes y niños que ven en la siembra de droga la única salida para aprovechar tierras y tener dinero para subsistir. Hombres y mujeres que secuestran, matan y extorsionan, porque narcotraficantes les pagan semanalmente. Madres, padres que lloran la muerte de sus hijos, y que frustrados, entran a las cifras de la impunidad en México. Y de repente el regreso del PRI, la mejor prueba -allende la compra de votos- que la política del Presidente Felipe Calderón no fue la precisa para terminar con los problemas que aquejan a los mexicanos o por lo menos atenuarlos. El alza de impuestos, el dobleteo de impuestos, el aumento en los precios, la dificultad para adquirir propiedades, los rechazados de la Universidad, las protestas de los jóvenes, las manifestaciones de los indígenas, las exigencias de los maestros, el manipulado triunfo del PRI… Nada, nada de esto parece quitarle el sueño a Felipe Calderón Hinojosa. Cosa contraria: Por su actitud y discurso, el Presidente se ve inmerso en otro escenario al que nos encontramos los mexicanos todos. En el país feliz de Calderón hay menos muertos, menos ejecutados. No habla de impunidad, ni de efectividad para detener, procesar y juzgar a los asesinos, al ser información que no le resulta favorable en su discurso. Los narcotraficantes ahí están, los 2 mil 700 millones de dólares que generan al año y que se quedan en nuestras calles, ahí están. Las cruces también, las viudas, los deudos, la droga en la calle y los adictos distorsionando familias, sociedades. Pero nada de eso parece opacar o cambiar el discurso de Calderón. Insiste el Presidente en meter las manos por el PAN, para según recomponerlo, como si el partido y no el gobierno, fuera el único causante de la derrota. Con evidentemente tiempo de sobra en el gobierno, marcha dentro de las filas azules contra corriente. Otros panistas apoyan  a Gustavo Madero, líder de ese instituto político, y Calderón va contra ellos. Gobernar sería mejor en estos momentos y en sus últimos meses, antes de entregarle al PRI lo que al PAN y a México le costó tanto arrebatarles: la presidencia de la República. Calderón sonríe, le canta “Las Mañanitas” a su esposa, felicita a deportistas, bromea con funcionarios y aduce cifras de disminución en términos de inseguridad que solo él y su equipo perciben y que pocos mexicanos viven. La mayoría de quienes integran esta nación, lo hacen desde el esfuerzo diario para sobrevivir en el México de la inseguridad, la pobreza, la recesión y la falta de oportunidad. Pocos, muy pocos viven en el país feliz de Felipe Calderón.