14.9 C
Tijuana
miércoles, febrero 21, 2024
Publicidad

Con elecciones en puerta, rompen con años de militancia

En fase de definición de candidaturas, con motivo de las elecciones del 2 de junio, figuras representativas del PRD, así como de PRI, Morena y Movimiento Ciudadano, optaron por abandonar esos institutos y sumarse a otra opción política, o permanecer en estado de indefinición.

Sólo el 31 de enero, Luis Espinosa Cházaro y Héctor Astudillo Flores se separaron de los partidos de la Revolución Democrática y Revolucionario Institucional, fuerzas políticas que a nivel federal integran la alianza Fuerza y Corazón por México, en conjunto con Acción Nacional.


Publicidad


Mientras que Espinosa Cházaro fue claro en sus motivos para dejar atrás 17 años de militancia en el PRD, Astudillo Flores se valió de un discurso demagogo en un afán de justificar su dimisión al PRI, instituto político en el cual llevaba 40 años como militante.

“No puedo compartir las decisiones que la dirigencia de Jesús Zambrano está tomando de manera facciosa, de manera unilateral”, indicó Espinosa Cházaro, quien se había venido desempeñando como coordinador de los diputados federales del partido amarillo.

Detalló que “las decisiones” del dirigente nacional podrían “convertirse en la tumba del partido más importante de la izquierda de México”.


Publicidad

 


Explicó que renunciaba al PRD en razón de que Zambrano le había pedido “pelear por la candidatura” al gobierno de Ciudad de México e incluso hacer a un lado otras “encomiendas” y finalmente “no cumplió la palabra empeñada de que habría un método”.

Lo mismo que Espinosa Cházaro, los diputados Marcelino Castañeda y Laura Fernández decidieron marcar distancia con el Grupo Parlamentario del PRD.

A mediados de diciembre de 2023, Adrián Ruvalcaba renunció al PRI y decidió sumarse en apoyo a la precandidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum Pardo, bajo el mismo argumento: no haberse llevado a consulta la definición de la candidatura a la Jefatura de Gobierno de la CDMX, designación con la que se vio favorecida el panista Santiago Taboada.

Espinosa Cházaro afirmó que no abandonará la coalición Fuerza y Corazón por México: “He hablado con Xóchitl Gálvez, la seguiré apoyando en su candidatura (presidencial)”.

La renuncia de Héctor Astudillo al partido tricolor sobrevino una vez que se definieron las candidaturas del PRI al Senado de la República por la vía plurinominal y la Cámara de Diputados por el mismo principio.

“Ya no deseo pertenecer a un PRI sin ideales y sin idealistas, no acepto un PRI en Guerrero dividido y despreciado”, anunció el ex mandatario de esa entidad federativa.

“Es momento de empoderar a la ciudadanía. Hay que darle fuerza y hay que escucharlos más. Es aquí donde se puede encontrar la única solución, en una gran votación masiva el próximo 2 de junio”, planteó.

El 28 de enero, Alejandro Rojas Díaz Durán, suplente del senador Ricardo Monreal Ávila, rompió vínculos con Morena, fuerza política a la que perteneció por cerca de 10 años. Acusó al Presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, de desviar al país “a un régimen autoritario, antidemocrático y militarista”, y opinó que en caso de que Sheinbaum Pardo gane la Presidencia de la República, las libertades públicas estarán en riesgo.

También señaló que 80% de los contratos otorgados por el gobierno de López Obrador favorecen a la oligarquía mexicana, anticipando que se sumaría “a los millones y millones de mexicanos” que se muestren a favor de instaurar “un régimen democrático” en el país.

Xóchitl Gálvez aprovechó la renuncia para decir que AMLO “traicionó a muchos de sus seguidores como el senador Rojas”.

El diputado Salvador Caro Cabrera, quien en su momento buscó la candidatura de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Guadalajara, renunció al partido naranja y se incorporó a fracción de Morena, acción celebrada por el coordinador Ignacio Mier Velasco.

La senadora Indira Kempis, quien en su momento se condujo como aspirante de MC a la Presidencia de la República, también se separó del partido naranja y dio a conocer que a partir del 1 de febrero se sumaría a la bancada del partido tricolor.

Parte de estas escisiones tuvieron como antecedente la renuncia de los senadores Eruviel Ávila, Miguel Osorio y Claudia Ruiz al PRI en 2023 y la adhesión del ex gobernador mexiquense, así como del ex mandatario de Oaxaca, Alejandro Murat, al proyecto político de Claudia Sheinbaum el 19 de diciembre.

Autor(a)

Eduardo Andrade Uribe
Eduardo Andrade Uribe
Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; con certificado de terminación de la maestría en Cultura Escrita otorgado por el Centro de Estudios Sor Juana. Activo en semanario ZETA dese 2005.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas