23 C
Tijuana
sábado, julio 13, 2024
Publicidad

Exhiben a Los Rusos, también apoyados por policías

Una turbulencia política y mediática se ha sufrido en Mexicali, su Valle, San Felipe y San Luis Río Colorado, a raíz de una serie de documentos de investigaciones gubernamentales y de una campaña agresiva mediante redes sociales que ha exhibido la estructura criminal de Los Rusos, identificada como parte del equipo de Ismael “Mayo” Zambada, a sus colaboradores y hasta policías implicados.

Desde fotografías inéditas de los líderes del cártel radicado en Mexicali, pero con influencia en el vecino municipio de San Luis Río Colorado, Sonora, hasta asesinatos de mandos policíacos y operativos de Fuerzas Armadas para intentar capturarlos, son parte del embate contra el grupo delictivo que en su último episodio ha sido exhibido por el apoyo de policías para la protección de supuestos integrantes de la delincuencia organizada.

El martes 18 de junio, ZETA publicó información aparentemente extraída de las cámaras de vigilancia del residencial privado Antares, al Oriente de Mexicali, muy cerca de la Zona Dorada, donde se aprecia que la madrugada del viernes, aproximadamente a las 03:30 horas, un convoy de más de 10 vehículos cruza la caseta de vigilancia.

Al frente va un pick-up GMC Sierra color blanco de reciente modelo, conducido por un sujeto identificado como una persona de interés para la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Baja California: Josué Godínez Fernández (Se presume inocente en tanto no se determine su responsabilidad mediante la sentencia de un juez, según el Artículo 13 del CNPP). Lo preocupante del episodio es que en el séquito que rodea al buscado por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana se observan claramente dos unidades de la Policía Municipal como apoyo para reforzar la seguridad del grupo delictivo.

A raíz de este incidente, el director de la Policía Municipal, Pedro Ariel Mendívil, realizó una conferencia de prensa el miércoles 19, en la cual afirmó que cuatro elementos policíacos fueron removidos temporalmente de sus funciones, y que el jefe de turno fue degradado ante la presión mediática.

Levantón

Mendívil aseguró que el sujeto que escoltaban, aparentemente era un objetivo prioritario de las Mesas de Seguridad, pero que el identificado como El Pitufo no cuenta con un solo mandamiento judicial en su contra en el Estado, ni en el ámbito federal.

Aunque el mando policial no proporcionó nombres de los agentes implicados, fuentes de Sindicatura Municipal confirmaron que se trata de Juan Antonio Virgen Cantero, Carlos Alberto Contreras Esparza y el jefe de turno Hiram Sinhue Figueroa Ochoa, quienes enfrentarán un procedimiento administrativo.

Fuentes de inteligencia que analizaron el convoy, consideraron que pudiera haber otros dos perfiles de interés en el grupo: José Godínez, hijo del Pitufo, y Job Fuentes, quienes se trasladaban en un Ford Mustang. Mientras, analizan si en el pick-up Chevrolet Silverado guinda viajaba Alfonso Peralta Medina, conocido como El P1.

EL LEÓN, EL CABEZÓN, EL 6-1 Y EL VALLARTA

En las últimas semanas, presuntos integrantes de Los Rusos han sido exhibidos como principales generadores de violencia en Mexicali. Se les atribuyen múltiples homicidios recientes y levantones, así como el acompañamiento criminal de agentes preventivos.

Se trata de Jesús Nicasio Félix Fernández alias El León; Mario Antonio Valenzuela alias El Cabezón; José Manuel Cortez Islas, apodado El Vallarta; y Carlos Alberto Villaman Luna/Valenzuela Luna, conocido como El 6-1. Los tres últimos le responden a un sujeto del que no se tienen nombres ni rostro, sólo el mote: El Caimán.

El León es considerado líder de célula, cuyo nombre ha sido poco barajado en la atención mediática, debido a que mantiene en bajo perfil, pero fue arrestado en una ocasión junto con varios pistoleros. Los otros tres mencionados, son presuntamente los responsables de varios asesinatos registrados en la Zona Poniente y Sur de la ciudad (Se presumen inocentes en tanto no se determine su responsabilidad mediante la sentencia de un juez, según Artículo 13 del CNPP).

Desde abril de 2024 se detectó un incremento en los episodios de violencia derivados de las pugnas criminales, ya que, según autoridades, una célula de Los Salazar/La Chapiza en Mexicali tenía como objetivo convencer a vendedores de droga y traficantes de personas que pagan plaza al Ruso, para romper relación y trabajar con ellos. La célula también realizó asesinatos de vendedores de narcomenudeo alineados a Los Rusos. Varios crímenes ocurrieron en la Zona Poniente y Sur de Mexicali, mismos que fueron captados por cámaras de vigilancia.

El 17 de mayo, un operativo de la Fiscalía General del Estado (FGE) en la colonia Hacienda del Río, al Oriente de la ciudad, culminó con un enfrentamiento entre policías investigadores y sicarios que -según fuentes policiales- se trataba de una célula de La Chapiza. En el enfrentamiento abatieron a criminales y capturaron a otros.

El enorme dispositivo de seguridad conformado por Guardia Nacional, militares y todas las corporaciones civiles. Confirmaron que se trataba de una intervención especial.

Días después, la FGE y la Secretaría de la Defensa Nacional reventaron el motel Las Flores, donde – presuntamente- se había refugiado otra célula criminal de la misma agrupación, pero no fue asegurada.

Los Rusos han defendido su terreno en diversos puntos de la ciudad, lo que ha provocado un incremento inusual de asesinatos en las zonas periféricas de la zona urbana.

A esta célula se atribuyen los asesinatos de Marcy Janeth Macías, de 32 años, cuyo cadáver fue arrojado a escasos 150 metros de las instalaciones de la Guardia Nacional y privada de la libertad por tres mujeres, también por El Cabezón. Las tres féminas, María, Lea e Isabel, esta última de apenas 18 años, fueron capturadas tres días después del hallazgo de la fémina, aparentemente por el reclamo de la ausencia de un familiar.

Fuentes de Inteligencia también relacionan al Cabezón con otro incidente donde se observa cómo un agente de la Municipal conduce una patrulla para trasladar a quien presuntamente es El Cabezón, al llegar a un domicilio para buscar a un sujeto en la colonia Baja California.

El 16 de abril, cámaras captaron el momento en que desciende de la unidad con toda la confianza y se baja a preguntar por una persona en un domicilio. El oficial no deja vigilar en todo momento el perímetro, se desplaza alrededor del sujeto, quien aparentemente reclama algo al residente de una vivienda, además de hacer llamadas telefónicas. El agente municipal nunca parece tener el control de la situación, por el contrario: camina alrededor y no interviene en ningún momento.

Esta pugna se ha desplegado en San Luis Río Colorado, donde el comandante Gerardo Camacho habría sido asesinado por la sospecha de Los Salazar de permitir el ingreso de Los Rusos a dicho municipio. También en San Felipe hay actividad inusual, donde elementos de la Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana (FESC) y Ejército Mexicano capturaron a Óscar Federico Soberanes alias El Gorila, quien recientemente había asumido la posición de Samuel Ibarra Peralta alias El Pía; y Aurelio Ibarra Ramiro, conocido como Comandante Aurelio, lugartenientes de La Chapiza en el Golfo de Santa Clara y San Felipe.

Tras el avance territorial de Los Rusos a San Luis, La Chapiza reforzó el puerto del séptimo municipio para evitar otro ataque. Sin embargo, las autoridades lograron capturarlo.

OPERATIVO FALLIDO

Jesús Alexander Sánchez Félix, conocido como el Ruso, presunto lugarteniente del Mayo Zambada y Alfonso Peralta Medina alias el P1, se han vuelto objetivos prioritarios para el gobierno mexicano y de Estados Unidos, pues ambos cuentan con órdenes de extradición al vecino país, pero el propio Ruso es ya un objetivo prioritario para el Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés).

Dentro de la amplia gama de perfiles considerados objetivos en esta frontera, se encontraban Marco Antonio López Guerrero, detenido en febrero con relación a delitos de tráfico de armas; David Fernando Vásquez Bejarano alias El Acelerado, operador financiero del Ruso; y Juan Miguel Ortiz, conocido como El Primo, originario de Los Ángeles, California, quien era buscado por conspiración en EU (Se presumen inocentes en tanto no se determine una sentencia condenatoria por un juez, según Artículo 13 del CNPP). Todos se encuentran en proceso de ser entregados al gobierno de EU, donde -a diferencia de BC y México- sí enfrentan cargos.

Lo que no se comentó es que el 14 de junio, un grupo especial de la Secretaría de Marina arribó a Mexicali con la intención de asegurar al P1 en el centro del Kilómetro 57, en la limítrofe del Valle de la Capital bajacaliforniana y de San Luis Río Colorado.

Aunque el operativo fue negado e intentó confundirse con una detención realizada por la FESC en la misma comunidad -una mujer con varios gramos de metanfetamina-, la realidad es que elementos de Fuerzas Armadas alcanzaron al P1, pero debido a complicaciones en la extracción de la zona -donde se encuentra la base de operaciones de Los Rusos-, la captura no se pudo concretar, aunado a que las autoridades no acudieron al apoyo.

Coincidentemente, esa madrugada fue la fecha del video expuesto por ZETA, en el cual se ve al Pitufo comandando un convoy y entrando a Residencial Antares.

Autoridades analizan si hay relación entre el operativo y el video en el que pudo escapar El P1, sobre todo porque una de las unidades coincide con las características del vehículo que era rastreado.

Dos días después de este intento de captura, tres cartulinas atribuidas presuntamente a Los Rusos fueron colocadas en diversas partes de Mexicali y SLRC. La primera, en la Escuela Primaria Adolfo Ruiz Cortines de Ciudad Guadalupe Victoria, comunidad cercana al Kilómetro 57; otra en Lázaro Cárdenas y Río Nuevo en Mexicali; y una más en el municipio vecino, donde desde hace meses hay una operación directa de Los Rusos en actividades ilícitas.

“MARINOS Aquí no le busquen MEXICALI y su valle están tranquilos si así quieren que siga bajenle de huevos o van a ver arder MEXICALI. atte Fuerza Revolucionarias del Ruso y P1”, referían los mensajes amenazantes.

El término Fuerzas Revolucionarias del Ruso no había sido utilizado en varios años, cuando se colocó una manta para exigir la liberación de personas detenidas por la Policía Municipal -dirigida entonces por Alejandro Lora Torres, al cierre de la gestión de Lupita Mora- en una taquería de la Zona Dorada de Mexicali, donde destacaban los nombres de Junior Antonio Astorga López, Irver Wenceslao Quintero Sosa, Kevin Daniel López Cuevas e Iván Doroteo Palafox, ex comandante de la Fiscalía General de la República (FGR).

Tras su captura y traslado a la FGR, se dijo que Doroteo Palafox intentó -presuntamente- sobornar a los agentes aprehensores, pero éstos se negaron y procedieron con la captura de quienes se refugiaron en la misma FGR. Horas después de la detención, se colocó una manta frente a las oficinas del Poder Judicial Federal en Río Nuevo:

“A TODAS LAS DEPENDENCIAS FEDERALES SE LES ADVIERTE QUE SEA LA PRIMERA Y ÚLTIMA VEZ QUE ATENTAN EN CONTRA DE NUESTRA ORGANIZACIÓN, NO SABEN CON QUIEN SE ESTAN METIENDO Y USTEDES GOBIERNO MUNICIPAL Y ESTATAL ESTO NO SE VA A QUEDAR ASÍ, SE PASARON DE VERGAS. ATTE FUERZAS REVOLUCIONARIAS DEL RUSO”, es decir, la misma firma de quien también es conocido con el nombre Juan José Ponce Félix.

 

LOS DOMICILIOS

A raíz de estas investigaciones, agentes de Inteligencia han ubicado dos domicilios en las colonias Cataviña y Misión San Miguel Segunda Etapa en la Zona Dorada de Mexicali,

que oficialmente se presume, pertenecen al Ruso.

El primero se localiza en Avenida Ignacio Allende número1681, Fraccionamiento Cataviña, donde múltiples reportes ubican que reside la familia del Ruso; también informaron que frente a esa propiedad, hay una casa de seguridad donde reside el guardia personal del capo.

Los domicilios han sido revisados e inspeccionados mediante diversas estrategias de Inteligencia, y develaron los investigadores, han observado la presencia reiterada de varios automóviles que coinciden con los registrados en actas de búsqueda, además de que uno de los domicilios, el de la colonia Cataviña, tiende a registrar movimientos extraños e incluso personas armadas.

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas