15.7 C
Tijuana
lunes, mayo 6, 2024
Publicidad

Juez de NY niega a “El Chapo” Guzmán recibir visitas de Emma Coronel e hijas en prisión

El juez Brian M. Cogan, de la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, negó, el 16 de abril de 2024, la solicitud de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, ex líder del Cártel de Sinaloa, para que recibiera visitas en prisión de su esposa, Emma Coronel Aispuro, así como de María Joaquina y Emali Guadalupe Guzmán Coronel, las dos hijas mellizas de ambos, nacidas en 2011, en Estados Unidos.

Según lo reportó la cadena estadounidense CBS News, la solicitud del ex líder del Cártel de Sinaloa no fue admitida porque las “condiciones de confinamiento” o Medidas Administrativas Especiales (SAM, por sus siglas en inglés), que impuso el Buró Federal de Prisiones[ BOP, por sus siglas en inglés], no podían ser modificadas por la Corte del Distrito Este de Nueva York.


Publicidad


“Tras su condena, el Buró de Prisiones se volvió el único responsable por sus condiciones de confinamiento, y esta Corte no tiene poder para alterar las condiciones que el Buró de Prisiones ha impuesto. Por lo tanto, su petición debe ser negada sin perjuicio para que busque la modificación de sus condiciones de confinamiento con el Buró Federal de Prisiones”, detalló el juez neoyorquino, en su resolución.

Además de que no podría recibir la visita de Coronel Aispuro y de las gemelas, tampoco tendría comunicación con ellas vía telefónica -con dos llamadas mensuales de quince minutos cada una-, como también había solicitado el capo sinaloense, desde el 20 de marzo de 2024, a través de una carta dirigida al juez Cogan.

“Le pido por favor que le autorice [a Coronel Aispuro] visitarme y que traiga a mis hijas, dado que ellas solo pueden visitarme cuando tienen vacaciones en la escuela, ya que estudian en México”, se lee en la misiva firmada por Guzmán Loera.


Publicidad

 


Entre los argumentos que presentó el ex líder del Cártel de Sinaloa, eran que Coronel Aispuro sí contaba con visa estadounidense para visitarlo, por lo que la presentó como la única integrante de su familia que podría ir la prisión de máxima seguridad Florence ADMAX Florence -conocida como el “Alcatraz de las Rocallosas”-, ubicada en el condado de Fremont, Colorado, donde el capo sinaloense permanece desde julio de 2019.

“Mi esposa está en California y puede visitarme de forma regular, ya que el resto de mi familia cercana como mis hermanas no me pueden visitar porque no tienen visa para viajar a EU. La única persona en mi familia que puede visitarme es mi esposa, por supuesto, si lo autoriza”, destacó “El Chapo”, en su misiva.

Extraditado a territorio estadounidense desde México, durante el último día de la Administración del ex presidente Barack Obama, el 20 de enero de 2017, Guzmán Loera fue encontrado culpable en febrero de 2019, de 10 cargos por narcotráfico, durante un proceso criminal en la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York.

Por su parte, Coronel Aispuro fue liberada, el 13 de septiembre 2023, tras cumplir 2 años y 7 meses en prisión, como parte de su sentencia tras haber llegado a un acuerdo de culpabilidad, según informaron medios estadounidenses, que citaron a voceros del Buró de Prisiones de Estados Unidos.

No obstante, a la esposa del ex líder del Cártel de Sinaloa aún le restaban cuatro años de libertad condicional, durante los cuales, por orden de un juez, debería residir en el distrito judicial que se le asigne, además de que tendría que obtener un empleo, informar donde viviría, no portar armas, ni poseer sustancias nocivas, así como entregar una prueba de su ADN, entre otras cosas.

“Podemos confirmar que Emma Coronel Aispuro fue liberada de custodia del Buró Federal de Prisiones hoy, 13 de septiembre de 2023. Por cuestiones de privacidad y seguridad, el BOP no provee información adicional sobre las personas que ya no están en su custodia”, explicó Randilee Giamusso, vocera de la agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, a la cadena Telemundo.

El 7 de junio de 2023 se conoció que Coronel Aispuro fue trasladada, el 30 de mayo de ese mismo año, por elementos del Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos (US Marshals), de la prisión federal de mínima seguridad FMC Carswell, ubicada en Forth Worth, Texas, a un domicilio administrado por la Oficina de Administración de Residencias de Reingreso (RRM, por sus siglas en inglés), ubicada en Long Beach, California.

El Departamento de Justicia de EE.UU. indicaba que la mujer -quien nació en California, EE.UU., en 1989-, estaba acusada de participar en una conspiración para distribuir cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana para su importación a los Estados Unidos.

Coronel Aispuro, de nacionalidad estadounidense y de 34 años de edad -identificada por el BOP como la prisionera número 31149-509-, saldría libre el 13 de septiembre de 2023. Mientras tanto, según lo reportó el medio Univisión, a partir de ahora tendría “derecho a salir a trabajar, aprender un oficio o rehabilitarse del consumo de drogas”.

“El sitio al que recién llegó, cuya ubicación no ha sido revelada por las autoridades, es supervisado por un contratista que tiene oficinas en Long Beach. Ya sea que la pusieron en una vivienda privada o en una casa intermedia (halfway home), Coronel deberá concluir un proceso de ‘reinserción a la sociedad’”, agregó el citado medio.

El BOP informó, el 21 de febrero de 2022, que Coronel Aispuro fue trasladada a la prisión federal de mínima seguridad FMC Carswell, ubicada en Forth Worth, Texas, desde el Centro de Detención de Adultos de Alexandria “William G. Truesdale”, en Virginia, donde estuvo detenida desde su arresto, el 22 de febrero de 2021.

El 30 de noviembre del 2021, el juez federal Rudolph Contreras, de la Corte Federal del Distrito de Columbia, en Washington D.C., condenó a tres años de prisión, a la esposa del capo sinaloense Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, por tres cargos relacionados con el narcotráfico.

La audiencia de Coronel Aispuro -quien había permanecido hasta ese momento en el Centro de Detención de Adultos de Alexandria “William G. Truesdale”, en Virginia-, se llevó a cabo de manera presencial, en la Sala 23A del tribunal federal estadounidense antes citado.

Las autoridades estadounidenses tomarán como crédito los 9 meses transcurridos desde que la esposa del ex líder del Cártel de Sinaloa fue detenida el mes de febrero del 2021, por lo que Coronel Aispuro saldría de prisión en enero del 2024.

Aunque los delitos que se le imputaron eran graves, a diferencia de su esposo, Coronel Aispuro no recibió cadena perpetua gracias a un acuerdo al que llegó con los fiscales del Departamento de Justicia de EE.UU. (DOJ, por sus siglas en inglés), ya que no tenía antecedentes penales.

Además, el juez federal impuso a Coronel Aispuro una multa de 300 dólares estadounidenses, ya que la esposa del capo sinaloense había entregado casi 1.5 millones de dólares al Gobierno de Estados Unidos, como fondos procedentes del narcotráfico. Asimismo, Contreras consideró que la mujer no tenía recursos para pagar una fianza más grande.

Durante la audiencia, el Gobierno de Estados Unidos estuvo representado por el fiscal Anthony Nardozzi, mientras que la defensa legal de Coronel Aispuro estuvo a cargo de los abogados Jeffrey Lichtman y Mariel Colón.

Por su parte, la esposa de “El Chapo” se declaró “participante mínima” en los negocios de Guzmán Loera, aun cuando los cargos por tráfico de heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana eran por un total de 360 mil kilogramos.

Incluso, el fiscal Nardozzi declaró que dentro del Cártel de Sinaloa, Coronel Aispuro no tenía un rol de liderazgo. “Más bien era un engranaje en una rueda muy grande de una organización criminal”, dijo el representante del Gobierno estadounidense.

Por su parte, el juez federal Contreras pidió a la Fiscalía neoyorquina que usara como base para la sentencia a otros acusados del Cártel de Sinaloa, que fueran comparables al rango de Coronel Aispuro en dicha organización criminal, lo cual fue discutido en privado.

En un momento de la audiencia, la esposa del ex líder del Cártel de Sinaloa -vestida de chaqueta y pantalón de traje oscuro, y con el rostro parcialmente cubierto por una mascarilla negra-, se dirigió al juez federal en español, a quien ofreció disculpas por los daños causados.

La esposa de “El Chapo” expresó su “más sincero arrepentimiento por cualquier daño que pudo haber causado” y afirmó sentirse avergonzada. “Hoy me duele mucho el sufrimiento que he causado a mi familia al estar ante esta situación. Mis padres me inculcaron el respeto, la gratitud y la honestidad, pero también me enseñaron a aceptar mis errores y pedir perdón por ellos”, abundó.

Coronel Aispuro dijo que sería difícil para el juez Rudolph Contreras ignorar que ella era la esposa del capo sinaloense. “Quizás por eso se siente en la obligación de ser un poco más duro conmigo. Pero le ruego que no lo haga”, señaló la mujer.

Asimismo, la esposa de “El Chapo” señaló que no quería que sus hijas “ya estaban creciendo sin uno de sus papás. Por eso le ruego que no permita que crezcan también sin su mamá”. El juez Contreras respondió a Coronel Aispuro, que esperaba que pudiera “criar a sus gemelas en un ambiente diferente del que ha experimentado hoy. Buena suerte”.

El 18 de noviembre del 2021, la Fiscalía del DOJ, que llevaba el caso, había solicitado una condena de 4 años de prisión, más cinco años de libertad supervisada, así como una multa de millón y medio de dólares, para la mujer, que cuenta con ciudadanía estadounidense y mexicana.

Antes, el 10 de junio del 2021, Coronel Aispuro se declaró culpable de conspiración para distribuir cinco kilogramos o más de cocaína, un kilogramo o más de heroína, 500 gramos o más de metanfetamina y mil kilogramos o más de marihuana en EE.UU., México y otros lugares, sabiendo, con la intención y teniendo una causa razonable para creer que tales sustancias serían importadas ilegalmente a los Estados Unidos.

El segundo delito era conspirar con otros para lavar el producto de narcóticos; y el tercero era violar las sanciones penales de la Ley Kingpin, al participar en transacciones y tratos con la propiedad de su esposo, Guzmán Loera, designado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), del Departamento del Tesoro de los EE.UU.

La ex reina de belleza, madre de María Joaquina y Emali Guadalupe -las dos hijas mellizas de Guzmán Loera, nacidas en 2011 en los Estados Unidos-, fue detenida el 22 de febrero del 2021, en el Aeropuerto Internacional de Dulles, en el estado de Virginia, cerca de la capital estadounidense.

Tras su detención, Arthur G. Wyatt, jefe de la sección de Estupefacientes y Drogas Peligrosas del Departamento de Justicia de EE.UU., acusó que Coronel Aispuro había participado en la conspiración de los cargos que se le acusaban a partir de 2011 y hasta al menos el 19 de enero de 2017, había controlado las propiedades comerciales y residenciales de su esposo Guzmán Loera, obteniendo ingresos por rentarlas.

Coronel Aispuro nació en Santa Clara, California, Estados Unidos, pero creció en la localidad de La Angostura, situada en el municipio de Canelas, en el Estado de Durango, en la región noroeste de México, mejor conocida como “el Triángulo Dorado” del narcotráfico.

Es sobrina del finado capo sinaloense Ignacio “Nacho” Coronel Villarreal, quien fuera compadre de “El Chapo”, a quien conoció a los 17 años de edad y con quien en 2007 contrajo matrimonio. La esposa de Guzmán Loera estudió Periodismo en la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS).

Imagen: Tomada de Internet / Google Imágenes

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas