18.7 C
Tijuana
martes, abril 9, 2024
Publicidad

Refinería texana Deer Park, propiedad de PEMEX, tuvo -38.7% de utilidades en 2023

La refinería Deer Park -ubicada en Houston, Texas, Estados Unidos, misma que Petróleos Mexicanos (PEMEX) compró el 20 de enero del 2022, en 596 millones de dólares, por el 50.1 por ciento de las acciones que eran propiedad de la empresa neerlandesa Shell Oil Company-, tuvo una caída del 38.7 por ciento de sus utilidades en el 2023.

La empresa paraestatal mexicana compró la refinería texana, aunque había acumulado una pérdida neta de alrededor de 360 millones de dólares en 2021 y con capacidad para procesar 340 mil barriles por día (bpd).


Publicidad


Según datos de Petróleos Mexicanos, durante 2022, la refinería texana obtuvo un resultado neto de 954 millones de dólares, sin embargo para 2023, este bajó a 584 millones de dólares. En cuanto al proceso de crudo, en el complejo texano se registró una caída de 6.2 por ciento, al pasar de 277 mil barriles diarios en 2022 a 259 mil barriles durante 2023.

Ante ello, un menor procesamiento derivó en la reducción de la elaboración de gasolinas, diésel y turbosina, en un 3.6 por ciento. Mientras que en 2022 se produjeron 247 mil barriles diarios, en 2023 fueron 238 mil.

Asimismo, el resultado del Ebitda (que son las utilidades antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones), fue de 827 millones de dólares al cierre del 2023, es decir 36.6 por ciento menos que los mil 306 millones de dólares en 2022.


Publicidad

 


Según lo informó el diario Reforma, sin embargo, la petrolera paraestatal mexicana presumió que la refinería concluyó el 2023 con una deuda de cero. “Cuando PEMEX adquirió la totalidad del complejo, se acordó un pago de 596 millones de dólares, exclusivamente por lo correspondiente a ‘los fierros’ o instalaciones. No obstante, el pago total se elevó a mil 600 millones de dólares, mil millones adicionales, para cubrir los inventarios de combustibles y la deuda que mantenía el complejo”, agregó el citado rotativo.

Octavio Romero Oropeza, director general de PEMEX, presumió, el 2 de mayo del 2022, los resultados de Deer Park, a 100 días de que la empresa paraestatal asumió el control de la refinería ubicada en Houston, Texas, se había tenido una utilidad de 195 millones de dólares.

El funcionario federal destacó que lo anterior se obtuvo con un nivel de proceso de 282 mil barriles diarios de crudo y una producción de 294 mil barriles diarios de productos petrolíferos, de los cuales 84.2 por ciento fueron destilados (gasolinas, diésel y turbosina).

Durante una conferencia con analistas para presentar sus resultados financieros y operativos del primer trimestre de 2022, el director general de PEMEX aseveró que las condiciones del mercado de refinación han sido favorables durante ese año, los diferenciales de precios entre el crudo y los productos se habían ampliado.

“Con estos resultados se demuestra que la adquisición de esta refinería fue un gran acierto, pues contribuye de manera relevante en la estrategia de seguridad energética de nuestro país y genera valor económico a Petróleos Mexicanos”, insistió Romero Oropeza.

“La refinería ha mantenido su operación de forma adecuada en los primeros 100 días en control de PEMEX y se han desarrollado las tareas de mantenimiento conforme al programa”, aseguró el director de la empresa paraestatal.

Romero Oropeza también detalló que de la inversión autorizada para ese año, se consideraron 45 mil millones de pesos para la refinería de Dos Bocas y 22.7 mil mdp para Deer Park, cuyo proceso de compra se concluyó el 20 de enero del 2022, cuando PEMEX tomó el control de la refinería Deer Park Refining Limited Partnership.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo casi al final de su conferencia de prensa matutina de ese día, que el viernes 21 de enero de 2023 daría una “muy buena noticia en materia energética”, pero no dio detalles. La transacción fue aprobada por el Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS, por sus siglas en inglés).

El 17 de enero de 2022, el titular del Poder Ejecutivo Federal informó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) puso a disposición de Petróleos Mexicanos, un total de 20 mil millones de pesos, para la compra de la refinería Deer Park.

“En unos días más ya vamos a informarles cuándo se lleve a cabo al pago. Ya se cuenta con el dinero, 20 mil millones de pesos están disponibles para que PEMEX los use”, dijo el mandatario nacional, durante su conferencia de prensa matutina.

El político tabasqueño agregó que la SHCP puso a disposición de PEMEX el dinero, a través del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS). Asimismo, detalló que Romero Oropeza acudiría a la firma de la compra de la refinería y si es necesario asistiría alguien de la SHCP.

El mandatario nacional señaló que había muy buena relación entre los gobiernos de México y de EE.UU. y que por eso se emitió la autorización para que se comprara, sin embargo llevó tiempo el obtener el permiso, ya que se buscaba se pudiera pagar en diciembre. No obstante, se amplió el plazo para que este fuera otorgado.

El político tabasqueño comentó que hubo algunas propuestas no muy claras para que el permiso no fuera otorgado por Estados Unidos, incluso dijo que leyó algunas denuncias que fueron presentadas, como lo fue por parte de una tintorería, “pero desde luego había intereses para que no nos dieran la autorización”.

“Se tuvo que ampliar el plazo. Pidieron más información porque todavía no sabemos que alegaban, pero con mucha transparencia entregamos todo, de donde iba a salir el dinero, porque decidimos comprar la refinería. Y por eso no nos alcanzó el tiempo, sin embargo ya se acordó pagarla en enero y tenemos el recurso para hacerlo”, agregó López Obrador.

“Hacienda va a valorar lo que más conviene, por el precio del dinero, por las tasas de interés, por si esa deuda se contrajo con intereses bajos. Todo depende del convenio, de los acuerdos que se tengan. Lo que sí puedo decir es que en enero se liquida completamente, en enero se cierra la operación”, dijo el mandatario mexiano, quien también detalló que en la modernización de las refinerías en el país se habían invertido, hasta ese momento 30 mil millones de pesos, y que, sumadas a la compra de Deer Park, permitirán abastecer el mercado interno.

“La suma es la modernización de las seis refinerías, que llevamos invertidos como 30 mil millones de pesos, modernizándolas. Esta refinería de Deer Park que tiene capacidad para procesar más de 300 mil barriles, la nueva refinería de Dos Bocas, que va a refinar 340 mil barriles y la coquizadora nos va a permitir poder procesar de un millón 800 a un millón 900 mil barriles diarios, consideramos que con eso podemos abastecer el mercado interno”, insistió el presidente de México.

Antes, el 22 de diciembre del 2021, el titular del Poder Ejecutivo Federal mexicano informó que el gobierno de Estados Unidos autorizó a PEMEX la compra de la refinería Deer Park, a la empresa neerlandesa Shell.

“Es una compra que hace el Gobierno de una refinería, es algo histórico y esto pasó por una autorización del gobierno de Estados Unidos y el día de ayer ya se aprobó la autorización y se les va a informar a ustedes y a todos los mexicanos”, dijo el político tabasqueño.

Por su parte, el director de la empresa paraestatal explicó que los términos de la operación no cambiaron tras la autorización del Gobierno estadounidense. Además, detalló que PEMEX cubriría pasivos por 596 mdd, con recursos del Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN).

“La refinería tenía un adeudo equivalente a su valor, se van a pagar los que corresponden a Shell y los que corresponden a PEMEX de manera tal que la refinería se agrega a los activos del país libre de deudas, totalmente limpia”, expresó el director general de la compañía paraestatal.

El 2 de julio del 2021, durante la conferencia de prensa matutina, un reportero cuestionó al mandatario nacional, respecto a las declaraciones del congresista estadounidense Brian Babin, quien pidió frenar la venta de la refinería, ya que la paraestatal mexicana tenía el talento ejecutivo, gerencial o técnico para operar la refinería Deer Park con seguridad.

“Es un proceso de compraventa que se está llevando a cabo, ya ustedes conocen la historia, en el gobierno de Carlos Salinas [de Gortari], en lugar de hacer la refinería en el país, se decidió comprar las acciones de la refinería Deer Park de la empresa Shell”, recordó el político tabasqueño.

“Se compró el 50 por ciento de las acciones y desde entonces no hemos tenido utilidades. Y ahora se le hizo el planteamiento de que nos vendiera el 50 por ciento de las acciones para que PEMEX sea dueño de esta refinería”, agregó el titular del Poder Ejecutivo Federal.

“Ellos aceptaron [Shell], ya se firmó el acuerdo en ese sentido y se están haciendo los trámites correspondientes en Estados Unidos y desde luego que hay opiniones de todo tipo, pero tenemos que esperar que se concluya este proceso”, afirmó el mandatario nacional.

Un día antes, el 1 de julio del 2021, Brian Babin, miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, urgió en una carta dirigida a los departamentos de Estado y del Tesoro, oponerse a la venta de las operaciones de la refinería Deer Park a PEMEX.

“Pemex, una empresa estatal mexicana, anunció su intención de comprar las operaciones de la refinería de Shell Oil en Deer Park, Texas. Le escribo para expresar preocupaciones importantes con esta transacción e insto al CFIUS, a iniciar una revisión de seguridad completa, incluida la posible denegación de esta venta propuesta”, dice la misiva dirigida a las secretarias del Tesoro, Janet Yellen, y a la de Energía de EE.UU., Jennifer M. Granholm.

El legislador republicano argumentó que PEMEX “no tiene la experiencia ejecutiva, gerencial o técnica para operar esta instalación de vanguardia de manera segura”, por lo que “esta venta aumenta enormemente los riesgos de un accidente industrial, de una seria degradación ambiental local y daños a nuestra economía local debido a una mala gestión empresarial”, indicó.

El texano, miembro de la Cámara de Representantes, recordó que PEMEX contaba con un “pésimo” historial comercial al tratar con empresas estadounidenses, además de que ha mostrado durante mucho tiempo un patrón de pérdida en las negociaciones contractuales, corrupción generalizada, incluido el soborno, y tácticas descritas por sus otras víctimas como “terrorismo financiero”.

Babin ejemplificó lo sucedido en 2017, cuando la empresa paraestatal incumplió un contrato por 230 millones de dólares con Loadmaster Universal Rigs, negándose a participar en un arbitraje de buena fe, lo que puso en riesgo la subsistencia de más de 2 mil trabajadores y perjudicó a varias empresas.

Asimismo, el congresista republicano anunció que también envió una carta al Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS, por sus siglas en inglés), el cual sería el responsable de aprobar o rechazar la compraventa de Deer Park a PEMEX.

“Nuestras empresas de energía deben seguir las regulaciones más estrictas que garantizan la protección de los estadounidenses y la seguridad de esta industria vital, y no tengo la confianza de que PEMEX pueda o incluso desee cumplir con estas altas expectativas”, manifestó el legislador texano.

Aunado a lo anterior, Babin acusó que la transacción entre Shell y la paraestatal mexicana suponía un “serio riesgo ambiental, de salud y de seguridad económica para los ciudadanos de Texas”, particularmente quienes viven cerca de la refinería Deer Park.

“Ninguna de las refinerías de PEMEX en México se puede comparar con las instalaciones de última generación en Deer Park, y es dudoso que PEMEX pueda recurrir a los profesionales experimentados en operaciones, cumplimiento y mantenimiento necesarios para administrar de manera segura una refinería integrada en el Estados Unidos”, advirtió el legislador republicano.

Por último, Babin instó a negar la venta de las acciones de Shell, hasta que PEMEX demostrara el nivel de conocimiento técnico y “entusiasmo”, por las buenas prácticas comerciales que se requerían para operar la instalación en territorio estadounidense.

“Hasta que PEMEX demuestre el nivel de conocimiento técnico y entusiasmo por los buenos negocios, prácticas requeridas para operar esta inversión masiva en suelo estadounidense, le insto respetuosamente a negar la venta de la participación de Shell en Deer Park a Pemex y proteger a los ciudadanos estadounidenses a los que sirve”, se leía en la misiva del congresista.

“EL PETRÓLEO ES EL MEJOR NEGOCIO DEL MUNDO”, AFIRMA AMLO AL DEFENDER COMPRA DE REFINERÍA

El 26 de mayo del 2021, Octavio Romero Oropeza, director general de PEMEX, explicó, que el valor de la operación de la compra de las acciones de la refinería Deer Park Refining Limited Partership, ubicada en Houston, Texas, en Estados Unidos, la cual era propiedad de la empresa neerlandesa Shell Oil Company, fue de 596 millones de dólares.

De estos, 106 millones de dólares fueron en efectivo para el reembolso del préstamo de Shell y 490 millones de dólares correspondían a la deuda con la empresa neerlandesa en la sociedad, para adquirir el 50.01 por ciento de las acciones de la refinería, misma que tenía capacidad para producir un millón 362 mil barriles diarios, para abastecer el total de la demanda de diésel, gasolina, turbosina y otros petrolíferos.

“La adquisición del 50.005 por ciento de participación de Shell de la refinería, será un paso muy importante para el cumplimiento de la meta de autosuficiencia en la producción de combustibles planteada por el presidente de la República, tomar la operación de la refinería podrá dirigir su producción para satisfacer la demanda nuestro país”, aseveró el funcionario federal.

“Esta decisión se inscribe en el objetivo de lograr a corto plazo producir el total de combustibles que se requieren en México y para lo cual se están rehabilitando las refinerías del sistema Nacional, como se está construyendo la nueva refinería de Dos Bocas”, abundó Romero Oropeza.

“Se reiniciará la reconfiguración de la refinería de Tula y mediante esta transacción que hoy les anunciamos se adquiere la propiedad total de la refinería de Deer Park y con ello su control y operación”, agregó el director general de PEMEX, durante la conferencia de prensa matutina presidencial.

El funcionario federal explicó que la refinería “tendría, en caso de ser necesario, la capacidad de recibir y procesar combustóleo nacional”, así como la flexibilidad de enviar estos productos a México vía marítima, principalmente a la costa del Golfo, por ducto hacia la frontera norte, así como por vía terrestre hacia el centro del país.

Por otra parte, Romero Oropeza indicó que en estas operaciones se adquiría el inventario de crudo y petrolíferos de la refinería, ya que estos son insumos o mercancías para ventas, constituían un activo líquido.

El director general de PEMEX expuso que esta operación fue presentada al Consejo de Administración de la paraestatal mexicana, con apego a lo que marcaba la normatividad vigente, además de que se obtuvieron todas las acreditaciones correspondientes.

El funcionario federal afirmó que la decisión tuvo su origen luego de que en agosto del 2020, Shell hizo el anuncio de vender el 50 por ciento de sus refinerías, excepto aquellas que le significaban un valor estratégico, como Deer Park, por lo que se solicitó la autorización presidencial para iniciar pláticas al respecto.

“No hay pérdidas, no existen pérdidas, es que el petróleo es el mejor negocio del mundo. Había pérdidas cuando operaba la corrupción”, expresó, en su turno, el presidente, quien también destacó que la capacidad productiva de la nueva refinería era del 80 por ciento, en comparación con el resto de la seis que existían en territorio nacional, mismas que rondaban el 32 por ciento.

“Esta refinería que compramos, a ver por qué no pones la gráfica de su capacidad operativa, 80 por ciento en promedio. Las refinerías nuestras, las seis, nos la dejaron en una capacidad de producción del 32 por ciento”, detalló el político tabasqueño.

“Yo no sé cómo hay gente que quiere que regrese ese desastre, esa corrupción, sólo que fuésemos masoquistas. Esto se repite en todas las refinerías de Estados Unidos, de su capacidad productiva, tienen el 80 por ciento”, dijo López Obrador.

“Nosotros recibimos las refinerías en el 32, ahí vamos poco a poco invirtiendo, cambiando las plantas, levantándolas para cambiar su capacidad productiva”, aseguró el titular del Poder Ejecutivo Federal.

A nombre de los consejeros independientes del Consejo de Administración de PEMEX, Laura Itzel Castillo Juárez, señaló que el 24 de mayo de 2021 se votó a favor de la compra. “Lo felicitamos por su patriótica decisión”, dijo, refiriéndose a López Obrador.

“La refinación fue el segmento más descuidado en el periodo neoliberal. Entre 2001 y 2018, las importaciones de gasolinas se multiplicaron 11 veces y las de diésel 56 veces. A partir de 2019, con su Administración, señor presidente, esta tendencia empezó a revertirse”, señaló Castillo Juárez.

Ello “gracias a la política de fortalecimiento del sistema nacional de refinación constituido hasta ahora por seis refinerías a las que se sumarán en el corto plazo la de Dos Bocas y la de Deer Park, incrementando así la capacidad de refinación en aproximadamente 700 mil barriles diarios”, destacó la consejera independiente.

Además de los integrantes del Consejo de Administración de PEMEX, a la presentación asistieron los titulares de las secretarías de Energía (SENER), Rocío Nahle García; de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), María Luisa Albores González.

Así como el de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez; el director general de PEMEX, Octavio Romero Oropeza; además del titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz.

También estuvieron presentes los consejeros independientes del Consejo de Administración de la paraestatal: Laura Itzel Castillo Juárez, Juan José Paullada Figueroa, Rafael Espino de la Peña, José Eduardo Beltrán Hernández y Humberto Mayans Canabal.

El 24 de mayo del 2021, el presidente anunció que la paraestatal Petróleos Mexicanos, compró las acciones de la refinería Deer Park Refining Limited Partnership, ubicada en Houston, Texas, en Estados Unidos, la cual era propiedad de la empresa neerlandesa Shell Oil Company.

A través de un video publicado en su cuenta de la red social Twitter, el mandatario nacional detalló que se trató de una inversión de 600 millones de dólares, operación con la que PEMEX se convertía en dueño total del complejo ubicado en Texas.

“Hoy cerramos la operación para comprar la refinería Deer Park de Houston, Texas, propiedad de Shell. Ahora Pemex tendrá el 100% de las acciones. Lo más importante es que en 2023 seremos autosuficientes en gasolinas y diésel; no habrá aumentos en los precios de los combustibles”, escribió el titular del Poder Ejecutivo Federal, en un tuit.

El político tabasqueño aseveró en su video, que la paraestatal adquirió el 50 por ciento de las acciones, ya que la otra mitad ya pertenecía a PEMEX, por lo que “de esta manera ya contamos con una nueva refinería”.

Asimismo, López Obrador indicó que la refinería en Houston tenía la capacidad de procesar 340 mil barriles diarios de gasolina y diésel, además de que es igual a la nueva que se estaba construyendo en Dos Bocas, municipio de Paraíso, en Tabasco.

“Tengo el gusto, el agrado, de informarles que Pemex compró las acciones de la refinería Deer Park de Houston, de la empresa Shell, se compró el 50 por ciento de las acciones, porque el otro 50 por ciento ya era de Pemex y de esta manera ya contamos con una nueva refinería”, indicó el presidente.

El titular del Poder Ejecutivo Federal celebró que con la compra del nuevo complejo en Estados Unidos, al final de su Gobierno entregaría ocho refinerías en buen estado y con capacidad para dotar de combustibles al país.

“En esencia, recibimos 6 refinerías en mal estado, las estamos modernizando, se está reiniciando la coquizadora de Tula, para ampliar la capacidad de refinación en esa planta y dos refinerías más. Recibimos seis refinerías y vamos a entregar 8 refinerías”, señaló López Obrador.

Aunado a ello, el mandatario nacional consideró en su video, que, para 2023, México podría ser autosuficiente en materia de combustibles, ya que PEMEX tendría la capacidad de procesar todo el petróleo crudo que producía.

¿Cuánto nos costó comprar el 50 por ciento de las acciones para ser los dueños, que los mexicanos pasemos a ser los dueños de la refinería Deer Park, de Shell? Nos costó 600 millones de dólares, estamos hablando de alrededor de 12 mil millones de pesos, no crédito, no deuda, sino de los ahorros por no permitir la corrupción, por ser un Gobierno honesto, austero, sin lujos”, abundó.

“Vamos a detallar sobre esta compra en la mañanera [conferencia de prensa matutina] del miércoles, invito a participar al director de PEMEX, a todo el Consejo de Administración de PEMEX que aprobaron por unanimidad la compra de estas acciones. ¡Que viva la independencia!”, expresó.

CIUDAD DE MÉXICO, 26MAYO2021.- Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, en compañía de consejo general de Petróleos Mexicanos (PEMEX) integrado por: Octavio Romero Oropeza, titula de PEMEX, Rocío Nahle, secretaria de Energía; María Luisa Albores, secretaria de Medio Ambiente y Recursos; Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Público, y Manuel Bartlett, titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como consejeros independientes de la presidencia, dieron detalles tras la adquisición de la Refinería de crudo pesado “Deer Park”, en Texas. La transacción se le hizo a la empresa Shell y con ello se estima una independencia respecto al combustible. FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas