20.9 C
Tijuana
lunes, junio 24, 2024
Publicidad

Juez federal mexicano pide “apoyo” a EU y a la ONU; “democracia está en riesgo”, dice

Marco Antonio Beltrán Moreno, juez de distrito adscrito al Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de México, con residencia en Nezahualcóyotl, pidió, el 16 de mayo de 2023, el apoyo del Gobierno de Estados Unidos y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para el Poder Judicial de la Federación (PJF) mexicano, porque, según aseguró, la democracia en México estaba en peligro y no iban a querer una dictadura como vecino.

El juzgador federal grabó un video en inglés titulado ‘S.O.S. la democracia en México está en peligro’, de menos de un minuto de duración, en el que también alertó, hablando en inglés, que la paz del continente estaba en peligro.


Publicidad


“Este es un mensaje para los Estados Unidos y las Naciones Unidas. Nuestra democracia en México está en peligro. Necesitamos que nos envíen un mensaje de apoyo de ánimo y solidaridad para empoderar nuestra independencia judicial, para que todos nuestros colegas se levanten firmes y unidos”, indicó Beltrán Moreno.

“Y luchen por los ideales de nuestra Constitución. La paz de América está también en peligro, estoy seguro que no quieren una dictadura como vecino. Contamos con ustedes. Gracias por escucharme”, agregó el juez de distrito, cuyo video se comenzó a difundir en chats de funcionarios judiciales.

Beltrán Moreno llevaba un proceso contra Roberto Borge Angulo -ex gobernador de Quintana Roo, del 5 de abril de 2011 al 24 de septiembre de 2016 y ex militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI)-, por el presunto lavado de más de 900 millones de pesos, en la venta de terrenos pertenecientes de las reservas del estado.


Publicidad

 


El juez federal concedió, el 18 de diciembre de 2023, a Borge Angulo, la prisión domiciliaria en un proceso por lavado de dinero y, para salir de la cárcel, sólo restaría que le cambiaran la prisión preventiva oficiosa en su otro proceso por delincuencia organizada.

El juzgador autorizó el confinamiento de Borge Angulo en su domicilio particular, con el uso de brazalete electrónico, aunque para salir del Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (CEFEREPSI), ubicado en el municipio de Ayala, en el estado de Morelos, tendría que cubrir una garantía de 10 millones de pesos. No obstante, en caso de ser condenado posteriormente, tendría que regresar a la cárcel.

Según informes del Poder Judicial de la Federación -citados por el diario Reforma-, el juez federal justificó su pronunciamiento con base en una jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)-, que obligaba a revisar la prisión preventiva, tras dos años de reclusión.

Con base en lo anterior, según el mismo rotativo, el juzgador determinó que habían cambiado las condiciones objetivas por las cuales cuatro años antes le habían dictado la prisión preventiva justificada, pero en la actualidad no habría elementos para presumir que existía el riesgo de que el ex gobernador pudiera fugarse.

En este caso de lavado, la Fiscalía General de la República (FGR) acusaba a Borge Angulo de designar a Claudia Romanillos Villanueva, como titular del Instituto de la Administración Pública del Estado de Quintana Roo, para después ordenarle vender, a amigos y familiares, un total de 22 predios de la Riviera Maya a precios subvaluados, lo que ocasionó un daño a las arcas públicas del estado por 900 millones.

La FGR presentó su acusación por escrito por el delito de lavado y pidió que le impusieran a Borge Angulo una condena de 15 años de prisión. En el fuero común, al ex gobernador le iniciaron tres procesos, pero en la actualidad sólo estaban en curso dos y ya no estaba sujeto a la prisión preventiva en ninguno de ellos, por lo que, según el diario Reforma, “el único obstáculo que lo separa de la libertad es la medida cautelar del procedimiento penal por delincuencia organizada. Este último expediente se basa en los mismos hechos de la acusación de lavado de dinero”.

En cuanto a los dos procesos vigentes en la justicia local de Quintana Roo, uno era por peculado porque se presume que desvió 594 millones de pesos y la subcontratación de servicios aéreos a la empresa paraestatal “VIP Servicios Aéreos Ejecutivo S.A. de C.V”, durante el periodo de 2011 a 2013.

El otro era por el delito de aprovechamiento ilícito del poder -donde ya también había concluido la etapa de investigación complementaria-, relacionado con el pago irregular de 594 millones de pesos, a la empresa paraestatal VIP Servicios Ejecutivos S.A. de C.V.

Foto: Captura de pantalla de video

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas