20.1 C
Tijuana
martes, junio 25, 2024
Publicidad

Jurado condena a hijo de Biden, por todos los cargos en su contra por posesión de armas

Un jurado en Delaware declaró culpable, el 11 de junio de 2024, a Robert Hunter Biden, hijo de Joseph Biden -presidente de Estados Unidos desde el 20 de enero de 2021-, por tres delitos relacionados con posesión de armas, al ocultar en la compra su adicción a las drogas.

“La condena marca la primera vez que un miembro de la familia inmediata de un presidente ha sido declarado culpable de un delito durante el mandato de su padre, aunque sus crímenes son anteriores al período de Joe Biden como presidente”, señaló la cadena CNN.


Publicidad


La defensa del hijo del mandatario estadounidense presentó, el 10 de junio de 2024, sus alegatos finales, tras lo que el jurado comenzó a deliberar. Los cargos de los tres delitos, todos a nivel federal, podrían tener penas de hasta 10 años de prisión.

El abogado defensor Abbe Lowell resumió su alegato final insistiendo en que no existían pruebas directas de que su cliente estuviera consumiendo drogas en los días cercanos a los que compró un revólver.

Biden estaba acusado de mentir en octubre de 2018, cuando no reconoció que consumía drogas, en un formulario para comprar, en una armería de Delaware, un revólver marca Colt, modelo Cobra, calibre 38, que luego guardó durante 11 días y no usó.


Publicidad

 


En total, Biden se enfrentaría a una posible condena de un máximo de 25 años y una multa de hasta 750 mil dólares, aunque sería probable que la sentencia fuera mucho menor al máximo posible, al ser condenado por primera vez.

La sentencia, sin embargo, dependería de la juez Maryellen Noreika, además de que el acusado no tenía antecedentes, por lo que la condena podría ser mucho menor, e incluso sin cárcel, según lo indicaron medios locales.

El presidente Biden descartó indultar a su hijo menor si fuera condenado. La juez Noreika señaló que la sentencia solía tardar 120 días, pero no se fijó una fecha para establecerla después de la lectura del veredicto, el 11 de junio de 2024.

Hunter, de 54 años de edad, fue declarado culpable de los tres cargos en su contra, todos relacionados con la compra del arma: mentir a un comerciante de armas autorizado con licencia federal, hacer una afirmación falsa en el formulario de solicitud al decir que no consumía drogas y tener el arma ilegalmente durante 11 días.

Según medios locales, el hijo menor del presidente de EE.UU. miró al frente y mostró poca emoción cuando se leyó el veredicto. Biden afirmó que en el momento en que compró el revólver no se consideraba adicto y aseguró que desde el año 2019 no había vuelto a consumir drogas.

El proceso contra el hijo menor del mandatario estadounidense comenzó hace poco más de una semana, en Wilmington, Delaware, mismo en el que testificaron su ex esposa Kathleen Buhle, una ex novia, además de su cuñada y ex amante Hallie Biden, así como su hija Naomi Biden. Durante el proceso, su padre no acudió a la corte, pero la primera dama, Jill Biden, estuvo presente durante la selección del jurado y también el 11 de junio de 2024, junto a la esposa de Hunter, Melissa Cohen-Biden, y su hermana Ashley Biden.

“Hunter Biden ocupaba el asiento del acusado; muchos miembros de la familia, incluida la primera dama Jill Biden, estuvieron a menudo en la sala mostrando su apoyo, y algunos familiares fueron llamados a declarar. La primera dama llegó al tribunal poco después de que se leyera el veredicto”, narró CNN.

“La condena de Hunter Biden se produce después de una larga investigación del Departamento de Justicia que comenzó en 2018, y eleva las apuestas para su segundo juicio programado, cuyo comienzo está previsto en septiembre, por delitos fiscales federales. Ambos casos han sido supervisados por el fiscal especial David Weiss, quien anteriormente fue el fiscal estadounidense designado por Trump en Delaware”, abundó la citada cadena.

“Los veredictos de culpabilidad en el caso de las armas son una importante reivindicación para el equipo de fiscales de Weiss, que ha negado vehementemente las acusaciones de los abogados de Hunter Biden de que los casos tienen motivaciones políticas”, enfatizó CNN.

Hunter -hijo de la primera esposa del presidente, la fallecida Neilia Biden- tiene pendiente otro juicio en California, mismo en el que se le acusó de haber evadido el pago de 1.4 millones de dólares en impuestos y que también fue presentado por David Weiss, fiscal especial del Departamento de Justicia de Estados Unidos, designado por Donald Trump.

Weiss también acusó al hijo menor del presidente de EE.UU., de tres delitos graves y seis delitos fiscales menores en California, alegando que no pagó 1.4 millones de dólares en impuestos entre 2016 y 2019, mientras gastaba millones en drogas, acompañantes, coches exóticos y otros artículos caros. Hunter Biden se declaró inocente de esos cargos pero el juicio estaría previsto que comenzara el 5 de septiembre de 2024, en Los Ángeles.

HIJO MENOR DE BIDEN SE DECLARA CULPABLE DE EVASIÓN FISCAL Y POSESIÓN DE ARMAS

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó, el 20 de junio de 2023, a Robert Hunter Biden, hijo de Joseph Biden -presidente de Estados Unidos desde el 20 de enero de 2021-, de no pagar impuestos federales y de posesión ilegal de armas, en una investigación que duró 5 años.

El cargo por violación de la legislación respecto a la portación de armas, estaba relacionada con el pasado de alcoholismo y consumo de drogas del hijo menor del presidente de EE.UU., según detalló el fiscal David Weiss.

No obstante, el abogado de entonces 53 años de edad, alcanzó un acuerdo con el Gobierno de EE.UU., según una carta presentada ante una Corte Federal de Distrito en Delaware y hecha pública el mismo 20 de junio de 2023.

El hijo del mandatario estadounidense se declararía culpable de cargos menores en temas de impuestos y esperaba alcanzar un acuerdo con los fiscales por el cargo más grave: de posesión ilegal de armas, como consumidor de drogas, adicción que se acrecentó tras el fallecimiento de su hermano mayor Beau Biden, en 2015

Según el diario The Washington Post, la estrategia legal de los abogados de Hunter Biden consistia en asumir los cargos por evasión fiscal, para evitar un proceso por la falsificación de documentos para obtener un arma de fuego en 2018, cuando mintió respecto a su consumo de drogas.

En esa época, Hunter Biden padecía alcoholismo y dependencia a la cocaína en piedra o “crack”, por lo que su acuerdo con el Departamento de Justicia de EE.UU. lo obligaba a permanecer sobrio durante 24 meses y a renunciar a tener armas de fuego definitivamente. Si incumple lo anterior, podría ser procesado por dichos delitos.

“Con el anuncio de dos acuerdos entre mi cliente, Hunter Biden, y la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito de Delaware, tengo entendido que la investigación de cinco años sobre Hunter está resuelta”, dijo el abogado Christopher Clark al diario The Wall Street Journal.

“Sé que Hunter cree que es importante asumir la responsabilidad por los errores que cometió en una etapa de turbulencia y adicción en su vida”, señaló el litigante en un comunicado, en el cual añadió que el hijo del mandatario estadounidense “está ansioso por seguir con su recuperación y pasar la página”.

“El presidente y la primera dama [Jill Biden] aman a su hijo y le apoyan mientras sigue intentando reconstruir su vida”, dijo en un comunicado, Ian Sams. uno de los portavoces de la Casa Blanca, quien rechazó hacer comentarios específicos del caso judicial. Hasta el momento no había más declaraciones del mandatario estadounidense.

Foto: Tomada de Internet / Google Imágenes

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas