20.1 C
Tijuana
martes, junio 25, 2024
Publicidad

Acusan de discriminación al Instituto México

La madre de dos menores de edad, estudiantes del Instituto México, acusó al plantel de discriminación, luego de que no permitieran la reinscripción de una de ellas a la escuela, y a la otra la excluyeran de actividades extracurriculares por su salud mental.

Karla Aguilar Pastrana, madre de las jóvenes, refirió a este Semanario que sus hijas eligieron estudiar en esa escuela por sus actividades deportivas, por lo que no dudó en hacerlo, si eso las hacía felices.


Publicidad


Las dos menores están bajo tratamiento psicológico que no interfiere con sus actividades educativas y extracurriculares.

Una de ellas tiene un diagnóstico de depresión y ansiedad, mientras que la otra ha presentado crisis disociativas, que al ser medicada en exceso, por parte del Hospital de Salud Mental, ahora sufre de convulsiones, pero también están bajo control.

“Mis hijas son destacadas alumnas, son deportistas; yo soy cumplida con mis pagos en la escuela, ellas están participando en todo cuanto es posible”, mencionó. Sin embargo, al agravarse la condición médica de una de ellas, tuvo que hablar con los directivos del plantel y explicar lo que estaba pasando y el porqué.


Publicidad

 


“Esto los maestros lo sabían. Los maestros no tienen las mejores prácticas… la motivación de mi hija era ganar el premio Champagnat, pero interno a mi hija -la mayor- y tengo que avisar a la escuela que va a regresar y qué condiciones”, relató.

La motivación de la menor era ir a un paseo, donde la directora estuvo de acuerdo, siempre y cuando fuera a la escuela un día antes para su observación; posterior a eso, le llaman para decir que no puede ir a la excursión, por temor a que la menor se pusiera mal. Desde ahí comenzó la discriminación.

Al intentar hablar con el director general, Raúl Lara, éste le dijo a la mamá que no habría reinscripción de su hija menor, de primaria a secundaria, “por sus antecedentes”, sin explicar a qué se refería.

“Yo soy muy activa en temas de prevención del delito, voluntaria, como ciudadana, desde antes de estos eventos… y me duele mucho que no se hayan apersonado ni hayan girado algún oficio de protección para mis hijas. Tuve que hacer una inversión muy grande al sacar a una de ellas del colegio porque los maestros comenzaron a violentarla y estamos esperando a que sea por parte de la Secretaría -Educación- que se inicie la denuncia en contra de la directora y director general”, señaló.

De acuerdo a la Ley General de Educación, ninguna institución pública o privada, puede negar el servicio, ya que es un derecho, por lo que Aguilar Pastrana pidió apoyo a la Secretaría de Educación.

En respuesta, la Secretaría emitió un oficio a Raúl Fernando Lara Castro, director general del Instituto México, en el que incluye dos recomendaciones; una de ellas le pide atender las disposiciones y normatividad aplicable, de acuerdo con la Ley de Educación del Estado y el Protocolo de Protección Integral Escolar, los cuales son su obligación.

Asimismo, solicitó se abstengan de toda práctica discriminatoria o excluyente en contra de las estudiantes, por ir en contra de sus derechos rectores, así como cualquier otra práctica que vulnere sus derechos mediante la exclusión arbitraria, bajo “reserva de derecho de admisión”, pero sin ninguna sanción contra la institución.

El Instituto México, a través de su representante jurídico, comentó a ZETA que la menor no puede ser readmitida, porque ya finalizó la primaria y no hay “pase directo” a secundaria, por lo que ese asunto debería tratarse con los directivos de ese nivel.

No respondieron a la pregunta de si volverían a aceptar a la menor, pues ella quiere seguir estudiando ahí; ni a qué se referían con señalar a la madre de las jóvenes, de tener antecedentes.

Mientras tanto, Karla Aguilar decidió sacar del plantel a la mayor, quien estudiaba tercero de secundaria, debido al maltrato y discriminación por parte de los maestros, y está en espera para saber si la menor será admitida, aunque reprochó a las autoridades educativas del Estado por ser tan laxos para cumplir la ley.Instituto México, Secretaría de Educación, colegio privado, Tijuana, discriminación, derecho a la Educación

Autor(a)

Ángela Torres Lozano
Ángela Torres Lozano
Soy licenciada en Comunicación por UABC, periodista desde 2008, reportera en ZETA de temas generales y especializada en periodismo de ciencia y salud, también soy miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas