21.8 C
Tijuana
viernes, junio 14, 2024
Publicidad

Aumentan un 147% denuncias de mulas ciegas

En Tijuana, en los primeros cuatro meses y medio del presente año, 19 ciudadanos que cruzan constantemente a Estados Unidos llamaron a la Policía Municipal para reportar que en las cajuelas, llantas o chasís de sus autos, localizaron drogas que criminales desconocidos colocaron.

De acuerdo a información de la Dirección de Seguridad Pública de Tijuana, durante 2023 la Secretaría atendió 21 denuncias de mulas ciegas, alrededor de 1.75 reportes al mes, sin embargo, el año en curso contabiliza un promedio mensual de cuatro solicitudes de auxilio mensuales, esto es, un incremento del 147%.


Publicidad


Como parte del mismo fenómeno, la Secretaría de Seguridad Municipal suma las denuncias de los afectados por intentos de mula ciega, pero por parte de los traficantes de personas, los cuales prácticamente se han duplicado, ya que el año pasado se registraron 13 reportes y, hasta el 7 de mayo de 2024, ya contabilizan siete llamadas de propietarios de autos que encuentran a gente metida en sus cajuelas, con intenciones de cruzar a Estados Unidos.

La mañana del 3 de abril de 2023, Elsy se preparaba para cruzar a San Diego, California. Sabedora de que los criminales usan a personas como ella para cruzar droga, hace tiempo decidió revisar periódicamente su cajuela antes de salir de su casa en Tijuana. No obstante, ese miércoles se sorprendió al encontrar a dos mujeres en el interior.

“Llego a casa y el carro se queda en el garaje, realmente no se queda afuera, mi trabajo requiere que yo esté siempre en el carro” expuso desconcertada de no saber en qué momento metieron a las mujeres al auto.


Publicidad

 


Denuncia similar hizo Brayan el 14 de marzo en Zona Río Tijuana. Llamó a señas a una patrulla porque se dio cuenta que dentro de su camioneta estaban dos personas tapadas con una cobija. Eran Pedro, un guatemalteco de 32 años, e Isidro, un veinteañero de Oaxaca.

En cuanto a los paquetes de droga colocados por traficantes en los vehículos de sus víctimas, las variantes son pocas, y lo que protege a los conductores inocentes, es la costumbre de revisar sus autos antes de salir de casa.

Por ejemplo, el 27 de abril en Playas de Tijuana, un hombre de 56 años llamó a la Policía poco antes del mediodía, al ver un objeto sospechoso en la parte baja de su pick-up, a la altura de la llanta de refacción, misma que le habían robado tres semanas atrás y apareció repentinamente.

Al llegar, los agentes aseguraron la llanta forrada con cinta adhesiva negra, en cuyo interior había 26 bolsas de plástico con un peso total de 54.23 kilos de una sustancia identificada como fentanilo. 

Previamente, en la delegación La Mesa, un nativo de San Diego de 37 años, quien reside en Tijuana, habló el 22 de marzo a la Policía para explicar que dos días antes, la noche del miércoles 20, cuando fue a cambiar la batería de su auto, se dio cuenta que había dos paquetes sospechosos envueltos en plástico en su vehículo. Para resguardar su seguridad, decidió no moverlos y dejar su auto estacionado en vía pública para que los dueños lo removieran. Pero no sucedió y pidió apoyo de la corporación, la cual reportó el aseguramiento de paquetes de una “sustancia blanca en polvo” con peso de 4.25 kilos y un geolocalizador (GPS).

El 23 de marzo, en Villas del Real, otro estadounidense de 24 años, antes de irse a trabajar a San Diego, revisó su cajuela e hizo dos llamadas a los números de Emergencia. En la primera dijo haber encontrado dos paquetes sospechosos y después localizó otros dos. En ese punto aseguraron 16.7 kilos de cristal, 1.4 kilos de polvo blanco y dos GPS.

De acuerdo a la versión de Rafael Vázquez, director de la Policía en Tijuana, es un modus operandi de grupos criminales porque las llamadas se reciben de toda la ciudad.

FGR NO INVESTIGA, EU PROCESA SIN DISTINCIÓN

Curiosamente, aunque en Tecate y Mexicali también a cientos de personas que viven del lado mexicano y cruzan todos los días a trabajar a Estados Unidos, consultadas las policías municipales, reportaron que ellos no han recibido ninguna denuncia de intento de mula ciega en lo que va del año, y no es algo común en esas municipalidades.

Respecto al seguimiento que da la delegación de la Fiscalía General de la República a los asuntos presentados por la Policía Municipal, la FGR informó que se abren carpetas y se lleva registro, aunque reconocen que no hay avances – ZETA preguntó por varios casos específicos, pero todos estancados- porque los denunciantes son víctimas; cuando hay migrantes, también son víctimas, y usualmente existen poco elementos de prueba a los cuales dar seguimiento. 

Para las autoridades de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), el concepto mula ciega no existe, así lo señalaron a ZETA. Todos los detenidos son juzgados por tráfico y deben probar en juicio su no participación activa para reducir las sanciones.

La recomendación de la autoridad policiaca local para residentes de Tijuana que cruzan constantemente a Estados Unidos, es revisar cajuelas antes de salir de casa y, de encontrar paquetes, no los manipulen y denuncien. Para aquellos que buscan empleo, la instrucción es desconfiar e investigar para no caer en manos de reclutadores que contratan conductores con visa para cruzar a Estados Unidos, ya que en muchas ocasiones los usan para pasar droga.

El 30 de abril, la Dirección Municipal de Atención al Migrante emprendió una campaña en los albergues de migrantes para que eviten ser usados como mulas ciegas, instalando para ello cartelones con información de los riesgos y penalidades, así como la afectación a su proceso de asilo.

Autor(a)

Rosario Mosso Castro
Rosario Mosso Castro
Editora de Semanario ZETA.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas