25 C
Tijuana
martes, junio 25, 2024
Publicidad

Acusan falta de perspectiva de género en juzgados penales y familiares

El 31 de agosto de 2021, Paulino “N” mandó a su hija, de siete años, a descansar a su habitación, acto seguido, se puso sobre ella y le colocó una almohada en la cabeza, lleno de ira, hasta que la menor le alcanzó a gritar a su hermano, de nueve, que corriera; tras la denuncia por violencia, una jueza desestimó el caso y culpó a la madre.

Denisse García, madre de ambos pequeños, ahora de 10 y 12 años, relató a este Semanario que ese día recibió a sus hijos luego de pasar todo el fin de semana con su padre, del cual se separó legalmente desde 2015 y tenían custodia compartida.


Publicidad


“Ese día, me entregó a los niños a las 7:30 de la mañana, era un martes; yo le pregunté a la niña cómo les había ido y ella me contestó ‘A Papu bien, a mí no’, entonces cuando entramos a la casa, la senté en el comedor y le pedí que me platicara”, mencionó.

La noche antes, la menor tuvo una pesadilla, por lo que bajó corriendo al cuarto de su nana en busca de consuelo; después de unos minutos de apapacho, Paulino bajó molesto y le empezó a reclamar que por sus “pendejadas no podía dormir”, la arrebató de los brazos de la nana y la sacó de la casa.

La niña comenzó a correr en el patio intentando entrar a la casa, ubicada en Puerta de Hierro, y su padre a perseguirla, hasta que ella lo logró y se fue directo a su cuarto; el hombre fue tras ella y cuando la vio le dijo que se pusiera boca abajo, se subió sobre ella y la empezó a asfixiar con una almohada.


Publicidad

 


Entre el forcejeo y con sus últimas fuerzas, la menor vio a su hermano mayor parado en la puerta observando todo, por lo que le alcanzó a gritar “Papu, ¡corre!”, acción que hizo que su padre la dejara en paz.

Al día siguiente, durante el desayuno antes de ser devueltos a su madre, Paulino continuó con la violencia verbal, insultándola y culpándola por no haber podido dormir, además de reclamarle el no querer comer; y tras la insistencia de la nana, la niña sólo dijo “así déjalo, yo ya no pienso volver”.

Tras enterarse de lo sucedido, Denisse acudió de inmediato a interponer la denuncia por violencia intrafamiliar, a donde su hijo de nueve años las quiso acompañar, ya que él había sido testigo. “Yo vi todo, yo también quiero hablar”, dijo el pequeño.

Desde entonces, los menores han sido tratados con psicólogos y han sido partícipes de nueve peritajes, además, la nana también dio su testimonio, el cual coincidía con lo narrado por los niños.

Sin embargo, ninguno de los documentos y testimonios presentados fueron suficientes para que la jueza penal Karla Fierro vinculara a proceso a Paulino “N”, quien se ostentaba como abogado fiscalista a pesar de no tener cédula profesional.

Al contrario, acusó a Denisse de alienar a sus hijos en contra de su padre, por venganza, a pesar de que los hechos ocurrieron cuando ya tenían seis años divorciados, hubo testigos de lo ocurrido, y además, los peritos y psicólogos coincidieron con que los niños sí tenían un trauma.

Tanto Denisse como su equipo de abogados solicitarán una apelación y emitirán una queja oficial ante el Consejo de la Judicatura, por el actuar de la jueza, además de continuar el juicio por la custodia completa.

Denisse acusó a la jueza de no operar con perspectiva de género, y que, además, pudiera existir tráfico de influencias, por la relación laboral de su expareja con otros abogados y relación de amistad con algunos jueces.

Al respecto, Isaac Alejandro Fragoso López, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, señaló que la institución cumple con realizar capacitaciones a los jueces sobre la perspectiva de género, sin embargo, no significa que éstos entiendan cómo funciona, toda vez que las reglas cambian constantemente, y la manera de juzgar de un día, al siguiente ya no lo es.

Autor(a)

Ángela Torres Lozano
Ángela Torres Lozano
Soy licenciada en Comunicación por UABC, periodista desde 2008, reportera en ZETA de temas generales y especializada en periodismo de ciencia y salud, también soy miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas