14.4 C
Tijuana
martes, febrero 20, 2024
Publicidad

AMLO habló con “La Barbie” en 2006, para agradecerle dar mdd a su campaña, revela Anabel Hernández en DW

El 15 de junio de 2006, Andrés Manuel López Obrador, en uno de sus cierres de campaña, como candidato de la coalición ‘Por el Bien de Todos’ -conformada por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia-, en un lugar llamado vado del Río Balsas, en Coahuila, supuestamente habló por teléfono con el narcotraficante texano Edgar Valdéz Villarreal, alias “La Barbie” -entonces lugarteniente del Cártel de Los Beltrán Leyva, en Acapulco, Guerrero- , según “supo” el Gobierno de Estados Unidos.

En dicha conversación, presuntamente el político tabasqueño agradeció a “La Barbie”, el apoyo económico a su campaña y le dijo al capo texano, que cuando llegara a la Presidencia de la República quería que disminuyera la violencia, “para lo cual le pidió ayuda al narcotraficante”.


Publicidad


Así lo reveló la periodista mexicana Anabel Hernández García, en su columna de opinión publicada, el 30 de enero de 2024, en el medio alemán Deutsche Welle (DW), titulada ‘El Cartel de Sinaloa financió la campaña de AMLO en 2006 / I’.

Según la reportera, una investigación realizada entre 2010 y 2011 por el Departamento de Justicia de EE.UU. (DOJ, por sus siglas en inglés), el Cártel de Sinaloa aportó entre 2 y 4 millones de dólares a la campaña de López Obrador en 2006.

“Una investigación realizada entre 2010 y 2011 por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York y la agencia antidrogas DEA, hasta ahora secreta, obtuvo pruebas sólidas de que el Cártel de Sinaloa aportó entre 2 y 4 millones de dólares a la campaña de Andrés Manuel López Obrador cuando fue candidato a la Presidencia en 2006”, indicó la periodista.


Publicidad

 


“Pude corroborar la veracidad de los hechos descubiertos por el gobierno de Estados Unidos con dos personas que estuvieron presentes en al menos una de las reuniones entre los protagonistas, una cercana al equipo de AMLO y otra integrante del Cártel de Sinaloa”, enfatizó la reportera, en su columna de opinión.

“Durante la indagatoria la Fiscalía elaboró reportes confidenciales y obtuvo grabaciones de audio donde testigos del Cártel de Sinaloa y del círculo cercano de AMLO que participaron directamente en la entrega, recepción y canalización del dinero confirman que hubo el financiamiento ilícito”, agregó Hernández García.

“Tuve conocimiento del caso desde 2020 como parte de una investigación de largo aliento que realizo desde 2019. El Gobierno de Estados Unidos comprobó que el dinero fue entregado por Arturo Beltrán Leyva [alias ‘El Barbas’] a miembros del equipo de campaña de AMLO durante el proceso electoral del 2006 a nombre del Cártel de Sinaloa”, escribió la reportera.

“A cambio la organización criminal pidió contar con protección y tener el derecho a participar en el nombramiento del Procurador General de la República si López Obrador ganaba la elección […] Durante los dos años de investigación la Fiscalía [del Distrito Sur de Nueva York] y la DEA descubrieron y corroboraron quiénes fueron los protagonistas de esa trama”, señaló la periodista.

Hernández García detalló que por parte del Cártel de Sinaloa, el principal responsable de hacer las negociaciones fue ‘La Barbie’, además de Roberto Acosta Islas, alias ‘El R’, uno de los lugartenientes de ‘El Barbas’ y encargado financiero, así como Roberto López Nájera, operador de los Beltrán Leyva, responsable del pago de sobornos de dicho Cártel a autoridades en México.

Por parte del equipo del político tabasqueño, según lo aseveró la reportera, uno de los responsables de recibir el dinero del Cártel de Sinaloa y canalizarlo, fue Nicolás Mollinedo Bastar, mejor conocido como “Nico”, quien se desempeñó durante varios años como chofer y coordinador de logística de Andrés Manuel López Obrador, tanto en el Gobierno del Distrito Federal (GDF) del 2000 al 2005, como en dos campañas presidenciales del político tabasqueño (la del 2006 y la del 2012).

“Es público que Nico era una de las personas de mayor confianza de López Obrador. Originario de Tabasco al igual que el presidente, desde hace décadas Mollinedo y su familia tienen una estrecha relación de amistad y total confianza con AMLO. Nico era el hombre inseparable de López Obrador. Su sombra. Durante la campaña presidencial del 2006 fue el coordinador logístico, y en la del 2012 también fue un operador importante”, recordó la periodista.

“El otro personaje directamente vinculado a AMLO a través del cual se hicieron las negociaciones para la entrega del dinero del Cartel de Sinaloa, y quien recibió directamente los recursos de procedencia ilícita para canalizarlos a la campaña es Mauricio Soto Caballero, actualmente miembro del congreso nacional del partido oficial Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)”, destacó Hernández García.

“Soto Caballero ha trabajado con AMLO durante más de 18 años a partir de 2004, según reveló él mismo en una entrevista a Valores TV difundida en Youtube en 2022. Afirmó que ha sido operador en las campañas presidenciales de López Obrador en 2006, 2012 y 2018”, dijo la reportera, en su columna de opinión.

“El tercer involucrado en la trama fue el empresario dueño de minas de mármol Francisco León García alias ‘Pancho León’ quien fue candidato a senador por el PRD en el estado de Coahuila en 2006. León García no ganó la senaduría y en marzo de 2007 desapareció en Saltillo, Coahuila, su familia presentó la denuncia correspondiente de acuerdo a la información publicada por diversos medios locales, pero hasta ahora no se conoce su paradero”, aseguró la periodista.

“Y la cuarta persona que estuvo presente en el primer encuentro donde se acordó que el Cártel de Sinaloa diera apoyo económico a la campaña de AMLO, es el empresario Emilio Dipp Jones, quien tenía actividades económicas en Coahuila y en Acapulco, Guerrero, ciudad que estaba bajo el control de los Beltrán Leyva”, afirmó Hernández García.

Según la reportera, en un documento titulado “Operación Polanco”, elaborado por la DEA región Norte y Centroamérica, oficina Ciudad de México y la División de campo de la Agencia Antidrogas estadounidense en Nueva York, Fuerza de Ataque Contra el Crimen Organizado y Control de Drogas, se reveló que todo comenzó a fines de 2005, durante una reunión celebrada en un hotel ubicado en Nuevo Vallarta, Nayarit, cuando López Obrador ya estaba en la precampaña presidencial.

“En aquel primer cónclave estuvieron presentes ‘La Barbie’, como representante de Arturo Beltrán Leyva. Su suegro Carlos Montemayor González, quien también era integrante del Cártel de Sinaloa. Dipp Jones y León García. Ahí se acordó que la organización criminal iba a dar al menos dos millones de dólares a la campaña de AMLO. Se decidió que López Nájera sería el contacto para hacer llegar el dinero del Cártel de Sinaloa”, agregó la periodista.

“La segunda reunión se llevó a cabo en la Ciudad de México en una casa ubicada en Aristóteles 131, colonia Polanco. Estuvieron presentes López Nájera, Soto Caballero, Dipp Jones y León García. Hasta al menos el año 2022, en ese lugar tenían sus oficinas Mollinedo y Soto Caballero, quienes están asociados en la empresa Laverage Consulting. Juntos fundaron la asociación civil Movimiento Ambientalista Social en 2019, con la intención de fundar su propio partido político, pero no cumplieron con todos los requisitos y el Instituto Nacional Electoral [INE] les negó el registro”, abundó Hernández García.

“Aristóteles 131 es la dirección que Soto Caballero tiene registrada como domicilio en su credencial de elector. Y por una época también Dipp Jones despachaba en el mismo lugar según registros obtenidos en mi investigación. El Gobierno de Estados Unidos supo que en Aristóteles 131 se hicieron la mayoría de las entregas de dinero en efectivo a lo largo de la campaña presidencial del 2006. Pero en una ocasión para asegurarse de que efectivamente los millones de dólares estaban siendo entregados a gente del equipo de AMLO, Arturo Beltrán Leyva envió a su operador financiero Roberto Acosta Islas, alias ‘El R’, a entregar el dinero”, señaló la reportera.

“En una entrevista que hice a inicios de 2022 a Celeste V. quien fue pareja sentimental de Arturo Beltrán Leyva- protagonista de mi libro ‘Las Señoras del Narco. Amar en el infierno’-, me confirmó que efectivamente ‘El R’ era una de las personas de mayor confianza del jefe del clan de los Beltrán Leyva y era responsable de entregar pagos a funcionarios públicos y a algunas de las mujeres del espectáculo con las que el narcotraficante tenía relación”, recordó la periodista.

“Una que ‘El R’ entregó dinero a Soto Caballero fue en el restaurante especializado en cortes de carne ubicado en la avenida Campos Elíseos, en la colonia Polanco. Soto Caballero y Nico estaban en el lugar y el enviado de Arturo pasó a entregarles el dinero. En total, de acuerdo a los participantes que declararon ante el gobierno de Estados Unidos, entre ellos Soto Caballero, llegaron a la campaña de AMLO entre 2 y 4 millones de dólares”, insistió Hernández García.

“Como AMLO era en 2010 una figura de relevancia política en México, para realizar una investigación sobre el financiamiento de su campaña presidencial, el protocolo en ese tipo de casos obligaba a que diera su aprobación el Comité de Revisión de Actividades Sensibles (SARC por sus siglas en inglés), compuesto por mandos de la DEA en Washington, directores regionales y un representante del Departamento de Justicia, entre otros”, reveló la reportera.

“El cúmulo de información con el que contaban y el número de testigos fue convincente para que el comité diera su autorización. ¿Por qué no se sabía hasta ahora de esa investigación? ¿Qué pasó después? ¿Hubo detenidos? Las respuestas vienen en la segunda parte de este artículo”, finalizó la periodista, su columna de opinión.

“LA BARBIE” REGRESA A UNA PRISIÓN DE MÁXIMA SEGURIDAD EN EU

Édgar Valdez Villarreal, alias “La Barbie” -ex jefe de sicarios y lugarteniente de los hermanos sinaloenses Beltrán Leyva, así como, antes, de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “El Chapo”, ex líder del Cártel de Sinaloa-, reapareció, el 16 de febrero de 2023, con el número de recluso 05658-748, en los registros de la Oficina Federal de Prisiones de Estados Unidos (BOP, por sus siglas en inglés).

El capo texano, de 49 años de edad, se encuentra otra vez bajo custodia del Gobierno de EE.UU., para así cumplir los 34 años que le restaban de la condena de 49 años de prisión, misma que concluirá, según el BOP, hasta el 27 de julio de 2056.

El sitio web de la Oficina Federal de Prisiones estadounidense muestra que “La Barbie” se encuentra en la Penitenciaría Federal de Coleman II, una cárcel de alta seguridad, ubicada en el condado de Sumter, en el estado de Florida.

AMLO AFIRMA QUE EU NO PRECISA SI “LA BARBIE” FUE LIBERADO O NO; “QUEREMOS SABER DÓNDE ESTÁ”, DICE

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió, el 30 de noviembre de 2022, al Gobierno de Estados Unidos, a revelar la ubicación de Édgar Valdez Villarreal, alias “La Barbie” -ex jefe de sicarios y lugarteniente de los hermanos sinaloenses Beltrán Leyva, así como, antes, de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “El Chapo”-, al considerar que no había claridad respecto a su liberación.

“Miren esto que está pasando en Estados Unidos, está raro con este señor Villareal, que alguien da a conocer que ya no está en el registro de los presos, y queremos saber dónde está, y se ha hecho la consulta y no hay precisión sobre el tema. Vamos a seguir pidiendo que nos informen”, señaló el mandatario nacional.

“¿Hay orden de aprehensión en contra de la Barbie?”, le preguntó un reportero al titular del Poder Ejecutivo Federal, durante su conferencia de prensa matutina, llevada a cabo desde el Salón Tesorería del Palacio Nacional. “Aquí sí [en México], pero el asunto es lo de Estados Unidos”, respondió el presidente.

“Pero si sale, ¿tendrían que entregarlo a México, si tiene órdenes pendientes?”, insistió el periodista. “Sí, pero se han dado casos en donde incluso se llevan a cabo extradiciones, también con condenas de muchos años, y allá hacen arreglos y ya no regresan, los liberan”, agregó el político tabasqueño.

“¿Estados Unidos tiene que entregarlo o no, en el supuesto que salga?”, cuestionó el reportero al mandatario nacional. “No tiene por qué salir porque la condena es a muchos años, solamente que haya un acuerdo. Ah, si se da el acuerdo, de todas maneras nosotros tendríamos que actuar, si hay denuncias en México […] Pues hay que actuar”.

“A mi me llamó mucho la atención que de repente, en un periódico y en exclusiva da a conocer que ya no está en el registro de presos. ¿Quién anda revisando la lista de millones de presos? Pues nadie, esto fue una filtración”, reprochó López Obrador.

EU NOS DIJO QUE “LA BARBIE” SIGUE BAJO SU CUSTODIA, CONFIRMA EBRARD

Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó, el 29 de noviembre de 2022, que la Embajada de Estados Unidos le reportó que Édgar Valdez Villarreal, alias “La Barbie”, todavía seguía bajo custodia del Gobierno de EE.UU. Sin embargo, estaban a la espera de nueva información respecto a la situación jurídica del capo texano.

“Nos dijo la Embajada de Estados Unidos hoy que todavía sigue bajo custodia, vamos a ver si es así o no. Eso fue hoy temprano. De ‘La Barbie’ todavía no tengo confirmación de que haya sido puesto en libertad. Es decir, sigue bajo custodia, pero no nos han dado detalle de qué sigue”, indicó el canciller, entrevistado en Tijuana, Baja California, durante la inauguración de la Oficina de Pasaportes en el Aeropuerto Internacional de dicha ciudad fronteriza con Estados Unidos.

A pesar de que número de recluso 05658-748 -correspondiente a Édgar Valdez Villarreal, alias “La Barbie”, ex jefe de sicarios y lugarteniente de los hermanos sinaloenses Beltrán Leyva, así como, antes, de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “El Chapo”- no aparecía en sus registros, la Oficina Federal de Prisiones de Estados Unidos (BOP, por sus siglas en inglés) dejó abierta la posibilidad, el 29 de noviembre de 2022, que el capo texano continuaba bajo custodia del Gobierno de EE.UU., para así cumplir los 34 años que le restaban de la condena de 49 años de prisión, misma que concluía hasta el 27 de julio de 2056.

Sin embargo, como el BOP no lo reveló, hasta ese momento se desconocía si “La Barbie” salió de la Penitenciaría Federal de Coleman II, ubicada en el condado de Sumter, Florida, Estados Unidos, o cuál agencia federal estadounidense tendría en custodia al capo texano.

“Es posible que esté en alguna instalación del servicio de los US Marshals [Servicio de Alguaciles de EE.UU.], pero sus voceros no lo confirmaron hasta la publicación de esta nota”, indicó el medio Univisión Noticias, al cual -sin especificar por qué ocurrió el cambio de custodia-, Benjamin O’Cone, vocero del BOP, dijo que podría deberse a tratamientos médicos o a audiencias judiciales.

“Los reclusos que anteriormente estuvieron bajo la custodia del BOP y que no han completado su sentencia pueden estar fuera de la custodia del BOP por un período de tiempo para audiencias judiciales, tratamiento médico o por otras razones […] No proporcionamos información específica sobre el estatus de los reclusos que no están bajo la custodia del BOP por razones de seguridad o privacidad”, señaló el mismo funcionario federal estadounidense, al citado medio.

AMLO INFORMA QUE SRE Y SSPC YA INVESTIGAN LA PRESUNTA LIBERACIÓN DE ‘LA BARBIE’

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó, el 29 de noviembre de 2022, que la secretarías de Relaciones Exteriores (SRE), así como la de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) del Gobierno Federal, se encontraban en proceso de confirmar la posible liberación de “La Barbie” en Estados Unidos.

Sin embargo, durante su conferencia de prensa matutina -llevada a cabo desde el Salón Tesorería del Palacio Nacional-, el político tabasqueño se reservó de opinar al respecto. Asimismo, aseguró que habría de esperar el transcurso del día, antes de dar por hecho que el ex jefe de sicarios de los Beltrán Leyva habría sido puesto en libertad.

“Ya está pidiendo información Relaciones Exteriores y la Secretaría de Seguridad Pública […] Si no está preso hay qué ver cuál fue el arreglo porque su sentencia era por varios años; aquí en el país hay también denuncias presentadas”, dijo el mandatario mexicano.

“No se sabe con precisión si continúa detenido o no. Como que es todavía muy temprano. En el transcurso del día o mañana se va a saber todo, y no nos adelantemos, vamos a esperarnos para ver qué está sucediendo”, comentó el político tabasqueño.

“No se conoce todavía con precisión si sigue detenido o no, esto se dio a conocer ayer por el periódico Milenio, quién sabe cuál es su fuente, que desde luego debe ser una agencia estadounidense porque ni modo que se esté buscando en la lista de todos los presos si están o no están. Alguien sabía o quería que se supiera y filtró la información”, opinó López Obrador.

LA TRAYECTORIA CRIMINAL DE “LA BARBIE”

Édgar Valdez Villarreal, alias “La Barbie”, ex jefe de sicarios y lugarteniente de los hermanos sinaloenses Beltrán Leyva, así como, antes, de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “El Chapo”, tiene siete años de haber sido extraditado y seis de lograr un acuerdo para convertirse en testigo colaborador.

El capo de 49 años de edad y nacido en Laredo, Texas, fue condenado el 11 de junio de 2018, en Atlanta, Georgia, EE.UU., por cargos de tráfico de cocaína y lavado de dinero, además de que debería pagar una multa de 192 millones de dólares. En ese entonces fue internado en la Correccional Federal de Fort Dix, en Nueva Jersey. Después fue transferido a la Penitenciaría Federal de Coleman II, ubicada en el condado de Sumter, Florida.

Según el diario Reforma, que informó del hecho el 29 de noviembre de 2022, una vez que abandonó la cárcel, el Gobierno de Estados Unidos no devolvió a Valdez Villarreal a su homólogo de México, para que el capo texano continuara con al menos 4 juicios que dejó pendientes y sin sentencia.

Valdez Villarreal fue detenido el 30 de agosto de 2010 por elementos de la Policía Federal (PF), en una casa de campo en el Estado de México, mientras luchaba por el liderazgo del Cártel de los Beltrán Leyva, luego de que su jefe, Arturo, alias “El Barbas”, murió durante un enfrentamiento con elementos de élite de la Secretaría de la Marina Armada de México (SEMAR), en un fraccionamiento de Cuernavaca, Morelos, en diciembre del 2009.

“La Barbie” permaneció preso hasta el 30 de septiembre de 2015, en el Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) Número 1, “El Altiplano”, ubicado en el municipio de Villa de Almoloya de Juárez, Estado de México, cuando lo extraditaron a Estados Unidos.

Al momento de su entrega a EE.UU., el texano tenía en curso los procesos penales 61/2010 y 44/2012 del Juzgado Tercero de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca, por delincuencia organizada y delitos contra la salud en la modalidad de fomento, respectivamente.

También el juicio 133/2010 del Juzgado Sexto de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca, por delitos contra la salud y delincuencia organizada, y en el proceso 57/2005 del Juzgado Tercero de Distrito de Acapulco, por delincuencia organizada y secuestro.

“La Barbie” pidió a su abogado Kent A. Schaffer, acelerar su extradición a Estados Unidos para negociar la disminución de su condena a cambio de ofrecer información. A partir del 15 de septiembre de 2015, fecha en la que fue extraditado a EE.UU. junto a otros 12 narcotraficantes, su estrategia legal fue lograr acuerdos para obtener una reducción de la sentencia y suplicar clemencia como ciudadano estadounidense.

Juzgado en la Corte del Distrito Norte de Georgia, en Atlanta, el 6 de enero de 2016, “La Barbie” se declaró culpable de asociación ilícita para importar y distribuir cocaína, así como para lavar dinero.

“Valdez Villarreal importó toneladas de cocaína a EU mientras trabajaba sin descanso en las filas de uno de los cárteles más poderosos de México, dejando a su paso innumerables vidas destruidas por las drogas y la violencia”, aseguró el fiscal Byung J. “BJay” Park, a través de un comunicado.

“Valdez se involucró en dos décadas de delitos de narcotráfico y reinó con inconmensurables actos de violencia e intimidación. Sus actividades de narcotráfico despiadadas y violentas representaron una amenaza significativa para la calidad de vida en nuestro país y en otros lugares”, señaló, por su parte, Robert J. Murphy, agente especial de la DEA.

Los tribunales estadounidenses acusaron a ‘La Barbie’ de traficar camiones llenos de cocaína en el este de Estados Unidos y de enviar de vuelta a México una ganancia de millones de dólares. Durante varios años, estuvo en la lista de los criminales más buscados por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

Por su parte, la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) aseguraba que el capo texano era temido por su brutalidad, después de desatar una sangrienta lucha por el control de los territorios del Cártel de los Beltrán Leyva, para el que cometió múltiples asesinatos.

Valdez Villarreal pasó de distribuir marihuana en Laredo, Texas, a enviar hasta 180 kilos de cocaína en Nueva Orleans, Memphis y otras ciudades de EE.UU., según la DEA. Una vez que se volvió un distribuidor de drogas de alto nivel, entabló una relación estrecha con “El Barbas”, quien entonces era uno de los hombres de mayor confianza de ‘El Chapo’.

“La Barbie” comenzó a coordinar envíos de cocaína de Colombia a territorio mexicano, en lanchas rápidas y aviones. A principios de la década del 2000, Valdez Villarreal cruzaba por la frontera entre México y Texas cargamentos de hasta 300 kilos de cocaína en camiones de carga. Solo en Atlanta, su grupo distribuyó 1.5 toneladas de la droga en solo seis meses de 2005.

El Departamento de Justicia señala que pudo armar un caso en contra de “La Barbie”, usando escuchas telefónicas, incautaciones de más de 100 kilos de cocaína y 4 millones de dólares en efectivo, así como la cooperación de varios ex colaboradores suyos que se volvieron informantes de la DEA.

En febrero de 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó, ante la Corte Federal del Distrito de Columbia, en Washington, una lista de 11 testigos colaboradores en el juicio contra Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”. Uno de los principales era precisamente el oriundo de Laredo, Texas.

“La Barbie” escribió una carta, en noviembre de 2012, donde acusó a Genaro García Luna, entonces titular de la ahora extinta Secretaría de Seguridad Pública (SSP) durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, así como a varios de sus colaboradores, de trabajar con el narcotráfico y de recibir dinero de los Beltrán Leyva desde el 2002.

También señaló a otros integrantes del primer círculo de García Luna, como el preso Luis Cárdenas Palomino; el prófugo Ramón Eduardo Pequeño García; así como a Edgar Eusebio Millán Gómez e Igor Labastida Calderón, ambos ejecutados; además de Armando Espinosa de Benito, Francisco Javier Garza Palacios y Facundo Rosas Rosas y Gerardo Garay Cadena.

“Genaro García Luna […] me consta que ha recibido dinero de mí, del narcotráfico y la delincuencia organizada, al igual que un grupo selecto integrado por Armando Espinosa de Benito, quien trabajaba con la DEA y me pasaba información; Luis Cárdenas Palomino, Edgar Eusebio Millán Gómez, Francisco Javier Garza Palacios (PF Colombia), Igor Labastida Calderón, Facundo Rosas Rosas, Ramón Eduardo Pequeño García y Gerardo Garay Cadena, quienes también forman parte y reciben dinero de la delincuencia organizada y de mí”, indicó “La Barbie”.

García Luna, se encuentra en espera del inicio de su juicio en Estados Unidos, mismo que llevará a cabo Brian M. Cogan, juez de la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, en Nueva York, un proceso judicial que se prevé comenzará el 19 de enero del 2023, y cuya selección del jurado comenzará dos días antes.

GARCÍA LUNA SE REUNIÓ CON “EL BARBAS” Y ‘LA BARBIE’ EN MORELOS, TESTIFICA EX AGENTE DE LA AFI, EN NY

Francisco Cañedo Zavaleta, ex agente de la Agencia Federal de Investigación (AFI) -dependiente de la ahora extinta Procuraduría General de la República (FGR)-, testificó, el 2 de febrero de 2023, en la Sala 8D-Sur, de la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, en el juicio contra Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) Federal, durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

Allí afirmó que el 19 de octubre del 2008 iba manejando su automóvil particular, “buscando unos tacos” en la carretera de Cuautla, en dirección a Cuernavaca-Tepoztlán, en Morelos, cuando vio unas camionetas detenidas en sentido contrario, y parados afuera de dichos vehículos estaban el acusado, además de Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, y Edgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, quien portaba un arma larga.

Según su relato, el agente de la AFI -que supuestamente ese día se encontraba descansando-, bajó la velocidad de su automóvil particular para ver a los aludidos, pero luego aceleró el vehículo, al ver que las camionetas daban vuelta y lo seguían. En la entrada del fraccionamiento Los Limoneros, en Cuernavaca, Morelos, se detuvo, se bajó del carro y abrió el cofre, simulando estar revisando algo.

Cañedo Zavaleta supuestamente observó el momento en el que las camionetas volvieron a pasar por el lugar en donde él se encontraba estacionado. En la primera iba Beltrán Leyva como copiloto y “La Barbie” en el asiento de atrás. Mientras que en la segunda viajaba García Luna. “Como se me quedaron viendo yo me asusté y me fui temblando”, señaló.

“¿Le dijo a alguien lo que vio?”, le preguntó la fiscal Saritha Komatiredy, quien lo interrogaba. “Sí, primero a mi compañero Óscar Granados Salero y luego presentamos un escrito al Congreso de la Unión en México. Personalmente hablé y le di la carta a Layda Sansores [San Román]”, según aseguró el testigo.

La entonces diputada federal plurinominal para la LX Legislatura, por el partido Convergencia y actual gobernadora de Campeche, militante de Morena, le recomendó a Cañedo Zavaleta que le hablaran a alguien del semanario Proceso, para que se publicara el escrito, lo cual hicieron.

Asimismo, el ex agente de la PF narró que que luego de haber presenciado y denunciado los hechos, dentro de la institución lo quisieron involucrar en diferentes delitos, como narcotráfico, evasión de reos con grado en tentativa, entre otros delitos -todos graves-, por los cuales fue consignado.

Cañedo Zavaleta permaneció detenido 80 días en la sede de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), de la ahora extinta Procuraduría General de la República (PGR), para luego ser trasladado al Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) No. 2 de Puente Grande -ubicado en El Salto, Jalisco-, hasta que fue absuelto de las imputaciones en su contra.

El testigo -quien renunció de la Policía Federal Ministerial de la Fiscalía General de la República (FGR), en noviembre del 2022- dijo que entregó al investigador Enrique Santos una copia de la carta presentada 15 años antes al Congreso de la Unión, para ser tomada como prueba en el caso que involucra a García Luna.

Durante la audiencia, Cañedo Zavaleta recordó que al entregar la carta al Congreso, tanto él como su compañero Óscar Granados Salero la entregaron de manera anónima, pero que consintió que se agregaran sus datos personales.

“¿Por qué quiso que su carta fuera anónima?”, cuestionó la fiscal. “¡Objeción!”, gritó César de Castro, abogado defensor de García Luna. El juez Brian M. Cogan concedió la petición del litigante, poniendo fin a la audiencia.

Por otra parte, Cañedo Zavaleta relató que en una ocasión vio a García Luna y a sus dos secretarias salir de sus oficinas, pero que los tres se le quedaron “viendo muy raro”, debido a que el entonces titular de la SSP Federal y él, “ nos parecíamos mucho”, por lo que a partir de entonces, sus compañeros comenzaron a llamarlo “Genarito”.

Foto: Cuartoscuro

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas