16.7 C
Tijuana
jueves, mayo 23, 2024
Publicidad

“No me desligo, pero no soy militante”: Flores y su distancia política con el PAN en Tijuana

Maricarmen Flores Ávila no lleva el logo del PAN en su indumentaria de campaña pese a haberse registrado como candidata de esa fuerza política a la alcaldía de Tijuana. La periodista con décadas de residencia en el municipio fronterizo, optó por utilizar un emblema en el que se destaca la silueta de un colibrí, con motivo de lo cual explicó que se trata de un diseño inspirado en sus valores familiares.

La abanderada del Partido Acción Nacional explicó en entrevista con ZOOM POLÍITICO el enfoque ciudadano que le ha dado a su campaña, el cual obedece a que ella asumió la candidatura en función de una encuesta en la que se le dio voz a la ciudadanía para que eligiera contendiente opositor, a la vez de recalcar que su postulación no es producto de imposición alguna ejercida desde el ámbito partidista.


Publicidad


“Los partidos son instituciones políticas que la patria necesita por la democracia, son un instrumento, y en este momento para mí fueron el instrumento para subirme a la fiesta que yo me invite solita”, opinó.

En un foro auspiciado por la comunidad LGBTIQ+ el 30 de abril, al que asistieron como participantes los candidatos a la presidencia municipal de Tijuana, con la excepción de Ismael Burgueño Ruiz, de Morena-PVEM-Fuerza por México, Flores Ávila incluso marcó distancia con el partido blanquiazul, luego que desde el plano de la concurrencia se criticara al PAN de oponerse a medidas favorables a la participación política de los grupos vulnerables.

“Cóbreselo a ellos”, respondió la contendiente de Acción Nacional en alusión a los militantes de esa fuerza política.


Publicidad

 


“No es una bronca mía lo que el Partido Acción Nacional haya cometido, hecho o desecho en el pasado”, reiteró la entrevistada, quien atajó que de cualquier manera el albiazul “ya pagó factura en las elecciones”.

En opinión de la reportera inscrita como candidata, “el Partido Acción Nacional ya pagó los errores que cometieron hombres y mujeres traidores al partido”, quienes son de las personas que “llegan, se meten, hacen de las suyas y luego ves que les vale gorro la ciudadanía”.

En cuanto a su vínculo con el blanquiazul, Flores asentó: “No me deslindo de la responsabilidad que tengo porque, insisto, la candidatura es del Partido Acción Nacional, a la que llegó una ciudadana que el partido debe abanderar, porque así se lanzó la convocatoria. Si en la convocatoria la candidatura hubiese sido del PRI por ejemplo, en sus arreglos cuando eran coaligados, pues hoy la candidatura debiera ser arropada por ese partido. Es decir, insisto, no me desligo, pero no soy militante”.

Si bien la abanderada sostuvo que ella no fue impuesta por la cúpula del PAN, en su planilla lleva como integrantes a figuras representativas de esa fuerza política: su ex contrincante en el proceso interno, Bernabé Esquer Peraza, en la posición de síndico procurador; las regidoras con licencia y con pretensiones de reelegirse, Gina Arana Cruz, Sandra Magaña Ríos, entre otros perfiles afines al PAN.

“Ellos (las autoridades partidistas involucradas en la designación) hicieron la convocatoria (emitida en conjunto con el Partido Revolucionario Institucional, instituto político que terminaría por romper con el PAN la alianza Fuerza y Corazón por BC)”.

Foto: César René Blanco V.

La convocatoria “decía justamente que el o la candidata que ganara la planilla tendría que ser conformada por el partido signante de la candidatura. Ellos hicieron su contienda interna, hicieron la planilla, ellos pusieron a los regidores”, remarcó Flores Ávila.

En referencia a su rival de Morena-PVEM-Fuerza por México, Ismael Burgueño, estimó que con todo y que en su estatus de deudor alimentario pudiera estar al corriente en la manutención de sus hijos, semejante condición “es más un asunto moral” y da lugar a pensar que “los ciudadanos tuviéramos que andar demandando para que cumpliera lo que anda diciendo (o proponiendo)”.

A propósito de las críticas que se le hicieron al Partido Acción Nacional en el foro del 30 de abril y referentes a que el PAN pudiera estar obstruyendo la participación de diferentes sectores en el terreno político, Flores puso de manifiesto: “Yo me defino respetuosa de las diferencias de todo tipo. Ayer tuve una muy buena aceptación, cuando llegué me aplaudieron porque he estado con ellos en sus marchas, en sus luchas, en su defensa, en las marchas de las mujeres entendiendo su postura”.

De por qué no haber probado suerte como aspirante por la vía de las candidaturas independientes, arguyó que los requerimientos para inscribirse a la contienda bajo esa modalidad son rigurosos: “Llegar y acceder por una candidatura independiente resulta muy complicado, porque obvio yo creo que también en el futuro tendría que abrirse y depurarse los requisitos”.

Y abundó: “Dificilísimo, las condiciones no se dan, digo, y tienes ejemplos como el de Gastón Luken, como el de Carolina (Aubanel) o difícilmente se logra y recientemente el hermano de (Alberto) Capella (Javier Esteban)”.

Aseguró que como candidata elegida por la ciudadanía, a ella se le debe considerar por las propuestas que haga y se declaró en desacuerdo con que los políticos convencionales recurran a las promesas en un afán de posicionarse.

“Construir el plan de gobierno que yo presenté el día 15 (de abril) está cimentado en los ciudadanos, en sus necesidades, en sus carencias en el reclamo en la injusticia social, en la necesidad de seguridad, en atender los destrozos en el que ha caído el estado los últimos cinco años de gobierno”, manifestó.

Sostuvo que ya tiene en mente quién fungiría como secretario de Seguridad Pública en caso de resultar favorecida en las urnas el 2 de junio, absteniéndose de dar mayores detalles. Aclaró que de cualquier forma su prioridad es encontrar a alguien que pudiera hacerse cargo de la dirección de la Policía, perfil que a su juicio, debe emanar de la propia corporación.

“Yo no estoy como otros en campaña ahorita, recogiendo qué quiere la gente. Yo hice la chamba antes. Yo hice la chamba desde hace 40 años. Yo sí sé que vive la comunidad. Yo te puedo decir que prácticamente conozco el 90 o el 85 por ciento de la ciudad. A mí nadie me va a venir a contar”, sentenció.

Autor(a)

Eduardo Andrade Uribe
Eduardo Andrade Uribe
Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; con certificado de terminación de la maestría en Cultura Escrita otorgado por el Centro de Estudios Sor Juana. Activo en semanario ZETA dese 2005.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas