14.4 C
Tijuana
martes, febrero 20, 2024
Publicidad

Violento inicio de elecciones 2024

La noche del 15 de enero, un grupo delictivo interceptó al diputado federal panista Enrique Godínez Del Río sobre la carretera Zamora-Chilchota, cuando regresaba de un evento de precampaña de la aspirante presidencial de oposición, Xóchitl Gálvez, registrado en esa fecha en Uruapan, Michoacán; posteriormente fue liberado junto con sus acompañantes. Un acto que se podría repetir este año, pero con diversos actores y diferentes consecuencias, pues la violencia es la amenaza latente durante el proceso electoral más grande de la historia en México.

Sólo entre 2023 y las primeras semanas de 2024 han sido asesinadas al menos 27 personas vinculadas a la política, entre funcionarios, aspirantes o colaboradores cercanos a estos, de acuerdo a un recuento elaborado por ZETA. Por su parte, el proyecto Votar entre Balas, de Data Cívica, con investigadoras del Programa para el Estudio de la Violencia del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), estima que de 2018 a lo va de 2024, se han registrado en el país mil 610 ataques, asesinatos, atentados y amenazas contra personas que se desempeñan en el ámbito político, gubernamental o contra instalaciones de gobierno o partidos.


Publicidad


El proyecto Votar entre Balas: Entendiendo la Violencia Criminal-Electoral en México establece que esta forma de enfrentar los procesos electorales “se ha convertido en una herramienta del crimen organizado para influenciar la vida pública de estados y municipios”.  Advierte que el 78.3 por ciento de las personas amenazadas, atacadas o asesinadas durante el referido periodo eran hombres; 9.3% tenían una candidatura al momento del ataque; 47.6% eran funcionarios públicos; y el 7.8% familiares de personas funcionarias o involucradas en el ámbito político.

El equipo de investigación de Data Cívica y del Programa para el Estudio de la Violencia (PEV) del CIDE estableció que el año con más ataques registrados fue 2023, con 574 eventos violentos, seguido de 2022 con 486. Guerrero lidera la lista de estados con más ataques; 11.3% ocurrieron en esa entidad, le siguen Veracruz, Guanajuato y Oaxaca. Estos cuatro estados representan el 38.2% de los eventos violentos registrados.

Menciona que Tijuana lidera la lista de municipios con más ataques, seguido de Chilpancingo de los Bravo, Celaya y Taxco de Alarcón, pues entre las víctimas también se cuenta a policías y todo servidor público.


Publicidad

 


Itzel Soto, coordinadora del proyecto, señala que “uno de los principales hallazgos de esta investigación, que concuerda con otros académicos que estudian el tema de violencia política, es que, justo es en los cargos a nivel municipal donde ocurre este tipo de violencia, mayormente. O sea, no son casos como de magnicidios de candidatos a la Presidencia, ni siquiera para gobernadores estatales, aunque ha habido casos, pero es sobre todos a nivel local, municipal, donde estamos viendo que aumenta, alrededor de los meses electorales, este tipo de violencia.

“En Votar entre Balas lo que hacemos es hacer una identificación de eventos que les llamamos de violencia política electoral, que son eventos de violencia extrema como asesinatos, secuestros, amenazas, ataques como balaceras, atentados en contra de autoridades y personas que se desempeñan en la política por parte de grupos de la delincuencia organizada. Esto lo hicimos retrospectivamente, desde 2018 para tener justo los resultados de la violencia de ese año electoral, y en 2021. Lo hacemos todos los meses, pero empezamos enero de 2018 y ahorita tenemos datos completos hasta los primeros días de enero de 2024, y desde luego todo 2023”, refiere la investigadora.

La maestra Soto agrega que el fenómeno se mide ampliamente con diferentes tipos de víctimas: “Todas relacionadas con el ámbito de la política y hay diferentes tipos de agresiones. Asesinatos, que es el 60 por ciento de los eventos que registramos en nuestra base de datos, pero también contabilizamos amenazas cuando tienen consecuencias, por ejemplo, cuando un candidato se baja de la candidatura por una amenaza, una narcomanta, etcétera; ahí contabilizamos la amenaza. Contamos secuestros. Dentro de las víctimas también contabilizamos a los familiares que han sufrido alguna agresión, que son familiares de candidatos o de autoridades, porque también es una forma de influir por parte del crimen organizado”.

2024, MAL INICIO

Justo con los nuevos casos de 2024 hay cuatro víctimas, tres candidatos, una candidata, a cargos municipales y al Senado de la República, además de una comisionada política que fueron asesinados en estos primeros días de enero. “Como son elecciones también a nivel local, para cargos municipales, hemos observado que es ahí cuando aumenta la violencia, pues lamentablemente pensamos que se va a disparar la violencia, pero también porque estamos viviendo el enero más violento y más mortal para candidatos y candidatas. Por ejemplo, en 2018, contamos dos asesinatos a precandidatos, que fue año electoral. Y en 2021, en enero, hubo un precandidato asesinado. Y en este 2024, llevamos cuatro en los primeros días de enero. Entonces, si contamos los eneros de los años electorales 2018, 2021, 2024, este enero último ya supera a los anteriores”, asegura Itzel Soto.

De estos crímenes del naciente año, resalta el del regidor de Cuautla y precandidato a diputado local en Morelos por el Partido Acción Nacional, Alfredo Giovanni Lezama Barrera, el 4 de enero, quien fue victimado de cinco balazos al interior de un gimnasio ubicado en la Zona Centro a manos de dos hombres armados.

De acuerdo con el titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), Antonio Ortiz Guarneros, el funcionario contaba con por lo menos dos amenazas de muerte de grupos del crimen organizado como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y Los Tomatitos, afines al Cártel de Sinaloa, quienes le habrían advertido que su vida peligraba en los meses de mayo de 2021 y octubre de 2023.

Un día después, en un restaurante de mariscos de la calle Oaxaca de la colonia El Pelillo, a unas cuadras de la Presidencia Municipal de Armería, Colima, fue asesinado a tiros el precandidato a la alcaldía de la demarcación por el partido Movimiento Ciudadano (MC), Sergio Hueso. Sujetos armados llegaron al sitio para disparar sobre la humanidad del joven político que murió en ese momento, por lo que al arribo del auxilio médico ya no hubo nada que hacer. Hueso buscaba convertirse en presidente municipal, cargo que actualmente se encuentra en poder de Morena.

El mismo 5 de enero de 2024, en un camino de terracería del Ejido La Pita, en los límites con Guatemala, fue privado de la vida por disparos de arma de fuego el precandidato a la alcaldía de Suchiate, Chiapas por medio de la coalición Fuerza y Corazón (PRI, PAN, PRD), David Rey González Moreno. Circulaba a bordo de una motocicleta cuando fue atacado por individuos empistolados que le acertaron por lo menos cuatro de los disparos que le efectuaron. En el lugar de los hechos, autoridades periciales y de investigación localizaron diversos casquillos percutidos por armas calibre 9 milímetros. El fallecido era abogado egresado de la Universidad del Valle de Grijalba.

El 11 de enero criminales mataron a la comisionada de MC en Jacona, Michoacán, Miriam Nohemí Ríos Ríos, activista transgénero que pretendía obtener una candidatura a regidora en la planilla de su partido para las próximas elecciones. Trascendió que la defensora de la comunidad LGTBQ+ estaba dentro de un negocio de su propiedad cuando arribaron cuatro sujetos cubiertos del rostro y le dispararon con armas de fuego. No se dieron mayores detalles del asunto. Ríos se incorporó a MC para el proceso electoral 2021 y posteriormente se le designó comisionada municipal del instituto político.

Otra aspirante política y activista trans fue asesinada el 14 de enero en las inmediaciones del Reclusorio Preventivo Varonil Sur (RPVS) en Ciudad de México: Samantha Carolina Gómez Fonseca pretendía llegar al Senado de la República a través del partido Morena. La víctima había visitado a una persona privada de la libertad en el penal capitalino y abordó un taxi de plataforma para retirarse. Cuando la unidad circulaba para alejarse del presidio, al arribar a un tope, donde se encuentra una parada de autobús, un sujeto que llevaba una gorra negra le disparó en ocho ocasiones para después escapar. Fonseca era presidenta nacional del programa Mujeres Mexicanas a la Vanguardia, y en mayo de 2023, el Congreso de la CDMX aprobó otorgarle la Medalla al Mérito de las y los Defensores de Derechos Humanos 2022.

A decir de Itzel Soto, la hipótesis con la que se cuenta sobre las posibles causas de las agresiones a políticos, “a partir de investigaciones académicas, es que es sobre todo en el nivel local donde se protegen las redes de corrupción, de acuerdos ilegales no dichos entre autoridades y delincuencia organizada, ahí las presidencias municipales, digamos, son como el punto clave para otorgar ciertos beneficios, más que económicos, de información, de captura de puestos de seguridad, sobre todo a nivel local, donde se dan estos acuerdos”. De acuerdo con la representante de Votar entre Balas, “cuando va a haber elecciones es posible que cambien las autoridades y los grupos de delincuencia organizada quieran determinar quiénes van a estar en el poder local para seguir obteniendo estos beneficios, es como una reconfiguración de poderes y hay ciertos grupos de la delincuencia organizada que incidir en quién va a tener ese poder”.

2023, PRIMEROS AVISOS

De los datos obtenidos por ZOOM POLÍTICO en cuanto a los homicidios de personas relacionadas con la política y la función pública durante 2023, se desprende que muchos de los crímenes se registraron mientras los personajes atacados iban en trayecto o traslado a bordo de vehículos automotores por carreteras, en las inmediaciones de su domicilio o en las cercanías de la presidencia municipal. Así, el primer asesinato reportado ese año fue el del síndico de Amanalco, Estado de México, Miguel Ángel Lara de la Cruz, emanado de MC y cuyo cadáver fue localizado el 27 de enero dentro de su vehículo en el fondo de un barranco en Zacazonapan, junto con un acompañante.

En marzo siguiente se registraron tres homicidios de políticos. Primero, el día 2, en Yecapixtla, Morelos, fue baleado en su vehículo junto con dos colaboradores por la carretera Cuautla-Oaxtepec, el ex alcalde de Tetela del Volcán, Israel González Pérez. El 22, en Santa María Huatulco, Oaxaca, en una cabaña de su propiedad mataron al líder municipal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Huatulco, Moisés Ramírez Aguilar. Y el 26 del mismo mes, acabaron con los días de la ex regidora de Silao, Guanajuato por el Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM), Guadalupe Espinoza Corral, mejor conocida como Pita Corral. El crimen ocurrió a unos pasos de la alcaldía de Silao, en la Zona Centro, cuando sujetos a bordo de motocicleta le dispararon.

El 9 de abril, en San Felipe de la Peña, Oaxaca, fue asesinado el candidato a la alcaldía de Playa Vicente, Veracruz por MC, Gregorio Barrera Soto, emboscado cuando viajaba acompañado de su esposa (que sobrevivió) por la carretera Tuxtepec-Palomares. El 1 de mayo, sobre la carretera al aeropuerto de Tijuana, Baja California, sujetos armados mataron a balazos al ex alcalde panista de Tonaya, Jalisco, Librado Álvarez Vizcaíno, quien un mes antes sufrió otro atentado. El 7 de ese mes, en el poblado de San Isidro Labrador, cerca de Pie de la Cuesta, Guerrero, fue victimado a tiros el regidor morenista de Coyuca de Benítez, Aurelio Terán Alvarado, quien bajó de su auto a desayunar tacos.

El 13 de junio, afuera de una tienda de ropa de su propiedad en el fraccionamiento Brisas del Valle en Celaya, Guanajuato, fue asesinada la ex candidata a diputada por Morena en esa entidad. Otra persona también murió. El 7 de julio fue atacado a balazos y muerto el director de Desarrollo Social y ex candidato a regidor de San Miguel de Allende, Guanajuato por el Partido Revolucionario Institucional, Israel Cerritos Bustamante, quien circulaba en un vehículo oficial por la colonia Olimpo cuando se registró la agresión. Cuatro días después, en un puesto de tacos de la colonia Unidos por Guerrero, ocurrió el homicidio del ex regidor de Chilpancingo, Guerrero del PRD, Óscar Garibay Valdez, y de un primo suyo, también ex funcionario municipal.

Julio de 2023 terminó con otros tres homicidios. El día 25 mataron a la ex candidata a la alcaldía de Poza Rica, Veracruz por Morena, Zayma Zoraya Zamorano García, conocida como Lady Pestañas, cuando estaba por ingresar a su casa en la colonia Las Granjas y un grupo armado le disparó. El 29 fueron asesinados a balazos en el Kilómetro 233 de la Autopista del Sol, municipio de Eduardo Neri, Guerrero, el empresario y promotor de Marcelo Ebrard en el proceso interno de Morena, José Guadalupe Fuentes Brito y su hijo, Manuel Fuentes Calvo. Y el 31, un comando armado disparó en un centro deportivo de San Nicolás de los Garza sobre el director jurídico del Congreso de Nuevo León, Ricardo Flores Suárez, quien murió en el acto; dos personas resultaron heridas.

El 6 de agosto, en Barranca Grande, municipio de Acatlán de Osorio, Puebla, fue emboscado con dos de sus hijos cuando se dirigía a un jaripeo por la carretera a San Martín Atexcal, el regidor priista Marco Antonio Mejía Martínez, que murió a balazos. El 12 de ese mes, también emboscado en un camino de terracería de Tilancingo, municipio de Coatlán del Río, Morelos, falleció baleado el ex alcalde Germán García Reynoso, quien iba hacia su granja. El 6 de septiembre, sicarios armados ultimaron al director de Obras Públicas y ex regidor de Ajalpan, Puebla, Adrián Cuevas Villagómez, en una paletería a pasos de la alcaldía.

El más terrible y numeroso de los hechos se registró el 5 de octubre en la presidencia municipal de San Miguel Totolapan, Guerrero y una casa contigua, donde un grupo armado conocido como Los Tequileros asesinó al alcalde perredista Conrado Mendoza Almeda, a su padre y otras 18 personas, entre ellos policías. Al día siguiente, en el centro de Chichihualco, cabecera municipal de Leonardo Bravo, Guerrero, mataron al ex alcalde priista Ismael Cástulo Guzmán cuando viajaba en camioneta de redilas con otras cinco personas. El día 11 acabaron con la vida del ex alcalde emecista de Gutiérrez Zamora, Veracruz, Wilman Monje Morales, baleado por sicarios cuando dejaba a su hijo en el Colegio México.

El mismo 11 de octubre, en los portales de la calle Zaragoza en Salvatierra, Guanajuato, varios sujetos interceptaron y uno le disparó al regidor panista Alejandro Lanuza Hernández para matarlo. El 18 asesinaron al ex alcalde priista de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, Eduardo Cervantes Aguilar, cuyo cuerpo quedó dentro de un automóvil sobre la carretera a Chapala, a la altura de la colonia Bajos Hornos. Fue investigado por lavado de dinero en 2020.

Finalmente, el 21 de diciembre, en una pozolería del Bulevar de las Naciones en Acapulco, Guerrero, un grupo armado asesinó al ex candidato a la alcaldía de ese puerto por la alianza PRI-PRD y reciente precandidato a diputado federal por Morena, Ricardo Taja Ramírez. Dos de sus acompañantes resultaron heridos.

RIESGOS A LA DEMOCRACIA

“Es muy difícil controlar este fenómeno porque no hay ningún partido que se salve de esta violencia política, pero a la vez no hay ninguno de ellos que esté fuera de estas redes de corrupción, no hay ningún partido político que esté encabezando un desmantelamiento de estas redes de protección ilegal a la delincuencia organizada”, refiere la investigadora Itzel Soto.

“A nivel coyuntural lo que se tiene que hacer, que es lo que se está haciendo en mayor o menor medida, es la protección a los candidatos, sobre todo enfocándose en el nivel municipal, donde se tiene que fortalecer, porque ese nivel es el más olvidado, al que le asignan menos recursos. Es ahí donde se está viviendo la violencia política en México, que es atroz, no son pocas las victimas que tenemos”, sugiere.

Por su parte, el ex gobernador de Jalisco y ex secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, que en días recientes se postuló para regresar a la política como senador de la República por el Partido Acción Nacional, dijo en entrevista a la cadena radial Notisistema que la inseguridad que vive el país es grave, por lo que considera que existen riesgos para el proceso electoral: “Estamos viendo cómo siguen matando a gente dedicada a la política o que tiene alguna participación en actividades, pero no solamente es a los políticos; también traemos una agresión constante a jóvenes, tenemos una agresión constante a personas que están en sus reuniones familiares y llegan y los agreden. Repito: porque no hay presencia real del Ejército y la Guardia Nacional para impedir que esto suceda”.

Autor(a)

Luis Carlos Sáinz
Luis Carlos Sáinz
Reportero desde 1989 en W Radio, Promomedios Radio, TV Azteca, Canal Ocho, Grupo ACIR, Ocho Columnas, Associated Press y ZETA; Consejero Editorial en Mural 2010-2011. Autor del libro Rejas Rotas.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas