19.1 C
Tijuana
jueves, mayo 23, 2024
Publicidad

Busca justicia tras negligencia médica en Tijuana; médicos señalan extorsión

Antoinette Eddings, una mujer de 52 años, originaria de Estados Unidos, confió en los médicos de Tijuana para realizarse una cirugía estética, sin pensar que estaría a punto de perder la vida, y que, además, no obtendría la justicia que buscaba; sin embargo, médicos se defienden y la acusan de extorsión.

“Tony” decidió hacerse una cirugía de reducción de senos, para el procedimiento, eligió al reconocido cirujano plástico, estético y reconstructivo certificado, Hermes Ávila Pelayo y su clínica Ciplastic.


Publicidad


Ella acudió a la clínica, ubicada en zona Centro, se programó la cirugía para el 26 de enero de 2023, y se realizó el pago de siete mil dólares.

“La única vez que vi al doctor Hermes, fue el día de la cirugía, después de eso yo ya no lo volví a ver. Al día siguiente de la operación me quitaron la cinta que cubría la sutura. Les pregunté si era correcto, porque no habían pasado ni 24 horas; me pidieron que me pusiera el brassier chico, a pesar de las molestias, me dieron medicamento para el dolor y antibióticos y me dejaron ir”, relató.

Su siguiente consulta de seguimiento fue el 11 de febrero, las curaciones las empezó a hacer el doctor Diego Palacios, quien al revisarle la herida se dio cuenta que el seno mostraba una coloración oscura; aun así, la limpiaron y la regresaron a casa sin medicamento.


Publicidad

 


Mientras la situación médica avanzaba, dijo, el doctor Palacios se limitaba a drenarla con una jeringa, provocándole dolor inmenso; aunque le daban paracetamol para el dolor y antibióticos, no le hacían efecto.

Tony comenzó a buscar ayuda con otros médicos en Estados Unidos, pero ninguno quería tomar el caso por lo dañado de su seno, hasta que encontró uno por recomendación, que aceptó.

Eddings tuvo que realizarse unos estudios externos, en donde salió que tenía una infección severa provocada por el hongo candida albicans, en una parte muy profunda de su seno.

Al descubrir el origen de la infección, el médico en Estados Unidos pudo salvarle el seno por poco, pues su condición era tan fuerte que ya estaba en riesgo de amputación o incluso perder la vida.

A un año de lo ocurrido, Tony quiere justicia, pues aseguró que tanto el doctor Hermes Ávila, que es con quien trató, así como su equipo, fueron omisos en el seguimiento postoperatorio, por lo que pidió el reembolso de, al menos, los siete mil dólares que costó el procedimiento.

Sin embargo, ya no obtuvo respuesta por parte de la clínica ni de los dos médicos que la trataron, aseguró, por lo que interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por negligencia médica, así como ante la Comisión de Arbitraje Médico (CAMEBC).


Fotos: Cortesía

La denuncia ante la FGE está detenida, pues Eddings ha tenido que cambiar de abogado, confirmó la dependencia a este Semanario.

Asimismo, la CAMEBC se negó a dar declaraciones ante casos particulares, sin embargo, señaló que se le dio seguimiento a la queja presentada por mala praxis y se convocó a los involucrados para llegar a un acuerdo, pero éste no se dio.

“En esa reunión, el doctor Hermes, que fue la primera vez que lo vi desde la cirugía, me dijo que sólo me podía reembolsar tres mil 500 dólares, cuando la cirugía me costó el doble… además, al aceptar darme ese dinero, aceptaba que había cometido un error”, dijo Tony.

En entrevista con ZETA, el doctor Hermes Ávila Pelayo argumentó que en ningún momento se le dio una mala atención a la paciente; incluso, al no llegar a un acuerdo ante la CAMEBC, sugirió llevar el caso ante la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED), pero Eddings se negó.

“Ella pagó siete mil dólares por la cirugía, nuestro equipo legal sugirió el 50 por ciento; y eso no significa que estuviera aceptando la culpa, sino sólo para llegar a una resolución, pero no quiso. Quería los siete mil que había pagado más siete mil más por gastos; al negarnos, nos empezó a amenazar que ella conocía gente, que nos íbamos a arrepentir, que nos iba a desprestigiar si no les dábamos lo que pedía. Eso es difamación y extorsión”, afirmó.

El médico agregó que, como en toda cirugía, siempre hay un riesgo de que algo salga mal, pero recalcó que a ella no se le negó la atención médica y mucho menos hubo omisiones o negligencias después del procedimiento, por lo que estarán listos para responder a las demandas que se les presenten.

Hasta el tercer trimestre de 2023, que es la cifra más actualizada que tiene la Comisión de Arbitraje Médico del Estado, se habían dado mil 200 atenciones, de las cuales 42 eran quejas: 41del sector privado y la otra de Issstecali.

La mayoría de las atenciones son por tratamientos médicos (301), deficiencias administrativas (239) y tratamientos quirúrgicos (con 211).

Mientras que las especialidades con más gestiones es Medicina General (209), Odontología (197), Traumatología (124) y Medicina Familiar, por parte del Seguro Social (60); le sigue la cirugía general (con 54) y la cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (con 53).

De esas mil 200 atenciones, entre orientación, gestiones, conciliación, dictámenes, la mayoría son de Tijuana, con 347; le siguen 297 de Mexicali, 275 en Ensenada y 133 en Tecate.

Autor(a)

Ángela Torres Lozano
Ángela Torres Lozano
Soy licenciada en Comunicación por UABC, periodista desde 2008, reportera en ZETA de temas generales y especializada en periodismo de ciencia y salud, también soy miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas