16.6 C
Tijuana
jueves, junio 13, 2024
Publicidad

El Piojillo: promesa incumplida

Entre ruinas, recientemente la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y el Gobierno del Estado anunciaron el avance del 87 por ciento de la construcción del Parque El Piojillo y que estaría listo a finales de mayo; pese a “los esfuerzos”, la obra sigue en cascarón.

“Lo único que se avanzó, pero desde finales del 2023 fue la plancha y la colocación del pasto sintético, pero realmente no se hizo más; de hecho, en la visita del gobernador tuvimos que cubrir algunos espacios para que no se viera que estaba cuarteado. La fragua no fue la correcta y se tronó el concreto. Ya el residente de obra, el ingeniero, dijo que ya no había tiempo para volver a tirar”, expuso Esteban, trabajador del parque.


Publicidad


La obra que tiene un costo de 210 millones 766 mil pesos para la construcción del Parque y de 224 millones 811 mil pesos por el puente multimodal, que juntos los dos proyectos hacen un total de 435 millones 577 mil, que entraron directamente a Grupo Zohmex y sus socios, incluido Agúndez.

“Este espacio podría quedar finalizado al concluir el mes de mayo, ya que en las siguientes semanas se enfocarán en la cimbra de áreas, como es la instalación de gradas, además del vertido de concreto en los andadores y ciclovía”, señaló Víctor Castro Cosío en un encuentro privado con el secretario de la Sedatu, Román Meyer Falcón.

Múltiples fracturas en el concreto del Parque El Piojillo denotan una obra de mala calidad y materiales baratos, Foto: Antonio Cervantes

En la primera semana de mayo, Castro y Meyer caminaron sobre la obra “El Piojillo” e informaron que los trabajos de construcción de tres campos de béisbol, dos de fútbol, área de skate y andador, así como la conexión con el andador y ciclovía “Daniel Roldán”, comprometieron que la obra estaría cumpliendo en tiempo y forma para entregarla al Ayuntamiento de La Paz.


Publicidad

 


Sin embargo, una denuncia llegada a ZETA, un trabajador -que solicitó anonimato- denunció que además de que no les están cumpliendo al 100 por ciento con los acuerdos en pagos a tiempo, montos y seguridad social, la obra no es lo que se cree; incluso acompañó su dicho con una serie de fotografías que evidencian la mala calidad de la obra y los “vicios ocultos” a la vista de todos.

“El concreto que se está echando no es de la máxima calidad; en pocas palabras, se está haciendo mucho con poco material, estamos extendiendo lo más que se pueda y ahorrando tiempo. Nos piden cubrir el máximo de terreno con lo que hay; si un tramo de cemento o de mezcla que está destinado para dos metros, se puede extender a tres, cuatro o cinco metros, de esa magnitud. Están aligerando costos para que la obra se vea en avance y se entregue antes de terminar el proceso: quieren acelerar, pero no entienden o no les importa el tiempo de fraguado”, añadió Esteban, trabajador de la obra El Piojillo.

Los ciudadanos que ya han salido a caminar en la zona, aprovechando las banquetas, ya dieron cuenta de los errores en la obra, denunciando cuarteaduras en el piso, banquetas y guarniciones; consideran que es posible que también los campos y gradas estén hechas con una pésima calidad.

“Pasé caminando por la obra de banquetas por el libramiento Daniel Roldán, tramo puente 8 de octubre hacía boulevard Francisco J. Mujica, y las banquetas de apenas un mes ya se están cuarteando; insisto, lo vamos a pagar todos, no es regalado. Ojalá las instituciones de supervisión de obras de Contraloría General Estatal y municipal pongan atención. O hay mala preparación de terreno, o los materiales ‘cemento’ son de mala calidad o pobre en cantidades”, denunció un ciudadano especialista en ingeniería civil.

En las imágenes filtradas se aprecian grietas en banquetas y guarniciones. Indicó el denunciante que los supervisores de obra se dieron cuenta, por ello pidió se ocultara por completo su nombre, ya que hasta los propios trabajadores han sido amenazados en múltiples ocasiones en los distintos paros que han realizado por la falta de pago de sus semanas trabajadas.

LOS TIEMPOS DE OBRA

Según el Gobierno del Estado, Meyer Falcón expresó su “intención de regresar a esta ciudad capital a mediados del mes de mayo para dar seguimiento de entrega lo más pronto posible a tan importante infraestructura urbana”; es decir, quiere darle celeridad a la obra que lleva desde el 7 de febrero del 2023 al día de hoy más de 470 días, desde el inicio de su ejecución.

El plazo de ejecución según el contrato era de 300 días naturales, contados a partir del 7 de febrero de 2023 y que se debió entregar el 3 de diciembre de 2023; sin embargo, la obra supuestamente apenas está al 87 por ciento y con miras de entregarse a medias “como terminada”, lo cual enciende las alertas.

El 30 de diciembre de 2022, mediante el sistema CompraNet, se publicó el procedimiento a la Licitación Pública Nacional Electrónica Número LO-015000999-E1465-2022, el cual corresponde a la construcción del “Parque Deportivo Libramiento Norte de La Paz” y/o “Parque El Piojillo” mediante el Programa de Mejoramiento Urbano 2023; a la par se lanzó la licitación LO-015000999-E1466-2022, correspondiente a la construcción de un puente multimodal con ciclovía en libramiento y carretera transpeninsular, un andador y ciclovía en el Libramiento Daniel Roldán.

Ambos proyectos estarían a cargo de la empresa Grupo Zohmex, S.A. de C.V., que cuenta con las socias del estado de San Luis Potosí, María Rocío Bastidas Barraza, con el 51 por ciento de las acciones, y Cindy Danae Martínez Salinas con el 49 por ciento, y desde el 14 de junio del 2016 nombraron como Comisario a Narciso Agúndez Gómez, actual director de la Administración Portuaria Integral (API); y por otro lado, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Así lucen 435 millones de pesos de un parque y corredor con ciclovía, Foto: Antonio Cervantes

Parte de las críticas al proyecto del Parque El Piojillo y la ciclovía es la falta de permisos de impacto ambiental y licencias de construcción para desarrollar el proyecto en una zona federal ante la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y la misma Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), esta última dio un plazo de 12 meses para cumplir con la legislación ambiental y también fue ignorada.

“Informar a la promovente, de conformidad con lo establecido en el Artículo Tercero del ACUERDO, deberá obtener la Autorización definitiva del proyecto, en un plazo no mayor a 12 meses, contados a partir del día hábil siguiente a la emisión del presente Acuerdo, en cumplimiento de la normatividad en la materia”, dice el acuerdo SRA/DGIRA/DG-00774-23 emitido por la Subsecretaría de Regulación Ambiental.

El pasado 10 de marzo del 2024 venció el plazo para obtener los permisos ambientales y de ejecución en la zona federal, pero no hay autoridad competente que lo opere. Quizá tenga que ver con que no hay ni siquiera datos reales que conformen este proyecto, en la manifestación hacia la autoridad ambiental, la misma Sedatu presenta una documentación enviada por Grupo Zohmex en la que manifiestan el tamaño del predio en donde se opera el Parque El Piojillo, pero hay irregularidades.

En la zona en la que están operando, ellos manifiestan una superficie del terreno del proyecto de 254,108.37 m²; pero una vez analizado el terreno mediante Google Earth, en el que se amplió la medición a las avenidas, ronda en los 180 mil metros cuadrados, por lo cual está inflado el predio en el que supuestamente están trabajando. En materia técnica no se tiene una ficha concreta del tamaño de los campos y mucho menos el tamaño real que aplicaron, la cual seguramente se encuentra en la bitácora de obra, que por obvias razones no es pública.

Además, el promovente informa a la Semarnat y la Sedatu que los permisos requeridos son posiblemente para demolición de pavimentos, y señalan una superficie estimada de dos mil metros cuadrados, sin embargo, en ningún momento se ha hablado de construcción, remodelación o reconstrucción de una avenida, y menos del libramiento; es más, ni siquiera cuentan con el personal y la maquinaria requerida para tal obra.

Por otro lado, la empresa ha declarado en encuentros con medios de comunicación a través del hijo de la socia mayoritaria, Alan Haro Bastidas, quien se presentó como dueño de la misma y manifestó que la falta del pago a trabajadores del Piojillo retrasó la fecha de entrega de la obra y que por ello la Sedatu amplió la fecha de entrega.

Sin embargo, el contrato lo establece muy claro y en su  Cláusula décima contradice estos dichos:

“’LA SEDATU’ no tendrá con el personal o trabajadores que emplee o llegará a emplear ‘EL CONTRATISTA’ ninguna relación laboral, civil, mercantil o de ningún otro género; por lo tanto ‘EL CONTRATISTA’ como empresario y patrón del personal que ocupe con motivo de los trabajos materia del contrato, será el único responsable de las obligaciones derivadas de las disposiciones legales y demás ordenamientos en materia de trabajo y de seguridad social. ‘EL CONTRATISTA’ conviene por lo mismo, en responder de todas las reclamaciones que sus trabajadores presentaren en contra de ‘LA SEDATU’, en relación con los trabajos objeto del presente contrato y sus efectos que puedan presentarse posteriormente, debiendo cubrir cualesquier importe que de ello se derive y sacar a salvo y en paz de tales reclamaciones a ‘LA SEDATU’, a más tardar a los diez días naturales contados a partir de la fecha en que sea notificado”. [sic]

LA DISPUTA POLÍTICA

Para el Ayuntamiento de La Paz, el Parque El Piojillo ha sido el emblema de la administración, aunque los recursos hayan sido aplicados por parte del Gobierno Federal, y que la obra ya va para año y medio sin que se haya entregado, con cinco meses de retraso por encima del periodo establecido en el contrato y más de un mes y medio de vencida la autorización ambiental.

Ahora fueron evidenciadas diversas grietas en la construcción de banquetas que, a decir del propio gobernador Castro, sería lo único para concluir con la etapa de adecuación para su entrega a finales de mayo, en unos días.

Entre ruinas recorren Parque El Piojillo en La Paz Gobernador Víctor Castro y SEDATU, Foto: Antonio Cervantes

“Lo estamos haciendo con El Piojillo, que es en arroyo: los bordos del Piojillo pues estaban contaminados, estaban como basurero; igualmente eran espacios inseguros, y ahorita se está haciendo el sendero seguro del Piojillo, que es cuando pasan por el libramiento Juan de Dios Angulo al lado del hospital Salvatierra, pues van a ver que hay palmas, que hay iluminaciones, que hay lámparas, que se está construyendo una ciclovía, una banqueta”, celebró Milena Quiroga, alcaldesa con licencia y quien busca reelección por la candidatura común “Seguiremos Haciendo Historia”.

En respuesta al parque, Rigoberto Mares, candidato a alcalde por la candidatura común “Juntos por BCS”, explicó que la enorme inversión en un parque ubicado en zona federal, que pudiera estar en riesgo en la temporada de huracanes recién iniciada, tampoco refleja los intereses de la comunidad paceña.

Enumeró algunas de las necesidades prioritarias para los habitantes, y que están a la vista de todos, y no una obra que al final de cuentas estaría beneficiando el bolsillo de servidores públicos, como el director del API.

“Gastarse 430 millones de pesos en esa obra, pues yo no sé quisiera la prioridad de La Paz; yo creo que pues 430 millones de pesos bien pudieron haberse empleado en otras cosas, en pasos a desnivel, en puentes para mejorar la movilidad, en un fondo de apoyo al transporte, en mejorar la infraestructura hídrica, que me parecen que son problemas más sentidos, en rehabilitar espacios públicos”, lanzó Rigo Mares.

Por último, explicó que Milena Quiroga está haciendo caravana con sombrero ajeno, ya que el Ayuntamiento de La Paz que ella administró no tuvo ninguna participación en dicha obra, y que sólo dedicaría su tiempo para recibir la obra.

Pero que a su llegada a la administración pública municipal hará una auditoría a dicha obra antes de recibirla como municipio.

“De entrada es una obra federal, es recurso federal; la verdad es que yo no sé por qué se cuelga. Bueno, pues sí lo sé, ante la falta de resultados, pues trata de colgarse la única obra medianamente importante que se ha dado en los últimos años. Y digo medianamente importante porque yo creo que también; francamente no creo, no estoy convencido de que esa sea la prioridad de la gente o al menos no es lo que los ciudadanos han expresado”, finalizó Mares.

Autor(a)

Antonio Cervantes
Antonio Cervantes
Antonio Cervantes Antonio Cervantes Antonio T 42 antonio@zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas