20.8 C
Tijuana
miércoles, julio 24, 2024
Publicidad

Andrés Roemer afirma que es un “muerto en vida”, al estar estigmatizado como “violador”

El escritor, ex académico y ex diplomático mexicano, Andrés Isaac Roemer Slomianski -quien se encontraba prófugo de la justicia, acusado de abuso sexual y violación, por lo que contaba con varias solicitudes de extradición en su contra por parte de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX), misma que obtuvo al menos cinco órdenes de aprehensión en su contra- afirmó sentirse “muerto en vida” por vivir bajo el estigma de ser un “violador”.

Durante una entrevista realizada por la periodista Lourdes Munguía y transmitida, el 10 de julio de 2024, durante el noticiero matutino ‘Ciro por la mañana’, en la cadena Radio Fórmula, Roemer Slomianski, de 60 años de edad, también señaló que sabía que no se había escapado de la justica en México, sino de la injusticia, por lo que huyó a Israel entre marzo y abril de 2021.

Desde enero de 2024, el escritor, ex académico y ex diplomático mexicano cumple una prisión domiciliaria en un departamento ubicado en la ciudad israelí de Tel Aviv, tras pasar por una cárcel del país de Oriente Medio, después de que, el 14 de junio del 2021, la FGJ-CDMX solicitó al Gobierno de Israel la detención con fines de extradición de Roemer Slomianski, bajo el principio de reciprocidad internacional, según informó la entonces titular de la institución, Ernestina Godoy Ramos.

Roemer Slomianski fue detenido el 2 de octubre del 2023, en Tel Aviv, pero le cambiaron la medida cautelar en diciembre del mismo año, para llevar su proceso en un domicilio particular. Actualmente estaba en espera de que el Gobierno de Israel resolviera si lo regresaba a México o no para enfrentar cuatro acusaciones por abuso sexual y una por violación.

“Hubo una tormenta perfecta contra mi causa […] fue horrible el poderme escapar [de México]. No me escapé de la justicia, sino de la injusticia. Llevo aquí tres años. No me permiten una evidencia, no reconocen a mi abogada, jurídicamente me deberían de dar el derecho. No es que me haya escapado de la justicia porque no había nada en contra mía, estaba previniendo que me metieran injustamente a la cárcel y que me destruyeran con lo que ya habían destruido”, expresó el escritor, ex académico y ex diplomático mexicano.

“No puedo rentar un departamento, no puedo abrir una cuenta de banco, no puedo tener un seguro social, he tenido que renovar mis visas de turista”, añadió Roemer Slomianski, quien también contó que pidió trabajo en tres universidades en Tel Aviv y se lo negaron, además de que intentó ser guía de turistas.

“Yo no estoy de vacaciones ni divirtiéndome […] Hay una lepra que es peor que cualquier tatuaje y es la lepra de esta acusación, lo viví en la cárcel, el ser acusado de violador es un tatuaje que te sirve para ser atacado el resto de tu vida, es una sombra que te sigue, que te destruye”, enfatizó el escritor, ex académico y ex diplomático mexicano.

Roemer Slomianski insistió en que había irregularidades en su caso y acusó a las autoridades mexicanas de actuar de “una manera muy extraña”. También afirmó que se sostenía económicamente del apoyo que recibía de un amigo “que no tiene mucho dinero” y de sus ahorros.

“Vendí mi coche, vendí dos relojes que tenía. No soy ningún santo. No soy ninguna persona perfecta ni nadie lo es, pero yo hablo por mí asumo mucha responsabilidad, no soy una víctima mucho menos, pero sí he padecido muchas cosas inmerecidas”, expresó el escritor, ex académico y ex diplomático mexicano.

“Puedo asumir que le abrí la puerta de mi vida a mucha gente que no debería, que he sido demasiado confiado, que puedo pecar de extrovertido, que me importa mucho caer bien aunque a veces logro lo contrario, que puedo hacer muchas cosas”, expresó Roemer Slomianski.

“Si volviera a nacer sería mucho más precavido, mucho más desconfiado, mucho más prudente. Hubiera también generado menos expectativa en relaciones íntimas, hubiera tenido la valentía que sí yo salía con alguien tres meses y pues no me late, terminar y hacerlo más fácil, pero no puedo colgarme una medalla de algo que nunca he hecho y las barbaridades que me han adjudicado acaban con tu vida, estás hablando con un muerto en vida”, comentó el escritor, ex académico y ex diplomático mexicano.

Roemer Slomianski insistió en que no existía ni una sola querella que se presentara de forma voluntaria ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México y que las cuatro denuncias que pesaban en su contra fueron interpuestas luego de que la FGJ-CDMX invitó a las supuestas víctimas a presentarlas.

“Estas cuatro denuncias, no tenía acceso a eso. Todas son copias, están llenas de los mismos absurdos y de contradicciones […] No hay una sola denuncia, primero me querían armar 12, de las 12 se fueron a cinco, ahorita hay cuatro, de las 12 no pudieron por más que quisieron, dejaron cinco, están hechas con las patas”, criticó el escritor, ex académico y ex diplomático mexicano, quien, sin embargo, dijo tener esperanza en que las cosas se aclararían.

“No es por mí, no se trata de mí, se trata del mundo. Estamos viviendo en una cacería de brujas, en un macartismo, en una correctitud política, en una bipolarización, en un mundo que divide entre chairos y fifis, entre hombres y mujeres, entre verdes y rojos, entre oprimidos y opresores y sobre todo que está generando una deconstrucción equivoca donde destruye pero no está proponiendo una solución hacia el futuro y somos cientos de miles de personas que hemos sido acusados falsamente”, señaló Roemer Slomianski.

“Después de las falsas acusaciones que se me han hecho, después de las maquinaciones, de la manipulación, de la fabricación de delitos que se me ha hecho, mi vida ha sido otra, donde he encarnado a una persona que ha perdido casa, identidad, nombre, que ha visto doler el sufrimiento de sus familiares, que de un círculo de amigos termina con un punto, pero también he tenido una vida extraordinaria”, abundó el escritor, ex académico y ex diplomático mexicano.

No obstante, explicó que en las carpetas de investigación de las cinco denuncias en su contra, había supuestas inconsistencias en las declaraciones de las mujeres con respecto a fechas, lugares y cómo sucedieron las presuntas agresiones, por lo que acusó que todo había sido manipulado por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas