20.1 C
Tijuana
martes, junio 25, 2024
Publicidad

El Padre Cisneros (1946-2024)

“Por encima de todo nos dejó un grandísimo ejemplo en la enseñanza de la que hizo un culto, y nos ofreció el primer modelo de lo que debe ser un maestro perfecto, ilustrado, paciente, bueno, virtuoso y patriota”.

-Diego González, El Padre Varela, su vida y su obra (Habana, 1927).


Publicidad


No tenía diez de edad, y sus padres lo llevaron de la Ciudad de México al Seminario de Morelia. El Rector: el padre Juan Jesús Posadas Ocampo, y director espiritual el padre Manuel Pérez Gil y González. Lloraba porque extrañaba a su familia. Si sigues llorando te vamos a llevar con tus papás y ya no podrás seguir aquí.

En 1970, cuando el padre Posadas, nacido en 1926 y criado entre sacerdotes y obispos perseguidos en Michoacán y en el país, fue nombrado segundo obispo de la frontera de Tijuana, se lo trajo como Rector del Seminario, siendo aún diácono.

Diecinueve años Rector. Entre sus alumnos, los obispos de Cuernavaca, Culiacán, Toluca y Ciudad Victoria (emérito), y cientos de sacerdotes de La Paz, Ensenada, Tijuana, Mexicali, Ciudad Obregón, y de California: Stockton, Santa Rosa, Fresno y más. Federico Benítez fue seminarista con él.


Publicidad

 


Las alarmas “se encendían” cuando por la tarde en la cancha de básquet, el Padre Cisneros rezaba el Rosario con algún muchacho. Los domingos de vísperas con laptop en mano, desde un rincón posterior “tecleaba” para ver si le faltaba una oveja,y de ser necesario meditar los misterios dolorosos en la cancha convertida en frontón, futbol, básquetbol o algo así.

En la época de Monseñor Cisneros los tijuanensespartían a Roma como Gorditas de la Villa, en grupos numerosos. Luego al regresar, no les daba pena consultar al admirable sacerdote mexicanista, diría el padre Raúl Duarte Castillo, michoacano de Purépero y rector de la Universidad Pontificia de México, y del Seminario de Zamora. En Morelia (Tiripetío) nació la primera escuela de Filosofía de América siglo XVI con fray Antonio de la Veracruz. Mexicanista porque no fue a estudiar a Roma como su amigo y maestro, el señor Posadas Ocampo.

“Chava” Cisneros -como cariñosamente expresa su aventajada alumna Adela Navarro Bello- fue profesor en el Seminario, en la Ibero y en la UABC. Compañero del pensador marxistaalemán Horst Matthai. Como buen hijo de la Ciudad de México, se le veía el estilo dialógico de Sarmiento, Zuckermann, Reyes Heroles, Alazraki, Bartra, Octavio Paz. Filosofía, pedagogía, teología, moral, religión, hacía sus propias síntesis y cuadernos.

En San Diego estudió una maestría en pedagogía para “pulirse”. Eso sí, sus exámenes eran todo un desafío. Entre la raza solían decir toca examen de confusión múltiple. Ni con dos estudiadas sacaba uno 8. Ah, pero en los trabajos se recuperaba uno, al aplicar las enseñanzas académicas con las fuentes hemerográficas o periodísticas y de revistas de investigación. Monseñor fue un gran comunicador.

Decía el padre Arturo de la Torre, que en enero de 1993, los seminaristas del mayor y menor, y toda la diócesis, inspirados en el testimonio de la Madre Teresa de Calcuta, cuyos misioneros eran alumnos de monseñor, recibimos un curso intensivo de pastoral social, cuando por un mes se suspendieron las clases y prácticamente Tijuana, por gracia de Dios y con la juventud seminarística (con apoyo de Canadá, Estados Unidos y México, coordinados por el Sr. Obispo Emilio Berlié y el padre Cisneros) conocimos los lejanos Cañones del Pato, del Sáenz, la Piedrera, Matamoros, El Florido, y la periferia aquella de la Tijuana de 1993.

La Dorian’s mandó cajas de ropa nueva para los seminaristas que habían dejado la vida, juventud y vestimenta entre el pueblo. Yo soy norteño bajacaliforniano, nací en la linda frontera de Tijuana, donde comienza la patria mexicana… El licenciado Chavero de Baja Celular puso tres impresionantes “celulares” tipo ladrillo a la orden del Seminario; mientras Zeta 13 -del Sr. Mayans Concha- no pararon transmisiones por 240 horas o más.

Fue con el sacerdote Salvador Cisneros cuando el Seminario inició programas en Zeta 13, Cadena Baja California con Polo Quiroz, en Radio Tecnológico y Radio Tecate (CBC). Era un espíritu abierto. Será inolvidable su inteligente sonrisa y su entusiasmo contagioso. Si descansa en paz, les salimos debiendo al buen padre Cisneros y a todos los formadores. Buen hombre, buen sacerdote.

Germán Orozco reside en Mexicali, B.C.

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas