10.9 C
Tijuana
s谩bado, octubre 28, 2023
Publicidad

Aburto y los presidentes

鈥淓l 3 de octubre de 2023, en lugar de un pastel y velas por su cumplea帽os 52, Mario Aburto fue celebrado con la concesi贸n de un amparo directo que anula la sentencia de 45 a帽os aumentada de 42鈥.

En la era de Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, el asesino del candidato del PRI a la presidencia de la Rep煤blica en 2024 disfrutar谩 de la libertad. Muy dado al perd贸n, a la conseja y a la conspiraci贸n, el presidente de la Rep煤blica ofreci贸 en bastantes ocasiones, tomar el caso de Mario Aburto Mart铆nez, asesino de Luis Donaldo Colosio Murrieta, como uno de Estado. Ofreci贸 incluso, a quien el 23 de marzo de 1994 en la colonia Lomas Taurinas de Tijuana, Baja California, asest贸 dos balazos al abanderado pri铆sta hasta acabar con su vida, que, si contaba otra versi贸n de los hechos, si estaba amenazado y por eso guardaba silencio, o si hab铆a sido torturado, le brindar铆a protecci贸n a 茅l, y a su familia porque 鈥渆ntonces ser铆a un acto de injusticia鈥.


Publicidad


Mario Aburto no aport贸 nada nuevo. La versi贸n sigue siendo la misma. Aquella que 茅l relat贸 ante una de las fiscal铆as especiales en la reconstrucci贸n de los hechos, mostrando como fue que dispar贸 el arma que llev贸 al mitin. Justific贸 que eso sucedi贸 cuando intent贸 pasarla de un lado a otro y 鈥渟e activa el arma鈥, dando el balazo mortal en la cabeza de Colosio. Del segundo disparo, a pesar de las reconstrucciones de hechos, no se hac铆a responsable.

Aburto fue detenido ese mismo d铆a, y a帽os despu茅s sentenciado a 45 a帽os de prisi贸n por el magnicidio de quien hab铆a sido dirigente nacional del PRI, secretario de desarrollo social, y candidato de ese partido para suceder a Carlos Salinas de Gortari. En ning煤n momento, ni anterior o en la era de L贸pez Obrador, Aburto refiri贸 alguna conspiraci贸n, que lo incluyera, para asesinar a Colosio. Ni ante la oferta del morenista.

Empecinado en liberar al sentenciado asesino, L贸pez Obrador agregar铆a, que, en caso que todo hubiese sucedido como se relat贸 y document贸 en el juicio, estaban 鈥渙bligados鈥 a 鈥渜ue no se le violen sus derechos humanos鈥, y eso, asegur贸, 鈥渆s un compromiso鈥.


Publicidad


En ese contexto, sin un abogado particular que aprovechara la oferta presidencial en favor de Aburto, ni la Comisi贸n Nacional de los Derechos Humanos, ni la Defensor铆a P煤blica Federal, dejar铆an de lado la consigna presidencial publicitada, para que el asesino del candidato del PRI, obtuviera su libertad.

El 3 de octubre de 2023, en lugar de un pastel y velas por su cumplea帽os 52, Mario Aburto fue celebrado con la concesi贸n de un amparo directo que anula la sentencia de 45 a帽os aumentada de 42, despu茅s de una apelaci贸n), que le fue impuesta por el crimen. La determinaci贸n del Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Segundo Circuito fue, efectivamente, ordenar la insubsistencia de la condena de prisi贸n dictada por el homicidio doloso del ex candidato presidencial, Luis Donaldo Colosio. El mismo Tribunal Colegiado concedi贸 cinco d铆as h谩biles al Primer Tribunal Colegiado de Apelaci贸n, para que anulara la resoluci贸n de 1994 y dictara una nueva sentencia.

En el fallo de amparo se estim贸 que no se tienen las condiciones e indicios suficientes para determinar si existi贸 la tortura alegada por el quejoso, y que tampoco exist铆a una versi贸n distinta, la defensor铆a de oficio present贸 un juicio de garant铆as por separado por las presuntas vejaciones.

En cuanto a las violaciones procesales, la principal, indica que Mario Aburto fue juzgado, y sentenciado el 22 de diciembre de 1994, con el C贸digo Penal Federal, una vez que la entonces Procuradur铆a General de la Rep煤blica hab铆a atra铆do el caso para su investigaci贸n. Lo que debi贸 acontecer, sostuvo la defensor铆a de oficio, fue que el michoacano debi贸 ser juzgado en base al C贸digo Penal para el Estado de Baja California, entidad en la que cometi贸 el delito.

En 1994 la pena m谩xima por homicidio doloso en el C贸digo Penal Federal era de 50 a帽os de c谩rcel, mientras que, en el C贸digo Penal de Baja California, la sanci贸n por el mismo delito iba de una m铆nima de 16 a帽os, a una m谩xima de 30 a帽os. Actualmente, por homicidio calificado, la penalidad en esta entidad, va de una m铆nima de 25 a una m谩xima de 50 a帽os de prisi贸n.

Al anular la sentencia de 1994, y solicitar una nueva, bas谩ndose en el C贸digo Penal de Baja California, a la fecha de cuando se cometi贸 el delito. En esas condiciones, y considerando que Mario Aburto fue primodelincuente, que no hab铆a cometido delitos por los cu谩les hubiese sido juzgado y condenado en fecha anterior al 23 de marzo de 1994, es de suponerse que el juzgador tendr谩 ciertas consideraciones y no sentenciar谩 con la pena m谩xima de la 茅poca, 30 a帽os, sino menos de esa cantidad, con lo cual se decretar铆a pena compurgada, dado que el 23 de marzo de 2024, de seguir en prisi贸n, Aburto cumplir铆a con la pena m谩xima de 30 a帽os.

El primer lustro de los a帽os noventa del Siglo pasado era otra 茅poca y otra forma de hacer pol铆tica, se anticipaba ya la derrota del PRI y con ello el fin de la hegemon铆a tricolor, de hecho, aquella elecci贸n en la cual participaba Colosio, ser铆a la 煤ltima que ganar铆a el PRI, hasta regresar al poder solo por un sexenio, de 2012 a 2018, con Enrique Pe帽a Nieto.

Por entonces, como ahora, no hab铆a poder m谩s relevante que el del presidente de la Rep煤blica. Mario Aburto fue juzgado, a la vista y la complacencia de la clase pol铆tica, empezando por el presidente, -con un c贸digo federal a pesar que Luis Donaldo Colosio Murrieta, al momento de su asesinato ya no era funcionario federal, sino ciudadano candidato del partido oficial-, y sentenciado a 50 a帽os de c谩rcel.

Al paso de 29 a帽os, tambi茅n por una orden presidencial, Mario Aburto Mart铆nez est谩 a punto de lograr la libertad, al conceder un Tribunal un amparo (por cierto, aqu铆 no se quej贸 el presidente acerca de los juzgadores que conceden amparos) para que su sentencia sea anulada y se emita una nueva, considerando el c贸digo penal estatal.

M谩s all谩 de la justicia, o de la injusticia, lo que impera en el sistema pol铆tico mexicano, es el presidencialismo. Un presidente, Carlos Salinas de Gortari, le aplic贸 鈥渢odo el peso de la Ley鈥 al asesino de Luis Donaldo Colosio, y otro presidente, Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, someti贸 a revisi贸n su caso para que 鈥渘o se violen sus derechos humanos鈥.

Autor(a)

Adela Navarro Bello
Adela Navarro Bello
Directora general del semanario ZETA, Consejero de Art铆culo 19 y del CPJ para las Am茅ricas, entre otros reconocimientos, tiene el Maria Moors Cabot 2021 de la Universidad de Columbia.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas