20.8 C
Tijuana
miércoles, julio 24, 2024
Publicidad

Mercado Municipal: obra deficiente de SEDATU afecta a comerciantes

Agravada por la situación económica, el desfase en las fechas de apertura y puesta en operación del mercado ha generado crisis entre locatarios

Los espacios comerciales del nuevo Mercado Público Gastelum, en Ensenada, tuvieron que ser rediseñados porque la Secretaría de Desarrollo Territorial (Sedatu) realizó una obra con arquitectura que no se apega a las necesidades de los locatarios.

Las adecuaciones en el proyecto original han generado retrasos en la apertura y en consecuentes pérdidas económicas para quienes tienen -o tenían- la intención de adquirir un espacio.

Un ejemplo es que aquellos que se dedican al giro de comida han registrado daños en su economía porque los alimentos perecederos o se echaron a perder o tuvieron que consumirlos, así como venderlos a precios más bajos.

El edificio histórico de 1947, fue casi demolido en su totalidad y está ubicado en la calle Gastelum y Tercera, de la Zona Centro.

La propiedad fue declarada patrimonio municipal y oficialmente Patrimonio Cultural del Estado de Baja California mediante un decreto publicado el 3 de agosto de 2017, por iniciativa del Patronato del Centro Histórico, Turístico, Cultural de Ensenada, A.C.

Hasta el momento no se ha realizado el cambio de uso de suelo para operar con distintos giros comerciales, por lo que cada uno de los comerciantes tiene que pagar los permisos y realizar los trámites legales ante el municipio, lo que les representará otro gasto.

Este proyecto de obra forma parte de seis proyectos que se comprometió el Gobierno Federal a construir del Programa de Mejoramiento Urbano (PMU) hace más de tres años con dinero de la Sedatu.

Las construcciones fueron etiquetadas para el equipamiento y espacios públicos en colonias populares de Ensenada, con una inversión total de más de 157 millones de pesos pero todas están dentro de la zona urbana y solo una no presenta deficiencias relacionadas con las necesidades de la comunidad.

Los acuerdos entre ambos gobiernos estuvieron a cargo de la ex coordinadora de Gabinete, Elvia Martínez Santos, quien ahora trabaja en la Secretaría de Gobierno de Marina del Pilar Ávila Olmedo. Mientras que la Dirección de Infraestructura es la responsable de supervisar la obra.

Los desfases han marcado la economía de los vendedores, y las fechas que el gobierno del estado les ha dado a los vendedores para abrir han sido: 24 de febrero, 15 de marzo, 15 de abril, 1 de mayo, 15 de mayo, 15 de junio, 5 de julio, y la última es el próximo 24 de julio.

Las fechas coinciden en que la infraestructura no era accesible para los negocios y posterior a la toma de licencia por parte del alcalde Armando Ayala Robles, en la búsqueda del Senado, en la última semana de febrero.

La intención de inaugurar de manera protocolaria el siguiente 24 julio es por la visita del subsecretario de la Sedatu, Daniel Fajardo Ortiz.

“Es importante mencionar que a la fecha ninguno ha pagado renta debido a que no habían podido iniciar operaciones. El día 5 de julio sólo empezarán a operar tres locales; el resto no, pero no por cuestiones de la administración, sino del propio locatario”, aclaró en un comunicado el ayuntamiento.

Los comerciantes, además de invertir en el equipamiento e inventario de venta, contrataron personal, lo capacitaron e hicieron compromisos laborales que no han podido cumplir. Los precios de la renta mensual oscilan entre los tres y los 17 mil pesos.

 

GASTOS EXTRAORDINARIOS PARA ADECUAR OBRA DEL MERCADO PÚBLICO

Desde reparaciones en baños, losetas, pisos, drenaje, electrificación, filtración de agua de lluvia, humedad y agua en locales que lo requieran, son algunas contrataciones que el ayuntamiento tuvo que realizar.

El Gobierno de Ensenada realizó diversos trabajos de adecuaciones en el mercado municipal Gastélum, con una inversión de un millón de pesos.

El director de Infraestructura, Jaime Figueroa Tentori, detalló que se incluyeron conceptos relacionados con los ductos de alimentación a cada local debido a que no todos contaban con este sistema.

Asimismo, dijo, en algunos espacios se colocaron muros de tablaroca para división de locales.

Según el giro, explicó, otros requirieron de la instalación de rejas de herrería y de vidrio, debido a que hubo modificaciones en la disposición de los espacios.

Especificó que debido a las adecuaciones y colocación de instalaciones eléctricas y sanitarias, fue necesario hacer demoliciones y cortes en concreto, para luego proceder al resanado, acabado y pintura.

Esto permitió que cada uno de los espacios cuente con electricidad, agua y drenaje independiente.

Asimismo, para garantizar el suministro de gas, se hizo una cimentación y colocación de estructura de acero para soportar el tanque del energético.

Un ejemplo de la contracción de estas obras está en el sistema de contrataciones públicas donde se puede ver que el dinero del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal (FAISMUN23) por 172 mil 995 pesos.

El responsable de este trabajo es Cristian Armando Gallardo González, por las adecuaciones en instalaciones sanitarias e hidráulicas del mercado municipal.

“Creo que hay mal información, lo que ha sucedido al interior del mercado, bien del ayuntamiento, convocatoria pública, se abrió la primera licitación, por lo segmentado y sesgado”, indicó.

Relató cómo en un inicio hubo muchos interesados en convertirse en concesionarios del mercado, pero conforme fueron transcurriendo los días, una vez elegidos por el consejo de selección, varios desertaron por distintos motivos.

“Algunos comerciantes se echaron para atrás”, señaló y agregó que fue una obra de Sedatu para un tipo de proyecto de otro nivel, lo cual “ha ocasionado que el ayuntamiento saque de la cartera”.

La mayoría de ellos fue por temas económicos, agregó, pues esperaban tener mayor liquidez para desarrollar el proyecto comercial. Los primeros locales se entregaron en diciembre del 2023.

Sin embargo, no contaban  con loseta, agua potable ni energía eléctrica, tampoco sistema de gas para los restaurantes; había problemas con las lámparas y los estacionamientos exclusivos.

Describió que se trataba de comercios de mercado como en el interior de la república mexicana, un tipo de comercio de otro nivel, pues la intención es recibir al turismo de crucero.

Aunque está apoyando la logística que ha realizado el Ayuntamiento de Ensenada, afirmó que varios de los locatarios tienen inversiones hechas y empleados contratados.

Por ese motivo reiteró que quien tenga oportunidad podrá iniciar operaciones el próximo viernes 5 de julio, pues la inauguración será sólo un acto protocolario, “un real acto simbólico”.

Para el mantenimiento, indicó, comenzó a operar el personal de limpieza y vigilancia.

Aunque el contrato indica que los arrendatarios tienen tres meses de gracia una vez que firman la concesión para el pago de la primera mensualidad, hasta el momento ninguno lo ha hecho. Y reconoció la necesidad de realizar una modificación de contrato.

A pesar de las declaraciones, son notables las deficiencias estructurales, la falta de equipamiento y vicios ocultos en el proyecto.

Mercado municipal Gastelúm en Ensenada, Foto: Enrique Botello

 

ESTATUS DE LAS OBRAS HECHAS POR SEDATU

La empresa ganadora de la licitación nacional de todos los proyectos en Ensenada fue ACAR Obras y Proyectos S.A. de C.V. bajo el número SEDATU-OP-028-512-2021 con un contrato de 92 millones 800 mil pesos.

En un recorrido hecho se detectó que en la renovación de la Plaza de la Patria y renovación de la Plaza Cívica, destruyeron un módulo de información turística y baños para construir otro, el cual está inutilizado, pues el módulo permanece cerrado y los comerciantes ambulantes lo usan para colgar su mercancía.

Lo mismo sucede con las áreas verdes, que quedaron como espacios de terracería, sin jardines, y las fuentes ubicadas en los laterales no tienen mantenimiento.

En el caso de la obra de construcción de área deportiva, parque y faro en la playa municipal, las obras aún no concluyen, debido a problemas con la calidad de los materiales, así como la terminación de algunos núcleos de servicios.

Desde que iniciaron los trabajos en el 2021 la constructora tuvo problemas con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), quien clausuró los trabajos debido al daño ecológico en la zona de las dunas. Esta sanción paralizó por varios meses la obra.

El caso más reciente es el de la techumbre del skatepark, inaugurada en junio del 2023, y que a menos de un año quedó inservible, por lo que la empresa la tuvo que reemplazar; por el momento no han concluido con los trabajos.

Autor(a)

Lorena Lamas
Lorena Lamas
Inició sus estudios en la carrera de Periodismo de la Universidad de a Morelia (UDEM) y egresó de la licenciatura en Comunicación del Centro Universitario de Tijuana (CUT). Desde el 2014 colabora en el Semanario ZETA. Se ha desempeñado como reportera en los municipios de Ensenada y San Quintín.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas