23 C
Tijuana
sábado, julio 13, 2024
Publicidad

Iban por “La Puma”

Cuatro hombres, tres armados con rifles y uno al volante, esperaron durante media hora el paso del pick-up blanco tipo patrulla identificado como la unidad 14, asignado a la ex policía Rosalva González Molina “La Puma”, encargada de la “avanzada” de la alcaldesa de Tijuana Montserrat Caballero.

La orden fue disparar contra “la mujer” en el pick-up blanco, lo que fue descrito de manera más específica al conductor. Los criminales no sabían que se trataba de una escolta de la alcaldesa, y la edil municipal o su vehículo, tampoco les fueron mencionados a los tiradores.

El reporte del ataque se registró en el centro de emergencia a las 08:26 horas del miércoles 17 de mayo. El elemento involucrado, Francisco Javier Gallardo, solicitó refuerzo e informó que lo habían baleado sobre calles Melchor Ocampo y Séptima de la Zona Centro.

Mientras se dirigía como avanzada a un punto de reunión de la funcionaria en el centro de la ciudad, para entonces Caballero ya le había avisado que ese día no se trasladaría porque seguía ocupada con el podcast del Ayuntamiento, pero Gallardo ya estaba en marcha.

Ni el auto-patrulla, ni la labor de avanzada, eran asignaciones normales del elemento agredido, estos corresponden desde el inicio de administración municipal a Rosalva González Molina, quien inició su período vacacional el lunes 15 de mayo.

Apodada “La Puma”, González Molina fue detenida -entre varias decenas de agentes- en 2008, cuando era jefa del Grupo Táctico en la Policía de Tijuana, los señalamientos en su contra eran presuntos nexos con la célula de Eduardo García Simental “El Teo”, escindida del Cártel Arellano Félix y aliada al Cártel de Sinaloa. Como el resto de los capturados de ese grupo, González fue liberada por faltas al debido proceso. 

En la unidad fueron localizadas armas largas y chalecos antibalas. Hasta el momento no se reportan personas detenidas.

La mujer demandó al Ayuntamiento, no logró ser reinstalada pero la autoridad municipal fue sentenciada al pago de salarios caídos, un total de 4 millones de pesos. Se conformó con la mitad a cambio de volver a trabajar, aunque ya no puede hacerlo como policía, ni usar arma o auto con estrobos. Así llegó al equipo de escolta de Montserrat Caballero, aunque versiones extraoficiales indican que fue una recomendación de gente del ex gobernador Jaime Bonilla Valdez.

LOS HOMICIDAS Y EL OPERATIVO

Los homicidas fueron citados un día antes en la Zona Centro de Tijuana, se estuvieron moviendo en una camioneta tipo panel gris, les dieron instrucciones y los llevaron al Motel Olvera en Avenida Jalisco número 265, Colonia Dávila. Les advirtieron que debían estar despiertos temprano.

Los levantaron a las seis de la mañana y, un poco más tarde, los citaron en Zona Centro, donde les ordenaron cambiarse a la Suburban guinda en la que cometieron el crimen -vehículo que habían robado horas antes en la colonia Altamira de la misma delegación- y les entregaron los tres rifles calibre 223.

Anduvieron dando vueltas, y media hora antes del ataque, les dieron instrucciones por teléfono de estacionarse para esperar a la mujer en pick-up. Cuando ven pasar el auto, se van sobre la víctima por atrás y se emparejan del lado del copiloto. Los tres sujetos armados disparan, pero los rifles de dos de ellos se encasquillan, uno de esos matones tenía a la víctima más a la vista porque ocupaba el lugar del copiloto en la Suburban.

Al final sólo uno de los delincuentes ubicado en los asientos traseros logró disparar un tiro, y mientras intentó continuar con el ataque, se asomó y vio de frente a Gallardo. El policía giró en una esquina para escabullirse, pero en ese momento los criminales ya se habían dado cuenta que el conductor era un hombre (no la mujer que les indicaron) y decidieron huir. La víctima resultó con lesiones menores provocadas por los vidrios que explotaron con la bala.

Los criminales dirigieron el auto en fuga hacia la colonia en la que se localiza el hotel donde se habían resguardado previamente -al parecer buscando la camioneta tipo panel gris que habían dejado- y abandonaron la Suburban en Avenida Unión de la colonia Marrón, muy cerca del punto de hospedaje.

Dentro del auto los oficiales encontraron los tres rifles, y tras el análisis balístico, se determinó que no habían sido utilizados previamente en un ataque en Baja California, pero aún están verificando si está registrado en algún otro estado del país.

PERSONA DE INTERÉS

Con seguimiento en las cámaras de vigilancia y testigos, elementos de la Policía Municipal encontraron la camioneta de los criminales, y más tarde, el mismo 17 de mayo, reportaron la detención de un sujeto de interés: Héctor Cruz (Se presume inocente, mientras no se declare su responsabilidad por la autoridad judicial. Art.13, CNPP), joven veinteañero nativo de Oaxaca y crecido en Tijuana, en la zona de Los Laureles, sin antecedentes delictivos y que apenas en marzo tuvo su primera infracción al Bando de Policía y Buen Gobierno “por exhibición inmoral”. 

En entrevistas con diversas autoridades, admitió haber estado en la camioneta, pero rechazó haber disparado. Al final se negó a declarar, inculpándose.

Ante la aparente ausencia de flagrancia delictiva, al cierre de esta edición, se ignoraba si el Ministerio Público del Fuero Común pudiera presentar los elementos necesarios para imputarlo por algún delito.

“El muchacho abrió la puerta, estuvo dentro del auto sin guantes, usó el rifle, los chalecos, debe haber huellas y ADN”, alegaron desde el Ayuntamiento, donde la alcaldesa acusó, a través de un video, que la Fiscalía General del Estado (FGE) tiene el hábito de liberar a delincuentes que captura la Policía Municipal.

El joven aseguró que era la primera vez que se involucraba en un delito y no pertenecía a ningún grupo criminal, que un amigo le preguntó si sabía disparar, y aunque no tenía experiencia, dijo que sí le entraba. Ni siquiera sabía cuánto le iban a pagar, sólo le dijeron “una lana”.

De los otros tres atacantes, señaló que los desconocía y, previo a la reunión en Zona Centro, sólo recibió indicaciones por celular y, una vez que les entregaron el auto para el atentado, quien recibió órdenes y dirigió el operativo criminal fue el conductor.

CONFERENCIA, SEÑALAMIENTOS Y POLÍTICA

En la conferencia de prensa semanal de la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda, programada usualmente los días miércoles en horario de 10:00 a 11:00 de la mañana, los reporteros preguntaron al fiscal Ricardo Carpio respecto al tema, y confirmó el ataque al elemento.

Explicó que resultó ileso y se trataba de un efectivo de la FGE como elemento de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), adscrito como escolta desde noviembre de 2019.

Provocado y requerido por la gobernadora, quien le instruyó “te faltó decir de quién era escolta antes”, Carpio agregó que se le había asignado al ex gobernador Bonilla, quien se lo envió a la alcaldesa Caballero en la precampaña, y al tomar posesión, solicitó a la FGE se lo dejaran porque ya le tenía confianza.  De hecho, Caballero tiene actualmente dos elementos de la AEI, ambos sin antecedentes negativos.

En su crónica de hechos, Carpio comentó que el elemento iba “en dirección a un salón de belleza a donde típicamente concurren durante las mañanas”.

Al ver expuesto parte de su itinerario diario, vía video, Montserrat Caballero evidenció su enojo en redes sociales: “Son las once de la mañana y hasta el momento no he recibido una sola llamada ni del fiscal, ni de la gobernadora, ni del secretario de Gobierno, ni de ningún elemento del Estado, y debo decir que esto habla de la falta de comunicación. La gobernadora nos pidió el voto de confianza para ella encabezar esta estrategia de seguridad que hoy por hoy ha sido fallida, y lo vemos porque se detuvo un carro que contenía cuatro armas largas que iban destinadas a toda mi comitiva”.

 Y agregó:

“Hago responsable de lo que me suceda a mí, a mi familia o a mis elementos al fiscal Iván Carpio; aquí, o hay ineficiencia en el cargo, o existe contubernio”.

Sobre las anteriores declaraciones, el fiscal general respondió: “No tenemos mayor opinión más que respetar la libertad de quien quiere expresar su opinión. Por supuesto que nuestra responsabilidad como Fiscalía es el esclarecimiento de los hechos y procurar que los responsables de los hechos no queden impunes, y que las víctimas puedan protegerse en todo momento. Si cuenta con alguna información útil para las investigaciones, que la deposite como es la obligación de cualquier persona. Creemos que es una opinión que no viene al caso, responsabilizar a otras personas de la seguridad que nos corresponde a cada quien”.

CJNG, PATRULLAS INCENDIADAS Y NARCOMANTAS

“Los Erres” de Javier Adrián Cabrera, Víctor Manuel Amador Luna “El Padrino” y Diego Abel Miranda Rodríguez “El Cateo”, son quienes, de acuerdo a la Mesa de Seguridad, están más fuertes y peleando la Zona Norte; llevan desde abril de 2022 incluso en enfrentamientos con la Policía Municipal, pues desde ese lado balearon a los policías la semana pasada, “eso nos puede hacer presumir su participación, pero hasta ahora no existen elementos suficientes para acreditarles el atentado contra el escolta”, expuso un investigador.

Presuntos criminales al servicio del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) decidieron aprovechar el impacto para reiniciar las hostilidades contra la Policía Municipal, incluyendo a la alcaldesa de Tijuana en sus mensajes, sin amenazarla. 

Tras el reporte de agresión, al lugar arribaron elementos de la Policía Municipal, Agencia Estatal de Investigaciones, Sedena y Cruz Roja, siendo los paramédicos los que trasladaron al agente a un hospital para su atención.

Horas después del incidente contra el escolta de Caballero, en los primeros segundos del  jueves 18 mayo, en el puente peatonal Cúspide, direccionado en Calle Segunda en Zona Ce de Tijuana, elementos municipales localizaron una manta color blanco con letras negras y rosas, con un mensaje para funcionarios públicos: “SRA.MONSERAT CABALLERO PREGUNTELE A ROSALVA GONZALEZ LA PUMA Y FERNADO ZANCHEZ DONDE QUEDARON LOS DESAPARECIDOS LEVANTADOS POR LAS UNIDADES DEL UTE BAJO EL MANDO DEL 03 ASCORBE”.

De nuevo mencionan al jefe policiaco Arturo Ascorve Ruvalcaba, quien en una manta exhibida del 9 de abril de 2022, fue instado por los criminales: “… Ya dile a la alcaldesa a donde llevas las maletas de dinero y deja de esconder las notas”, y en otra guindada en octubre de 2021, fue señalado de servir a la mafia sinaloense de Alfonso Arzate.

Posteriormente, a las 00:52 horas del mismo jueves 18, se informó de dos patrullas incendiadas: la BC-505A-1 y BC-843A-1, estacionadas para reparación en Calle Matamoros esquina con Aldama de la colonia Independencia, frente al taller de carrocería Mundial.

Testigos informaron que dos hombres jóvenes vestidos de negro quebraron las ventanas y las incendiaron con bombas molotov.

En la misma escena, la Policía encontró otra manta con la siguiente leyenda: “ROSALVA GONZÁLEZ MONA (ilegible) Y FERNANDO SANCHEZ ESTE ATAQUE SEGUIRÁ DIRECTO A USTEDES MIENTRAS No APARESCAN LOS DESAPARECIDOS POR SUS UNIDADES DE LA POLICÍA MUNICIPAL ATTE: CJNG”.

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas